Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-12-2012

UE: Unin de Estafadores

Pedro L. Angosto
nuevatribuna.es


"En elprincipio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios. Todas las cosas por l fueron hechas" (Jn. 1:1-3).

S, al principio fue el verbo, y habit entre nosotros, y arm la de dios es cristo. Despus vino el caos. Y el hombre, envuelto en un ocano de acechanzas quiso poner orden, organizarse, vivir. Todo estaba desregulado, no haba leyes, no exista el Estado, no haba justicia, y la libertad era un trmino por acuar. Mandaba el ms fuerte, y el ms fuerte tena tanto miedo como el que no lo era pero tena la fuerza. Temerosos del rayo, de las riadas, del huracn, del terremoto, de las fieras, de los dems, el hombre comenz a preguntarse cosas sin importancia, por qu la noche, por qu el da, por qu la luna, por qu el sol, por qu el fro, por qu el calor, de dnde la vida, a dnde la muerte, de dnde el rbol que da frutos, de dnde el que da sombra. Y el fuego? Y la rueda? Y las verduras y los rebaos? No haba leyes, todo estaba desregulado, slo la ley del ms fuerte. Fue hace mucho tiempo, poco despus de que al principio fuera el verbo.

Y s, el ser humano comenz a cavilar, y se agrup en tribus, en poblados, en organizaciones ms complejas. Y lleg a sembrar imitando a la naturaleza, incluso a dominar a los animales ms dciles para su alimento y vestido. Y, observando, se dio cuenta de que los ros crecan por leyes naturales y puso reglas para aprovechar las aguas y para repartirlas, por lo menos desde las civilizaciones ms antiguas del mundo, aquellas que surgieron en esos lugares surcados por el Tigris y el Efrates y que tuvieron la desgracia de esconder bajo su suelo toneladas de oro negro. China la milenaria, Mesopotamia, Egipto, Mohenjo-Daro, Harappa, las culturas Azteca, Maya, Inca, Persa, Cretense, Griega y Romana. El mundo fue avanzando, lentamente, sobre la miseria de los ms, pero avanzando a base de regulaciones, de leyes escritas o no que pretendan hacer posible la existencia de los hombres con las furias de la naturaleza y las de los hombres que slo miraban por ellos. Una civilizacin mora, la siguiente se abra ms y sus conquistas alcanzaban a ms conforme las leyes que las regan eran elaboradas por ms gente. As a los imperios mticos de Mesopotamia y Egipto, dnde los sacerdotes sometan a la poblacin al esclavismo porque conocan la astronoma y los fenmenos meteorolgicos, porque a partir de ah inventaron la religin tal como hoy la conocemos, y el infierno, y el cielo, sucedi Grecia, la Grecia clsica, que viva tambin sobre un montn de esclavos, pero dnde el hombre comenz a pensar en plural, a hablar de derechos y a regularlos por primera vez en la historia de la Humanidad. Roma imit el modelo griego y tras su derrumbe, lleg de nuevo la oscuridad de la mano del cristianismo erigido en religin de un imperio dividido que no era ni sombra de lo que fue.

Y tras ms de mil aos de tinieblas, de pensamientos baldos, de escolstica represora y risible, va Crdoba, surgi el Renacimiento, y trajo el Estado de los Reyes Catlicos y de Maquiavelo, con sus muchsimos errores, un avance gigantesco respecto a los periodos anteriores: El poder de los nobles fue sometido, aunque perdur para nuestra desgracia el de la Iglesia. Y las luces del Renacimiento parieron a las de la Ilustracin, y stas trajeron la revolucin francesa, madre a su vez de todas las ocurridas en el siglo XIX y, tambin, de la que posibilit la existencia del Estado del bienestar en Europa tras la II Guerra Mundial: La Revolucin Rusa, que fue un salto evolutivo sin precedentes en nuestra historia pero que quiz no surgi ni en el lugar ni en el tiempo adecuado. Todos, absolutamente todos los avances de la Humanidad, se han hecho a base de regulaciones, jams desregulando como se hace ahora, cuando de nuevo los imperios parecen tambalearse y las luces de las tinieblas nos amenazan como si la aldea global fuese slo uno de los miles de pueblos bblicos a los que el Dios de Abraham asolaba cada vez que se encontraba aburrido o se le pona en gana.

Al capitalismo jams le gust la democracia. sta le fue impuesta por el movimiento obrero, pero sobre todo por el temor de los capitalistas al contagio de la Revolucin Rusa. Desde que acab la II Guerra Mundial, el objetivo de las principales potencias Occidentales fue asfixiar a la Unin Sovitica por el medio que fuese. Los dueos del capital pensaban que nada se podra hacer en Europa, por entonces y todava hoy principal potencia comercial del mundo, si la URSS segua en pi. Thatcher y Reagan, representando a la oligarqua mundial antidemocrtica, culminaron la guerra santa contra la URSS y al final cay el muro, y se nos cay encima. Decan que haba acabado la guerra fra, que era el fin de la historia qu estupidez y que comenzaba otro tiempo. Ya lo creo que comenzaba, de inmediato, sin la amenaza sovitica, todos los Estados democrticos del mundo que haban conseguido cierto bienestar para su poblacin, comenzaron a imitar las polticas de la llamada Dama de Hierro de la Edad del Hierro, dira yo y del actor que nunca lo fue hasta que fue Presidente de la nacin ms poderosa y desaprensiva de la Tierra.

Cumplido el objetivo de derrotar a la URSS, nunca ms hubo una estrategia bien planificada sino que los poderes mundiales actuaban sobre la marcha, a ver qu pasa. Y no pasaba nada, slo que ya no haba muros que derribar y el terreno a conquistar apareca expedito, libre de defensas. Aqul xito inesperado provoc un regreso al pasado no imaginado por sus promotores, y supuso el sometimiento de la democracia que comenz a dejar de serlo a la oligarqua global. Con la ayuda casi incondicional de los medios, se comenz por privatizar pequeas empresas estatales, por desregular tal o cual actividad sin que la respuesta ciudadana fuese nunca lo suficientemente drstica o siquiera visible. Iban ensayando, como un bilogo en su laboratorio, para no dar pasos en falso. Sin embargo, el nuevo mundo viejo, el ms viejo de todos que vislumbraban los del pasado no poda ser del todo, haca falta algo que terminase por demostrar a los ciudadanos de los pases europeos ms desarrollados que sus derechos haban caducado. Derrotada la URSS, se trataba de acabar con su hijo bastardo: el modelo poltico y econmico europeo. Dudaron, no mucho ms que cuando arrojaron las bombas atmicas sobre Japn, pero dudaron, hasta que se decidieron a apretar el botn. El 11 de diciembre de 2001, China, un gigantesco y pobladsimo pas que todava se deca comunista, entraba en la Organizacin Mundial del Comercio ante el alborozo de los dueos de todo. Los mandatarios chinos presentaron aquello como una versin actualizada de la NEP de Lenin pero a lo bestia; los mandarines de Occidente, que llevaban aos explotando all, como una victoria de la libertad.

Con la URSS desaparecida y China convertida a la religin capitalista-esclavista, el bastin europeo era pan comido. El aburguesamiento de los dirigentes y militantes de los partidos de izquierda, el individualismo indolente de la poblacin y un hedonismo muy mal entendido y propiciado por los medios, permitieron que varios caballos de Troya se colasen en el interior de Europa. El primero fue el Reino Unido, qu como siempre sostuvo De Gaulle de quien no comparto casi nada nunca debi entrar en Europa porque no crea en ella. Al Reino Unido se le puso alfombra roja y se le dio cuanto pidi por su boca y un poco ms. En pago a esa generosidad europea, Gran Bretaa se convirti en el vigilante de los intereses norteamericanos en el viejo continente, por lo que recibi patente de corso para crear decenas de parasos fiscales a dnde los ricos de todo el mundo llevaran sus ahorrillos, eso s, siempre dirigidos desde la City. Otro Caballo de Troya fue la creacin del Euro y del Banco Central Europeo a imagen y semejanza de Alemania, bajo sus estrictas rdenes y a merced de sus intereses exclusivos. La cesin de soberana de los pases miembros de la UE y su ampliacin hacia el Este fueron la culminacin del desarme fsico y moral de una Europa que haba renunciado a sus sueos metindose en la boca ms oscura de lobo ms fiero. Qu poda ofrecer a partir de entonces Europa al mundo? Tecnologa alemana, sol y playas, turismo cultural, mantequilla, diseo, museos? Libertades, Estado del bienestar y derechos exportables? No, ni mucho menos, eso estaba fuera de sitio, de contexto y de tiempo. No haban hecho la contrarrevolucin global para favorecer al enemigo. Europa, como el resto del mundo, poda ofrecer desregulacin y pobres, mano de obra barata y el inmenso botn tal vez el mayor del mundo que custodiaba para el sostenimiento de la Sanidad, la Educacin, la vejez, y las prestaciones sociales pblicas y universales. Desregulacin, privatizacin y empobrecimiento fueron sustituyendo poco a poco a Libertad, Igualdad y Fraternidad, y los gobiernos europeos, sometidos al poder financiero, pusieron en la aplicacin de esas nuevas mximas su mximo empeo hasta llevarnos a dnde hoy estamos, al borde del naufragio general de un continente que durante siglos explot al mundo de forma cruel, que no ha querido aprender de su terrible siglo XX y que, incapaz de cualquier gesto solidario interestatal, se apresta a desprenderse de lo mejor que de s mismo pudo dar al mundo: La Declaracin de Derechos del Hombre y del Ciudadano y el Estado del Bienestar.

Las siglas UE nada tienen que ver hoy en da con una pretendida unin europea que ha sido dinamitada por los cuatro puntos cardinales; por el contrario, si podra definir a una unin de estafadores, de malhechores, de rufianes, de malnacidos dedicados a destruir todo lo que se edific durante siglos de luchas y a dejar la palabra democracia reducida slo a eso, a una palabra vacua, sin contenido, ajena por completo al inters general, incluso a su origen etimolgico. Y no es que exista una desafeccin de los europeos conscientes hacia la poltica ni hacia Europa, es que los personajillos que desde hace aos dirigen Europa inmensamente mediocres sean de la nacionalidad que sean- son desafectos a los europeos, lo que inevitablemente si queremos sobrevivir- nos llevar a otra nueva revolucin que barra la casa comn de parsitos, mequetrefes, correveidiles y mediocres que no son capaces de ver ms all del cristal de sus gafas.

Fuente: http://www.nuevatribuna.es/articulo/mundo/ue-union-de-estafadores/20121212135149085281.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter