Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-12-2012

El subdesarrollo del desarrollo en el Viejo Continente

Alfredo Serrano Mancilla
Pgina 12


Son muchas las doctrinas dominantes que no tienen sustento prctico para seguir dominando. Se les agotan los pases donde demostrar que sus polticas neoliberales son exitosas para las grandes mayoras. Se deslegitiman en corto perodo de tiempo, puesto que la realidad se encarga de revelar lo contrario de sus falsos augurios. La Amrica latina progresista decidi rechazar las recetas hegemnicas para cabalgar por una senda posneoliberal en aras de disfrutar de sus dcadas ganadas que reparen los efectos de los aos sufridos, asentando adems las bases estructurales para el vivir bien de las mayoras. La periferia de Europa es otro desesperado intento de este incansable neoliberalismo por revivir negndose a aceptar su muerte.

Desde su origen, el capitalismo se reinvent en cada crisis. Por ejemplo, all por el ao 1870, en la primera crisis de sobreproduccin, el bienestar fue el concepto poltico usado para un gran pacto entre todas las clases sociales en los pases centrales de Europa. En esos tiempos, la economa neoclsica confeccionaba el andamiaje terico para implementar un gran monopolio de explicacin de todos los nacientes tpicos en la economa: consumo, bienestar, etctera. Las filigranas matemticas permitan anlisis aparentemente muy tcnicos que homogeneizaban a la fuerza cualquier interpretacin poltica. Esta nueva hegemona instrumental sigui a pesar de la nueva configuracin del orden capitalista mundial; despus de la II Guerra Mundial, en pleno big bang institucional (FMI, BM, OTAN, Naciones Unidas), el desarrollo de los subdesarrollados se constitua como el nuevo mecanismo ordenador de las relaciones internacionales. El discurso de Truman pona objetivos y caminos para aquellos que quisieran seguir el american way of life. El desarrollo se converta as en el man de atraccin para buena parte del tercer mundo no alineado en aquella Guerra Fra. El modo de vida de los desarrollados jams lleg para los subdesarrollados, porque las cadenas de subordinacin entre los unos y los otros eran exageradamente determinantes en una economa muy interdependiente. Ante la siguiente crisis, de los aos 70, el capitalismo abog por el neoliberalismo como rector internacional. Los pases subdesarrollados pasaban a ser pases en vas de desarrollo para incorporarlos as de manera sometida e irrevocable a las nuevas reglas en plena transicin de la geoeconoma mundial.

Como es sabido por todos, los resultados fueron desgraciadamente muy contundentes. El desarrollo nunca lleg para aquellos pases diagnosticados por Truman como subdesarrollados, y a lo sumo fue apareciendo una suerte de desarrollo desigual, o como dira el escritor Carlos Monsivis, se creaban los primeros nortes en el sur.

Lo paradjico (por decir algo) de todo esto es que los pases desarrollados tambin fueron estableciendo sus propias jerarquas; no era lo mismo el papel de Espaa que el alemn, ni el portugus que el francs. La conformacin de la periferia europea fue clave para anclar un exitoso proceso asimtrico de integracin neoliberal a favor del desarrollo de los desarrollados, esto es, de la tasa de beneficios de las grandes fortunas europeas. El neoliberalismo a lo europeo conjugaba el mnimo Estado de Bienestar til para sostener un modelo econmico-laboral-financiero dependiente de las grandes fortunas de los pases centrales (Alemania como centro del centro) y tantas burbujas como fueran necesarias para el enriquecimiento de la reducida aristocracia econmica en cada pas perifrico. Esta sintona fina a lo europeo funcion as unas tres dcadas que concluyen con algo ya previsto por todo el orden no dominante: el subdesarrollo en los pases desarrollados. Eurostat (estadstica oficial europea) public el ltimo dato: en 2011, el 24,2 por ciento de la poblacin est en riesgo de caer en situacin de pobreza o de exclusin social, esto es, un total de 120 millones de europeos. El caso de Espaa es muy ilustrativo: este dato de pobreza y exclusin social asciende al 27 por ciento, la tasa de desempleo por encima del 25 por ciento, el desempleo juvenil es ms del 54 por ciento, ms de 400 mil desahucios desde 2007 a pesar de haber tres millones de viviendas vacas. O cambian las cosas, y los nuevos sures del norte actan como tantos ejemplos en Amrica latina o el subdesarrollo en territorio desarrollado est servido.

* Doctor en Economa. Coordinador Amrica Latina CEPS.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-209166-2012-12-04.html

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter