Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-05-2005

El anticastrismo entrevista a un corresponsal extranjero en Cuba. Fernando Ravsberg , corresponsal de BBC Mundo en La Habana:
"Los periodistas enviados a La Habana no tenemos la menor limitacin del gobierno cubano, la intolerancia viene de Miami"

Elena de Regoyos
Periodista Digital


Ms de 15 aos en La Habana como corresponsal le han servido para darse cuenta de que las historias del pueblo "cuentan ms sobre Cuba y el cubano que la actualidad diaria". Desde Cuba informa para la BBC libremente, "sin ms limitacin que la de decir la verdad", pero con poco o ningn acceso a las fuentes oficiales, que suple en muchos casos con "Radio Bemba", la versin cubana de "Radio Macuto", que hace que "en cuestin de tres o cuatro das una informacin recorra la isla de una punta a la otra". Su prximo reto, como miembro del Instituto de Periodismo Preventivo, es contribuir desde su puesto "a la solucin o al mejoramiento de las crisis".

Pregunta: Como periodista asentado en La Habana, cmo interpreta la expulsin de Cuba de los periodistas que fueron a cubrir un congreso de la disidencia el pasado fin de semana?

Respuesta: Era de esperar. El Gobierno cubano haba advertido que no se puede entrar a Cuba sin visa de periodista, y los colegas fueron con visa de turista a ejercer el trabajo. Cosa que tampoco me parece mal, pero era de esperar que si eran detectados iban a ser expulsados. Son las reglas del juego. Los colegas hicieron lo que tenan que hacer -porque con la visa de periodistas no les iban a dejar entrar- y el Gobierno cubano tambin hizo lo que tena que hacer.

P: Qu importancia tiene la celebracin de este Congreso de disidentes?

R: Es llamativo que el Gobierno cubano haya permitido que se realice el Congreso, es bastante curioso. Hay disidentes que dicen que esto demuestra que los dirigentes que organizaron el Congreso pertenecen a la seguridad del Estado. Yo no dira tanto, pero s que el Gobierno cubano no tena el menor inters en reprimir el Congreso. Realmente no es tan importante el Congreso como se refleja en el exterior. Se est cometiendo el mismo error que con el Papa. El hecho de que se renan en un lugar aislado de la Habana 200 personas no va a cambiar nada, igual que tampoco lo cambi la visita del Papa a Cuba.

P: Quiere decir eso que desde fuera de Cuba no tenemos una idea acertada de lo que es la dictadura de Fidel Castro?

R: Yo creo que hay muy poco informacin, y la que hay es muy sesgada. No se puede pretender informar poco sobre un tema y despus saber mucho sobre l. Espaa tiene esa caracterstica con el caso de Cuba. Es lamentable porque muchos de esos medios tienen corresponsales en La Habana, y la mayora de estos corresponsales espaoles all son gente que conoce muy bien el medio y puede ayudar muchsimo a informar a la opinin pblica objetivamente sobre lo que est pasando.

P: Los medios extranjeros pueden hacer informacin independiente desde Cuba?

R: Por supuesto que s. Nosotros no tenemos la menor limitacin. La limitacin la tiene los periodistas cubanos. Slo nos limita decir la verdad y no equivocarnos en datos, como es lgico. La nica reaccin que puede haber en caso de que mintamos o planteemos datos errneos es la expulsin del pas. Ni siquiera contamos con peligro de vida ni nada por el estilo. S que se puede hacer periodismo objetivo.

P: Dice que la limitacin est en decir la verdad, pero se puede conocer toda la verdad? Se tiene acceso a ella?

R: Tienen acceso en Espaa los periodistas a toda la verdad? (Risas). Lo tienen en alguna parte los periodistas? (Ms risas). Realmente en Cuba el acceso a las fuentes es muy difcil. Las fuentes oficiales, gubernamentales, son muy reacias a hablar, solamente hablan cuando tienen autorizacin superior. Pero el reto est en buscar la verdad al margen de esas fuentes oficiales, en tener los suficientes contactos entre la poblacin para saber lo que est pasando. Pero saber toda la verdad es difcil para cualquier periodista en cualquier parte del mundo.

P: Habla de que los periodistas cubanos s que sufren la censura, de qu forma? Hasta dnde llega la represin con ellos?

R: Los medios all son todos oficiales. El Granma pertenece al Partido Comunista; Juventud Rebelde a la Juventud Comunista; Trabajadores a la Central de Trabajadores de Cuba. Todos los medios pertenecen a organizaciones gubernamentales o pro-gubernamentales. Es como tener un solo editor para todos los medios.

P: No hay hojas o radios clandestinas?
 
R: No, para nada. Realmente no hay, puede haber algn intento de la disidencia, pero es el mnimo.

P: Cmo es la relacin de la prensa con Fidel Castro? Existe esa relacin?

R: S, por supuesto. Dependiendo del momento Fidel utiliza o no sus relaciones con la prensa. Hubo momentos, antes de la Cumbre Iberoamericana, en los que incluso se reuni con 14 periodistas y nos invit a cenar. Le interesaba mantener un cierto nivel de buenas relaciones con la prensa extranjera en ese momento. Despus pueden pasar meses en darnos una entrevista, o en permitirnos hacer preguntas. Hay momentos en los que hay mucha tensin y se imagina las preguntas que le vamos a hacer. Como, por ejemplo, antes de la reunin de los disidentes, y evita todo contacto con la prensa.

P: Cmo es en el cara a cara? Cmo se comporta en ocasiones como la de esa cena de la que me habla?

R: Las veces que se ha reunido con nosotros, es una persona bastante afable y callado. Escucha mucho. En esa cena estuvimos desde las 20h hasta las 4h de la maana, y fue muy poco lo que habl, lo ms que haca eran preguntas.

P: Quin lo dira!

R: Muy curioso, s. A todos nos sorprendi. Haca preguntas y esperaba a que le respondieras. Incluso en las conferencias de prensa es una caracterstica de l. T haces preguntas y l te responde con otra pregunta.

P: Muy gallego, entonces.

R: Claro. Ah, cuando t contestas, te machaca.

Presiones de la disidencia

P: Es cierto que usted recibe ms presin desde Miami que desde la propia Cuba?

R: Presiones recibimos de La Habana, de la Embajada americana y de la disidencia en Miami. Fundamentalmente el sector ms cerrado son algunos sectores de la disidencia en Miami, que nos acusan, prcticamente, a todos los periodistas extranjeros de ser pro-castristas. Hay una Cuba inventada en Miami y pretenden que todos los ajustemos a ella. Que no es que sea una Cuba peor o mejor, sino que no se apega mucho a la Cuba verdadera. Y no solamente a m, acusan tambin a la colega de la CNN de ayudar con sus notas al Gobierno de Fidel Castro.

P: Cmo lo argumentan, en su caso?

R: Hice un reportaje sobre las Fuerzas Armadas cubanas. Lo hicimos todos porque fuimos invitados, tuvimos acceso a las unidades militares, cosa muy rara en Cuba, e hicimos un reportaje. Hubo en la BBC una campaa de cartas acusndome de ser pro-Castrista por ello. Pero es que despus hice un reportaje sobre la represin a los gays en Cuba. Cay muy mal en Miami porque hablaba de la cantidad enorme de gays que haba en un pas como Cuba, y parece que hiri el machismo de la gente en Miami y me acusaron de ser gay, cosa que no considero ni una ofensa. As que hice un reportaje de racismo, y pens que en ese caso me acusaran de ser negro.

P: Por qu esa agresividad desde Miami contra la prensa extranjera en Cuba?

R: Son muy intolerantes. Una de las caractersticas del cubano es la intolerancia, pero no slo es una caracterstica de la Revolucin cubana, sino de la Nacin cubana. Y eso implica que lo son tanto los revolucionarios como los anticastristas. El cubano, para decirte que no est de acuerdo contigo no te dice que no comparte tus ideas, te dice que ests totalmente equivocado. Lo que corta las posibilidades de dilogo. Es una caracterstica del cubano.

P: Qu temas sueles vender a la BBC desde La Habana?

R: Temas polticos, econmicos Y yo pretendo hacer mucho trabajo social. Siempre que puedo lo hago. Por ejemplo, informacin al margen de la noticia, como el amor y el sexo en la tercera edad en Cuba. Ese tipo de historias, que cuentan ms sobre Cuba y el cubano que la noticia de actualidad diaria. No la sustituyen, pero la complementan. Trato de dar voz a los sectores que no tienen voz: raperos y homosexuales, por ejemplo.


P: De hecho, forma parte del Instituto de Periodismo Preventivo. Cmo lo lleva a la prctica en su caso?

R: Yo trabajo siempre con objetividad, imparcialidad y equilibrio informativo. Trato de buscar en mis reportajes aquellos factores que puedan contribuir a la solucin o al mejoramiento de las crisis. Por ejemplo, si vamos a tratar el tema de emigracin en Cuba, tratar de darle voz a aquellos sectores que tengan ofertas para mejorar la situacin de los emigrantes en Estados Unidos. Aquellos grupos que traten de evitar que continen las muertes en alta mar. O incluso paliar la crisis, si esta ya empez.

P: Cmo puede paliar la crisis, desde su puesto de corresponsal?

R: Tengo previsto hacer un reportaje sobre el periodismo que debera hacerse a las dos orillas del estrecho de La Florida para, en vez de echar ms lea al fuego, contribuir al entendimiento entre los cubanos de los dos lados.

P: Difcil

R: Difcil.

P: Qu es Radio Bemba?

R: Ante la situacin de los medios de prensa nacionales, que el cubano no logra enterarse de la mitad de lo que pasa, existe Radio Bemba. Bemba quiere decir boca, y Radio Bemba es decir yo me entero y te cuento, t te enteras y me cuentas. Y as se va regando por todo el pas la informacin. En cuestin de tres o cuatro das una informacin puede recorrer la isla de una punta a la otra. El cubano de a pie es el redactor de Radio Bemba. Adems, hay que tener en cuenta que el monopolio del Gobierno cubano sobre la informacin ya no existe. Tiene poder sobre los medios de prensa nacional, pero en este momento hay decenas de miles de personas que tienen Internet, unos de forma legal y otros de forma clandestina.

P: Qu prioridad le da la BBC a La Habana, como punto informativo?

R: Mucho. Es una de sus prioridades informativas en Amrica Latina, junto a Mxico, Argentina, Venezuela y Colombia, que son pases prioritarios por el hecho noticioso. Normalmente hago alrededor de unas 20 notas mensuales, as que es bastante.


Fernando Ravsberg

 Naci en Montevideo, Urugay, en 1957
  • Estudi Idiomas en la Universidad en Estocolmo, Suecia
  • Habla sueco, espaol y francs
  • Se inici en el periodismo trabajando en medios uruguayos como corresponsal en Estocolmo, de ah pas a la RTV de Suecia, que le envi de corresponsal a Amrica Latina, movindome de un pas a otro
  • De ah pas a la BBC, medio para el que trabaja actualmente como corresponsal de televisin en La Habana, donde lleva 15 aos
  • Durante 10 aos trabaj para Telemundo, la cadena hispana de la estadounidense NBC
  • Ha publicado dos libros del perodo en que fue corresponsal en Centroamrica, durante la guerra de El Salvador: Reportajes de Guerra y Retratos, un libro de cuentos. Ambos publicados en Uruguay y en Suecia



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter