Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-12-2012

Bradley Manning
Historia sobre las libertades perdidas en EEUU

Glenn Greenwald
The Guardian

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez


EEUU no hace nada para castigar a los culpables de los crmenes de guerra ni del fraude de Wall Street, sin embargo s que se dedica a demonizar a quien los denuncia.

Durante los ltimos dos aos y medio, todo el tiempo que ha pas ado en una prisin militar, muchas cosas se han dicho sobre Bradley Manning , pero a l no le hemos odo decir nada. Eso cambi el pasado jueves, cuando el soldado del ejrcito estadounidense de 23 aos de edad, acusado de filtrar documentos secretos a Wikileaks, testific acerca de las condiciones de su detencin en su ante la corte marcial que le est procesando.

Hace algn tiempo que pudimos saber de las opresivas medidas, que bordean la tortura, a las que se ha visto sometido, incluido el prolongado confinamiento en solitario y la desnude z forzosa. Una investigacin formal de las Naciones Unidas denunci esas condiciones al considerarlas crueles e inhumanas. El portavoz del Departamento de Estado del Presidente Obama, el coronel retirado de la fuerza area PJ Crowley, dimiti despus de condenar pblicamente el maltrato aplicado a Manning. Un psiclogo que trabaja en las prisiones testific esta semana que las condiciones en que se haba mantenido a Manning eran peores que las de quienes se encontraban en el corredor de la muerte o en la Baha de Guantnamo.

Todava sentamos, al escuchar la descripcin que de todos esos abusos haca con sus propias palabras el acusado de filtrar informacin, cmo nos trasladaba visceralmente su horror. Al informar sobre la vista, Ed Pilkington, de The Guardian , citaba a Manning: Cuando necesitaba papel higinico, tena que ponerme firmes y gritar: El detenido Manning solicita papel higinico! . Y: Se me autorizaban 20 minutos de sol, encadenado, cada 24 horas. Al principio de su detencin, recordaba Manning: Me d totalmente por vencido. Pens que iba a morir en esa jaula para animales de ocho pies por ocho. [*]

El trato represivo aplicado a Bradley Man ning es una de las desgracias del primer mandato de Obama, y pone de relieve muchas de las dinmicas que han moldeado su presidencia. El presidente no solo defendi el trato aplicado a Manning sino que tambin, como comandante en jefe de los jueces de las cortes marciales, decret indebidamente la culpa de Manning cuando en una entrevista afirm que haba quebrantado la ley .

Y lo que es peor, Manning est acusado no solo de revelar informacin confidencial sino tambin de la ofensa capital de ayudar al enemigo, por lo cual puede imponrsele pena de muerte (los fiscales militares estn solicitando solo cadena perpetua). La radical teora del gobierno es que, aunque Manning no hubiera tenido ese propsito, la informacin pudo haber ayudado a al-Qaida, una teora que equipara bsicamente cualquier divulgacin de informacin clasificada por un denunciante o por un peridico- con la traicin.

Sea lo que sea lo que uno piense de los supuestos actos de Manning, parece ser el clsico denunciante. Poda haber vendido la informacin a cambio de sumas sustanciales a algn gobierno extranjero o grupo terrorista. En cambio, arriesg a sabiendas aparentemente su libertad para mostrar tal informacin al mundo porque, segn aleg cuando pensaba que hablaba en privado, quera desencadenar discusiones, debates y reformas a nivel mundial.

Comparen este agresivo procesamiento hacia Manning con los vigorosos esfuerzos de la administracin de Obama para proteger los crmenes de guerra de la era Bush y el fraude masivo de Wall Street de cualquier forma de responsabilidad jurdica. Ni uno solo de los autores de esos verdaderos crmenes se ha enfrentado a tribunal alguno bajo Obama, una comparacin que refleja las prioridades y valores de la justicia en EEUU.

Luego tenemos el comportamiento de los partidarios de Obama. Desde que se me inform por vez primera acerca de las condiciones de la detencin de Manning en diciembre de 2010, muchos de ellos no solo han jaleado ese abuso sino que han ridiculizado grotescamente las preocupaciones que provoca. Joy-Ann Reid, una antigua ayudante de prensa de Obama y ahora colaboradora en la red progresista MSNBC , se mofaba de forma sdica en respuesta al informe: Bradley Manning no tiene almohada????? De esa forma, se haca eco de una de las pginas de Internet ms extremistas de la derecha, RedState , que de forma similar se burlaba del informe: Devolvedle a Bradley Manning su almohada y su frazada.

Como siempre, los periodistas del establishment estadounidense le han facilitado al gobierno cada paso del camino. A pesar de pretender aparecer como vigilantes-custodios, nada provoca ms su animosidad que alguien que desafa realmente las acciones del gobierno.

Como ejemplo de esta mentalidad tenemos una entrevista de la CNN del jueves pasado por la noche con el fundador de WikiLeaks Julian Assange dirigida por Erin Burnett. Se centraron en los documentos recientemente publicados que revelan los esfuerzos secretos de funcionarios estadounidenses ejerciendo presiones sobre instituciones financieras para que bloquearan la financiacin de WikiLeaks una vez que el grupo public los documentos clasificados supuestamente filtrados por Manning, una forma de castigo extra-legal que debiera preocupar a todo el mundo, especialmente a los periodistas.

Pero la anfitriona de la CNN no tena inters alguno en los peligrosos actos de su propio gobierno. En cambio, trat repetidamente de conseguir que Assange condenara las polticas de prensa de Ecuador , un pas diminuto que a diferencia de EEUU- no ejerce influencias ms all de sus fronteras. Para los expertos de la prensa vigilante estadounidense, Assange y Manning son los enemigos a despreciar porque hicieron el trabajo que la prensa corporativa estadounidense se niega a hacer: es decir, llevar transparencia a los actos infames del gobierno de EEUU y de sus aliados por todo el planeta.

Bradley Manning le ha otorgado al mundo mltiples beneficios vitales. Pero mientras su consejo de guerra llega finalmente a su conclusin, que probablemente ser la imposicin de una larga sentencia de crcel, parece que su mayor regalo es esta ventana abierta al alma poltica de los Estados Unidos.

N. de la T.:

[*] Alrededor de 2,5 m. por 2,5 m.

Glenn Greenwald es un ex abogado constitucionalista estadounidense, columnista, bloguero y escritor. Greenwald trabaj como abogado especializado en derechos civiles y constitucionales antes de convertirse en un colaborador de Salon.com , donde se centr en el anlisis de temas polticos y jurdicos. Ha colaborado tambin con otros peridicos y revistas de informacin poltica como The New York Times, Los Angeles Times, The Guardian, The American Conservative, The National Interest e In These Times. En agosto de 2012, dej Salon para colaborar con The Guardian.

Fuente:

http://www.guardian.co.uk/commentisfree/2012/nov/30/bradley-manning-liberty-lost-america



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter