Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-12-2012

Mafia y escuadrones

Mrio Augusto Jakobskind
Brecha


La violencia urbana en Brasil no para de crecer. En San Pablo, slo en octubre hubo 571 homicidios, 54 por ciento ms que en el mismo mes del ao pasado, y en lo que va del ao rondaron los 4 mil. El papel de la Polica Militar paulista, reconocida como una de las ms violentas del mundo, y el de los renacientes grupos paramilitares en el incremento de la criminalidad estn en pleno debate. As como su estrategia de guerra frontal contra el Primer Comando de la Capital PCC), una estructura mafiosa en plena expansin. Pero las principales vctimas de la represin pertenecen a las 3 P: pretos (negros), pobres y perifricos.

Poco antes de ser sustituido en el cargo de jefe de la Polica Civil paulista, Marcos Carneiro de Lima revel que varias de las personas que murieron en las ltimas noches en San Pablo (y fueron muchas) podran haber sido vctimas de policas que las buscaron adrede para ejecutarlas: los antecedentes judiciales de esas personas haban sido consultados en las computadoras de la Secretara de Seguridad del estado. No hay manera de saber quin hizo la consulta, pero que existi, existi, y muy poco antes de que las muertes se produjeran. La Secretara de Seguridad Pblica de San Pablo, cuya cpula acaba de ser removida, sostiene que se trata de meras coincidencias, pero las sospechas se han ido acumulando. Para Amnista Internacional no hay duda alguna: los escuadrones de la muerte han regresado a la escena brasilea.

Lo cierto es que sobre todo en San Pablo, la mayor megaurbe de Amrica del Sur y una de las mayores del mundo, hay instalado un cuadro a la mexicana, de violencia criminal y contra-violencia estatal, homicidios mltiples y cada vez ms macabros.

Segn un informe de la Secretara de Seguridad Pblica del Ministerio de Justicia divulgado por el diario O Globo, la estructura criminal del PCC se ha ido expandiendo por todo el pas, y hoy est presente en 21 estados y en el Distrito Federal. El grupo moviliza decenas y decenas de millones de dlares anuales y tiene a unos 13 mil integrantes rentados, 6 mil de los cuales estn hoy detenidos en crceles que se han convertido en sus bases, otros 2 mil en las calles de la capital del estado y los 5 mil restantes esparcidos por el resto del territorio. Ms una cantidad indeterminada de perifricos que superan en mucho a los rentados. "La vida se paga con vida, la sangre se paga con sangre", es la divisa del comando, que ha instruido a sus integrantes para que cada vez que uno de los suyos caiga un polica del mismo cuerpo responsable de esa muerte sea ejecutado. Enfrente, la polica responde con la misma moneda. Y ms aun. Por haber perdido totalmente el control de las tropas de la PM, el encargado de la Secretara de Seguridad del estado, Antonio Ferreira Pinto, fue depuesto de su cargo.

El gobernador paulista, el conservador Geraldo Alckmin, no se cansa de repetir que el Estado controla la situacin, pero la realidad demuestra lo contrario. Y no es de hoy que las denuncias sobre "desbordes" de la PM copan la actualidad: en 2006, cuando el Primer Comando de la Capital prcticamente paraliz la ciudad de San Pablo con una serie de ataques contra las fuerzas de seguridad, la Polica Militar respondi con una violencia equivalente que deriv en asesinatos extrajudiciales en cadena. Hubo 50 muertos en filas policiales y unos 400 en filas de los delincuentes, muy pocos de ellos en enfrentamientos reales, una versin brasilea de los "falsos positivos" colombianos.

En cuanto al PCC, su fuerza est desbordando hacia otros estados, a partir de los presos pertenecientes al comando que de hecho han tomado el control de las crceles de Mato Grosso del Sur (centro oeste) y Paran (sur), regiones estratgicas en funcin de su cercana con las fronteras con Paraguay y Bolivia, por donde circulan drogas en un sentido y en otro. En los ltimos aos Brasil se convirti en un poderoso mercado de consumo, lo que result en un crecimiento exponencial de los grupos narcos, que han adaptado sus estructuras de organizacin y gerencia financiera. La industria de la seguridad ha crecido de manera paralela, de forma que, por ejemplo, los grandes centros comerciales de las mayores urbes, en especial San Pablo, se han transformado en bnqueres, verdaderas fortalezas plagadas de guardias.

Observadores polticos prevn que para las elecciones presidenciales y legislativas de 2014 la cuestin de la seguridad interna y de la violencia urbana sean temas prioritarios de la campaa, por primera vez en muchos aos. El PSDB, opositor al gobierno central, que administra el estado de San Pablo desde hace 20 aos pero que acaba de perder la intendencia de la capital, va a hacer seguramente de la mano dura contra la delincuencia su principal caballito de batalla, en una carrera desesperada por evitar una derrota en el principal estado del pas. El publicista Joo Santana, encargado del marketing de Lula en 2006 y de Dilma Rousseff en 2010, sugiri el lanzamiento de la candidatura del ex presidente para la gobernacin de San Pablo, lo que por un lado catapultara definitivamente a la actual mandataria para un segundo perodo presidencial y por otro casi que asegurara el pasaje del estado ms rico del pas a la rbita del actual oficialismo. Habr que ver con qu receta.

Fuente original: http://www.brecha.com.uy/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter