Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-11-2012

Paraguay
La izquierda a un paso de romper el bipartidismo

Bernardo Coronel
Rebelin


En una sociedad dominada histricamente por el bipartidismo, hoy como nunca antes, la izquierda est llamada a convertirse en la tercera fuerza poltica del pas. Con un poco de inteligencia y mucho de renunciamiento, en las elecciones del prximo ao, puede constituirse en una fuerza orgnica capaz de contrapesar el viejo esquema bipartidista, sumergido en una crisis desde el 2008.

El bipartidismo, constituido por el conservador partido colorado y el liberalismo, fue quebrantado slo por unos meses entre 1936 y 1937 por la socialdemocracia, cuya expresin histrica fue el febrerismo, un partido ya casi desaparecido.

En abril del 2008, con el triunfo de Fernando Lugo, por segunda vez el bipartidismo fue sacudido con violencia. El hegemnico partido colorado, luego de 61 aos ininterrumpidos, tuvo que abandonar el poder, y en junio de este ao, junto al partido liberal orquest un golpe parlamentario para destituir a Lugo y recomponer el antiguo rgimen bipartidista.

El gobierno de Lugo no logr sustanciales avances en lo social, pero polticamente estimul el protagonismo de la izquierda, cuyos referentes ms importantes ocuparon varios ministerios en los cuatro aos que le toc gobernar. Luego de dos largas dcadas de transicin democrtica, la izquierda logr posicionarse claramente de la mano de Lugo entre el 2008 y el 2012.

De acuerdo a las ltimas encuestas, Lugo, sin ser candidato, tiene 4.3% de la intencin de votos, mientras que Mario Ferreiro, el otro candidato de izquierda, obtiene el 8.2%. Los que poseen la mayor intencin de votos son Horacio Cartes, colorado, con 22.3%, y Efran Alegre, liberal, con 18.5%. La izquierda unida alcanzara ms del 12%, superando a los dems partidos, ubicndose como una tercera fuerza en las elecciones programadas para abril del 2013.

Las condiciones estn dadas. El pueblo paraguayo, los trabajadores, los campesinos, los sectores que la izquierda dice representar, anhelan el cambio. Hoy no se trata de disputar el poder ejecutivo, sino de construir el tercer espacio. No se trata de lucha hegemnica sino de acumulacin de fuerzas. Si algo es claro en el proceso paraguayo es la necesidad de disputar a la derecha el espacio parlamentario, esa trinchera reaccionaria controlada por poderes fcticos que tenazmente impidieron los cambios durante la era Lugo. Proceso que culmin con el golpe de Estado, y convirti al rgimen en una dictadura parlamentaria.

En Paraguay, la izquierda est por dar un salto trascendental, y el requisito bsico es la unidad de todos los sectores. Las condiciones estn dadas, la historia ya hizo su parte, ahora le toca a la izquierda hacer la suya; seguir siendo marginal o renovar con aire fresco a este pas sofocado desde hace un siglo y medio por el mrbido esquema bipartidista.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter