Portada :: Espaa :: Laboral y sindical (luchas locales, frentes globales)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-11-2012

El silencio de los grandes medios sigue siendo total
El director de Telefnica en Catalua sigue sin recibir a los trabajadores en huelga de hambre

Brais Bentez
MSPblico


Dos trabajadores de Telefnica en huelga de hambre se personaron en la tarde del jueves en la sede central de la compaa en Barcelona para exigir una reunin con el director en Catalua, Kim Faura. Como en anteriores ocasiones, no han logrado su objetivo. Segn explicaron, la gerente de recursos humanos les comunic que Faura no poda recibirlos, y tras varias horas de espera y la amenaza de sacarlos del edificio por la fuerza, decidieron marcharse.

Habamos decidido que no nos marcharamos sin una fecha de reunin, explic Alberto Diez. Estuvieron varias horas esperando en la entrada del edificio con un cartel que recordaba que llevaban ya 11 das en huelga de hambre, vigilados constantemente por el personal de seguridad. Maana volveremos, pero en vez de poner once pondr doce das.

En el anterior encuentro con el departamento de recursos humanos se les comunic que la decisin de no readmitir a Marcos Andrs Armenteros [ver carta dirigida a la direccin de Telefnica ms abajo], despedido injustamente segn los jueces, es inamovible. La multinacional sigue sin abrir vas de dilogo, y a pesar de haber solicitado repetidamente una reunin con Faura, este sigue sin recibirlos. La direccin ni nos ha llamado ni se ha preocupado por nosotros, ni tan solo para decirnos que lo dejemos porque no cambiarn de opinin, asegur Diez.

Ayer se cumplieron doce das de la huelga de hambre que estn llevando a cabo para pedir la readmisin de Armenteros, que fue despedido tras una baja mdica justificada. Su despido fue declarado nulo y posteriormente improcedente por dos juzgados, pero Telefnica no rectific.

Armenteros y sus cinco compaeros han perdido varios kilos desde que empezaron su accin de protesta, y los ltimos das han tenido que reducir el ritmo de su actividad por consejo de los mdicos que los atienden. Me encuentro mejor de lo que esperaba, explic Diez, aunque me duelen las piernas, tengo ardor de estmago y me mareo a menudo. Peridicamente son visitados por una psicloga que los acompaar durante todo el proceso. Si los doctores se lo piden debido al deterioro de su estado de salud, han acordado abandonar la huelga de hambre.

Apenas han podido romper el silencio meditico sobre su accin, de la que no han informado los grandes medios de comunicacin. Un artculo sobre la protesta de la periodista Lali Sandiumenge en el diario La Vanguardia fue censurado por la direccin del peridico, segn explic la propia reportera en su blog.

Fuente: http://maspublico.com/2012/11/16/el-director-de-telefonica-en-cataluna-sigue-sin-recibir-a-los-trabajadores-en-huelga-de-hambre/

Carta a los directivos de Telefnica

Me dirijo a los directivos que el 4 de febrero de 2011 decidieron hacer uso del artculo 52d para despedirnos a M Cruz y a m, y que an habiendo perdido tres juicios, uno nulo y dos improcedentes, han persistido en su decisin. Os escribo desde mi cama, aqu en la central de Telefnica de Paralelo, en la improvisada habitacin en la que hoy hace 11 das cinco compaeros y yo comenzamos la Huelga de hambre. Tenis que saber que a todas horas hemos visto entrar por la puerta a compaeras y compaeros que vienen a alimentarnos con la verdad que, durante aos, haba permanecido oculta bajo el temor y la resignacin. La verdad de una plantilla que sabe de vuestra obsesin por acabar con ella para poder as externalizar el trabajo y hacerlo ms barato; gente que sabe que no os importa en qu condiciones trabajan autnomos, contratas y subcontratas mientras vuestros sueldos millonarios crezcan. Nos alimentan las personas que entran por esa puerta y nos abrazan porque saben que nos utilizasteis para atemorizarles a ellos. Hoy comprendo ms que nunca que hay nutrientes que no te da la comida ni el dinero; ese alimento inmaterial te permite comenzar lentamente a salir del miedo y la obediencia, y tengo la certeza de que ese alimento le hace bien a la gente y a nosotros. Pero no pensis que esto es mrito de la huelga que hacemos; esta huelga es la reaccin que vosotros habis provocado. Antes de despedirnos se haban eliminado ya 45000 puestos de trabajo dignos y os disponais a terminar con 6500 ms. Haca falta despedir a dos personas por bajas mdicas? Tenis ahora una oportunidad idnea para hacer un gesto, para cambiar el rumbo de la confrontacin que habis provocado.

Barcelona, 15 de noviembre de 2012

Marcos Andres Armenteros



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter