Portada :: Otro mundo es posible :: Feminismos
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-12-2012

Mujeres libres: un precedente de feminismo combativo

Ana Villaverde
Peridico En lucha


Con la proclamacin de la II Repblica, muchas mujeres empezaron a participar en la vida poltica y se afiliaron a partidos y sindicatos. Aunque las mujeres se organizaban tambin en las filas del comunismo o el socialismo, en este periodo fue en el anarquismo donde se dio un desarrollo terico ms avanzado en relacin a la cuestin femenina. A diferencia de los primeros, los anarquistas entendan que la lucha por la liberacin de la mujer no era una cuestin menor, que se resolvera despus de la revolucin. Sin embargo, aunque en el plano ideolgico reconocan la importancia de luchar por la emancipacin de la mujer, en la prctica se centraban mucho en la cuestin econmica productiva, ignorando las cuestiones especficamente femeninas. Tampoco tenan en cuenta las dificultades que las mujeres se encontraban a la hora de organizarse polticamente, como el hecho de tener que aguantar comportamientos sexistas por parte de sus compaeros.

Estructura organitzativa

En este contexto, algunas mujeres anarquistas vieron la necesidad de crear una organizacin que estuviese formada exclusivamente por mujeres. En septiembre de 1936, cuatro meses despus de la publicacin de la revista que constituy el punto de partida, se crea la organizacin Mujeres libres en Madrid. Aunque estaba vinculada ideolgicamente al anarquismo y a la CNT, Mujeres libres era un colectivo autnomo, hecho que les supuso el rechazo por parte de otras organizaciones libertarias. En 1938, solicitaron ser reconocidas como una seccin autnoma del movimiento libertario, peticin que fue denegada por los portavoces. Argumentaban que el hecho de que fuese una organizacin exclusivamente de mujeres era un elemento de desunin para el movimiento. Sin embargo, las integrantes de Mujeres libres no entendan su autonoma como una forma de romper la unidad. Como plantean ellas mismas en varios artculos, no se trataba de una lucha contra los hombres, sino de buscar la mejor estructura organizativa para lograr que las mujeres participasen en la lucha por la transformacin social en igualdad de condiciones que los hombres. Desde su perspectiva, la nica forma de lograr la liberacin de la mujer era por medio de una organizacin que tuviese en cuenta las experiencias particulares de las mujeres.

El objetivo de Mujeres libres era la emancipacin de la clase trabajadora en su conjunto y de las mujeres trabajadoras en particular, las cuales entendan que se enfrentaban a una doble opresin: de clase y de gnero. Fueron autnticas rompedoras y pioneras en muchas reivindicaciones que an hoy siguen vigentes. Hacan especial hincapi en la autonoma econmica para las mujeres, lo que implicaba el derecho al trabajo (y no slo para casos de emergencia), la igualdad de salario y el acceso a la educacin superior. Para que esto pudiese ser posible, entendan que era imprescindible un reparto equitativo de las tareas domsticas, as como la creacin de guarderas, comedores sociales y colonias para el cuidado de nios y nias. Fueron las primeras en defender el derecho al aborto y la libertad sexual, adems de promover la educacin sexual y cuestionar el modelo de familia tradicional. Tambin luchaban por que se reconociese la voluntad de las mujeres y se respetase su derecho a decidir.

El 18 de julio de 1936 tiene lugar el golpe de estado y comienza la Guerra Civil. La resistencia al levantamiento fascista les supone una oportunidad para crecer y convertirse en la organizacin de mujeres libertarias ms importante de la historia. Lleg a contar con alrededor de 20.000 afiliadas y 153 agrupaciones.

Durante la guerra, defendieron el derecho de las mujeres a luchar en el frente, aunque tuvieron que abandonarlo cuando el ejrcito republicano militariz las milicias y orden a las mujeres a irse a la retaguardia. Tambin abrieron el debate sobre la prostitucin. Interpelaban a sus compaeros para que dejasen de promover la prostitucin en el frente e incluso llegaron a crear un programa para facilitar a las prostitutas que pudiesen dejar su oficio si as lo deseaban.

La experiencia de Mujeres libres constituye un antecedente clave para la lucha de las mujeres. Su atencin a los problemas especficos de las mujeres trabajadoras, relacionados con el mbito privado y su batalla poltica por la incorporacin de las cuestiones de gnero a la lucha general por la transformacin social, las convierte en un precedente extraordinario para el desarrollo posterior de un feminismo de clase y combativo.

Ana Villaverde es militante de En lucha / En lluita

Fuente: http://www.enlucha.org/site/?q=node/18003



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter