Portada :: Argentina :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-12-2012

Las batallas judiciales y un gobierno que se consolida

Juan Castillo y Cia
Episteme


La vorgine poltica suele no dar tregua en el desarrollo de los acontecimientos del siglo XXI; es tal la dinmica de los mismos que, a diario, nos encontramos y esto, merced a la velocidad de la informacin- con sucesos que nos sorprenden; sin haber terminado de digerir aun aquellos que, hasta entonces, parecan ser los destinados a acaparar toda nuestra atencin.

Lo cierto es que, esto acontece en todas las sociedades del mundo moderno y la nuestra est lejos de convertirse en una excepcin. Tanto es as que a lo largo de estos ltimos das, los argentinos, hemos asistido a una serie de hechos que, en primera instancia, parecan presagiar un futuro poco alentador para nuestro pas. Claro que esta percepcin generalizada se desarroll en el mbito de la realidad virtual creada artificiosamente por los medios de comunicacin masiva; ya que los hechos en el terreno de la realidad concreta- demostraron que los presagios apocalpticos solo eran fruto de la versin meditica. Especficamente, han sido los medios quienes se encargaron de predecir:

1 Que la decisin adoptada por el Tribunal Superior de Ghana, donde dispona el embargo de la emblemtica Fragata Libertad, en favor de una demanda interpuesta por los conocidos fondos buitres, era el preanuncio de un oscuro panorama para la economa de nuestro pas.

2 Que en virtud del fallo del juez norteamericano, Thomas Griesa, exigiendo que la Argentina abone a los tenedores de ttulos de deuda para el caso, los holdout o fondos buitres, que no quisieron ingresar en la reestructuracin realizada oportunamente- la totalidad de la misma y conforme a los valores nominales, podra acarrear el default de nuestra nacin.

3 Que el gobierno de la Presidenta Cristina Fernndez haba recibido un traspi en el plano judicial por la decisin de la Cmara Civil y Comercial que, contradiciendo la exhortacin de la Corte Suprema, prorrog la medida cautelar en beneficio del grupo meditico Clarn, impidiendo con ello la plena vigencia de la Ley de Servicios de Comunicacin Audiovisual (LSCA).

Estos hechos sobredimensionados por la oposicin meditica y de los que se hicieron eco la totalidad de los dirigentes polticos opositores -que una vez ms han demostrado actuar de conformidad con las directrices trazadas por el gran multimedio argentino- generaron un clima medianamente perturbador que, al calor de la movilizacin opositora del 8N, hizo presuponer a algunos de los periodistas independientes que el gobierno nacional comenzaba a trastabillar y, en consecuencia, a perder confiabilidad en vastas franjas de la sociedad argentina.

Lo cierto es que, semejante anlisis basado exclusivamente en el deseo opositor termin, como era lgico esperar, desvanecindose con los hechos.

As, la presentacin efectuada por la Cancillera Argentina ante el Tribunal del Mar para que deje sin efecto el embargo realizado sobre una embarcacin de guerra, como lo es la Fragata Libertad, fue acogida por los magistrados quienes ordenaron la liberacin inmediata de la misma.

En otro plano, la Cmara de Apelaciones de Nueva York dispuso dejar en suspenso la decisin del juez Griesa (decisin sta fundada ms en apreciaciones polticas que jurdicas), evitando de ese modo que la Argentina se viera obligada a desembolsar injustamente U$S 1.300.000 antes de fin de ao. Result verdaderamente sorprendente observar como muchos opositores periodsticos y polticos no podan ocultar su alegra ante la arbitrariedad de una medida que pona en jaque la situacin econmica del pas. Curiosa manera de ser argentinos.

Y para finalizar, en el plano judicial local, el juez Horacio Alfonso sentenci que ninguno de los artculos cuestionados por el Grupo Clarn respecto de la LSCA podan ser calificados de inconstitucional, ni ocasionaban perjuicio patrimonial alguno. Poniendo fn, de esa manera, a la perpetuacin de las cautelares.

Si bien es cierto que, posteriormente, dio lugar a la apelacin formulada por el multimedio y la decisin final ya se halla en manos de la Corte Suprema de Justicia.

Como vemos algunas cuestiones polticas se han tornado judiciables, a pesar que el Derecho Constitucional ensee otra cosa. Sin embargo, y ms all de las dificultades que esto acarrea, como suele decir el proverbio popular: No hay mal que por bien no venga. Pues, los conflictos surgidos entre el gobierno y algunos miembros del Poder Judicial han puesto en evidencia que detrs de la inmaculada imagen de la justicia, suele haber ms manchas de las que uno supone.

Si a esto le aadimos el cuestionado fallo de la Sala II del Tribunal Tucumano en el denominado caso Marita Veron, es fcil formular la necesidad de emprender sin postergaciones una profunda reforma en el mbito del Poder Judicial.
Dejando de lado las batallas judiciales donde en forma lenta, pero ininterrumpida, el gobierno viene cosechando logros; no deja de ser auspicioso ya entrando en el terreno econmico- el cierre de un ao con un supervit comercial que ronda los 12 mil millones de dlares. Cifra sta nada despreciable si tenemos en cuenta la gravedad de la crisis internacional. Por otra parte, el anuncio de la Cepal presagiando un crecimiento del 3,5 de nuestro PBI para el 2013, nos hace prever un escenario mejor para nuestra economa y, obviamente, para toda la regin.

Y para culminar, la reciente convocatoria festejando los 29 aos de democracia, pusieron de manifiesto que la Presidenta Cristina Fernndez de Kirchner sigue contando de un amplio respaldo popular que echa por tierra la ilegitimidad de gestin a la que hace alusin el ultraconservador director del diario La Nacin, don Bartolom Mitre.
El gobierno al igual que la mayora de los bienvenidos mandatarios populistas de Latinoamrica no solo goza de una incuestionable legitimidad de origen; sino de una mayor legitimidad de ejercicio, por mal que les pese a los agoreros medios opositores.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter