Portada :: Espaa :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-06-2005

La LOE. Una nueva ley de educacin?

Colectivo Prometeo
www.prometeo.org.es


CONTEXTO

El proyecto de Reforma Educativa que se discute en el Congreso se presenta como Ley Orgnica (LOE), igual que la ltima aprobada apenas hace dos aos. Y se percibe mediticamente como la Contrarreforma de la LOCE, que a su vez se supona Contrarreforma de la LOGSE. Parece que el debate educativo es el arma preferida en la lucha poltica por nuestros partidos mayoritarios. Aunque con este nuevo texto se pretende alcanzar, segn el Gobierno, un compromiso social por la Educacin, lo que traducido a la prctica sera un Pacto Poltico entre los dos partidos de la alternancia.

En realidad este acuerdo no sera tan difcil si se analizan las pocas diferencias reales de los contenidos de los distintos textos, y sobre todo su fundamentacin ideolgica, su modelo y concepcin educativos. En efecto, se parte de la misma ideologa econmica, de responder a los desafos de la globalizacin (asumindola), siguiendo los acuerdos de los jefes de Gobierno de la UE en la Cumbre de Lisboa del 2000 donde se define el objetivo estratgico para el 2010 convertirse en la economa del conocimiento ms competitiva y ms dinmica, capaz de un crecimiento econmico sostenido. En sintona con las polticas que ya se estn aplicando en Inglaterra, donde el Sistema Educativo se oferta a la iniciativa privada y se rige con los principios de la competitividad. Por eso en esta ley el trmino de enseanza pblica es sustituido por el de sostenida con fondos pblicos. Por eso se proponen conciertos incluso de las enseanzas no obligatorias. Se privatiza la Formacin pro
fesional (conciertos desde la Inicial hasta los ciclos superiores), permite acuerdos con entidades pblicas y privadas para la formacin de Adultos; se hace referencia explcita a los acuerdos con la Santa Sede (1976-79), mantenimiento de la Religin, en contra del informe primero del Consejo Escolar del Estado, (sorprendentemente cambiado en la sesin de hace varios das) y abierto a otras ( adems con compromiso de homologacin del profesorado); no se contempla la Educacin Especial

Esta filosofa ya aparece en leyes anteriores como la LOPEGCE (gobierno PSOE) o la LOU (PP).

Y encaja en el modelo cultural propio del pensamiento nico (pensamiento cero segn Saramago) donde la educacin no tiene un valor social en s misma, sino como simple mercanca, en la medida que puede ser moneda de cambio en un mercado del trabajo cambiante. El Objetivo y la organizacin del sistema educativo es responder a ese mercado, aunque se hacen, como siempre, algunos brindis filosficos a la formacin ciudadana.

En lo que s ha habido total similitud con la LOCE, sin necesidad de acuerdo, es en el mtodo de elaboracin (de gabinete, con rapidez), en el debate pblico (3 meses y sobre cuestiones particulares secundarias) y en la ausencia de una Ley de Financiacin de acompaamiento.

CALIDAD

La calidad es tambin un principio clave de esta nueva ley. Pero, como en la anterior, no profundiza en la definicin de ese concepto. Una educacin es buena o de calidad cuando tiene los medios adecuados para conseguir plenamente los objetivos.

De acuerdo con los objetivos que acabamos de analizar, el sistema ser de calidad si consigue la preparacin tcnica polivalente y competitiva para el mercado del trabajo. Por eso esa calidad se mide con evaluaciones cuantitativas, sobre contenidos disciplinares, con instrumentos homogenizados y aplicados por tcnicos externos. Si los objetivos fueran de progreso social y humano, la calidad se definira por el logro de desarrollo integral de la persona, su formacin ciudadana y la capacidad de analizar e interpretar el mundo en el que vive y las competencias y actitudes para mejorarlo.

Respecto a los medios no hay apenas diferencias con la LOCE:

- Similares contenidos, bsicamente disciplinares y conceptuales.
- Parecidos recursos, insistiendo casi exclusivamente en los tecnolgicos. Sin cambios de ratios, sin redefinicin y aumento de los recursos humanos coordinados, sin acompaamiento financiero de las medidas, sin medidas complementarias como comedores o actividades extraescolares.
- No hay cambios significativos en el perfil del profesorado, que sigue siendo ms tcnico que pedaggico, aunque se presentan algunos posibles cambios en la formacin inicial.
- No hay cambios en el papel de la Inspeccin.

Estamos lejos del modelo de Calidad de la Escuela Pblica que propone unos contenidos formativos y ciudadanos integrados con una metodologa experiencial y un conocimiento constructivo que parta de los conocimientos previos y cercanos; que coordina los mximos recursos en torno al proceso de enseanza-aprendizaje en el aula; que se sustenta en un cuerpo nico de enseantes, con formacin especfica docente, mayor y ms adaptada a las diferentes etapas educativas; con un modelo de evaluacin formativa y colectiva del sistema, con una inspeccin con perfil asesor e integrado en los centros

PARA TODOS

La aplicacin de la Ley Orgnica de la Educacin pretende retomar el principio de Generalidad de la LOGSE.

Una enseanza de calidad, igualitaria y democrtica debe basarse sobre dos pilares fundamentales: comprensividad y diversidad. Aunque estos principios estn recogidos en la LOGSE, su aplicacin ha sido uno de los grandes fracasos de este sistema educativo.

Por una escuela comprensiva se entiende una forma de enseanza integradora que atienda a todos los escolares de un tramo de edad para proporcionarles una educacin comn y bsica, que les ayude a desarrollar sus potencialidades personales y a integrarlos como ciudadanos. De esta manera, todo el alumnado tendr las mismas oportunidades de formacin y las mismas experiencias educativas con independencia de su origen social, posibilidades econmicas, sexo o cultura. Esto se contradice con los planteamientos de itinerarios de la anterior ley, o con algunas propuestas de atencin a la diversidad o de opcionalidad de la actual.

El reto que plantea la enseanza comprensiva no es slo que exista un tronco comn para todos o que se ample la edad obligatoria a los 16 aos, sino que tenga en cuenta una real y efectiva igualdad de oportunidades, vinculada directamente con la justicia social y que no suponga discriminacin alguna a la hora de acceder a los centros pagados con fondos pblicos (enseanza pblica o concertada) o a las instalaciones, medios o recursos didcticos (centros urbanos o rurales). Pero, en su aplicacin, este principio fundamental se encuentra con una enseanza concertada, sobre todo la confesional, que, sin que la Administracin Educativa intervenga, selecciona al alumnado segn criterios socioeconmicos o culturales, ajenos totalmente a lo que debera ser una enseanza integradora, no discriminatoria.

Por otra parte, una enseanza comprensiva debe atender a las diferencias de intereses, motivaciones y aptitudes del alumnado sobre todo a partir de los ltimos cursos de la ESO. La atencin a esa diversidad individual y a las necesidades de cada alumno supone que, junto a unos contenidos bsicos y comunes, se oferte otras posibilidades complementarias que atiendan a los intereses, motivaciones y desarrollo intelectual de cada uno.

Pero una enseanza comprensiva y diversificada necesita de una organizacin flexible dentro del aula que atienda las necesidades de cada alumno y que ofrezca posibilidades de aprendizaje de acuerdo con sus diferentes intereses y capacidades.

Muchos problemas ha tenido en los ltimos aos la atencin a la diversidad. Ha sido la propia Administracin Educativa la que, con su poltica de recorte presupuestario, ha hecho inviable su aplicacin. Porque no basta con que se recoja en documentos oficiales. Atender a las necesidades individuales del alumnado tiene que suponer un aumento significativo de los recursos, una disminucin de la ratio, un aumento del profesorado, un cambio radical en la organizacin de los centros y el desarrollo de una amplia red de servicios de apoyo.

ENTRE TODOS.

Esta ley asume la propuesta de La UE como objetivo de los sistemas educativos:

Educar entre todos exige participacin: uno de los valores bsicos en el proceso educativo y expresin de uno de sus fines fundamentales: la formacin de ciudadanos autnomos y libres, comprometidos con las tareas y responsables de los problemas que afectan a la comunidad

Los mecanismos de participacin se han regulado en la legislacin democrtica espaola a travs de distintas leyes.

- LODE: regul la participacin efectiva de todos los sectores afectados.
- LOPEGCE: precis y ampli la participacin de la comunidad educativa: Consejo Escolar y Claustro, asociaciones de padres y juntas de delegados.
- LOCE: ha modificado competencias, particularmente en la eleccin de director.

Desde la LOPEGCE y posteriormente en la LOCE al hablar de participacin se pone nfasis sobre todo en la eleccin de director y control de la gestin, pero las investigaciones y estudios internacionales sealan la participacin de todos los sectores afectados: profesores, alumnos y padres en los procesos de enseanza-aprendizaje como fundamental. Estimular la implicacin de los profesionales en los asuntos del Centro, fomentar tareas de equipo, supone confiar al claustro responsabilidad y capacidad de decisin. Favorecer la participacin de todos los alumnos en clase, en actividades, revitalizar las asociaciones de alumnos, potenciar las asociaciones de padres, hacerles partcipes en el proceso de aprendizaje de sus hijos.

No obstante, la funcin directiva es esencial para favorecer la calidad y mejora de la enseanza. La participacin de la comunidad educativa ha disminuido considerablemente con la LOCE, optando por la seleccin de candidatos en funcin de mritos acadmicos y profesionales, con peso determinante en la Administracin educativa.

La LOE reforma algunos aspectos puntuales de la LOCE, en porcentajes de representacin y algunas cuestiones secundarias, pero se mantiene el mismo modelo tecnicista y de gestin, desarrollando el concepto de participacin como representativa, sin hacer ninguna propuesta que avance realmente en la implicacin social en la educacin: participacin de las familias y el alumnado en la elaboracin y aplicacin de los proyectos curriculares y educativos, en el seguimiento de su desarrollo y en la evaluacin global del sistema.

Los verdaderos cambios cualitativos de un sistema educativo, no pueden darse con simples retoques aislados, sin cuestionar y definir previamente un modelo global del Sistema en el marco de un Proyecto de Sociedad. Esta nueva ley propone retoques coherentes en el mismo sistema educativo mercantilista que corresponde al proyecto Neoliberal y Globalizado de sociedad.

Si la LOE pretende un sistema Educativo de Calidad, con una enseanza comprensiva, democrtica, no discriminatoria y participativa, la Administracin debe hacer una apuesta fuerte y urgente por la Escuela Pblica y por la dignificacin del profesorado.


COLECTIVO PROMETEO



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter