Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-11-2012

Marcos, la dictadura meditica y el abismo de la reforma laboral

Joan Benach, Mara Menndez, Salvador Lpez Arnal, Jordi Mir, Mercedes Iglesias
Rebelin


Luchar por la clase trabajadora del futuro

Hace cinco aos que padece una hernia discal. Ha trabajado como operador tcnico en Telefnica desde hace ms de dos dcadas y sufre dolores de espalda que le impiden trabajar y le obligan en el 2010 a coger la baja por enfermedad por causa mdica justificada. El viernes 4 de febrero de 2011, la empresa comunica secamente a Marcos Andrs Armenteros su despido. La carta es aplastante: usted ya no es rentable. Los dirigentes de la empresa aplican el artculo 52.d del Estatuto de los Trabajadores aprobado en julio de 2010 tras una reforma laboral aprobada por el PSOE que permite despedir a un trabajador de baja por enfermedad justificada.i Aunque en primera instancia el despido es declarado nulo, la empresa recurre la sentencia. Ms tarde, el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) considera que no est demostrado que exista discriminacin sindical y declara que el despido es improcedente. La empresa puede elegir ahora a su antojo: readmitir o despedir con indemnizacin. Decide lo segundo. El despido de Marcos (y el de Mari Cruz en Madrid, despedida por las mismas razones) es una advertencia para toda la plantilla: quiere generar miedo y coaccionar para reducir y abaratar tanto como se pueda su coste en forma de salarios y condiciones laborales.ii Desde 2011, Telefnica aplica un Expediente de Regulacin de Empleo (ERE) con el que pretende eliminar 6.500 puestos de trabajo en 3 aos (un 20% de toda la plantilla). De hecho, en las dos ltimas dcadas han desaparecido ms de 50.000 empleos estables a la vez que la actividad de la empresa se desarrolla mediante procesos de segregacin y externalizacin, la mayor parte de veces con trabajadores temporales y peores condiciones y de forma precaria en empresas filiales y subcontratadas.iii

Tras meses de movilizaciones y organizarse en asociaciones como la Plataforma Marcos Readmisin o S, Soy Rentable, el 5 de noviembre de 2012 Marcos y cinco de sus compaeros dan un paso ms: inician una huelga de hambre como medio para despertar las conciencias.

Si tomamos esta medida es porque sindicalmente es imposible. El desequilibrio entre el poder de las empresas y el de los sindicatos es tan inmenso, se ha destrozado tanto el movimiento sindical, que lo que se ha podido lograr por esa va ha sido nada, comenta Pedro.

No sabemos cmo saldremos, pero s como entramos: con la dignidad de defender la clase trabajadora y las generaciones futuras, dice Marcos.

En agosto de 1980, ms de 700 personas empezaron una huelga de hambre en Marinaleda en una situacin de desempleo y miseria calificada de holocausto social.iv En la lucha participaron 300 jornaleros y jornaleras en paro, ms de 400 vecinos y vecinas del pueblo, el alcalde y los concejales. La vieta de un peridico sintetiz la situacin: Marinaleda: 800 vecinos en huelga de hambre. El resto, en hambre solamente. Lo mismo ocurre en el caso de Telefnica y el mundo laboral actual. La huelga de hambre de Marcos, Laurentino, Josep, Carles, Alberto y Jos Garea (que lleg de Euskadi y les acompa durante 6 das), simboliza la brutal degradacin de las condiciones de empleo y trabajo que se est produciendo en Catalunya, Espaa y tantos otros pases.v Su lucha es la lucha, debe serlo, de la inmensa mayora de trabajadores y trabajadoras que sufren, o van a sufrir muy pronto, los efectos de un autntico golpe de estado en materia laboral.

http://www.eldiario.es/diarisolidaritat/Hambre-lucha-gigante_6_69703048.html

Nuevas reformas laborales para crear nuevos esclavos

El despido de Marcos, y con l el de decenas de miles de personas mediante polticas diseadas y ejecutadas a travs de reformas laborales, refleja la profundizacin del capitalismo neoliberal a lo largo de tres dcadas en la bsqueda de crear, como dice Marcos, el nuevo esclavo del siglo XXI.

En Espaa, las recientes reformas laborales aprobadas por el PSOE y el PP forman parte de un largo proceso de cambios legislativos durante las tres ltimas dcadas. La ltima reforma laboral aprobada por el gobierno del PP en 2012 , aprobada con urgencia, sin debate pblico ni negociacin social, como una mera accin tcnica, est empeorando an mucho ms las cosas. Los argumentos ms citados para justificarla son que en Espaa el desempleo y la temporalidad son muy elevados, que hay un mercado laboral rgido y dual, con algunos trabajadores muy protegidos y otros muy precarios. Gracias a la nueva reforma, se aduce, se crear empleo y mejorar la situacin econmica del pas. No son argumentos nuevos. Todas las reformas laborales realizadas se han justificado en que el problema del mercado laboral radica en la excesiva regulacin de las relaciones laborales en lugar de en nuestro modelo productivo.vi Tambin se asegura que es una reforma equilibrada, donde todos ganan, empresarios y trabajadores, que es un proceso necesario e inevitable y que ayudar a que los jvenes tengan un horizonte de futuro para acabar con el pesimismo y la desesperacin. No es verdad.

Junto a la privatizacin de la sanidad,vii la reforma laboral es la joya de la corona del gobierno del PP y de otros gobiernos de corte autoritario neoliberal (como el de CiU con el apoyo del PP en Catalua), que aspiran a transformar profundamente no solo el sistema de relaciones laborales sino tambin el sistema poltico reduciendo an ms la limitada democracia existente. Es un autntico golpe de estado laboral sin precedentes histricos recientes en nuestro pas. En la reforma laboral, el gobierno del PP muestra sin tapujos su cruda ideologa empresarial de clase, anti-sindical, de ndole neofascista y neoliberal. En el propio BOE se imparten lecciones sobre la holgazanera del trabajador espaol el cual necesita de mano dura para trabajar, ya que sin el miedo al despido su productividad es supuestamente baja.viii El empresario omnipotente debe gozar del derecho al despido libre. Y peores cosas pueden pasar. Por ejemplo, el conseller de Economa y Conocimiento de la Generalitat catalana, Andreu Mas-Colell, ha afirmado que si en un ao y medio o dos aos el paro sigue sin descender habr que hacer otra reforma.ix,x El objetivo de la reforma laboral es claro: reforzar el poder de los empresarios y debilitar a sindicatos y trabajadores. Sus caractersticas ms importantes se resumen de este modo: abaratar y facilitar los despidos, debilitar los convenios colectivos y fortalecer los acuerdos individuales, precarizar el mercado laboral y empeorar las condiciones laborales favoreciendo la flexibilidad interna. Sus principales efectos son: la destruccin de puestos de trabajo, la reduccin del salario, el aumento de la desigualdad social, el empeoramiento de las condiciones de empleo y trabajo, el aumento del presentismo laboral de trabajadores enfermos que acuden a trabajar para evitar ser despedidos,xi y el mayor dao a la salud y las condiciones de vida de la clase trabajadora y de sus familias.xii

Un bloqueo meditico que niega el derecho a la verdad

El despido, sus causas y consecuencias, la reivindicacin y la huelga de los trabajadores de Telfonica apenas si son an conocidos por el grueso de la ciudadana. Son invisibles. Marcos y sus compaeros quieren romper ese bloqueo. Las redes digitales ayudan a difundir la noticia. Primero fueron flashmobs y videos en Youtube, luego la infiltracin del portal corporativo de la Fundacin Telefnica con mensajes de denuncia y crtica, y ms tarde con cuentas de Twitter y un blog de apoyo a la huelga de hambre. No es suficiente. En un claro bloqueo meditico para ocultar el tema, los mass media apenas informan, siguen ausentes, niegan el derecho a difundir la verdad. Artculos a punto de ser publicados fueron retirados en el ltimo momento. Por qu? Tres son quizs las principales barreras que impiden la difusin veraz de informacin: la dependencia de fuentes de informacin afines ideolgicamente al poder, la concentracin de los propietarios de los mass media y, especialmente, la dependencia de la publicidad que tienen unos medios que fundamentalmente viven de vender pblico a los anunciantes. As pues, ante las presiones de Telefnica y que sta retire su apoyo publicitario, hasta ahora apenas si algn medio informativo oficial, en radio, televisin o diario (excepto la prensa digital), ha publicado la noticia de la huelga de hambre.xiii

La no readmisin de Marcos es una injusticia palpable, el bloqueo informativo un escndalo social. Sin el derecho a una informacin veraz la democracia no puede existir. En una sociedad donde no se oye la voz del pueblo y mandan elites muy poderosas, el brutal impacto de esa gran estafa social llamada crisis sobre la vida y la salud estn ausentes, sus causas no se tocan.

Las huelgas de hambre son una forma de protesta pacfica que posee gran fuerza simblica. No se golpea ni dispara a nadie, no se atenta contra la vida de personas sino que se pone en riesgo la de uno mismo. Como recitar una proclama o escribir un artculo, la huelga es un acto ntimo y un mensaje pblico. Gandhi realiz 17 huelgas de hambre. La primera dur slo 4 das en Ahmedabah. Slo doce das antes de que fuera asesinado en Nueva Delhi en enero de 1948, a los 78 aos de edad, Gandhi ayun nuevamente para lograr su objetivo. Como ensean las luchas de Gandhi, la huelga de hambre es una fuerte amenaza para el poder. Elites, gobernantes, directivos de empresas, los poderosos, lo saben. Por eso esconden y esperan, ocultan y niegan, tapan y callan. Saben del enorme poder simblico y poltico que esa noticia puede tener si llega masivamente a los medios. Prefieren que la lucha de los huelguistas sea silenciada y as evitar tan siquiera tener que pronunciarse.

El domingo 18 de noviembre de 2012, Marcos Andrs, Carles Ballena, Josep Bel, Alberto Dez y Laurentino Gonzlez han cumplido ya su 14 da de huelga.

Marcos ya no es slo un nombre, Marcos ya no soy yo, hay muchos Marcos que queris hacer desaparecer de la empresa, muchos Marcos que estn hartos del ninguneo y vuestra prepotencia y esta huelga de hambre marcar un antes y un despus, de eso no hay duda, afirma Marcos.

Todos los que les apoyamos y sentimos ntimamente el esfuerzo de su lucha, debemos ayudar a romper el bloqueo de esa dictadura meditica,xiv debemos ayudar a anular el artculo del Estatuto de los Trabajadores que ampara a las empresas, todos debemos lograr que se retiren unas reformas laborales que quitan el poder a los trabajadores y trabajadoras, que daan la dignidad del ser humano, que permiten despedir a personas enfermas, que despiden, que matan.xv

En la navidad de 1977, cuatro mineras y sus veinte hijos iniciaron una huelga de hambre en la Paz (Bolivia) contra la dictadura de Hugo Banzer Surez. Una de ellas, Domitila Chungara, seal: en la mina siempre hay huelga de hambre. Noms nacer y ya empieza la huelga de hambre. Primero se les uni un sacerdote espaol Luis Espinal. Dos semanas ms tarde ya eran mil quinientos. Tras veintitrs das, las calles de las ciudades bolivianas fueron invadidas por la gente. Al empezar su huelga las mujeres dijeron: estamos informando

Informemos nosotros de lo que ocurre. Expliquemos las causas y consecuencias de lo que est ocurriendo. Salgamos sin miedo a la calle para luchar. Informemos, expliquemos y luchemos. Estn luchando por ellos y por todxs nosotrxs.

Notas

i Segn la legislacin aprobada en septiembre de 2010 bajo el gobierno del PSOE (con la abstencin de CiU y el PNV), se puede despedir quien haya superado el 25% de faltas de asistencia al trabajo en cuatro meses dentro de un periodo de 12 meses. En concreto, Marcos ha sido despedido por estar de baja 31 das a lo largo de 4 meses (elegidos aleatoriamente por Telefnica) desde enero de 2010 a enero de 2011.

ii Telefnica quiere deshacerse de la plantilla fija para subcontratar todas las tareas a empresas deslocalizadas en pases del Magreb y de Amrica del Sur, donde los salarios y las condiciones de trabajo son mucho peores. Entretanto, los beneficios de Telefnica en los 9 primeros meses de 2012 superaron los 2.800 millones de euros y la desigualdad salarial sigue creciendo: el presidente cobra 150 veces ms que un trabajador medio mientras 3 directivos se repartieron 17 millones de euros en 2011.

iii Daz Valero P. Telefnica: Cuando el aumento de la productividad y la competitividad van de la mano de la precariedad laboral. XI Jornadas de Economa Crtica. 2008:1-26.

iv Ver: 700 vecinos de Marinaleda, en huelga de hambre por falta de empleo comunitario. El Pas. 15-08-1980. http://elpais.com/diario/1980/08/15/economia/335138402_850215.html

v Benach J, Muntaner C, with Solar O, Santana V, Quinlan M y la red EMCONET. Empleo, trabajo y Desigualdades en Salud: Una visin Global. Barcelona: Icaria, 2010.

vi Recio A. Dos mentiras sobre la reforma laboral. Mientras Tanto-e. Marzo 2012. http://mientrastanto.org/boletin-100/notas/cuaderno-de-depresion-7

Reforma laboral y crisis: efectos sobre la economa espaola. Fundacin IDEAS. http://ep00.epimg.net/descargables/2012/03/27/4d7c811f8439a44fbca0eb5a041cac4e.pdf

vii Benach J, Muntaner C, Tarafa G, Valverde C. La sanidad est en venta (y tambin nuestra salud). Barcelona: Icaria, 2012.

viii Boletn oficial del Estado (BOE). Real Decreto-ley 3/2012, de 10 de febrero, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral.

http://www.boe.es/boe/dias/2012/02/11/pdfs/BOE-A-2012-2076.pdf

ix Mas-Colell avanza que si la reforma laboral no reduce el paro en dos aos habr que hacer otra. La Vanguardia. 21-03-2012.

http://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20120321/54274999124/mas-colell-avanza-que-si-la-reforma-laboral-no-reduce-el-paro-en-dos-anos-habra-que-hacer-otra.html

x Si la sociedad civil no es capaz de detener el movimiento conservador de los prximos aos calificado por el historiador Josep Fontana como de cuatrienio ominoso en manos del PP, adems de desmantelar el marco laboral y otorgar an ms poder a los empresarios, presumiblemente se querrn imponer medidas ms graves an si cabe: una ley antihuelga, una reforma de la ley orgnica de libertad sindical, una nueva reforma del sistema de proteccin al desempleo, una nueva reforma del sistema de pensiones pblicas y el desmantelamiento de la educacin y la sanidad pblicas.

xi En Espaa, el presentismo ha aumentado notablemente en los ltimos aos debido a la actual crisis econmica: desde un 45% en 2010 al 85% en 2012, lo que significa que actualmente 8 de cada 10 trabajadores pasan ms horas de las establecidas en sus puestos de trabajo. Entre quienes alargan su jornada en la empresa, 6 de cada 10 argumentan que lo hacen por temor a perder su empleo, mientras que el 24% se queda en su puesto porque falta personal. Ver: Randstad. http://www.randstad.es/content/aboutrandstad/sala-de-prensa/notas-de-prensa/2010/NdP-Presentismo.pdf

xii Benach J, Moreno N, Muntaner C, Moncada S, Llorens C, Menndez M, Tarafa G. La reforma laboral y su impacto en la salud. Mientras Tanto. http://www.mientrastanto.org/boletin-102/notas/observatorio-de-salud-3

xiii Hasta el momento la difusin de la noticia ha recibido eco en diarios digitales como Rebelion, Kaos en la red y otros, pero la gran mayora de diarios han prestado una atencin nula o mnima a la noticia. Ver el diario ABC: http://www.abc.es/videos-espana/20121106/huelga-hambre-trabajador-despedido-1949548975001.html; Esther Vivas: Huelga de hambre en Telkefnica: la dignidad de los que luchan. Pblico, 13-11-2012. http://blogs.publico.es/esther-vivas/2012/11/13/huelga-de-hambre-en-telefonica-la-dignidad-de-los-que-luchan/; Brais Bentez. Telefnica ignora a sus empleados en huelga de hambre en MSPblico, 10-11-2012, http://maspublico.com/tags/baja-laboral/; Lali Sandiumenge Luchamos contra Telefnica en su propio terreno del 11 de noviembre fue censurado algn tiempo por la Vanguardia. http://guerrerosdelteclado.wordpress.com/2012/11/13/hay-que-informar/ y http://blogs.lavanguardia.com/guerreros-del-teclado/; Peridico diagonal: http://www.diagonalperiodico.net/Cinco-trabajadores-inician-una.html.

xiv Apunta Carles Ballena, uno de los huelguistas: Que consigamos algo depender de la repercusin que haya, y por eso el papel de los medios es importantsimo () Tenemos muchas esperanzas de que con el incremento de la presin social que habr pueda entablarse un dilogo. Seguiremos. Publicado en: Brais Bentez. Telefnica ignora a sus empleados en huelga de hambre. MSPblico, 10-11-2012, Accesible en: http://maspublico.com/tags/baja-laboral/

xv Benach J, Tarafa (coords). Sin trabajo, sin derechos, sin miedo La Reforma Laboral y sus efectos sobre el trabajo y la salud. Barcelona: Icaria (en preparacin).

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter