Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-11-2012

Los presos cubanos que no existen y la nueva Ola represiva

Iroel Snchez
La pupila insomne


Miles de tuiteros, acusados de difamacin por rebotar rumores en la red es el encabezamiento de una reciente noticia que recoge la demanda de un exasesor de Margaret Thatcher contra quienes difundieron que habra abusado una docena de veces de un joven en los aos setenta.

El pasado ao tambin usuarios de la red social Twitter fueron encarcelados en Mxico por difundir rumores falsos sobre ataques del crimen organizado y ello deriv en la tipificacin de un nuevo delito de perturbacin del orden pblico.

No son los nicos casos de este tipo que van aumentando de frecuencia con el crecimiento de espacios como blogs y redes sociales en Internet. Tambin est el uso por los grandes medios y sectores de poder econmico de instrumentos judiciales para evitar la difusin de verdades incmodas. En Brasil los blogueros se han organizado para protegerse frente a lo que han llamado la judializacin de la censura y en Espaa han denunciado el intento de imponer legislaciones cada vez ms represivas a quienes usen Internet para convocar protestas que terminan, como hemos visto en Europa a raz de la reciente Huelga General, en verdaderas olas represivas con centenares de detenciones y rostros ensangrentados pero que distan de ser llamadas as por quienes las informan.

En el caso de Cuba, ya han pasado a ser objeto de burla los rumores, difundidos por tuiteros y blogueros organizados y pagados por Estados Unidos, acerca de la salud de Fidel, huelgas de hambre que han sido festines alimentarios, falsos tiroteos en las calles y asaltos policiales a Iglesias que nunca ocurrieron. Son noticias que buena parte la llamada gran prensa, lejos de cuestionar, ha difundido como ciertas y que generalmente no han conllevado repercusiones legales ni acciones represivas de las autoridades.

Sin embargo, segn el sitio de la organizacin Directorio Democrtico Cubano (DDC) -asentada en Miami y financiada generosamente por el gobierno norteamericano- tras el paso por Cuba del huracn Sandy, que dej en situacin crtica buena parte de la regin Oriental de la Isla, las autoridades cubanas s detuvieron por pocas horas a una persona: Yaremis Flores Julin. Informa el DDC que Yaremis haba denunciado las muertes de prisioneros en la prisin de Mar Verde de Santiago de Cuba.

Buscando en Internet, encontr el despacho de Flores Julin para Cubanet, que tambin recibe dinero del gobierno estadounidense: Alrededor de 13 reclusos han muerto por ahogamiento en la prisin de Mar Verde, en Santiago de Cuba, como consecuencia del paso de la tormenta Sandy por la regin oriental del pas, segn notifica desde La Habana la periodista independiente y colaboradoras de Cubanet Yaremis Flores.

La redaccin del DDC -prisioneros en la prisin- y de Cubanet -periodista idependientes- no habla muy bien de su periodismo, pero adems hall en el blog de la periodista santiaguera Adis Lpez varias entrevistas en video de reclusos y vecinos de la prisin de Mar Verde que desmienten lo difundido por Flores, niegan la existencia all de un solo prisionero fallecido y agradecen la proteccin que se les brind durante el paso del huracn.

Eso no fue bice para que una decena de personas, incluyendo los autores de los bulos que mencionamos antes, vinculados todos a la representacin diplomtica de Estados Unidos en Cuba, acudieran al lugar donde se encontraba detenida Yaremis, para increpar a las autoridades y, siempre segn DDC y Cubanet, fueran detenidas; uno de ellos, de nombre Antonio Rodiles, permanece en prisin hasta hoy, segn han informado varios medios internacionales de prensa, acusado de resistencia, lo que ha generado la consiguiente declaracin del Departamento de Estado norteamericano y el apoyo de varias organizaciones y sitios en Internet que reciben respaldo econmico de EE.UU.

Ninguno de los medios que se ha hecho eco de esto que han llamado Ola represiva en Cuba, se ha detenido a buscar el origen de los acontecimientos, tampoco han dicho a sus audiencias que su nuevo mrtir de la libertad de expresin es el defensor de una mentirosa. Mucho menos han buscado la opinin de los familiares de los reclusos de Mar Verde que en un momento crtico -como el paso de un huracn- pueden haber sido vctimas de las falsedades sobre la salud y la seguridad de algn ser querido, pagadas por EE.UU.

No importa, es en Cuba, y aqu los presos slo son noticia si coinciden con la agenda que interesa a Washington. Cuando, como en Mar Verde, son protegidos y salvadados por las autoridades, no existen.

Fuente: http://lapupilainsomne.wordpress.com/2012/11/23/los-presos-cubanos-que-no-existen-y-la-nueva-ola-represiva/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter