Portada :: EE.UU. :: Fronteras y migraciones
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-11-2012

Despus de todo, los migrantes no son tan malos

Arturo Balderas
La Jornada


Cualquier duda sobre la importancia que el voto de la comunidad latina tuvo en la reciente eleccin para que el presidente Barack Obama se religiera, se disip con las declaraciones que ms de un alto dirigente del Partido Republicano hizo sobre la necesidad de aquilatar el verdadero significado de ese sector de la poblacin para el futuro de ese partido. Por lo pronto, algunos de ellos han llamado a revisar la actitud republicana en torno a la reforma migratoria.

En este contexto, la Organizacin de Funcionarios Latinos Electos expres su satisfaccin porque la creciente participacin de ese sector tambin se plasma en una ganancia neta en el Congreso. Un nuevo senador fue electo, por lo que ahora los latinos contarn con tres. Seis nuevos representantes fueron elegidos, por lo que ahora habr 28 latinos en la Asamblea de Representantes. Si bien su participacin en las elecciones no se ha traducido an en una representacin proporcional en el Congreso, lo ms importante es que su presencia es cada vez ms significativa en la actividad pblica y privada de la vida en este pas.

Desafortunadamente, ese crecimiento no se ha traducido en mejores condiciones salariales. Los latinos, o buena parte de ellos, estn empleados en trabajos de baja calificacin, en los que reciben remuneraciones que en promedio estn 30 por ciento por debajo de las que recibe la poblacin blanca y 10 por ciento de la poblacin negra, segn informe del Departamento de Trabajo. Una de las razones es el bajo nivel educativo, particularmente de la poblacin de origen mexicano que, incluso, est por debajo del de centroamericanos y sudamericanos, segn un revelador artculo que Jorge Durand escribi en estas pginas hace algunas semanas. Por eso es importante que cada vez ms legisladores de origen latino lleguen al Congreso. Su presencia garantiza no slo una gestin para mejorar condiciones de vida y mayores recursos para sus comunidades, sino tambin es un ejemplo y un aliciente para que los jvenes de origen latino aumenten su participacin en actividades de la vida pblica. Sin lugar a dudas, una de las consecuencias del incremento de su participacin poltica es la reaccin de quienes siempre han obstaculizado una reforma integral que incluya un captulo para regularizar la situacin migratoria de millones de indocumentados. Como atinadamente se dijera en un editorial del New York Times, al da siguiente en el que los latinos y asiticos rechazaron por un margen de tres a uno al candidato y al partido que prometi deportarlos, los republicanos sbitamente descubrieron que, despus de todo, los migrantes no son tan malos.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2012/11/26/opinion/019o1pol



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter