Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-11-2012

Anlisis de los resultados electorales
Obama es reelegido presidente

Luis Martn-Cabrera
Rebelin


Elecciones marcadas por el dinero y la apata

Ha sido una campaa sin tensin, marcada mayoritariamente por la apata, al menos dentro de los sectores ms progresistas de la sociedad norteamericana. Lejos qued el afecto eufrico provocado por el yes we can y otras promesas difciles de creer en aquel momento en el que la maquinaria electoral y publicitaria de Obama haca imposible a quines ramos escpticos expresar ni las ms mnima sombra de duda sobre el futuro utpico que nos esperaba. Dos ancdotas pueden ejemplificar lo que quiero decir:

Hace un par de semanas particip en una ronda de visitas a casas en la ciudad de Ann Arbor, Michigan. Silvina Yi, una activista del sindicato GEO, en el que yo mismo milit en mi poca de estudiante de doctorado, me invit a participar en estas tpicas rondas de movilizacin poltica para promover la Propuesta 2, una iniciativa de mltiples grupos sindicales para inscribir el derecho a la negociacin colectiva en la constitucin del estado y evitar as lo que ha pasado en Wisconsin. Mientras nos dividimos en grupos y nos dan los materiales, una mujer anuncia que debemos decir que formamos parte de la campaa de Obama. Comienzan los murmullos. Una activista de GEO explica que nosotras no vamos a mencionar ni una sola palabra sobre Obama, que el acuerdo es slo para defender la Propuesta 2. Este es el sentir de muchos grupos progresistas: apoyo a iniciativas puntuales, pero al margen de la batalla y el circo electoral, Con qu cara promovemos a un presidente que, entre otras cosas, ha deportado a medio milln de Latinas y Latinos?

Una noticia satirica del New Yorker explica que Rommey, con el apoyo y el dinero del magnate de los casinos Sheldon Adelson, ha lanzado desde un avin dos billones de dlares en billetes de 5 y 10 dlares para convencer a los votantes indecisos de Ohio [1]. Varias personas me reenvan la noticia como si fuera cierta, yo mismo dudo de su veracidad. Lo importante no es si si es cierto o no, sino el sntoma, el subconsciente colectivo sabe que lo que decide quin gana las elecciones es el dinero de las corporaciones privadas que, gracias a la sentencia Citizens United, son ahora personas legales. Tal vez por eso la tnica dominante hoy de todo el da es de apata, en marcado contraste por ejemplo, con la euforia vivida no hace poco en Caracas en torno a la victoria electoral del presidente Chvez.

Los debates, antao organizados por la League of Women Voters, una organizacin independiente de mujeres sufragistas, estn ahora en manos de una corporacin privada que controlan los dos partidos mayoritarios y que, por lo tanto, excluye preguntas incmodas y terceros candidatos. La calidad democrtica de este pas no ha sido probablemente muy alta nunca, pero est deteriorndose a marchas forzadas y, por ello, no deja de ser ms irnico que nunca que los Estados Unidos se erijan en defensores y promotores de la democracia a nivel mundial.

Lo bsico sobre los resultados

Rommey tarda en aceptar su derrota. Alrededor de las ocho de la tarde la mayora de los medios dan por vencedor a Obama con los votos de Ohio. Una hora despus, el equipo de Rommey y Fox News, su medio de desinformacin masiva y propaganda, famoso por otros pelotazos electorales, cuestionan el recuento de Ohio. Alguien en MSNBC afirma que, como hombre blanco rico, Rommey no est acostumbrado a que le digan que no. Hacia las 10 de la noche, hora de California, Rommey acepta la derrota. El discurso es como l, acartonado y artificial: dios, patria y fueros; parece un carlista mormn o debe ser que es tarde y yo no me entero.

Lo paradjico es que haya llegado tan lejos un candidato que tiene conexiones ms que aparentes con los paramilitares salvadoreos (algo de lo que no se ha dicho nada), un candidato al que agarran en video diciendo que desprecia al 47% ms vulnerable de la poblacin de este pas, un candidato que probablemente tiene dinero en parasos fiscales, que ha destruido millones de empleos como ejecutivo de Bain Capital y que, en general, exuda privilegios por los cuatro costados.

Obama celebra su victoria en Chicago, pero en un escenario mucho ms sobrio que el del 2008, miles de personas, la mayora bastante jvenes y mucho ms diversos racialmente, bailan cancioncillas pop felices y agitan banderitas de los Estados Unidos. Son una versin mucho menos casposa de La gran familia Rommey, pero ya se ha dicho que por debajo de las estticas fluyen polticas muy parecidas. Four more years se convierte en el grito de la masa cuando por fin aparece Obama en el escenario. El dicurso es un Obama clsico: sueo americano a tope, da igual que seas blanco, afroamericano, asitico, rico o pobre, nuestros mejores das todava estn por llegar, estoy con las clases populares, voy a tenderle la mano a los republicanos maana mismo, Michelle te quiero mucho, Sasha y Mala, qu familia tan guay somos. Y lo peor, los militares luchan en todo el mundo por nuestro derecho a tener esta gran democracia. Todo esto dicho con la mejor retrica de un Martin Luther King y con la msica de Bruce Springsteen de fondo.

El corazn industrial del pas Michigan, Minnesota, Wisconsin, Ohio, Iowa vot mayoritariamente por Obama. La mayora de los analistas coinciden en sealar que es a causa del rescate de la industria automovilstica, pero tal vez tambin influya el trabajo a regaadientes de las organizaciones sindicales y la conciencia entre la clase obrera de que al fin y al cabo Rommey trabaj para una de esas compaas que se dedica a exportar sus trabajos a remotos lugares del planeta. De cualquier forma, si es as, muestra dos cosas una buena y otra mala. Que el Estado debe intervenir en la economa contra el dogma neoliberal (la medio buena) y que en este pas la insostenible y destructiva industria del motor sigue siendo LA INDUSTRIA (la mala).

En la mayora de los Estados ms disputados (Ohio, Iowa, West Virginia, etc.) hay una divisin muy marcada entre zonas rurales y zonas urbanas. Las zonas rurales mayoritariamente dominadas por megaiglesias, telepredicadores, Fox News y el Ku Kus Klan, votan en masa por Rommey. Esta masa de blancos pobres ha sido abandonada por los sectores progresistas y educados del pas, son una clase en si, pero para s. Es un problema.

A pesar de la violencia racial y del deterioro de las condiciones de vida de la mayora de la poblacin de color, un 80% de los no-blancos han votado por Obama, mientras que el voto de los blancos por Obama pasa del 43% al 40%, a pesar de este video delirante del cmico afroamericano Chris Rock [2].

Claire McCaskill derrota a Todd Akin en Missouri, el tipo que dijo las mujeres tienen mecanismos biolgico/teolgicos para no quedarse embarazadas cuando las violan y que hay tal cosa como violaciones legitimas. En su discurso afirma, la conquista de la felicidad viene de dios todo poderoso y no del gobierno todo poderoso, somos una nacin de gentes temerosas de dios que aceptan lo que el destino les depare, sean huracanes, violaciones o las siete plagas. Evangelismo fascista de rancio abolengo, quin dijo que la religin no era el opio del pueblo?

Otra mujer interesante, Elisabeth Warren gana su plaza en el senado por Massachusets. Warren, profesora de Harvard, es experta en la deuda privada y feroz defensora de la necesidad de regular Wall Street y los mercados financieros. La pregunta es si ser capaz o la dejaran hacer algo en Washington. En el discurso de aceptacin afirma: we are gonna hold the big guys accountable, que los millonarios y billonarios paguen impuestos. Los ataques contra Planned Parenhood, las violaciones benignas y los insultos de Rush Linbaugh exigiendo a Sandra Fluke, una estudiante pro aborto, que pusiera sus videos manteniendo relaciones sexuales si el Estado le pagaba los anticonceptivos, no reditan en las urnas.

Los estados de Maryland, Maine y Washington votan s al matrimonio homosexual, un cambio en una larga lista de derrotas en la conquista de los derechos civiles para las minoras sexuales. Tammy Baldwin, una demcrata abiertamente gay gana en Wisconsin. Un poco menos de homofobia no est nada mal.

Los demcratas mantienen control en el senado y los republicanos se quedan con el congreso. Obama gana el voto popular por un extrecho margen.

Pero independientemente de la victoria de Obama, el problema que tenemos sigue siendo el mismo en todas partes. El movimiento Occupy y otros movimientos insurgentes no han desaparecido, pero han sido severamente reprimidos por las fuerzas de seguridad del Estado. Como la hidra hay que volver a levantar mltiples cabezas contra la represin. No podemos confiar nuestras esperanzas en Obama ni en ningn otro presidente elegido en un pas donde la capacidad de influencia de la industria privada, el capital financiero y el complejo industrial militar es hiperblica, cuntos demcratas necesitamos que nos traicionen para dejar de apostar por ellos?

Pase lo que pase, de norte a sur, de este a oeste, necesitamos una fuerza un partido, un clima, una insurgencia-- que aglutine a las clase populares por encima del racismo estructural y contra todas las formas de opresin que nos acosan dentro y fuera del pas. Hay que seguir profundizando en la democracia horizontal y participatoria, pero como me dijo un obrero en la escuela popular de Occupy Los Angeles, solo quienes tienen el estomago y el futuro solucionado pueden decir vamos despacio porque vamos lejos. Ellos el dinero y sus presidentesvan deprisa y ya estn aqu, en todas partes.

Notas:

[1] http://www.newyorker.com/online/blogs/borowitzreport/2012/11/romney-airdrops-two-billion-in-small-bills-over-ohio.html

[2] http://www.youtube.com/watch?v=EDxOSjgl5Z4

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter