Portada :: Conocimiento Libre
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-12-2012

El gran escptico contra el modelo intelectual de Internet

Jos Luis de Vicente
eldiario.es

Evgeny Morozov es el crtico ms mordaz de Silicon Valley y de las visiones utpicas de la Red


Evgeny Morozov no es la persona ms simptica del mundo. No lo es en las distancias cortas, donde su tono seco y brusco y su tendencia a no mirarte a los ojos parece dejar claro que preferira estar haciendo mil otras cosas antes que charlar contigo, y no lo es por va escrita. La gran mayora de sus 'tuits' parecen tener el objetivo de rerse de alguien o humillarlo pblicamente, y los extensos artculos que publica con frecuencia en grandes medios de la prensa internacional (del New York Times a Le Monde Diplomatique o Slate) suelen ser variaciones del mismo argumento: hay alguien en Silicon Valley o en algn otro rincn del mundo tecnolgico cuyas ideas son ridculas, cuando no directamente peligrosas.

Pero hasta sus oponentes ms acrrimos, como el pensador de las redes sociales Clay Shirky, no ponen en duda su brillantez intelectual y estaran dispuestos a reconocer que de alguna manera, Evgeny Morozov es necesario. Con slo veintiocho aos de edad, este bielorruso se ha convertido en una voz esencial en la discusin sobre el papel poltico de Internet y sus capacidades para ejercer transformaciones positivas y duraderas sobre la sociedad. En un momento en que la visin progresista y polticamente correcta de la Red es que sus efectos son universalmente beneficiosos y que no hay industria o gobierno que no sea capaz de mejorar, Morozov ha asumido el papel ingrato y aguafiestas de recordarnos que ni las cosas son tan simples, ni hay que creerse todo lo que dicen los gurs.

Evgeny lleg a Espaa la semana pasada para ofrecer dos conferencias en Madrid y Barcelona en un momento de transicin personal. Hace ms de dos aos de la publicacin de El Desengao de Internet, el texto que le situ en el debate de ideas sobre la Red, y todava faltan algunos meses para que llegue su nuevo ttulo, por lo que la conversacin se hace complicada. Est aburrido de hablar de aquello que le ha hecho ms clebre, y su charla en el Crculo de Bellas Artes dentro del ciclo Ciberrealismo es la primera ocasin en que desgrana en pblico las ideas que contiene To Save Everything, click Here. Su prximo ttulo es un alegato contra el "solucionismo tecnolgico", la tendencia a pensar que no existe un problema que no tenga solucin si desarrollamos una tecnologa lo suficientemente innovadora para resolverlo.

La tesis de El Desengao de Internet es a estas alturas bien conocida: frente a las visiones utpicas que plantean que Internet es una tecnologa inherentemente democratizadora capaz de desencadenar revoluciones y que el ciberactivismo es la ms efectiva forma de accin poltica hoy, Morozov plantea que la Red es tambin el mejor amigo de las dictaduras totalitarias, capaces de controlar la vida de sus ciudadanos y monitorizar su actividad diaria en un grado de detalle que no era posible hasta ahora. Igualmente las grandes corporaciones tecnolgicas, que frecuentemente se presentan a s mismas como garantes de la libertad de expresin, no tienen problemas en colaborar con estas dictaduras si sus intereses comerciales lo justifican. Y en cualquier caso Internet no puede ser ninguna panacea cuando la autoridad controla su infraestructura y puede limitar el acceso de su poblacin a sta, como hemos visto muy recientemente en Siria.

El peligro del Ciberutopianismo para Morozov reside en que tanto gobiernos democrticos como activistas hayan asumido de manera acrtica ese relato liberador de la Red. Por un lado, fomenta un "internetcentrismo" que acaba situando a la Red y sus modos de hacer como modelo universal, como medida de todas las cosas.

"Internet es una fuente de comparaciones y de metforas que suelen ser errneas y que no juzgamos de manera suficientemente crtica. Tendemos a celebrar el xito de Wikipedia sin necesariamente comprender cmo funciona en realidad, rindindonos a los relatos mticos de su creacin. Y no es que de repente los impulsores de Wikipedia activaran un software que cualquiera podra utilizar y mgicamente aparecieron los resultados. Hizo falta mucho trabajo organizativo, mucho esfuerzo para desarrollar las normas adecuadas para que funcionase, y probablemente resultara imposible recrear ese xito en el contexto de otros proyectos".

Entre los discursos que Morozov denuncia en su nuevo libro est la nocin en auge de tecnologas inteligentes o smart, que prometen solucionar, por ejemplo, el caos de la gestin urbana a travs de sensores y redes de transmisin de datos que convertirn automticamente a nuestras ciudades en eficientes. Junto a otros conceptos supuestamente revolucionarias como la gamification, la introduccin de las mecnicas de un juego en el mbito de la empresa, o la autocuantifiacin -el registro metdico de nuestros hbitos para conocernos mejor a travs de nuestros propios datos- estas ideas son producto de una ideologa que parece sugerir que no hay problema que no se resuelva con una app; que la capacidad de los emprendedores y las startups para mejorar cualquier aspecto del mundo no tiene fronteras.

Morozov es crtico hasta el borde del insulto con el pequeo ncleo de gurs y analistas de la tecnologa que producen e inflan estos discursos. A finales del ao pasado escribi una largusima demolicin de la popular conferencia TED y su modelo intelectual, y publica regularmente crticas rara vez positivas de las ltimas novedades editoriales que celebran la capacidad de innovacin sin lmite que emana de la Red. "El problema est en un determinado crculo de pensadores que se protegen entre s y nunca se critican mutuamente. Y tambin en la bajsima exigencia intelectual de este medio; parece que en el anlisis de Internet se permiten afirmaciones que no se consentiran en ninguna otra disciplina".

"Esa cosa que llamamos Internet no existe"

Morozov detesta que le tilden de ludita enemigo de la tecnologa. Le parece una caracterizacin fcil que no se corresponde ni con su actitud personal ni con su posicin intelectual. Mientras otros conocidos crticos del ideario de Silicon Valley como Nick Carr o Andrew Keen parten de posiciones nostlgicas cuando no reaccionarias, el proyecto del pensador bielorruso tiene ms que ver con cuestionar y poner en solfa muchas de las verdades que damos por universalmente reconocidas sobre la naturaleza de la Red.

Para Morozov Internet ms que una tecnologa es un mito, con unos orgenes histricos e polticos muy determinados, y mientras no seamos conscientes de ellos estaremos encerrados en un paradigma errneo.
"Sobre la infraestructura fsica de la Red, los cables y los routers, hemos construido una criatura mtica a la que hemos dotado de ciertas cualidades. Algunas de ellas reflejan ciertas ideas sobre la modernidad, el fin de la guerra fra, el fin de la historia, y tambin con nuestra fascinacin por ciertos proyectos de xito en Internet como Wikipedia o el Software de Cdigo Abierto. Por supuesto ignoramos el nmero mucho mayor de proyectos que fallaron y que no han afectado a nuestro mito sobre Internet".

Necesitamos otra manera de entender este conjunto disperso de tecnologas distintas que hemos agrupado bajo la etiqueta la Red? "Sera bueno forjar otro concepto que no estuviese enraizado en relatos mticos como el ciberespacio, la digitalizacin, o la idea de que hay una realidad online y otra offline. Todas esas ideas son productos de la historia, no verdades ontolgicas sobre cmo funciona el mundo. Y es horrible, porque nos llevan a discusiones bizarras como si estar conectado es malo para el cerebro y estar desconectados es bueno. Si maana decidisemos dejar de pensar que existen estas categoras de online frente a offline todo seguira igual, el mundo no se parara".

Sin embargo, hasta este escptico sin lmite tiene que acabar aceptando que estn cambiando cosas sobre nuestra visin de Internet, probablemente para mejor. Las ms recientes visiones utpicas de Internet, como la idea de La Nube, estn dejando paso a una comprensin ms literal y materialista de qu es la Red en realidad. La publicacin este ao de las fotos de los Data Centers de Google, que mostraban por primera vez en pblico cmo son las instalaciones que mantienen nuestros servicios digitales en funcionamiento, suponen un modesto hito. "El inters actual por la infraestructura de la Red es buena noticia, lo que pasa es que mucha de esa infraestructura es invisible, porque est hecha de cdigo. Puedes ver fotos de los Data Centers de Google pero no de sus algoritmos, o de su cdigo. Pero es sano que nos estemos alejando de la retrica de la nube y nos acerquemos a visiones ms rigurosas de cmo todos esos cables estn conectados."

Fuente: http://www.eldiario.es/sociedad/gran-esceptico_0_78042581.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter