Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-11-2012

El Acuerdo Trans-Pacfico de Asociacin Econmica (TPP) como golpe global
Por qu tanto secreto?

Andrew Gavin Marshall
Occupy.com/Truth-out

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


En la cumbre de dirigentes de los Estados miembros del Acuerdo Estratgico Trans-Pacfico de Asociacin Econmica (TPP) en noviembre de 2010 participaron: Japn, Vietnam, Australia, Chile, Singapur, EE.UU., Nueva Zelanda, Brunei, Per y Malasia.

El Acuerdo Estratgico Trans-Pacfico de Asociacin Econmica (TPP) es la negociacin comercial ms secreta y menos transparente de la historia.

Afortunadamente para las poblaciones y sociedades a las que afectar, hay organizaciones de investigacin pblica y medios alternativos que hacen campaa contra el Acuerdo e incluso han publicado diversas filtraciones de captulos del borrador. De esas filtraciones, que han sido cubiertas por medios noticiosos dominantes controlados por las corporaciones, podemos llegar a un mejor entendimiento de lo que realmente abarca el Acuerdo Trans-Pacfico.

Por ejemplo, algunos grupos de inters pblico advierten de que el TPP podra llevar a la prdida de millones de puestos de trabajo. Como seal una carta del Congreso al Representante Comercial de EE.UU., Ron Kirk, el TPP crear polticas vinculantes de futuros congresos en numerosas reas, incluyendo las relacionadas con la mano de obra, patentes y derechos de autor, uso de la tierra, alimentos, agricultura y estndares de productos, recursos naturales, medioambiente, licencias de profesionales, empresas de propiedad estatal y polticas de adquisicin de los gobiernos, as como regulaciones financieras, de los sistemas de salud, energa, telecomunicaciones y otras del sector servicios-

En otras palabras, el TPP va mucho ms all del comercio.

Apodado por muchos NAFTA2 (TLCAN) a lo grande y golpe corporativo, solo dos de los 26 captulos del TPP tienen realmente algo que ver con comercio. En su mayor parte otorga nuevos derechos y privilegios de largo alcance a las corporaciones, especialmente en lo relacionado con los derechos de propiedad intelectual (leyes de derechos de autor y de patentes), as como limitaciones de las regulaciones gubernamentales.

Los documentos filtrados revelaron que el gobierno de Obama se propone conceder nuevos poderes polticos radicales a las multinacionales, ya que Obama y Kirk han emergido como grands propugnadores de polticas que han sido rechazadas desde hace tiempo por activistas ecolgicos, defensoresde reformas financieras y sindicatos, porque erosionan protecciones cruciales de las leyes internas.

En otras palabras, las ya inefectivas y en su mayora desdentadas regulaciones ecolgicas, financieras y laborales existentes son inaceptables para el gobierno de Obama y las 600 corporaciones alineadas con el TPP al que imparten sus rdenes.

El acuerdo estipula que las corporaciones extranjeras que operen en EE.UU. ya no estarn sometidas a leyes internas de EE.UU. respecto a las protecciones del medio ambiente, las finanzas o los derechos laborales, y podran apelar a un tribunal internacional que tendra la potestad de invalidar la ley estadounidense e imponer sanciones a EE.UU. por violar los nuevos derechos de las corporaciones.

El tribunal internacional que dictara las leyes de los pases estara compuesto de abogados corporativos que actuaran como jueces, asegurando as que los casos presentados tengan un juicio justo y equilibrado, equilibrado y justo a favor de los derechos corporativos por sobre todo lo dems.

Una coalicin de inters pblico conocida como Campaa Comercial Ciudadana public un borrador del captulo del TPP sobre inversin revelando informacin sobre el tribunal internacional que permitira que las corporaciones exigieran directamente a los gobiernos que impongan barreras a los beneficios potenciales.

Arthur Stamoulis, director ejecutivo de la Campaa Comercial Ciudadana, explic que los borradores contienen claramente propuestas diseadas para dar a las corporaciones transnacionales derechos especiales que van mucho ms all de los que tienen los negocios nacionales y los ciudadanos estadounidenses. Una propuesta que tendra efectos tan amplios en las regulaciones medioambientales, la seguridad del consumidor y otros intereses pblicos, merece un escrutinio y un debate pblico. No se debera elaborar a puerta cerrada.

Public Citizens Global Trade Watch, una organizacin de inters pblico, hizo un anlisis del documento filtrado sobre inversin y explic que el tribunal corporativo internacional permitira que las corporaciones revoquen las leyes y regulaciones nacionales o demanden enormes sumas compensatorias ante el tribunal empoderado para ordenar el pago de fondos ilimitados del Tesoro del gobierno a inversionistas extranjeros por demandas segn el TPP.

Incluso bajo NAFTA, ms de 350 millones de dlares han sido pagados por gobiernos alineados con el NAFTA a corporaciones por barreras a los derechos de inversin, incluyendo vertederos de desechos txicos, reglas de corte de rboles, as como prohibiciones de diversos productos qumicos txicos.

Porque, seamos claros: para las corporaciones, semejantes regulaciones y preocupaciones por los temas de salud, seguridad y medio ambiente se perciben solo como barreras a la inversin y los beneficios. Por lo tanto su gobierno demandara al gobierno extranjero por cuenta de la corporacin, basndose en la premisa de que semejantes regulaciones condujeron a una potencial prdida de beneficios, por los cuales se debera compensar a la corporacin.

El TPP permite que las corporaciones demanden directamente al gobierno en cuestin. Todos los pases miembros del TPP, excepto Australia, han aceptado adherirse a la jurisdiccin de este tribunal internacional, un tribunal irregular y arbitrario no elegido, antidemocrtico y dotado de personal por las corporaciones, con autoridad legalpor lo menos sobrediez naciones y sus poblaciones.

Adems, los pases del TPP no han aceptado un conjunto de obligaciones que deberan cumplir las corporaciones en relacin con los estndares de salud, trabajo o ecologa, y por lo tanto se abre una puerta a que las corporaciones obtengan todava ms derechos y privilegios para saquear y explotar. Mientras se amplan los derechos corporativos se desmantelan los derechos humanos y democrticos.

Una de las reas ms importantes en las que el TPP tiene un profundo efecto se relaciona con los derechos de propiedad intelectual o derechos de autor y de patentes. Las corporaciones han sido grandes defensoras de la expansin de los derechos de propiedad intelectual, es decir, de sus derechos de propiedad intelectual.

Las corporaciones farmacuticas sonmuy partidarias de esos derechos y probablemente estarn entre los grandes beneficiarios del captulo de propiedad intelectual del TPP. La industria farmacutica se asegur de que el acuerdo de 1995 de la Organizacin Mundial del Comercio incluyera contundentes reglas de patentes, pero finalmente consider que esas reglas no lo bastante duras.

Dean Baker explica en The Guardian que reglas ms duras de las patentes establecen un monopolio garantizado por el gobierno, a menudo de hasta 14 aos, que prohbe que los competidores genricos entren en un mercado basado en los resultados de las investigaciones de otras compaas que demuestran la seguridad y efectividad de un medicamento. Baker seal que semejantes leyes en realidad es lo contrario del libre comercio ya que implican un aumento de la intervencin gubernamental en el mercado, restringen la competencia y conducen a precios ms elevados para los consumidores.

Esencialmente, lo que esto significa es que en pases pobres en los que ms gente necesita acceso a medicamentos que salvan vidas, y a menor coste, sera imposible que las compaas o gobiernos fabriquen y vendan marcas genricas ms baratas de medicamentos exitosos cubiertos por patentes corporativas multinacionales. Un acuerdo semejante entregara un monopolio de controles de precios a esas corporaciones, permitiendo que fijen los precios que consideren adecuados, haciendo as que los medicamentos sean increblemente caros y frecuentemente inaccesibles para la gente que ms los necesita.

Como seal correctamente el congresista estadounidense Henry Waxman: En muchas partes del mundo, el acceso a los medicamentos genricos significa la diferencia entre la vida y la muerte.

Se espera que el TPP aumente tales derechos de patente corporativos ms que ningn otro acuerdo de la historia. Los fabricantes de medicamentos genricos en pases como Vietnam y Malasia resultaran afectados. Tambin afectara a las ventas de los grandes fabricantes de genricos en EE.UU., Canad, y Australia, que suministran medicamentos a bajo coste a gran parte del mundo.

Mientras EE.UU. ha renunciado al derecho de negociar los precios de los medicamentos con las corporaciones farmacuticas (de ah el precio exorbitante de los medicamentos adquiridos en EE.UU.), pases como Nueva Zelanda e incluso Canad, en menor grado, negocian precios de medicamentes a fin de mantener bajos los costes para los consumidores. El TPP otorgar nuevos privilegios de negociacin a las corporaciones, permitiendo que apelen las decisiones de los gobiernos para cuestionar el alto coste de los medicamentos, o preferir alternativas ms baratas. Refirindose a esos cambios, el jefe estadounidense de la Campaa Acceso a Medicinas de Mdicos Sin Fronteras declar: Bush fue mejor que Obama al respecto.

Pero el TPP no solo amenaza en estos aspectos: la libertad en Internet tambin es un objetivo importante.

El Consejo de Canadienses y OpenMedia, importantes paladines de la libertad en Internet, han sealado que el TPP criminalizara algunos usos comunes de Internet, incluyendo la descarga de msica as como la combinacin de diferentes trabajos mediticos. OpenMedia advirti de que el TPP obligar a los proveedores de servicios a recoger y suministrar datos privados sin proteccin de la privacidad y dar a los conglomerados mediticos ms poder para enviar multas por correo, eliminar contenidos en lnea incluyendo pginas web completas e incluso cortar el acceso a Internet.

El captulo del TPP sobre los derechos de propiedad intelectual tambin propone nuevas leyes que tendran que imponer los gobiernos para regular el uso de Internet. OpenMedia tambin advierte de que, segn los documentos filtrados sobre derechos de propiedad intelectual, puede haber fuertes multas a los ciudadanos comunes y corrientes en lnea, agregando: podran multarte por pulsarun enlace, se podr excluir de Internet a la gente y se podran clausurar pginas web.

El TPP, advirti el fundador de Open Media Steve Anderson: limitar la innovacin y la libertad de expresin. Bajo el TPP no existe distincin entre violacin del derecho de autor comercial y no comercial. Por lo tanto los usuarios que descargan msica para su uso personal se enfrentaran a las mismas sanciones que los que venden msica pirateada con fines de lucro.

La informacin creada o compartida en sitios de redes sociales podra llevar a que los usuarios de Internet sean multados, que les confisquen sus ordenadores, les corten el acceso a Internet e incluso a sentencias de prisin. El TPP impone un sistema de tres golpes por quebrantamiento del derecho de autor, segn el cual tres infracciones llevaran a cortar el acceso a Internet de un grupo familiar.

Por qu, entonces, tanto secreto? Los responsables corporativos y polticos estudian muy de cerca la opinin pblica; saben cmo manipular al pblico sobre la base de lo que piensa y cree la mayora. Cuando se trata de acuerdos de libre comercio la opinin pblica ha obligado a los negociadores a acuerdos a puertas cerradas y a un secreto inaudito precisamente porque las poblaciones se oponen a semejantes acuerdos de una maneraabrumadora.

Un sondeo de opinin de 2011 revel que el pblico estadounidense ha pasado en los ltimos aos de una amplia oposicin a una oposicin abrumadora contra los acuerdos comerciales del estilo NAFTA.

Un importante sondeo de NBC News-Wall Street Journal de septiembre de 2010 revel que el impacto del comercio y de la deslocalizacin es uno de los pocos temas en los cuales estadounidenses de diferentes clases, ocupaciones y opiniones polticos estn de acuerdo: un 86% dice que la deslocalizacin de puestos de trabajo por parte de las compaas estadounidenses a pases pobres es una de las principales causas de nuestros problemas econmicos, y un 69% piensa que los acuerdos de libre comercio entre EE.UU. y otros pases cuestan puestos de trabajo en EE.UU. Solo un 17% de los estadounidenses opin en 2010 que los acuerdos de libre comercio benefician a EE.UU., en comparacin con un 28% en 2007.

Porque la opinin pblica se opone fuerte y crecientemente a los acuerdos de libre comercio es necesario hacerlos en secreto con el fin de impedir que el pblico llegue a conocer acuerdos como el TPP, por no hablar de oponerse a ellos activamente. Y esta, como explic el representante comercial de EE.UU., es una razn muy prctica para todo el secreto.

Andrew Gavin Marshall es un investigador y escritor independiente basado en Montreal, Canad, que escribe sobre una serie de temas sociales, polticos, econmicos e histricos. Tambin es Project Manager de The People's Book Project.

Fuente: http://truth-out.org/news/item/12934-why-so-secretive?-the-trans-pacific-partnership-as-global-coup

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter