Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-11-2012

Hablando de democracia

Santiago Mayor
Marcha


Cuba es una dictadura. Cuntas veces hemos odo esta frase en la televisin, la radio o reuniones familiares? El mensaje unilateral construido por los Estados Unidos y reproducido por los grandes medios de comunicacin de todo el mundo ha calado hondo. Sin embargo, existe un enorme desconocimiento (y ocultamiento deliberado) de cmo funciona el sistema poltico cubano.

Por empezar Cuba se rige por una constitucin, como gran parte de los pases del mundo, que est vigente desde el ao 1976. La misma, elaborada luego de discusiones colectivas a lo largo y ancho del pas fue aprobada en un referndum, mediante el voto directo y secreto, por ms del 90% del padrn electoral.

Desde entonces se han hecho una serie de reformas a la misma y, particularmente en lo que refiere al sistema electoral, ha habido una serie de modificaciones en el ao 1992. Es sobre el sistema vigente desde entonces del que hablaremos a continuacin.

Cmo y a quienes se vota?

Cuba est dividida, como la mayora de los Estados, en circunscripciones electorales. Antes de cada eleccin, en cada circunscripcin se realiza una asamblea en la que participan todos y cada uno de los ciudadanos habilitados para votar y ser votados. De entre sus miembros se postulan entre 2 y 8 candidatos (de acuerdo a la cantidad de habitantes) para ser electos a la Asamblea Municipal como delegados de circunscripcin. No es un partido, no es un sindicato, no es un grupo empresario, son los miembros de ese distrito quines eligen a los candidatos.

Una vez presentados los candidatos estos no pueden realizar campaa electoral. Todos tienen la misma difusin, llevada a cabo por la comisin electoral de cada jurisdiccin. La misma consiste en la circulacin de una hoja con su foto y currculum.

Cabe aclarar qu para ser candidato no es necesario estar afiliado al Partido Comunista Cubano. De hecho en la isla, la mayora de los habitantes no son miembros del partido. A diferencia de lo que nosotros acostumbramos, en Cuba no se eligen partidos sino candidatos particulares.

El da de la votacin estn habilitados a hacerlo todos los cubanos y cubanas mayores de 16 aos quines son inscriptos automticamente en el padrn electoral. En caso de no aparecer en el padrn se puede reclamar la incorporacin antes de las elecciones o, el mismo da de la votacin, con solo acreditar edad y domicilio, ejercer el derecho al voto en la circunscripcin que corresponde. El ejercicio del voto es voluntario, sin embargo en las elecciones cubanas la participacin electoral viene superando siempre el 90%. Un nmero mucho ms elevado que el de la mayora de los pases.

Por su parte los candidatos, para ser electos, deben obtener ms del 50% de los votos por lo que, en caso de no llegar a ese porcentaje, se realiza una segunda vuelta.

El recuento de votos se efecta en el colegio electoral correspondiente y es un acto pblico. Pueden presenciarlo no solo los ciudadanos cubanos si no tambin (como ha sucedido) periodistas y diplomticos de otros pases.

Un sistema de abajo hacia arriba

Una vez constituida la Asamblea Municipal, esta postula a los candidatos para ser electos a la Asamblea Provincial (Cuba al igual que Argentina est dividida en provincias) y la Asamblea Nacional. El 50% de los candidatos a las asambleas provinciales y la Nacional debe ser seleccionados entre los delegados de circunscripcin. El resto pueden ser otras personas de la localidad o dirigentes regionales y nacionales.

Para elegir los candidatos, la Asamblea Municipal tambin consulta a diversas organizaciones sociales como sindicatos, asociaciones campesinas y estudiantiles.

El mtodo de eleccin de los delegados provinciales y diputados nacionales es el mismo que para los delegados de circunscripcin. El voto es directo, secreto y optativo para todos los cubanos y cubanas mayores de 16 aos.

Los rganos ejecutivos son electos por cada asamblea y sus miembros pueden ser los mismos delegados u otras personas del distrito. En el caso de las asambleas municipales y provinciales se elige un Consejo de Administracin. La Asamblea Nacional a su vez designa al Consejo de Ministros y al Jefe de Estado del pas.

Obligaciones y obligaciones de los delegados

En Cuba sera difcil sostener que quin resulta electo recibe muchos beneficios. Al menos desde el punto de vista de nuestra democracia representativa.

Por empezar, todo delegado (municipal, provincial o nacional) cobra el mismo salario que tena en su trabajo anterior. Y, una vez finalizado su mandato, regresa al empleo que tena previamente. De esta forma se evita que hacer poltica sea un negocio como sucede en gran parte de los Estados democrticos.

A su vez puede ser revocado por sus electores en cualquier momento si estos consideran que no ha cumplido con sus tareas de forma correcta. Un dato poco conocido es que todos los aos son revocados de su mandato alrededor de una decena de delegados en todo el pas. De manera que esto no es simplemente una cuestin formal, efectivamente sucede.

Por lo menos dos veces al ao cada delegado debe realizar Asambleas de Rendicin de Cuentas. All se junta con sus electores, informa sobre el trabajo realizado y recibe opiniones, sugerencias y cuestionamientos. Adems, durante el resto del ao cada delegado debe recorrer su distrito recogiendo problemticas y propuestas para llevar a la asamblea. Por este motivo tanto la Asamblea Nacional como las provinciales y municipales sesionan pocos das al ao. Este ha sido uno de los motivos por los que se cuestiona a Cuba y su democracia. El problema radica en que en el pas caribeo no es un puado de hombres y mujeres quienes resuelven cotidianamente los destinos de las grandes mayoras, sino que son estas, en un ejercicio de permanente debate quienes definen los destinos de su patria.

En la prxima nota analizaremos el sistema poltico cubano ms all de las elecciones. Como se da la participacin popular cotidianamente, ejemplos histricos donde la voluntad del pueblo oblig a cambiar de rumbo a los dirigentes revolucionarios y cuestionaremos los fundamentos que utilizan los Estados Unidos a la hora de atacar el sistema cubano.

Fuente: http://www.marcha.org.ar/1/index.php/elmundo/103-cuba/2370-hablando-de-democracia



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter