Portada :: Colombia :: Minera
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-11-2012

Entrevista a Rubn Zamora, comandante del Frente 33 de las FARC-EP
La resistencia armada contra el robo de los recursos naturales

Dick Emanuelsson / Ingrid Storgen
Agencia de Noticias Nueva Colombia (ANNCOL)

Es una ofensiva brutal de las empresas multinacionales. As, en pocas palabras, resume las causas de la guerra en Colombia Rubn Zamora, comandante del Frente 33 de las FARC-EP, en una entrevista exclusiva a la Agencia de ANNCOL.




Video: ANNCOL: Cmara Fabiola Gonzlez / Edicin de video Mirian Emanuelsson

Audio: https://www.box.com/s/rbqpud3cz5rz0cqvo5cd

El comandante es uno de los jefes guerrilleros destacados, muchas veces mencionado por los grandes medios oficialistas y los diferentes ministerios de defensa. Lo han pintado como un comandante temeroso en el campo de batalla pero lo que veo es una persona totalmente normal, de contextura normal, un poco canoso y nervioso cuando le digo que lo voy a entrevistar. Pero le digo a l, que solo diga lo que es el da en la cotidianidad en la regin de Catatumbo. Y se ve un poco ms calmado. A esa regin lleg el ex jefe paramilitar Salvatore Mancuso y tenia la tarea de matar y matar, y as fsicamente liquidar toda resistencia popular civil. Al servicio a quin era esa matanza? Al servicio de las grandes transnacionales que quieren robarse los recursos naturales de esa parte de Colombia? Ms de 12.000 campesinos e indgenas de la poblacin civil fueron asesinados. Centenares de estos fueron llevados a hornos crematorios, al modelo nazi, para ser cremados y as borrar de toda evidencia y prueba tcnica sobre ese genocidio al servicio de un Estado que Juan Manuel Santos representa.

Pero la alianza guerrillera, FARC-ELN, ha logrado combatir y frenar la ofensiva asesina del gran capital en Catatumbo. Zamora resume, en la siguiente entrevista, que la resistencia ha tenido la suficiente fuerza para oponerse a estos planes y hay unas peleas de connotaciones muy importantes

De todos modos es un enemigo muy poderoso el que tienen enfrente. Hay zonas donde cada 3 habitantes hay un soldado, explica Zamora. Deca Ivn Mrquez en la inauguracin del Proceso de Dilogo en Oslo, que el Estado ha repartido 90.000 militares y policas solo con la tarea de proteger a las instalaciones de las transnacionales. En Catatumbo estuvieron ms de una dcada asesinando a 12.000 seres humanos para alcanzar lo que los empresarios necesitaban: tranquilidad y clima de inversin. Dick Emanuelsson, subdirector de nuestra pgina ANNCOL, realiz la entrevista que compartimos con nuestros lectores:

Dick Emanuelsson (DE): Seguimos en La Habana con los integrantes de la Delegacin de Paz de las Farc-Ep. Tenemos al compaero Comandante Rubn Zamora, del Frente 33 de la zona norte de Santander. Quisiramos conversar sobre uno de los temas que mencion el comandante Ivn Mrquez en la instalacin de la mesa, cuando mencionaba la minera, las petroleras y bueno, los robos de los recursos naturales del territorio colombiano. Sabemos que la zona en la regin de Tib, en la Gabarra donde opera el frente 33 hay muchos recursos naturales. Nos podra hacer una descripcin de eso, compaero?

Rubn Zamora (RZ):
La zona del Catatumbo es una zona rica en recursos naturales. El petrleo ocupa el primer lugar, en unos 70 aos de explotacin petrolera. El Catatumbo era una zona de pueblos indgenas de Motiln Bar. Luego que se hace el descubrimiento de la existencia de petrleo, en la zona, entraron las compaas petroleras de los Estados Unidos



DE: Cules eran ellas?


RZ: Estamos hablando de la Colombian Petroleum Company, eso fue por los aos 30 durante el gobierno de Olaya Herrera quien hizo la concesin de las tierras de los bar a esta empresa petrolera que hizo la explotacin. Les quitaron el territorio y desde entonces se los ha ido arrinconando hacia el extremo norte del departamento, las mejores tierras se las quitaron a las comunidades indgenas. Se les redujo violentamente casi al borde de la extincin. Luego ocurre la fase de agotamiento de la explotacin petrolera y las comunidades que colonizaron la zona del Catatumbo, en presencia de las empresas multinacionales, han vivido unas condiciones de pobreza extrema y mucha marginalidad, al borde de que se llevan el petrleo y las comunidades quedaron completamente desamparadas desde el punto de vista econmico y social. Ese fenmeno de la explotacin petrolera tiene como efecto, tambin, la colonizacin. Se convierte la zona del Catatumbo en una zona agrcola, pero de una economa de subsistencia de las comunidades campesinas.

DE: De supervivencia?


RZ: Si, claro. Ahora se hacen nuevos descubrimientos de campos petrolero all y ese es uno de los factores importantes, el petrleo. Por otro lado se han hecho estudios y se ha descubierto un manto de carbn muy poderoso que viene desde el territorio Venezolano y se va extendiendo, a travs de la montaa, hacia el centro del departamento norte de Santander. Ah, una parte de ese territorio que tiene carbn, yacimientos de carbn, es de explotacin a cielo abierto; hay una mina que tiene unos 700 km2 de los cuales 400 seran de explotacin a cielo abierto. Estamos hablando de un manto de carbn poderoso que implicara la explotacin y que adems implica la destruccin de buena parte del territorio, incluso de buena parte del Ro Catatumbo y del ro de Bor que queda en la frontera con Venezuela.

DE: Y sera una mina ms grande que la del Cerrejn (la ms de Latinoamrica a cielo abierto)?

RZ: Es una mina muy cercana en capacidad de produccin a la mina del Cerrejn. Cuando se hace el descubrimiento de la existencia de ms petrleo y de esta mina de carbn, ocurre un fenmeno que no es casual, que responde a toda una planificacin estratgica. Incursiona un grupo de paramilitares en la zona del Catatumbo y ah empieza una violencia que an no para.

Limpiando la regin asesinando 12.000 personas

DE: En qu ao fue eso?  

RZ:
Fue el 29 de mayo de 1999, entra el Bloque El Catatumbo del paramilitarismo y ocurre la conocida masacre de La Gabarra y ac estamos hablando de la muerte de 90 personas algunas de las cuales fueron ametralladas, otras descuartizadas y otras lanzadas al ro Catatumbo. Esto ocurre en una operacin conjunta del ejrcito colombiano con el bloque El Catatumbo, de los paramilitares. Por esta masacre fue condenado el estado colombiano por la Corte Interamericana de Derechos Humanos porque se pudo comprobar, las autoridades comprobaron a travs de las denuncias que los hechos eran, evidentemente, muy contundentes al punto de poderse demostrar la responsabilidad del estado. Y estamos hablando solo de una de las masacres que se practic en la zona del Catatumbo, podemos decir con toda seguridad de la muerte de mas de 12 mil campesinos en 7 municipios de la regin. Y unos 120 mil desplazados que fueron desarraigados completamente de la tierra.

Cremando las vctimas en hornos al estilo nazi


DE: Fue muy publicado que el paramilitarismo tena instalado en esa zona, hornos para deshacerse de todos los asesinados en las masacres que hicieron.


RZ: En principio fueron las masacres, despus algunos oficiales del ejrcito y funcionarios del gobierno y dirigentes polticos que le recomendaron a los paramilitares que, o hacan ms selectivos los crmenes con el propsito de aniquilar la dirigencia social de las comunidades del Catatumbo, o implementaban algn otro mecanismo que no se hiciera tan evidente. Es cuando incorporan el sistema de los hornos crematorios y efectivamente, muchas de las vctimas del paramilitarismo pasaron por eso. La cifra de desaparecidos en la regin es muy alta, casi inestimable. Pudiramos decir que la gente se estaba desapareciendo y en principio no se saba que estaba pasando con los cuerpos.

DE: Al estilo nazi. . .

RZ:
Efectivamente, eran operaciones de exterminio al estilo nazi que como tu sabes, tambin ellos emplearon sistemas similares a los que emple el paramilitarismo. DAS, Ejrcito, polica, Fiscala, polticos los cmplices Hay que decir que una de las caractersticas de este fenmeno es que incorporan las instituciones del estado. Hablando de la polica, del ejrcito, de la fiscala general de la nacin, del Departamento Administrativo de Seguridad DAS-, de la gobernacin de aquella poca, de parlamentarios del departamento norte de Santander. No escapa ni uno solo de los parlamentarios del norte de Santander, de las investigaciones por parapoltica. Los partidos polticos tradicionales, estn comprometidos con este fenmeno, de hecho algunos dirigentes polticos tienen intereses en esa regin del Catatumbo, especialmente en lo que tiene que ver con las explotaciones de carbn. De manera que es una ofensiva brutal de las empresas multinacionales, del establecimiento, con el propsito de producir un desarraigo de las comunidades y hacerse del manto de carbn y del petrleo fundamentalmente. Por qu se da ese fenmeno? Porque a las comunidades le plantearon la posibilidad de tranzar para quepermitieran la entrada en operaciones, de las compaas, Hubo una resistencia de las comunidades a estos propsitos porque obedecen a unos planes en que las multinacionales se quedan con todas las riquezas, el estado no se beneficia, las comunidades no se benefician y hay una resistencia a la explotacin de las minas de carbn y optan por la eliminacin fsica de las comunidades y el desarraigo de las comunidades. Por eso, en la zona, la defensa del territorio se ha convertido en una consigna fundamental porque en ese espacio est la posibilidad de la existencia de las comunidades sostener su pedido social, sostener sus valores culturales. Es all donde est la relacin de las comunidades con la posibilidad de vivir y la gente se ha propuesto vivir en condiciones dignas. Condiciones de esclavitud moderna Hay experiencias en otras regiones del pas donde se conoce la presencia de compaas multinacionales y las condiciones en las que participan las comunidades con un trabajo completamente degradado, salarios miserables, condiciones no podramos decir de explotacin sino de super explotacin. Las comunidades tienen all toda una historia, conocen los proyectos econmicos de las empresas multinacionales, en consecuencia optaron por hacer resistencia Cuando ocurre la incursin del paramilitarismo, la nica fuerza poltica y militar que le hace resistencia a la ofensiva del paramilitarismo fueron las FARC y el Ejrcito de Liberacin Nacional ELN-. Las comunidades encuentran en el movimiento guerrillero la posibilidad de sostenerse, de evitar que les corten esas races que hay en ese territorio.

El Alcalde de Paz encarcelado y asesinado, Tirso Vlez

DE: Me permites interrumpirte aqu un poco? Yo me acuerdo all en los aos 91, 92, 93, el alcalde que fue elegido en Tib en 1992 en las elecciones regionales y municipales fue Tirso Vlez y era de la Unin Patritica. Me acuerdo que haba escrito un poema sobre una paloma, sobre la paz, el sueo de la paz. Pero la verdad fue que lo encarcelaron al compaero elegido por el pueblo y fue tildado de guerrillero por haber escrito ese poema de paz. Fue una persecucin totalmenteincreble por parte de las fuerzas militares. El compaero tambin tuvo que desplazarse cuando fue liberado, yo no me acuerdo si estuvo uno o 2 aos en la crcel, y hace unos aos fue asesinado en Ccuta. Ese macabro ambiente donde la poblacin no tena otro sustento y defensa para resistir que el movimiento insurgente.


RZ: Desde luego, el caso forma parte de un proceso que nosotros llamamos la penalizacin y criminalizacin de la protesta social.

DE: Y asesinaron tambin muchos dirigentes de la USO del sindicato petrolero.

RZ:
Eliminaron a toda la dirigencia sindical, eliminaron a toda la dirigencia poltica de oposicin. Ah en Ccuta mataron hasta a defensores de los derechos humanos, mataron a Tirso Vlez, a Villamizar Russiani que era defensor del pueblo, mataron a Carlos Bernal que era miembro de la Unin Patritica y tambin dirigente del Partido Comunista. Te estoy hablando de personas muy representativas, entonces, esa eliminacin fsica, ser de oposicin.

Cadveres frente al portn de la iglesia

DE: Poltica legal. . .

RZ:
SI, correcto, as se le puede decir, oposicin poltica legal y se convirti en un delito y por lo tanto, en objetivo militar.

Otros fueron judicializados como dirigentes polticos, entre sos, concejales de la UP tambin vivieron esa experiencia. Y hasta representantes de la iglesia, recuerdo a monseor Luis Madrid Merlano a quien hostigaron y en una oportunidad le bombardearon la emisora de la iglesia. Algunas veces le llevaban los cuerpos de algunos campesinos asesinados por el ejrcito y te estoy hablando de la poca en que Tirso era alcalde en Tib. Le dejaban en la puerta de la catedral los cuerpos de los campesinos. Le dejaron los cuerpos de compaeros que murieron en combate, que eran crmenes de estado. Mucha gente pas por esa experiencia y eso ha hecho bastante difcil la lucha social en la zona del Catatumbo. Reconstruir las organizaciones campesinas

DE: Adems de esa resistencia campesina hay tambin una reserva campesina, una reserva autnoma.

RZ:
Si, despus que ocurre la desmovilizacin del paramilitarismo la gente empieza a reencontrarse y a vencer el temor de la poca ms cruda de la violencia paramilitar. Empiezan a reconstruir las organizaciones campesinas y han tomado una iniciativa que es la conformacin de la zona de reserva campesina del Catatumbo. Eso an no se ha hecho efectivo porque hay un plan para la zona que es el plan de consolidacin. Tu sabes que en Colombia las zonas ms ricas en recursos naturales las han considerado como zonas de consolidacin, estn dentro de esos planes de presencia militar del estado pero tambin de unas campaas dirigidas a bregar, cooptar a la dirigencia agraria.


En el Catatumbo no ha sido posible que el estado cumpla su cometido, gracias a esas fuerzas, a esa resistencia. Las comunidades saben que todo lo que venga del estado implica una amenaza para los intereses de las comunidades. Y en razn a esto se resisten a acatar cualquier convenio u oferta que venga de las instituciones. La gente quiere desarrollar sus propias iniciativas, la gente quiere hacer el desarrollo a partir de sus propios diagnsticos, de sus propias formulaciones. La gente no quiere que el desarrollo sea como se concibe en estos momentos que precisamente es la incorporacin de grandes capitales que significan el despojo de las tierras. All tambin, en la zona del Catatumbo est en marcha un plan que es el plan de monocultivo de la palma Las cifras de Ivn Mrquez en Oslo

DE: Mejor dicho, en la regin del Catatumbo estn todos los componentes que mencion Ivn Mrquez en Oslo, de los 114 millones de hectreas est repartido entre 38 millones para petroleras y quedan solamente unos 4 5 millones de tierras para cultivos que sirvan para alimentar a la poblacin colombiana y que por supuesto no es suficiente. Por eso lo tienen que ver all en esa zona riqusima del Catatumbo.


RZ:
Si, all es que te deca del plan de la Palma (Africana), por ejemplo, que es lo que denuncibamos en Oslo y lo haca el camarada Ivn Mrquez en nombre del Secretariado. Para eso es el desarraigo, el despojo; 30 mil hectreas o un poco ms de tierras fueron despojadas en el Catatumbo y toda esa tierra despojada se encuentra, en este momento, dentro del plan de la produccin de palma para agrocombustibles. Es un monopolio, una sociedad que comprende a varios inversionistas.

DE: Locales o internacionales?

RZ:
Hay inversionistas nacionales como el ex ministro de agricultura en el gobierno de Andrs Pastrana, Carlos Murgas, el lder de esta iniciativa. De ah que todos los males de los grandes inversionistas se aproximan al Catatumbo pero hasta ahora podemos decir que la resistencia ha tenido la suficiente fuerza para oponerse a estos planes y hay unas peleas de connotaciones muy importantes

Bombardeos y combates


DE: Hemos escuchado y ledo mucho en la prensa colombiana, RCN, Caracol, El tiempo que hay muchos bombardeos a la concentracin de la tropa guerrillera, ah.


RZ:
En la zona del Catatumbo hay muchas brigadas mviles, hay una brigada regular del ejrcito. A veces se intensifican operaciones muy fuertes pero no menos de 12 mil soldados tienen presencia en 7 municipios, estoy haciendo referencia a que eso implica una concentracin muy fuerte. Hay zonas donde cada 3 habitantes hay un soldado, eso te puede dar una dimensin de la cantidad de fuerza militar y todo precisamente dirigido a limitar la accin del campesinado. Esos bombardeos y ametrallamientos sobre la zona del Catatumbo que van a sembrar temor y preocupacin entre la gente, al punto que se tengan que desplazar. Pero tambin son operaciones que van dirigidas con una resistencia que es necesario y vale destacar la fuerza, la dignidad, la conviccin con qu e esos hijos del Catatumbo han luchado para defender los intereses de sus comunidades dentro del proyecto liberador de la guerrilla fariana.

Es en el marco de la Campaa Bolivariana por la Nueva Colombia, pero el combatiente guerrillero sabe que est luchando por un nuevo pas y est defendiendo el territorio de sus indgenas, de sus comunidades campesinas, de esas comunidades olvidadas desde siempre y a la que siempre le han violado sus derechos. Por eso, la resistencia guerrillera, a pesar de la fuerza militar y su tecnologa ha combatido y a vencido esas asimetras que nos impone el conflicto en la Regin del Catatumbo.

Fuente: http://anncol.eu/index.php/colombia/insurgencia/farc-ep/772-entrevista-a-ruben-zamora-comandante-del-frente-33-de-las-farc-ep-la-resistencia-armada-contra-el-robo-de-los-recursos-naturales-en-colombia


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter