Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-12-2012

Los frenos al desarrollo de la economa solidaria

Evelyn Patricia Martnez
Rebelin


 

 

Los diagnsticos errneos de la realidad conducen a salidas de transformacin tambin errneas, esto sucede cuando no se llega a analizar la esencia de la realidad (las causas estructurales) y los diagnsticos se quedan en la parte fenomnica (aparencial) de la misma. Estos diagnsticos y salidas errneas permiten seguir reproduciendo esa misma realidad, sin que haya un cambio desde la raz del problema y se produzca un cambio cualitativo de transformacin.

Al analizar las alternativas que se estn construyendo en todo el mundo para avanzar a una sociedad post capitalista, requiere que hagamos una reflexin crtica acerca de los obstculos, frenos y lmites que impiden su avance y desarrollo. Si bien la propuesta de la economa solidaria presenta grandes potencialidades, por estar fundamentada en una economa para la vida en todas sus formas, es decir, fundamentada en el trabajo y no en el capital, y en el cuido de la naturaleza; tambin presenta grandes limitantes y desafos que son precisos enfrentar.

En nuestro pas, Aquiles Montoya, terico de la economa solidaria, se preocup por estudiar y comprender sus potencialidades y lmites, estudi por muchos aos las formas de produccin y circulacin no capitalistas para el caso salvadoreo en especfico, y para el submundo capitalista en general. Afirmaba que dentro de la Formacin Econmica Social Capitalista se encuentran, adems del modo de produccin capitalista, formas econmicas no capitalistas como por ejemplo: el sector campesino, el sector informal urbano, cooperativas, y empresas solidarias. Formul la categora de la subsuncin indirecta del trabajo al capital, un gran aporte para la actualizacin del marxismo. El maestro Aquiles planteaba que en los pases del submundo capitalista existen tres formas generales de produccin: la produccin capitalista, la produccin mercantil simple, y la produccin de valores de uso. Siendo la primera la produccin principal y la que subordina a las otras dos. Igual situacin ocurre en el proceso de circulacin del capital. Esto se debe a que responden a la lgica del capital, sta las determina y condiciona, y por tanto se convierten en instrumentos indirectos de valorizacin extraordinaria del capital a travs de las relaciones de expoliacin, y en esa medida, ste posibilita y exige su existencia. (Montoya, Economa Crtica).

Qu es lo que implica la vinculacin del sector no capitalista con el sector capitalista y cmo se dan las relaciones de expoliacin?: a) Los productores de la produccin mercantil simple al no poseer autonoma y capacidad de negociacin frente al capitalista (ya sea industrial o comercial), aceptan un precio de compra inferior al valor de la mercanca o de sus costos de produccin, porque precisamente no posee otra alternativa, y b) la lgica del capital le determina al productor mercantil cmo producir, de la misma forma modifica el tiempo y la intensidad de su trabajo. De esta manera se da la subsuncin indirecta del trabajo al capital y la apropiacin extraordinaria de valor. (Montoya: Op Cit)

Esto se convierte sin duda en freno al desarrollo de la economa solidaria. Para las y los que le creemos en esta utopa en marcha de la economa solidaria, debemos tener claridad de estos limites que enfrenta.

Con mucha preocupacin, hace un para de das lea una nota en un peridico nacional sobre la alianza y vinculacin, que est impulsando USAID, de un grupo de pescadores de la zona del Bajo Lempa con uno de los supermercados ms grandes de nuestro pas (LPG 29.11.2012); pero lo que no dej de alarmarme es que dentro de sta iniciativa tambin est participando una ONG nacional que, hasta hace poco, se consideraba una organizacin preocupada de promover y desarrollar iniciativas de economa solidaria. La falta de claridad terica de sta ONG en particular est llevando a que en lugar de articular y potenciar las iniciativas de economa solidaria, las est debilitando, por qu no mejor articular a esta cooperativa de pescadores para que le provean a la economa local (los mercados, comedores) de la zona?

No podramos esperar que USAID promueva prcticas de economa solidaria, stos confunden la caridad con la solidaridad, al igual que el mencionado capital comercial que se beneficiar de sta vinculacin, por lo que expresbamos ms arriba Descubrirse en la posicin del opresor aunque ello implique sufrimiento no equivale an a solidarizarse con los oprimidos. Solidarizarse con stos es algo ms que prestar asistencia a 30 o a 100, mantenindolos atados a la misma posicin de dependencia. Solidarizarse no es tener conciencia de que explota y "racionalizar" su culpa paternalistamente. La solidaridad, que exige de quien se solidariza que "asuma" la situacin de aquel con quien se solidariz, es una actitud radical" (Paulo Freire, Pedagoga del Oprimido).

Aquiles planteaba para que la produccin mercantil simple dejase de ser de beneficio para el capital y se convirtiera en beneficio de la clase trabajadora, se debe de potenciar la economa solidaria. Esto implicara la no vinculacin con el sector capitalista y desarrollar su articulacin inter e intra sectorial, realizando ventas y compras de manera asociada y coordinada, creando sus propios circuitos financieros solidarios, practicar la solidaridad en el conocimiento y tecnologas, y algo principal mantener y fortalecer siempre la formacin poltica e ideolgica, conocer la realidad capitalista. (Montoya: Las microempresas y la expoliacin, 01.09.2009, Contrapunto).

La praxis, la coherencia entre reflexin y accin es urgente.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter