Portada :: Europa :: La regresin de Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-11-2012

Un populista xenfobo gan las primarias de UMP, el partido de Sarkozy
La derecha francesa se desgarra

Eduardo Febbro
Pgina 12

Oficialmente, Jean-Franois Cop gan las internas por apenas 98 votos. Pero el ex premier Fillon cuestion la legitimidad de la victoria de su rival. Cop no tiene reparos en atacar pblicamente a los musulmanes.


La derecha francesa se muerde la cola y el corazn. La primera eleccin interna en el seno del partido del ex presidente Nicolas Sarkozy, la UMP (Unin por una Mayora Popular), se convirti en una farsa violenta que opuso a los dos contrincantes, el ex primer ministro de Sarkozy Franois Fillon y el heredero de los valores del sarkozismo, JeanFranois Cop, en un pugilato que roza lo pattico. Fundada en el ao 2002 por el ex presidente conservador Jacques Chirac y el ex canciller Alain Jupp con la meta de modernizar la derecha anclada en los valores legados por el general De Gaulle, la UMP se desgarra pblicamente en el proceso de elegir un sucesor a Sarkozy. Oficialmente, la eleccin primaria fue ganada por Jean-Franois Cop por una diferencia de apenas 98 votos. Sin embargo, despus de una pica batalla de acusaciones y denuncias, el campo de Franois Fillon cuestion la legitimidad de la victoria de su rival con el argumento segn el cual la comisin electoral de la UMP no contabiliz los votos de tres territorios franceses de ultramar, Nueva Caledonia, Wallis et Futuna y Mayotte. Hasta que no se resuelva el enredo si es que se resuelve, Cop es el nuevo jefe de una derecha que, con l a la cabeza, oficializ el retorno al primer plano de la versin ms extremista e impdica de la derecha francesa.

Jean-Franois Cop es un calco de Nicolas Sarkozy, una copia conforme en todo el sentido de la palabra: populista, oportunista, agresivo, capaz de decir cualquier barbaridad con tal de mantener las riendas del poder y de entonar discursos xenfobos para captar al electorado envejecido que vota por la extrema derecha del Frente Nacional. Terico y militante de una derecha sin complejos, Cop no tiene reparos en atacar pblicamente a los musulmanes o en llegar al extremo de acusar a los nios musulmanes de robarles las medialunas a los nios franceses durante el perodo del Ramadn (el ayuno musulmn). Cop evoca a los extranjeros y a los homosexuales como si fuesen objetos txicos que es preciso apartar. No por nada los medios locales lo han apodado el pequeo Sarkozy. Es en casi todo similar al presidente que dej el poder en mayo pasado, luego de perder la eleccin presidencial ante el socialista Franois Hollande. El triunfo de Cop en estas primarias minadas por las irregularidades consagra la derrota de la llamada derecha civilizada encarnada por el liberal conservador Fillon.

El ascenso a la jefatura de Cop refuerza tambin al ala ms extremista de la UMP, perfectamente a tono con la campaa electoral xenfoba y nacionalista que protagoniz Sarkozy. En la visin que expone Cop y la corriente que lo iz a la cumbre, Francia es un pas expuesto a todas las amenazas posibles e imaginables sobre todo las imaginarias, asediado por enemigos extranjeros contaminantes que buscan aprovecharse de la riqueza del pas y corromper su esencia. Por ello juran ante quien quiera escucharlos que estn dispuestos a dejar la vida para defender a la Francia inmortal, ese pas acorralado por los forneos, los mercados y las malas intenciones de Alemania.

El hombre que hoy imita a Sarkozy fue, sin embargo, su enemigo ms atento. Sarkozy lo detestaba y lo primero que hizo cuando lleg a la presidencia fue cortarle las alas para que no avanzara. Pero su simpata natural, sus propuestas populistas contra los extranjeros y su prosa culta y afilada le valieron los votos de un sector considerable del electorado. Como suele ocurrir a menudo en Francia, Cop asent su autoridad con un libro, Manifiesto para una derecha sin complejos, en el cual plasm la ruptura con el ala social de los conservadores: sin complejos quiere decir sin barrera de contencin con las ideas de la ultraderecha del Frente Nacional. Sin complejos y sin vergenza. Con el correr del tiempo, Cop, aislado por Sarkozy, consigui contar con sus propias divisiones dentro de la UMP como para negociar con el ex presidente la direccin del partido a cambio de su pleno apoyo en las presidenciales de abril y mayo pasado.

Cop es el brillo del dinero, el lujo ostentoso y el resplandor del populismo que juega con los extremos en nombre de la defensa territorial. Su triunfo es apenas la parte visible de un inmenso sesmo que sacudi a la derecha francesa: se trata del triunfo del sarkozismo, del ascenso de una corriente llamada La derecha fuerte, creada despus de la eleccin presidencial. La derecha fuerte barri con los moderados, con los liberales sociales, con los herederos del gaullismo decente, con los conservadores elegantes y aristocrticos. El podio les pertenece a los lobos modernos, hper nacionalistas, paranoicos con las amenazas de que sera objeto Francia, propulsores de una sntesis entre lo social y la identidad, pulcros y educados, pero con ideas que huelen a la cara menos presentable de la historia.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-208295-2012-11-22.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter