Portada :: Europa :: Izquierda europea
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-12-2012

Entrevista con Olivier Besancenot del Nuevo Partido Anticapitalista de Francia
Cuando hay crisis, existe una carrera entre la derecha y los progresistas

Chlo Lauvergnier
El Ciudadano


Cartero de profesin, Besancenot es un poltico francs de izquierda. Se present dos veces a las elecciones presidenciales francesas en 2002 y 2007, por la Liga Comunista Revolucionaria (LCR) y obtuvo un poco ms del 4% de los votos ambas veces. En 2002, fue el candidato ms joven en la historia de la Repblica, con 28 aos. En 2009, la LCR se volvi el Nuevo Partido Anticapitalista (NPA, Nouveau Parti Anticapitaliste), del que Besancenot fue portavoz hasta abril de 2011. Todava es miembro de la direccin de este partido.

-Puede presentar la base ideolgica y las ideas del Nuevo Partido Anticapitalista (NPA)?

-Es una organizacin militante anticapitalista activa en Francia. Es pequea, pero se hace escuchar. Este partido rene a todos los que piensan que la economa de mercado y el reinado del capital ponen a la Humanidad y al medio ambiente entre la espada y la pared. Agrupa personas con experiencias y orgenes diferentes: militantes de empresas, de barrios populares, ecologistas, etc. Todos llegaron a la misma conclusin: no se puede reformar o arreglar el sistema. Entonces somos condenados a inventar un nuevo modo de produccin y de consumo, si queremos seguir la historia de la Humanidad.

-En el sitio Internet del NPA, se puede leer que el partido ‟defiende un proyecto de transformacin revolucionaria de la sociedad: Qu significa e implica el concepto ‟revolucionario?

-Implica volver a sacarle a una minora privilegiada sus riquezas y el poder que ejerce en la economa y en toda la sociedad, para que todos puedan beneficiarse de eso. Se necesita aplicar medidas y reformas de urgencia para salir de la crisis, al nivel de los sueldos, de los despidos, de los servicios pblicos, de la energa o del agua. Implica darse los medios para imponer estas reformas a esta minora, ya que son en contra de sus intereses. As, para nosotros, la ruptura revolucionaria es proteger la emancipacin del pueblo hasta el final.

-Entonces, el proceso revolucionario implica la aprobacin de medidas y de leyes ms vinculantes?

-Tericamente, lo mejor sera que un gobierno elegido democrticamente, en base a semejante programa, pueda aplicar su poltica, ya que fue elegido para eso. Sin embargo -la historia lo mostr- sabemos que cuando este tipo de gobierno es elegido, una minora de capitalistas, de banqueros y de ricos no quiere que realice su poltica, en contra de sus intereses. En general, esta minora no duda en utilizar la represin, la contra revolucin, incluso el golpe de Estado -como ocurri bajo Allende, con el golpe de Estado de Pinochet, apoyado por los Estados Unidos. Entonces, ser revolucionario implica proteger la emancipacin, para que la revolucin y el nuevo movimiento popular no sean desposedos.

-Las elecciones presidenciales francesas, que Franois Hollande (Partido Socialista) gan, ocurrieron en abril-mayo 2012. El candidato del NPA, Philippe Poutou, obtuvo el 1,15% de los votos. Qu opina de este resultado?

-A pesar de todo, logramos hacer una campaa militante, que permiti la emergencia de una nueva personalidad del NPA, Poutou, un obrero del sector automotriz. Ms all del resultado, fue escuchado y apreciado, ya que no es un poltico profesional.

-En 2011, por qu decidi no representarse a las elecciones presidenciales? Ya explic que considera que la poltica no es una profesin y que se necesita renovar las generaciones. Se trata de evitar el proceso de ‟personalizacin de la poltica?

-Exactamente. Es una leccin que sacamos de la experiencia de la Comuna de Paris en 1871 (movimiento insurreccional que gobern Pars durante dos meses, instaurando un proyecto poltico popular autogestionario): no se puede delegar su destino a un ‟salvador supremo, a una persona que asegura poder cambiar las cosas en tu lugar, privndote de tu propio destino, lo que genera inaccin. An peor, esta situacin puede desembocar en traiciones futuras tambin. Entonces pensamos que la solucin es la implicacin popular: son las personas implicadas en primer lugar por las decisiones que les afectan a diario que deberan encargarse de su propio destino. Deberan implicarse en el escenario social y poltico, donde precisamente los polticos profesionales no quieren que acten, para quedarse entre ellos y decidir para nosotros.

-Jean-Luc Mlenchon, el candidato del Frente de Izquierda (Front de Gauche), entre el Partido Comunista Francs y el Partido de Izquierda entre otros, obtuvo el 11% de los votos (cuarta posicin), en las elecciones presidenciales.

-Fue positivo, ya que dio esperanza a muchos militantes. Sin embargo, tenemos diferencias con el Frente de Izquierda, con respecto al tema de la apropiacin pblica del sector bancario, sobre cuestiones ecologistas, sobre la idea que tenemos de la representacin poltica, ya que no queremos polticos profesionales, etc. Adems, no tenemos exactamente la misma percepcin a propsito del nuevo gobierno (PS). El Frente de Izquierda tiene una posicin oficial que se puede calificar de ni-ni, es decir, ni en el gobierno, ni en la oposicin. En cambio nosotros pensamos que hay que establecer una oposicin unitaria lo ms fuerte posible. Queremos decir a todos los que no estn en el gobierno que se necesita dejar esta posicin de equilibrista y asumirse de manera totalmente independiente frente al gobierno. Tenemos la esperanza de avanzar juntos en un frente de oposicin.

-Como analiza las primeras medidas tomadas por el gobierno socialista de Franois Hollande?

-Consideramos esas medidas sin ilusiones y sin sorpresas. Este gobierno gestiona la situacin de alternancia as como la crisis del sistema capitalista. Hubo algunas medidas emblemticas e importantes, sobre el tope del salario de los grandes patrones de empresas pblicas, el hostigamiento sexual y el matrimonio homosexual. Sin embargo, cuando sopesamos lo bueno y lo malo, no hay duda que tenemos una izquierda liberal en Francia, lo que va a producir
muchas decepciones. Una oposicin a la izquierda gubernamental es necesaria, sino la derecha y la extrema derecha ganarn.

-Entonces, la llegada del PS al poder no va a cambiar las cosas de manera radical?

-No, porque sabemos que este tipo de izquierda nos engaa cuando est en el poder. En Francia hay una especie de desajuste horario con el resto del mundo, con respecto a la crisis de la globalizacin y a los grandes movimientos de protesta que genera actualmente, me refiero a los indignados, a las grandes huelgas que se estn tramando, a lo que pasa en Chile, en Quebec, en los pases rabes, en Grecia o en Espaa. Entonces, en este periodo de retroceso social y poltico que existe en Francia desde hace dos aos, tenemos la esperanza de que estos movimientos despierten en la sociedad francesa.

-Qu piensa de las medidas de austeridad tomadas por varios pases europeos y el Banco Central Europeo (BCE), para hacer frente a la crisis?

-Encontramos estas medidas indignantes y absurdas. Son indignantes porque hacen pagar la factura de la crisis al pueblo, que no es responsable, mientras que los verdaderos responsables de la crisis -los capitalistas, especuladores y financistas- son perdonados. Aun peor, se les da dinero pblico. Las polticas de austeridad son absurdas, porque suprimieron empleos y bajaron el poder adquisitivo del pueblo.

-En Europa, la extrema derecha va viento en popa desde hace algunos aos. Marine Le Pen del Frente Nacional (Front National) obtuvo un resultado histrico en las elecciones presidenciales este ao, con el 17.90% de los votos (tercera posicin). Como explica ese
fenmeno?

-Es una de las consecuencias de la crisis. Cuando hay importantes crisis econmicas, como en 1929, existe una carrera de velocidad entre la extrema derecha y el movimiento progresista. Esta carrera de velocidad es real, se puede observar en una polarizacin poltica en casi toda Europa. Hay una carrera de velocidad entre el miedo y la esperanza, en todas las sociedades vctimas de la crisis.

-Que se puede hacer para hacer frente a la subida de la extrema derecha?

-Primero, recomendamos establecer una unidad lo ms amplia posible para resistir la subida de la extrema derecha y de las ideas racistas. Cuando hay una catstrofe natural, se decreta el estado de urgencia. Del mismo modo, frente a una situacin de urgencia social, hay que decretar el estado de urgencia social para tomar medidas de excepcin.

-Qu opina de la izquierda que estuvo en el poder en los ltimos aos en Amrica Latina, con presidentes como Hugo Chvez o Evo Morales por ejemplo?

-Para nosotros, se trata de un proceso poltico que viene de lejos. No se puede entenderlo sin analizar el proceso de radicalizacin poltica que Amrica Latina conoci en los 15-20 ltimos aos, con respecto a las polticas liberales de ajuste estructural. Tal vez, actualmente, estamos viviendo en Europa lo que Amrica Latina experiment hace 20 aos a nivel poltico. Sin embargo, todo no est arreglado en Amrica Latina, y no hay ninguna sociedad y ningn gobierno ideales. Pero apoyamos la izquierda all, aunque no impida la discusin y la crtica. Por ejemplo, podemos apoyar Morales o el proceso bolivariano en Venezuela, al menos contra todas las polticas de contra-revolucin o las tentaciones de puesta bajo tutela del imperialismo estadounidense. Adems, observamos con atencin lo que pasa en las movilizaciones. En lo que concierne a Chile, ya recibimos delegaciones de estudiantes en Francia en reuniones informativas. Actualmente, en la ‟universit dt del NPA (‟universidad de verano: concentracin de militantes y polticos de un partido, con la organizacin de debates y conferencias, al fin del verano, antes de la reanudacin poltica; se termin el 29 de agosto, pero la entrevista fue realizada el 27), intercambiamos de manera muy fructfera con la delegacin de chilenos, presentes para hablar de la situacin en su pas.

-Desde hace ms de un ao, existe una fuerte movilizacin estudiantil en Chile, as como movimientos contestatarios en otros sectores. Se habla muy poco de eso en Francia.

-Es verdad que ese movimiento no est en portada de la prensa francesa. Sin embargo, podemos ver en nuestras reuniones que el tema interesa. La juventud francesa sigue lo que pasa all y se siente solidaria con los chilenos, ya que todos estamos afectados por las mismas polticas liberales en la educacin, con el aumento de los gastos de escolaridad, y ms generalmente por la falta de acceso a una serie de servicios pblicos.

-Se habla de la Ley Hinzpeter en Chile, similar a la ley votada en Quebec para restringir los movimientos sociales.

-Estamos en contra de todas las polticas represivas. Se percibe el paralelo entre estas leyes con hacer pagar una factura muy costosa al puebo. Existen clases dominantes que reprimen la movilizacin y que utilizan medidas de excepcin. Pensbamos que estas medidas pertenecan al pasado, pero parece que no. Existen situaciones polticas en que encontramos rasgos similares a lo que ya ocurri. Pero este tipo de actitud no toma en cuenta la fuerza del movimiento de fondo que existe, como en Chile o en Quebec, pases caracterizados por el carcter masivo, radical y largo de la movilizacin. No se puede impedir la existencia de semejantes movilizaciones, aunque todos los movimientos tengan altibajos.

-En Argentina, como analiza las polticas llevadas a cabo por Cristina Fernndez, quien nacionaliz la compaa petrolera YPF, una filial del grupo espaol Repsol?

-Todava la poltica argentina actual es la consecuencia de la situacin de bancarrota del pas en 2000, que desemboc en la toma de medidas draconianas en apariencia -incluso por parte de clases dominantes en Argentina-, lo que plantea dos puntos. Primero, muestra que es posible tomar medidas de nacionalizacin, de apropiacin social, o de anulacin de la deuda pblica, supuestamente ‟imposibles como se dice en Francia. Segundo, desgraciadamente, se ve que estas medidas no son suficientes, ya que todava existe mucha pobreza, movimientos fuertes en las empresas que cierran, piqueteros, parados Entonces, es un gobierno que no reacciona tampoco frente a la urgencia social que se exprime en Argentina.

Por

El Ciudadano N 135, primera quincena noviembre 2012

Fuente: http://www.elciudadano.cl/2012/11/24/60587/olivier-besancenot-del-nuevo-partido-anticapitalista-de-francia-cuando-hay-crisis-existe-una-carrera-entre-la-derecha-y-los-progresistas/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter