Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-11-2012

El euro y la teora de los dos precios

Aldo Caliari
Red del Tercer Mundo


Dos tipos de respuestas desataron los comentarios ampliamente difundidos del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, de que su institucin estaba lista para hacer lo que fuera necesario para salvar el euro.
En una escuela estn los que lamentan, como intil, otra intervencin ms por parte del Banco Central Europeo. Estos ofrecieron como base la evidencia de que previas intervenciones no lograron producir ms que resultados de corta vida y pospusieron las inevitables reformas estructurales por parte de los pases objeto de las mismas.

En otra escuela estn los que piensan que el Banco Central Europeo finalmente estaba hacindose cargo de sus responsabilidades. En todo caso, sostienen, el seor Draghi tendra que retirar su declaracin de una semana ms tarde en la que condicion la accin de la institucin que preside a que los miembros de la zona euro adopten medidas fiscales restrictivas.

Ambas narrativas tienen alguna dosis de verdad. Los escpticos tienen razn en esto: ms intervenciones por parte del Banco Central Europeo para estabilizar los mercados de crdito, en igualdad de otras condiciones, ser un desperdicio. La segunda escuela tambin tiene razn en algo: el Banco Central Europeo debera tomar responsabilidad por actuar de manera ms decidida.

Estas proposiciones son contradictorias? No, si uno las mira a travs del lente de la teora de los dos precios de Hyman Minsky.

En su teora, Minsky se refera a la existencia de dos sistemas de precios en una economa capitalista: uno es el precio de mercado del producto y otro el de los activos de capital. Cuando los precios del producto se encuentran de manera estable a un nivel por encima de los precios de los activos de capital, las condiciones para la inversin son favorables, y viceversa. Entonces, para analizar la probabilidad de inversiones -y por ende crecimiento-, uno debera mirar a la relacin entre esos dos precios, la posicin del uno con respecto al otro, y no el nivel particular de uno cualquiera de ellos considerado de manera aislada. Como corolario, no tiene sentido tratar de estabilizar el nivel de precios de los activos de capital a menos que el nivel de precios de los productos -dados por las expectativas de flujo de ganancias de las empresas- estn a un nivel mayor, en cuyo caso ello llevar a demanda de prstamos para la inversin.

Aplicando la teora de los dos precios al asunto presente, es fcil ver que tienen de correcto e incorrecto las dos reacciones mencionadas al principio. La voluntad del Banco Central Europeo de hacer lo que sea necesario, en tanto y en cuanto solo puede influenciar uno de esos dos precios, el de los activos de capital quiz correctamente dado su mandato, no va a ser suficiente. Lo que importar para que la economa reanude el crecimiento no es ese precio por si mismo, sino su relacin al precio del producto.

Qu est ocurriendo con este segundo precio? Con toda la regin europea entrando en recesin, todo indica que va a continuar cayendo, frente a la cada de la demanda. Tales expectativas solo son reforzadas por los programas de austeridad que los gobiernos de Europa estn tomando. Esto tambin explica por qu el estmulo monetario provisto a travs de los bancos termin engrosando las reservas de tales bancos, en vez de incrementar los prstamos a las empresas. Las firmas no pueden comprometerse de manera creble a devolver prstamos en un ambiente en que sus ganancias se espera que caigan.

Es por esto que, en igualdad de otras condiciones es decir, sin que haya un remonte en las expectativas de demanda y, por ende, nivel de precios del producto no tiene objeto intentar ms intervenciones por parte del Banco Central Europeo. Tales intervenciones necesitan estar acompaadas por fuertes estmulos fiscales.

Minsky entendi esto y por ello es que tambin fue un fuerte defensor de compensar las expectativas de cada de ganancias con un aumento de los gastos de gobierno.

Los crticos dicen que, dado que el problema es deuda excesiva, echarle ms deuda solo va a empeorar las cosas. Creen ver su opinin probada cuando los mercados reaccionan negativamente a la falta de voluntad de los gobiernos para recortar el gasto. Lo que no observan es que los compromisos a recortes fiscales tambin llevan a reacciones negativas del mercado tan pronto como ste se percata de que los cortes traern mayor contraccin haciendo an menos creble la salida de la crisis de deuda. Cuando los acreedores examinan las ratios de deuda / producto o deuda / ingreso, no estn solo preocupados con los obstculos para reducir el numerador, sino tambin con los obstculos para incrementar el denominador.

En el largo plazo, los aumentos al gasto fiscal son una alternativa ms creble con la cual acompaar intervenciones del Banco Central Europeo. Los mismos pueden ser implementados en una variedad de formas, desde eurobonos conjuntos hasta programas para reduccin de deuda privada, o recortes para los tenedores de bonos de bancos para as reducir la necesidad de comprometer fondos del erario pblico para capitalizaciones de bancos. Lo que interesa es que los mismos pueden incrementar la demanda y los precios del producto estabilizndolos a un nivel superior que el precio de los activos de capital. Solo entonces los prstamos para la inversin se van a relanzar, multiplicando la efectividad de las acciones del Banco Central Europeo y, en ltimo trmino, permitiendo el retiro de las mismas. Cuando una genuina recuperacin est en curso, las reducciones de deuda sern mucho ms fciles de lograr.

Por supuesto, excede al dominio del seor Draghi tomar accin en el frente fiscal. Pero si l est dispuesto a condicionar las acciones del Banco Central Europeo a compromisos de tipo fiscal, debe asegurarse que stos son los compromisos correctos: compromisos de un estmulo fiscal concertado en toda la regin.

* Director del Proyecto Repensando Bretton Woods del Center of Concern de Washington.

http://agendaglobal.redtercermundo.org.uy/2012/10/05/el-euro-y-la-teoria-de-los-dos-precios/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter