Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-12-2012

El rescate espaol es un rescate de los bancos europeos

Santiago Gonzlez Vallejo
Rebelin


 

Que Barclays haya sido multado por alterar el valor del lbor (y del Euribor) forma parte de los hurtos de cuello blanco. Y forma parte de la trayectoria del sector la colusin entre las agencias de *rating* y los grandes bancos.

Lo mismo que los engaos de los directivos de Lehman Brothers para maquillar las cifras del dficit griego y as lograr que se incorporase Grecia al euro, llevndose de paso millones de euros en comisiones.

Pero todo eso es un magro consuelo de lo que se nos cae encima a los espaolitos por el error econmico de compraventa de suelo, de urbanizar los campos y sembrar edificios vacios cada vez a un mayor precio, prestado desde el exterior a nuestro sistema financiero, endeudndose en un volumen desaforado, a corto plazo.

Los bancos y cajas crean que su gran inversin crediticia se recuperara a largo plazo. Pero tras el cambio de coyuntura, de nada ha valido la intencin de renegociar peridicamente un principal en disminucin -porque se ha ido pagando en estos aos de crisis-, y se ha pasado, en una cantidad relevante, de ser prestamista de crditos hipotecarios a poseedor del bien hipotecado, pero con una cada de precio de los activos apalancados y a la prdida patrimonial, cuando no, a sufrir ms la morosidad de los clientes.

El rescate financiero propuesto consiste en que se facilita una renegociacin de esos crditos privados (de las cajas y bancos espaoles) con vencimientos a corto, para alargar en el tiempo su devolucin. Como los bancos acreedores de esa deuda privada son europeos, alemanes y franceses y en menor medida de otros pases, se les est dando garanta de devolucin del principal (a corto) y de que, en todo caso, se pagarn esos crditos a largo plazo.

Existen dos problemas.

UNO. Que esos malditos 'activos' se rentabilicen (obtencin de rentas) y/o se liquiden. Que haya una rotacin de la deuda en el tiempo para que se digieran por parte de los consumidores esos millones de hipotecas todava vivas, gracias a su capacidad de pago (sobre la base del resto de la economa productiva). Es a eso a lo que llaman desapalancar una economa cebada a base de crditos exteriores. Es una cuestin de acoplar ritmos de pagos y generacin de riqueza en otros sectores no inmobiliarios. Y en funcin de los plazos, si el resto de la economa tiene un ritmo de crecimiento mayor o igual al necesario fijado en el desapalancamiento, mejorar la capacidad de expansin econmica. Si lo hace a un ritmo menor, habr un empobrecimiento relativo. Por los tipos anunciados a los que los bancos deben pagar sus crditos nuevos sus accionistas perdern valor de sus inversiones. Pero, tambin, parece que ser difcil que el crdito 'normal' llegue a las empresas y particulares con fluidez y a bajo inters, haciendo difcil la recuperacin econmica.

DOS. Parece que las condiciones del rescate (garantizar a los bancos europeos el cobro de sus deudas si bien tambin ellos cebaron la mquina especulativa y fueron corresponsables-, y que el resto de los contribuyentes europeos no se excedan en su generosidad, remunerada) tiene como objetivo, no que Espaa digiera el empacho del ladrillo, sino garantizar el cobro mediante una reduccin del tamao del Estado que libere los recursos de pago de la deuda, porque el pacto de estabilidad sigue existiendo. Existen otros factores negativos para la mejora de la economa espaola: la Constitucin Europea restringe la capacidad de intervencin del Banco Central Europeo, tal y como fue concebido a resultas de la cultura neoliberal y alemana, y no puede prestar directamente a los Estados a un menor coste; que no existe, adems, la intencin de potenciar unos presupuestos europeos ambiciosos que cubran los shocks asimtricos; y que no hay posibilidad de armonizacin fiscal progresiva y es dudoso que se traduzca en norma prctica, a corto plazo, un impuesto supranacional como el de transacciones financieras.

Puede haber ahora, despus de comprobar el desaguisado del euro, un remedo de Ministerio de Economa Europeo. Lo que no est previsto es la mejora en la redistribucin de la renta y el sufragar y comunitarizar los costes asimtricos de la construccin europea, ni los errores de cada pas, aunque hayan alimentado las rentas de otros. Lo que se ha dicho claro es que cada pas aguante su vela. Los griegos ya estn en plena galerna, sin amparo. A otros, si el turismo, las exportaciones y dems no lo solucionan, 'Europa' no les da otra alternativa.

Y lo que no es razonable, no se puede admitir. De ah la protesta.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter