Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-11-2012

Estados Unidos
Estabilizadores automticos para evitar el abismo fiscal? Es broma, verdad?

Joe Firestone
New Economic Perspectives


Robert Reich ha escrito una serie de artculos sobre "la gran negociacin" y el "abismo fiscal". En este quiero comentar el titulado "El movimiento de apertura del Presidente en la gran negociacin (II): legislar un estabilizador automtico", porque creo que es un buen ejemplo de progresismo derrotista.

Reich comienza:

Cuando se rena con los lderes del Congreso este viernes para iniciar las discusiones sobre cmo evitar el "abismo fiscal" que se avecina, el Presidente debe dejar claro que Amrica se enfrenta a dos grandes desafos econmicos: poner la economa en funcionamiento una vez ms y poner bajo control el dficit fiscal. Pero ambos requieren estrategias opuestas. Volveremos a relanzar la economa si impulsamos la demanda mediante la reduccin de impuestos a la clase media y ms gasto pblico. Conseguiremos controlar el dficit fiscal si aumentamos los impuestos y reducimos el gasto pblico. (Se pueden aumentar los a los ricos en el corto plazo sin daar la economa porque los ricos ya gastan tanto como quieren, que es lo que significa ser rico).

As, el buen "progresista" define el problema de manera similar que el resto en Washington. Y asume que todos estn de acuerdo con ello, especialmente con la idea de que el dficit presupuestario est fuera de control y que tenemos que reducir el dficit aumentando los impuestos y reduciendo el gasto pblico. Pero as da por perdido la mitad del juego por estar de acuerdo en lo esencial con los halcones del dficit. Pero por qu acepta que el dficit debe ser controlado, lo que implica que el dficit es un problema? Por qu tenemos nosotros que aceptarlo? Por qu no hay una explicacin? Cuando vamos a conseguir que estos "progresistas" expliquen exactamente por qu el dficit, la deuda y la relacin deuda-PIB son un problema para ellos?

Despus de todo, Robert Reich es lo suficiente viejo como para saber que el Gobierno de los Estados Unidos es un emisor de moneda y que no hay dficit en el que puede incurrir que este ms all de su poder para imprimir ms dinero. As que por qu cree que es un problema? Veamos si somos capaces de tener un atisbo de donde surge la preocupacin de Reich sobre "el problema del dficit".

Pero antes de hacerlo, sealemos brevemente que el comentario fcil de Reich de que gravar ms a los ricos no daar la economa, no es del todo cierto, ya que por cada dlar que gravan el PIB se reduce aproximadamente 0. 30 centavos. Es fcil arreglarlo, por supuesto, invirtiendo una cantidad equivalente a la cantidad de impuestos exigidos en algo ms productivo que los recortes de impuestos a los ricos. Pero ya que podemos gastar fcilmente esa cantidad de dinero en cosas ms productivas si se quiere, no hay ninguna razn que venga exigida por una escasez imaginaria de dlares para gravar ms a los ricos. Por supuesto, hay muchas ms razones para subirles los impuestos: justicia, equidad, el deseo de hacerles pagar por unos beneficios ilegtimos, etc.. Pero la necesidad de dinero para que el Gobierno lo pueda gastar en otras cosas es una de ellas.

Todo se reduce a tiempo y secuencia: en primer lugar, relanzar la economa. A continuacin, abordar el dficit presupuestario.

Relanzar la economa, sin duda. Pero, de nuevo, por qu hay que "abordar" el dficit?

Si reducimos demasiado el dficit y lo hacemos demasiado pronto, tenemos un problemas. Por eso es tan peligroso el abismo fiscal. La Oficina Presupuestaria del Congreso y la mayora de los economistas independientes defienden que eliminar tanta demanda de la economa que nos empujar de nuevo a la recesin. Es la trampa de la austeridad de bajo crecimiento, alto desempleo y cada de los ingresos fiscales del Gobierno en la que se encuentra Europa. No queremos caer en ella.

Ciertamente no queremos ir por el camino por el que Europa transita ltimamente. Es un gran ejemplo de cmo no se debe administrar la salida de un gran crac financiero. Pero por qu Reich y otros progresistas creen que pueden evitar acabar como los estados miembros de la eurozona posponiendo la reduccin del dficit, o no abordndola? El supuesto aqu es que se debe haber y llegar un momento cuando se pueda reducir el dficit sin daar la economa. Pero qu pasa si no existe ese momento? Qu pasa si cualquier reduccin sustancial del dficit por debajo del 4% del PIB, una cifra que se prev en la mayora de los planes de reduccin de dficit que se ofrecen, implica hacer ms pobre al sector privado en la contabilidad nacional?

No es slo una cuestin terica. Ahora mismo Estados Unidos importa ms de lo que exporta por un monto superior al 4% del PIB. Si seguimos hacindolo y el dficit pblico se reduce por debajo del 4% del PIB, entonces ser literalmente imposible alcanzar un supervit del sector privado en la contabilidad nacional, y si seguimos con esa poltica, ao tras ao, el sector privado perder cada vez ms activos financieros netos en la medida en que el Gobierno se come la economa privada en un ataque de irresponsabilidad fiscal, que muy lejos ya de 1984, los defensores de la austeridad llaman contradictoriamente responsabilidad fiscal.

Aunque la economa estadounidense esta recuperndose y el desempleo tiende a disminuir, an no estamos fuera de peligro. En un futuro previsible (de seis meses a un ao, al menos) el Gobierno tiene que seguir gastando, y la clase media en el sentido ms amplio tiene tambin que mantener el gasto, sin que sufra impedimento alguno por cualquier subida de impuestos.

Por supuesto, es verdad, pero la "clase media en el sentido ms amplio" puede no tener mas remedio que dejar de consumir por recortes en el gasto pblico del Gobierno y de la red de seguridad y la reduccin del dficit, sin aumentar los impuestos a la clase media, puede suponer en una buena parte que tengan lugar esos tipos de recortes, si se llega a algn tipo de compromiso con los halcones del dficit sobre el presupuesto.

Pero esperar demasiado para reducir el dficit tambin daar la economa asustando a los acreedores y provocando la subida de las tasas de inters.

Ahora comenzamos a intuir cual es el problema de Reich: tiene miedo de los "vigilantes de los bonos" y de su supuesto poder para elevar las tasas de inters y que nos dejen con un montn de intereses que aumentaren an ms el dficit. Por lo tanto, toda esta preocupacin por el problema del "dficit" es en realidad miedo a los mercados y a Reich quizs no le preocupase tanto gestionar el dficit si pensase que el FED, junto con el Tesoro, controlan los objetivos de tasa de inters, y que los mercados de bonos son impotentes a la hora de imponer su voluntad al Sr. Bernanke y al Secretario del Tesoro, si ambos quieren mantener las tasas de inters cerca de cero, o en cualquier otro tipo de inters que consideren apropiado que Estados Unidos pague. Si ello es cierto, puedo asegurar al profesor Reich que los mercados de bonos y las agencias de calificacin son incapaces de elevar las tasas de inters contra la determinacin combinada del FED y del Tesoro de mantener las tasas de inters bajas.

Podemos entenderlo si imaginamos lo que sucedera si el FED continua situando el objetivo de los intereses a un da cerca de cero, y el Tesoro emite sobre todo deuda a 3 meses. Sabemos que la deuda a corto plazo condiciona fuertemente la tasa de inters a un da, y que no hay nada que puedan hacer los mercados. As, si el objetivo del FED es, digamos, 0,25%, y si el Tesoro emite solo deuda a corto plazo, el resultado ser que los mercados no pueden elevar las tasas de inters mucho ms, incluso si Moodys es lo suficiente idiota como para reducir la calificacin de la deuda de EE UU por debajo de la de Japn.

Por ello, cualquier "gran negociacin" para evitar el abismo fiscal debe incluir un estabilizador automtico que desencadene los recortes en el gasto y cualquier aumento de impuestos a la clase media slo cuando la economa sea lo bastante fuerte. En mi opinin, el desencadenante automtico debera ser dos trimestres consecutivos de 6% de paro y 3% de crecimiento del PIB.

Los estabilizadores automticos son una muy mala idea y odiara estar entre ese 6% de parados cuando se produjesen los recortes y el aumentos de impuestos previstos, ya que esos niveles no son los que se asocian con una economa en auge o lo suficientemente prspera como para soportar durante aos de gasto publico recortado por debajo de un nivel de dficit inferior al necesario para compensar la prdida de demanda agregada debida a nuestro dficit comercial. Un mecanismo automtico de este tipo daara a una economa frgil, funcionando lejos del pleno empleo, y hara crecer el paro, al mismo tiempo que reduce los activos financieros netos del sector privado durante los aos de reduccin del dficit provocado por dicho plan. Dependiendo de los detalles del mecanismo automtico y suponiendo que no hay ninguna burbuja crediticia en el sector privado que posponga el da del juicio final, esta asegurada una recesin por un imprevisible, pero relativamente corto, espacio de tiempo.

Y tenga en cuenta, por favor, que esta nocin de Reich es una propuesta de oferta inicial de Obama, que presumiblemente est abierta a la negociacin. Por lo tanto, esta dispuesto Reich a aceptar una reduccin del dficit compatible con una tasa de desempleo (U-3) del 7%? Menudo desastre de progresista!

Pero la verdadera equivocacin es establecer cualquier tipo de estabilizador automtico. La idea es realmente idiota desde un punto de vista econmico. La poltica fiscal debe orientarse de acuerdo con nuestras expectativas acerca de sus posibles efectos en la economa real; no por algn esquema que asume que los dficits son "malos" y deben ser reducidos. Ya no vivimos bajo el patrn oro, profesor Reich! Un dficit no es nada ms que la cantidad en la que el gasto pblico supera los ingresos fiscales. Es slo un nmero!

Para evaluar su conveniencia tenemos que situarlo en el contexto de lo que quiere ahorrar el sector privado, y cunto quiere importar, asumiendo la voluntad de otros pases de exportar a los Estados Unidos. La mejor poltica fiscal es la que gasta lo que Estados Unidos necesita gastar para resolver sus graves problemas y lograr fines pblicos y que al mismo tiempo permita al dficit situarse al nivel que exija ese volumen de gasto pblico.

Por supuesto, demasiado gasto deficitario puede causar inflacin. Pero el remedio adecuado para ello es aumentar ciertos impuestos y reducir ciertos gastos de tal manera que el resultado de dicha poltica fiscal sea la estabilidad de precios y el pleno empleo. El tamao del dficit o el supervit no pueden sustituir dichos resultados reales, y una poltica fiscal responsable debe intentar no maximizar, minimizar u optimizar tanto los dficits como los excedentes, tomndolos por objetivos en vez de los resultados reales de la poltica fiscal del Gobierno. En otras palabras, hay que gestionar la poltica fiscal con arreglo a los resultados reales acordados y olvidarse de los dficits y excedentes per se. Deben tratarse como insignificantes efectos secundarios, no como el eje de la responsabilidad fiscal, como lo fueron con el patrn oro.

Para asegurarse de que esto no se convierte en un medio de evitar la reduccin del dficit, ese mecanismo automtico debe ser parte integrante de cualquier legislacin sobre la "gran negociacin" irrevocable, a menos que cuente con el acuerdo de dos tercios de la Cmara y el Senado, y la firma del Presidente.

Por favor, basta ya de legislacin idiota que intenta restringir la libertad de accin de futuros congresos! El contexto de la poltica fiscal esta en continuo cambio, y el Gobierno debe adaptarse a las condiciones cambiantes. Futuros gobiernos tendrn que tomar en cuenta cosas que han pasado o puedan salir mal. Nosotros no, y no debemos ni podemos condicionarlos con mecanismos automticos incapaces de tener en cuenta las condiciones futuras que puedan presentarse.

El abismo fiscal es en s mismo un ejemplo de este principio. El "abismo", despus de todo, es producto de un mecanismo automtico de frenada. Y ahora, despus de que funcionase, ha funcionado para el Congreso y el resto de nosotros? Por el contrario, ha hecho parecer al Congreso muy, muy estpido y ha hecho ms evidente que el abismo fiscal slo existe en la medida que lo ha creado el Congreso y ahora se niega a solucionarlo de manera que no afecte a la economa. Y ha puesto a la nacin en un aprieto, sometido al Congreso a una presin insoportable y a la gente bajo ms "doctrina del shock". El acuerdo que lo diseo era lo ltimo que necesitbamos. Pero lo tenemos, porque la gente recurri a un mecanismo automtico.

Ahora Reich quiere recurrir a otro tipo de estabilizador automtico. Pero lo que necesitamos de verdad es recuperar la autntica responsabilidad fiscal y un poco de educacin sobre lo que significa tener una moneda no convertible de hecho, un tipo de cambio flotante y carecer de deudas en una moneda que no sea la nuestra.

El mecanismo automtico tranquilizara a los acreedores que somos serios a la hora de poner en orden nuestra hacienda. Y nos permitira lograr nuestros dos objetivos en la secuencia correcta: que la economa se recupere y posteriormente controlar el dficit. Es sensato y posible. Pero el Congreso y el Presidente lo harn?

Si la razn principal para el mecanismo automtico es evitar que los acreedores reaccionen mal ante los intentos de crear una economa que alcance el pleno empleo con un salario digno y la prosperidad para todos los estadounidenses, as como una economa moderna capaz de satisfacer nuestras necesidades de salud, educacin, infraestructuras, energa, lucha contra el cambio climtico y medio ambiente, entonces debemos detener la emisin deuda y acabar con el mercado de bonos relacionado con nuestro Tesoro. Acabaremos de un plumazo con el peligro de que nos desborden los costes de los altos tipos de inters y los vigilantes de los bonos perdern toda relevancia para las finanzas de Estados Unidos. Entonces, ni el profesor Reich ni nadie tendr que preocuparse ms sobre lo que piensan o dejan de pensar "nuestros acreedores" sobre nuestro dficit, nuestra deuda nacional o cualquier otra cosa que nos afecte.

La ltima vez que estudie el asunto, relativamente pocos inversores del mercado de bonos eran votantes estadounidenses. As que, por qu deben tener la menor influencia sobre lo que queramos hacer?

Joe Firestone es director ejecutivo de Knowledge Management Consortium International (KMCI) y colaborador habitual del blog New Economic Perspectives, que divulga la Teora Monetaria Moderna (MMT).

Traduccin para www.sinpermiso.info: Gustavo Buster

http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=5443


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter