Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Nueva masacre en Gaza
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-11-2012

De Stalingrado a Gaza con amor

Gilad Atzmon
Gilad.co.uk

Traducido para Rebelin por J. M. y revisado por Caty R.


Benjamin Netanyahu est hecho de un material diferente al de Barak. A diferencia de Barak, que est obsesionado con la banal aplicacin del poder militar, Netanyahu est preocupado por el poder de disuasin y tambin es lo bastante inteligente para darse cuenta de que las consecuencias de una invasin terrestre de la Franja de Gaza puede significar la total erradicacin de este tipo de poder. Un despliegue a gran escala de infantera es una cosa complicada. Dara lugar a violentos enfrentamientos con civiles hostiles en un territorio urbano densamente poblado, interminables casos de crmenes de guerra inevitables y de lesa humanidad, la condena internacional, el conflicto inevitable con los aliados de Israel y as sucesivamente. Adems, este tipo de escalada pondr en evidencia, una vez ms, la capacidad de recuperacin de la sociedad palestina, a diferencia de los vulnerables israeles. Djame decirte, esto no es lo que Netanyahu tena en mente hace dos semanas cuando decidi masacrar slo a unos pocos palestinos con el fin de ganar las prximas elecciones de Israel.

Netanyahu prefiere matar a los palestinos desde lejos, arrojarles proyectiles desde los barcos de guerra israeles, desde aviones teledirigidos o desde cazas F16. Israel tena inicialmente un plan operativo limitado para llevar a cabo la Operacin Columna de Nube (luego Pilar Defensivo, N. de T.). Sin embargo, slo pasaron unas horas hasta que los generales israeles se dieron cuenta de que haban cado en una trampa de Hams. Igual que en El Lbano en 2006, Israel estaba lejos de estar listo para este conflicto. No se dio cuenta de que Hams se ha estado preparando para esta batalla. Ms temprano, hoy, vi en BBC News, ondear una bandera palestina en la parte superior de una casa en ruinas de Gaza, destrozada por Israel durante la noche. El mensaje estaba claro: Hams est dispuesto a convertir Gaza en un Stalingrado. Los generales israeles se dieron cuenta, algunos de ellos son lo bastante inteligentes para comprender la suerte de sus soldados si deciden entrar en la ciudad. No estn preparados para ser el Sexto Ejrcito de Netanyahu.

Hams gan claramente esta ronda de violencia, ha logrado empujar a Israel a un rincn. Ahora los israeles estn esperando que Netanyahu y Barak disuelvan la inmanente amenaza de los misiles. Sin embargo, el ejrcito israel no tiene una solucin mgica militar excepto ofrecer una invasin terrestre total.

Pero, puede el Estado judo redimirse?, realmente Israel puede ganar en esta situacin desesperada? Por supuesto que puede. Todo lo que necesitaran los israeles es aprender a amar a sus vecinos, a aceptar la causa palestina, a comprender que los cohetes son en realidad una carta de amor a la tierra robada, a las ciudades, los pueblos, los campos y los huertos. Pero, puede el Estado judo mirarse en el espejo y entender todo esto? Puede el Estado judo comprender su pecado original, su propia realidad de entidad opresiva y saqueadora? S, por supuesto que puede, pero slo si deja de ser un Estado judo.


Fuente original: http://www.gilad.co.uk/writings/from-stalingrad-to-gaza-with-love.html#entry30854039



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter