Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-11-2012

Puerto Rico
Entre anexin e independencia

Enrique Ubieta
Cubadebate


De conjunto con las elecciones presidenciales y estaduales en los Estados Unidos, se produjo ayer en Puerto Rico un referendo de opciones polticas sin carcter vinculante: la anexin, el mantenimiento del Estado Libre Asociado (colonial) o la independencia. Durante dcadas la opcin mayoritaria ha sido la intermedia, la explcitamente colonial, pero esta vez el resultado de la consulta fue diferente. Una minora, que aparece ahora como mayora, apoya la anexin, y una minora que aparenta ser cada vez ms exigua, exige la independencia.

Con la anexin, los puertorriqueos pasaran a ser estadounidenses, como lo son los californianos o los floridanos, sin que el origen cultural sea ms importante, desde cualquier perspectiva, que el de los chinos o los italianos en sus respectivos barrios urbanos. La lengua inglesa adquirira carcter obligatorio. De este modo los boricuas tendran representantes en el Senado y el derecho a votar y a ser elegidos en elecciones presidenciales, adems de grandes ventajas econmicas. La eleccin del estatus colonial poda parecer paradjica, pero era un acto de negacin, no de sumisin; los puertorriqueos no queran ser estadounidenses. El medallista olmpico boricua Javier Culson, lo acababa de decir de forma clara: no quiero que mi bandera monoestrellada, se pierda entre 50 ms.

Queda por hacer la otra pregunta: por qu el sentimiento nacionalista no se expresa a favor de la independencia?, que debemos complementar de esta manera, qu ganaran los boricuas de conseguirla? Utilizo con toda intencin un verbo ajeno a los valores patriticos: ganar. Creo que la independencia nacional no es un valor en s misma, es un medio, un camino. Los seres humanos aspiran a la mayor porcin posible de felicidad, y la independencia de sus naciones es un acto de reivindicacin de derechos y de apertura de posibilidades.

En los albores del capitalismo, el Estado Nacin fue la opcin ms adecuada para la burguesa, la clase entonces ms revolucionaria: una lengua, una moneda, un territorio, tradiciones comunes, en fin, un mercado relativamente homogneo. El sentimiento independentista surgi en Amrica Latina cuando el colonialismo, en lugar de ser fuente de progreso, se convirti en obstculo para el libre desarrollo de la incipiente burguesa criolla. Los lmites impuestos a la felicidad se convirtieron en afrentas a la justicia: la independencia destrua los privilegios del opresor-extranjero y reestableca la justicia, en la misma medida en que la deposicin de la nobleza, haba abierto el camino a la justicia burguesa en las metrpolis. La independencia nacional o es un camino, una puerta para alcanzar algo, o es nada. Claro que expresa una identidad. Los puertorriqueos, despus de 114 aos de control estadounidense, se aferran a una lengua, a una cultura, a una identidad que no ha podido ser vencida. La identidad genera sentimientos de pertenencia. Para los burgueses puertorriqueos cuya riqueza depende del capital estadounidense, no existen sentimentalismos nacionales.

En el mundo de hoy, la independencia de una nacin pobre, sin burguesa nacional, tiene sentido solo si es para construir una sociedad alternativa a la capitalista. De lo contrario, a qu podra aspirar?, a un neocolonialismo con igual o mayor pobreza? De hecho, las colonias que alcanzan la independencia a partir de la segunda mitad del siglo XX, al contrario de lo que suceda en el XIX, subvierten de facto el orden capitalista; por eso el movimiento anticolonial -y cualquier pretensin antineocolonial- del siglo XX, fue duramente combatido por el imperialismo. Ello crea una contradiccin difcil de superar: los revolucionarios puertorriqueos no pueden enarbolar el socialismo cuando la tarea primaria es la independencia, pero no pueden enarbolar la independencia si el horizonte es el capitalismo dependiente y subdesarrollado de las naciones vecinas. Jos Mart, que ya no representaba a la clase de ricos hacendados que inici la contienda en 1868, desech cualquier idea de lucha de clases en el proceso de conquista de la independencia nacional, pero siempre habl de la Revolucin que se hara despus de alcanzado el poder, y cre el Partido Revolucionario, como instrumento poltico para alcanzar esa independencia y proseguir la lucha por las transformaciones internas.

La independencia nacional es el marco imprescindible de un proyecto alternativo. No existe unidad nacional sin proyecto alternativo de Nacin. No existe proyecto alternativo sin soberana. Si el proyecto se desdibuja, los sentimientos patriticos merman, o se convierten en paisaje, en una frase folklorista. El amor madre a la Patria, no es el amor ridculo a la tierra, ni a la yerba que pisan nuestras plantas, escriba Mart en Abdala. Lo que me ata a Cuba no son las palmas, es el socialismo, aunque ame las palmas. Por eso se dice con razn que la Revolucin de 1959 posibilit la unidad nacional, y elev a los cubanos a la condicin de sujetos de la historia. Aspiramos sin embargo a la unidad latinoamericana, a la unidad futura de todos los pueblos. Los lmites nacionales son histricos, y los debe romper el internacionalismo de los pueblos, no la trasnacionalizacin del Capital.

Quiero finalizar esta reflexin con unas palabras de Visitante, de Calle 13, el do boricua, expresadas a la revista La Calle del Medio: de repente prendes el televisor y est MTV bombardendote de informacin, pero yo creo que todo el mundo est expuesto a eso. Vas a Espaa y ves un concierto de msica norteamericana. En Puerto Rico eso es lo que ms abunda, como colonia que somos, no tenemos otras posibilidades. Yo estaba hablando con Diana de lo complicado que es para Puerto Rico la condicin de colonia, porque ahora mismo, en la CELAC nosotros no tenamos representacin como pas latinoamericano. Yo me siento latinoamericano, yo hablo espaol, yo tengo la influencia del tambor igual que la tienen ustedes, con otra vuelta, con otra onda, pero est ah. Yo me siento ms cerca de abajo que de ningn otro lugar. Entonces tampoco tenemos representacin en el Congreso de los Estados Unidos porque somos un territorio no afiliado, somos una finca, una finquita ah tierra de nadie.

CUL DEBIERA SER LA SOLUCIN?

Yo pienso que deberamos tener la independencia. Es algo para lo que la educacin es sper importante. En Puerto Rico hay que invertir en la educacin, hay que meterle a eso. La mayora no ve la independencia como una opcin. De alguna manera uno se siente abandonado. No somos parte de ningn gremio latinoamericano, pero tampoco en los Estados Unidos te quieren. () En mi pas hay mucha desinformacin.

En la escuela no se ensea Historia Latinoamericana. Creo que la comunicacin entre los latinoamericanos es muy importante, podemos aprovechar mejor los valiosos recursos que tenemos. Puerto Rico pudiese ser de los ms beneficiados con eso, de que se unan y de alguna manera nos sirvan de apoyo, porque la verdad es que no tenemos ninguna ayuda.

Fuente: http://www.cubadebate.cu/opinion/2012/11/08/puerto-rico-entre-anexion-e-independencia/

 


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter