Portada :: Venezuela :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-12-2012

Construyendo el Estado Comunal

Juan Barreto Cipriani
Rebelin


Las bases populares de la Revolucin Bolivariana han crecido de una manera asombrosa desde que se inici el proceso constituyente, en 1999. El soberano ha asumido valientemente, ante las diversas coyunturas polticas y sociales, un rol protagnico, como se evidencia en las numerosas organizaciones que se han articulado -y afirmado- en los ltimos aos. El pueblo ha reclamado el autntico poder que le otorga la Constitucin venezolana para desarrollar sus potencialidades y para transformar sus condiciones de vida, en un marco de equidad y justicia.

A pesar de este hecho poderosamente revolucionario, tenemos que asumir, no obstante, que heredamos una estructura burocrtica en los distintos poderes e instancias pblicas, que limita y entraba la capacidad de respuesta que debe dar el Estado a ese pueblo organizado, que demanda cada da mejores condiciones de vida y dignidad.

Si bien estamos conscientes de la deuda infinita que tenemos con el pueblo venezolano, se ha hecho necesaria una actuacin acelerada que permita la refundacin efectiva de las Instituciones del Estado, pues la Constitucin Bolivariana establece que todas las instancias locales y nacionales deben propiciar, socialmente, un proceso democrtico, protagnico, participativo, deliberativo y cogestionario.

Los principios fundamentales de la Constitucin Bolivariana dibujan una ruta de navegacin hacia el Estado Comunal muy precisa para la construccin de la sociedad justa, donde no necesariamente se institucionalice la revolucin, sino que por el contrario se ejerza una portentosa actividad constituyente. Nuestra Revolucin es la fuente que sustenta la tarea comn de construir el socialismo del siglo XXI, tal como lo ha propuesto el Presidente Chvez. Se trata, sin duda, del proyecto sociopoltico ms desafiante que se ha planteado nuestra revolucin, y que requiere la imaginacin y la participacin de todas las organizaciones populares, de las instituciones pblicas, y, principalmente, de todo el pueblo venezolano. Otro mundo es posible, otra sociedad es posible.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter