Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-12-2012

Crnica de las maniobras de la Unin Europea para impedir el reconocimiento del Derecho humano a la paz
Un Nobel para la promocin de un derecho que no existe

Micl Savia
Rebelin


El pasado 10 de diciembre la Unin Europea recibi el Premio Nobel de la Paz. Es sta una noticia que ofende profundamente. No slo porque hace dcadas que la Unin Europea pone en marcha, tanto a nivel interior como exterior, polticas que violan los principios ms bsicos de la convivencia pacfica y los derechos fundamentales de millones y millones de ciudadanos en todo el mundo, sino porque tambin son dcadas que la UE se opone con fuerza dentro las Naciones Unidas a cualquier reconocimiento formal del Derecho a la Paz.

La paz es el objetivo principal de las Naciones Unidas, la razn misma por la cual han sido creadas. Sin embargo, todava no ha sido posible codificar e incorporar el derecho humano a la paz en nuestro sistema de derecho internacional.1

Como denunci el senador canadiense Douglas Roche, el trabajo realizado hasta ahora en el sistema de las Naciones Unidas para desarrollar el concepto del derecho humano a la paz es uno de los secretos mejor guardado del mundo. La cultura de la guerra impregna a tal punto la opinin pblica que ahoga las voces que afirman que el derecho humano a la paz es un derecho fundamental de cada ser humano y la ms importante condicin previa para el disfrute de los dems derechos humanos.2

En 1984 la Asamblea General adopt por amplia mayora una histrica Declaracin sobre el Derecho de los Pueblos a la Paz 3 que proclamaba solemnemente que los pueblos de nuestro planeta tienen el derecho sagrado a la paz y que proteger el derecho de los pueblos a la paz y fomentar su realizacin es una obligacin fundamental de todo Estado. En esa votaci n, l os pases europeos se abstuvieron, rechazando apoyar tales afirmaciones y dejando en claro la que ser su constante posicin obstruccionista sobre el tema.

En los aos siguientes la UE se opuso sistemticamente a cualquier intento de dar un contenido ms concreto a este sagrado derecho. El derecho a la paz no existe repitieron una y otra vez, rechazando incluso discutirlo en el mbito internacional. Para ellos la paz no es un tema de competencia de organismos multilaterales y democrticos como la Asamblea General, la UNESCO o el Consejo de Derechos Humanos, porque all son una minora. Para ellos el nico rgano competente para discutir de paz es el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que obviamente controlan.

En enero de 1997, el entonces Director General de la UNESCO, Federico Mayor Zaragoza, en el contexto de toda una serie de iniciativas para la promocin de una Cultura de Paz, propuso proclamar el Derecho humano a la Paz e incorporarlo a la lista de los derechos ya reconocidos .4 A tal fin fue elaborado un borrador de declaracin que fue prontamente distribuido entre los Jefes de Estado para que hicieran llegar sus observaciones en mrito.

La iniciativa, apoyada por una aplastante mayora de Estados, desencaden una spera polmica que culmin el 6 de noviembre de 1997 durante la 29 Conferencia General de la UNESCO, cuando todos los pases europeos, uno tras otro, tomaron la palabra para expresar su firme oposicin al proyecto: No debemos tratar de transformar una aspiracin en un derecho () Abstengmonos de crear un nuevo derecho humano a la paz que es peligroso (Austria); La Declaracin confunde paz y derechos humanos, que deben abordarse por separado (Dinamarca); Un nuevo derecho podra crear ilusiones (Francia); Est de moda apoyar e inventar nuevos derechos humanos cuando los que existen no son respectados (Italia); es inoportuno que la UNESCO se entrometa en este campo () Esta discusin es una prdida de tiempo (Suecia); etctera.5

David Adams, uno de los principales artfices de las polticas de la UNESCO por la Paz, asisti consternado al debate: mientras algunos estados tenan miedo de que [el derecho a la paz] pudiera ser tan eficaz de interferir con su derecho a hacer la guerra, yo me senta frustrado por su falta de eficacia y por la incapacidad de la UNESCO para incidir realmente a favor de la paz.6

De hecho, en 2000, cuando termin el mandato de Federico Mayor y los Estados Unidos volvieron a dominar la organizacin, la UNESCO abandon el proyecto de contribuir a la codificacin del derecho humano a la paz. 7 El discurso fue todava reanudado y desarrollado en otras sedes por otros pases, en primer lugar en Cuba, una pequea isla del Tercer Mundo, que tantas energas dedic a esta importante batalla. El debate sigui tambin en la sociedad civil llevando en 2006 a la adopcin de la clebre Declaracin de Luarca.8

Hace 10 a os Cuba, con el apoyo de varios pa ses y una red de 1800 ONG's, introdujo el tema en el Consejo de Derechos Humanos. Aqu tambin la oposicin de la UE fue frrea. Por suerte, Europa slo representa una minora de votos de modo que, a pesar de las dificultades, recientemente el derecho a la paz pudo conocer unos avances importantes.

En 2009, teniendo en cuenta que varios pases seguan cuestionando la existencia misma del derecho a la paz, Cuba present un proyecto de resolucin9 para solicitar a la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos la realizacin de un un taller sobre el derecho de los pueblos a la paz, con la participacin de expertos de todas las regiones del mundo y el objetivo de aclarar el contenido y el alcance de ese derecho.

La UE se opuso en bloque a la propuesta, afirmando bsicamente que el Consejo de Derechos Humanos no era el lugar oportuno para discutir sobre el tema.10 Sin embargo la resolucin fue aprobada con 32 votos a favor, 13 en contra y una abstencin,11 y el taller de expertos se celebr en Ginebra, los das 15 y 16 de diciembre de 2009.12

En junio de 2010 Cuba present un nuevo proyecto de resolucin para pedir que el Comit Asesor del Consejo de Derechos Humanos,13 mediante consulta con los Estados Miembros, la sociedad civil, el mundo acadmico y todos los dems actores relevantes, preparase un proyecto de Declaracin sobre el Derecho de los pueblos a la paz. La UE, agradeciendo a la delegacin cubana por la iniciativa, pidi que la resolucin fuera objeto de votacin, anunciando su voto contrario: No pensamos que el Comit Asesor haga buen uso de su tiempo ocupndose de este asunto.14

Tras leer el texto de la resolucin, las razones de la oposicin aparecen evidentes. El documento reafirma el derecho al desarrollo, el repudio de la guerra y en general del uso de la violencia en la consecucin de objetivos polticos, la necesitad de un nuevo orden democrtico internacional. Habla de soberana, integridad territorial, independencia y libre determinacin. Y, como las precedentes resoluciones , destaca que la profunda fractura que divide a la sociedad humana entre ricos y pobres y la brecha cada vez mayor que existe entre el mundo desarrollado y el mundo en desarrollo plantean una grave amenaza para la prosperidad, la paz, los derechos humanos, la seguridad y la estabilidad mundiales. Demasiado por la pacfica Europa.

La resolucin15 fue aprobada con 31 votos a favor, 14 en contra y una abstencin.16 Todos los pases de la UE representados en el Consejo votaron en contra, junto a los Estados Unidos, ellos tambin gobernados por un Premio Nobel de la Paz.

Tras un largo proceso de consultas, al cual la UE se neg a participar, el Comit Asesor present un proyecto de Declaracin muy interesante y progresista 17 que de hecho recoge la mayor parte de las sugerencias recibidas por parte de expertos, gobiernos y sociedad civil. El texto, compuesto por 14 artculos, aunque mejorable, representa un enorme paso en adelante respecto a la solemne Declaracin de 1984.

El Comit Asesor, en primer lugar, sugiere cambiar el trmino original "Derecho de los pueblos a la paz" por el abreviado "Derecho a la paz", considerndolo ms oportuno en cuanto permite incluir tanto la dimensin individual como la colectiva de ese derecho. De hecho el proyecto supera la tendencia restrictiva a considerar la paz principalmente como un derecho colectivo y a relacionarla en forma exclusiva con temas como guerra y desarme. El derecho a la paz es un derecho inherente a a todos los seres humanos sin alguna distincin o discriminacin (art. 1). Y la paz no es slo ausencia de violencia: toda persona tiene derecho a vivir sin temor y sin miseria y vivir sin miseria implica el goce del derecho al desarrollo sostenible y de los derechos econmicos, sociales y culturales (art. 2).

La Declaracin se ocupa de varias cuestiones relacionadas con la paz y la seguridad internacionales (desarme, educacin y capacitacin para la paz, derecho a la objecin de conciencia al servicio militar, empresa militares y de seguridad privada, resistencia y oposicin a la opresin, mantenimiento de la paz, etc.). Sin embargo, reconociendo que la desigualdad, la exclusin y la pobreza generan violencia estructural, que es incompatible con la paz y deben ser eliminadas, el texto incluye tambin estndares de paz positiva en reas como desarrollo, medio ambiente, refugiados y migrantes, etc.

Cuando en junio de 2012 el Comit Asesor present el borrador al Consejo de Derechos Humanos, la gran mayora de los Estados y la sociedad civil reaccionaron con entusiasmo. La UE se limit a tomar nota, reiterando su posicin: Nos quedamos de la idea de que el derecho a la paz no exista en el derecho internacional.18 Cuba adopt, una vez ms, un papel diligente y present un nuevo proyecto de resolucin para dar el paso siguiente: crear un Grupo de Trabajo Intergubernamental con el mandato de negociar el texto de una futura Declaracin de las Naciones Unidas sobre el derecho a la paz basndose en el proyecto presentado por el Comit Asesor.

Intentando obtener el ms amplio consenso posible, Cuba convoc una serie de reuniones informales con los delegados de todos los pases interesados con el fin de discutir el texto de la resolucin y aportar, si era oportuno, eventuales cambios. Durante estas reuniones los pases europeos opusieron todo tipo de objecin. Se declararon sobre todo muy preocupados por el proyecto de Declaracin presentado por el Comit Asesor, pidiendo que fuera eliminada cualquier referencia a dicho documento. Se opusieron a la idea de crear un Grupo de Trabajo Intergubernamental, sugiriendo organizar en su lugar otro taller, parecido al que boicotearon tres aos antes. Afirmaron que las dos previstas sesiones de trabajo, de siete das cada una, habran conllevado un gasto intil de dinero, desviando fondos y energas de temas ms importantes. A esta ltima objecin el delegado cubano justamente observ que como el Consejo acababa de gastar dos millones de dolares para enviar una controvertida Comisin de Investigacin en Siria, tal vez poda valer la pena asignar medio milln en favor del derecho a la paz.

Finalmente, gracias a unos intensos esfuerzos diplomticos y a la presin de la sociedad civil, la resolucin fue adoptada por 34 votos a favor, 12 abstenciones y un solo voto contrario19, el de Estados Unidos.

La Unin Europea "tenidos en cuenta todos los defectos del supuesto derecho a la paz y sus efectos potencialmente negativos sobre los derechos humanos,20 se abstuvo en bloque. Durante el debate, el Reino Unido intervino para declarar, tambin en nombre de Canad y Holanda, que, si hubieran sido miembros del Consejo, habran votado No a la resolucin, anunciando que reconsideraran su eventual participacin en los trabajos de dicho Grupo que de todas formas, muy a pesar de ellos, tendr su primera sesin de trabajo en febrero de 2013.

La oposicin europea al concepto de derecho a la paz, tal y como se desarrollando en las Naciones Unidas, es comprensible. De hecho se trata de un concepto de la paz diametralmente opuesto a lo que intentan imponer los gobiernos de Europa y EE.UU. con sus bombas y sus ejrcitos. Todos saben que no puede haber paz sin justicia social. Pero, como siempre, las democracias occidentales deciden ignorar los miles de millones de personas que sufren constantemente por no tener nada para comer, un lugar donde vivir, un trabajo, asistencia sanitaria, educacin Por otro lado, por qu un continente que gasta cientos de de millones de euros cada ao en armamento debera colaborar en el desarrollo del derecho a la paz?

Esta, en sntesis, la posicin de la Unin Europea sobre el derecho a la paz. Posicin que, por cierto, no es muy distinta de la que tienen sobre otros derechos humanos fundamentales como el derecho al agua, a la tierra, a la alimentacin, etc.

Los pases europeos son responsables de que hoy el mundo sea dominado, ms que nunca, por la cultura de la violencia. Un mundo en el que el uso o la amenaza del uso de la fuerza ya se convirtieron en un instrumento poltico habitual y las guerras son preventivas y humanitarias. Son responsables de que conceptos como daos colaterales, waterbording, target killing, combatiente enemigo, bombas inteligentes, estados canallas, contratistas [mercenarios] nos sean ms familiares que el derecho a la paz, bajo el cual se fundaron las Naciones Unidas. Son responsables de que una gran parte de la opinin pblica mundial vaya aceptando esta brbara regresin de nuestro sistema de derecho internacional. A pesar de todo esto, han sido galardonados con el Premio Nobel de la Paz, premio que, por cierto, no recibir nunca ni Cuba, ni el Movimiento de los Pases No Alineados, ni ningn representante de la sociedad civil o experto internacional que tanto tiempo y dedicacin consagraron a defender y promover el sagrado derecho a la Paz.

1 El derecho humano a la paz se menciona de pasada en diversos documentos, aunque ninguno de ellos consagrado enteramente a la elaboracin de este derecho. Ya en 1969 la Declaracin de Estambul, adoptada durante la 21 Conferencia Internacional de la Cruz Roja, proclam el derecho a una paz duradera como derecho humano. En 1976, la Resolucin 5/XXXII de la Comisin de Derechos Humanos reconoci el derecho a vivir en paz como derecho humano. En 1978, la Asamblea General aprob la Resolucin 33/73 sobre la preparacin de las sociedades para vivir en paz, que dispone que: 1. Toda nacin y todo ser humano, independientemente de su raza, convicciones, idioma o sexo, tiene el derecho inmanente a vivir en paz. El respeto de ese derecho, as como de los dems derechos humanos, redunda en el inters comn de toda la humanidad y es una condicin indispensable para el adelanto de todas las naciones, grandes y pequeas, en todas las esferas. Ver UNESCO 29 C/59 http://unesdoc.unesco.org/images/0011/001100/110027s.pdf

2 Senador Douglas Roche, O.C. http://roche.apirg.org/public_html/writings/documents/nuclear/LiuCentrePresentation.pdf

3 Ver la resolucin de la Asamblea General 39/11 http://daccess-dds-ny.un.org/doc/RESOLUTION/GEN/NR0/459/88/IMG/NR045988.pdf?OpenElement

4 El derecho humano a la paz, Declaracin del Director General de la UNESCO, Pars, enero de 1997

http://www.unesco.org/cpp/sp/declaraciones/HRtoPeace.htm

5 http://www.culture-of-peace.info/annexes/commissionV/summary.html

6 http://www.culture-of-peace.info/history/page16.html

7 http://www.culture-of-peace.info/copoj/perspective.html

8 http://www.aedidh.org/sites/default/files/Dluarca_Esp.pdf

9 http://ap.ohchr.org/documents/S/HRC/resolutions/A_HRC_RES_11_4.pdf

10 http://extranet2.ohchr.org/Extranets/HRCExtranet/portal/page/portal/HRCExtranet/11thSession/DraftResolutions/AHRC11L.7/Explanation%20before%20the%20vote%20L.7.pdf

11 Votos a favor: Angola, Arabia Saudita, Argentina, Azerbaiyn, Bahrein, Bolivia, Brasil, Burkina Faso, Camern, Chile, China, Cuba, Djibouti, Egipto, Federacin de Rusia, Filipinas, Gabn, Ghana, Indonesia, Jordania, Madagascar, Malasia, Mauricio, Mxico, Nicaragua, Nigeria, Pakistn, Qatar, Senegal, Sudfrica, Uruguay, Zambia; Votos en contra: Alemania, Bosnia y Herzegovina, Canad, Eslovaquia, Eslovenia, Francia, Italia, Japn, Pases Bajos, Reino Unido de Gran Bretaa e Irlanda del Norte, Repblica de Corea, Suiza, Ucrania; Abstenciones: India.

12 Ver Informe del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (OACDH) sobre los resultados del taller de expertos sobre el derecho de los pueblos a la paz (A/HRC/14/38) http://www2.ohchr.org/english/bodies/hrcouncil/docs/14session/A.HRC.14.38_en.pdf

13 El Comit Asesor del Consejo de Derechos Humanos es un rgano integrado por 18 expertos que funciona como "grupo de reflexin" del Consejo y trabaja bajo su direccin. Ver http://www2.ohchr.org/spanish/bodies/hrcouncil/advisorycommittee.htm

14 http://extranet2.ohchr.org/Extranets/HRCExtranet/portal/page/portal/HRCExtranet/14thSession/DraftResolutions/AHRC14L.12/L12-European%20Union.pdf

15 A/HRC/14/L.12 http://daccess-dds-ny.un.org/doc/UNDOC/LTD/G10/142/72/PDF/G1014272.pdf?OpenElement

16 A favor: Angola, Arabia Saudita, Argentina, Bahrein, Bangladesh, Bolivia, Brasil, Burkina Faso, Camern, Chile, China, Cuba, Djibouti, Egipto, Federacin de Rusia, Filipinas, Gabn, Ghana, Indonesia, Jordania, Madagascar, Mauricio, Mxico, Nicaragua, Nigeria, Pakistn, Qatar, Senegal, Sudfrica, Uruguay, Zambia. En contra Blgica, Bosnia y Herzegovina, Eslovaquia, Eslovenia, Estados Unidos de Amrica, Francia, Hungra, Italia, Japn, Noruega, Pases Bajos, Reino Unido de Gran Bretaa e Irlanda del Norte, Repblica de Corea, Ucrania. Abstenciones: India

17 A/HRC/220/31

18 http://eeas.europa.eu/delegations/un_geneva/documents/eu_statments/human_right/20120628_item5_en.pdf

19 Resolucin 20/15. Votos a favor: Angola, Bangladesh, Benin, Botswana, Burkina Faso, Camern, Chile, China, Congo, Costa Rica, Cuba, Gibuti, Ecuador, Guatemala, Indonesia, Jordania, Kuwait, Kyrgyzstan, Libia, Malesia, Maldive, Mauritania, Mauritius, Mexico, Nigeria, Per, Filipinas, Qatar, Rusia, Arabia Saudita, Senegal, Tailandia, Uganda, Uruguay. En contra: Estados Unidos. Abstenciones: Austria, Belgica, Repblica Checa, Hungra, Italia, Moldavia, Noruega, Polonia, Rumania, Espaa, Suissa. Ver: http://daccess-dds-ny.un.org/doc/RESOLUTION/GEN/G12/161/63/PDF/G1216163.pdf?OpenElement

20 Un resumen d e la reunin se puede encontrar en http://www.unog.ch/unog/website/news_media.nsf/%28httpNewsByYear_en%29/741DF607AF802BAAC1257A320053916E?OpenDocument http://www.unmultimedia.org/tv/webcast/2012/07/vote-on-l-16-item5-32nd-meeting-20th-session.html

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter