Portada :: Economa :: Textos y documentos
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-06-2005

Economa neoliberal en Mxico: la coyuntura en 2005 y el peso de la vulnerabilidad estructural como determinante de su comportamiento

L.E. y M.F. Jorge Retana Yarto
Globalizacin


I. Modernizacin econmica y entronizacin del "neoliberalismo econmico".

La economa mexicana ha sido sometida a un proceso intenso de cambios en distintos rdenes de la estructura conformada durante el largo periodo de actuacin del modelo de industrializacin va la sustitucin de importaciones, particularmente, debido a los saldos que arroj el mismo hacia principios de los aos 80 del siglo XX, contado con las variantes de estrategia observadas: crecimiento inflacionario, desarrollo estabilizador, desarrollo compartido y auge petrolero exportador, que ms all de sus enunciados programticos y resultados especficos, en conjunto, al agotarse y entrar en una seria crisis, hizo inviable su continuidad y volvi indispensable el acometer modificaciones sustanciales que desembocaron en el modelo vigente de apertura regionalizada como frmula maestra de insercin en la mundializacin de los flujos y procesos econmicos actuales.

El cambio del modelo de desarrollo econmico en Mxico de los aos 80, abri una etapa histrica de transformaciones en diversos rdenes, con distintos niveles e involucrando a diferentes actores sociales, pero en todos los casos, procesando cambios acelerados que iran trastocando gradualmente los diferentes espacios de la convivencia social.

El territorio de lo real sobre el cual emergi la sustitucin de un paradigma econmico por el otro, fue justamente el de os saldos del modelo agnico, sus activos y pasivos sistmicos, en la orientacin estratgica de procesar el trnsito desde "una economa cerrada a otra abierta", proyectndose esto como un ascenso hacia un status de modernidad econmica, segn uno de sus hacedores:

" ....quisiera reiterar los dos grandes lineamientos del proyecto de modernizacin econmica: la estabilidad de precios y el cambio estructural . La primera significa un entorno predecible y propicio al crecimiento y la inversin...El cambio estructural representa, en el marco de la misma reforma, un reto todava complejo y de ms largo plazo. Las medidas para el cambio estructural se han reflejado en la apertura comercial, la innovacin y adaptacin de nuevas tecnologas, el fomento a la inversin, la promocin de las exportaciones no petroleras y de manera muy especial, el proceso de desregulacin que nos permitir mayor agilidad, menores costos para la economa en su conjunto y ms eficiencia." (1) .

Son estos los lineamientos de lo que podramos llamar "el ideario de la reforma o modernizacin econmica", sobre la base del cual podemos desarrollar nuestro ejercicio de evaluacin de su propio desempeo, ulteriormente.

En suma, si el modelo anterior "...llevaba al desarrollo endgeno de las fuerzas productivas; el nuevo intenta satisfacer simultneamente dos objetivos. El primero, hacer de las exportaciones no del mercado interno- la palanca del desarrollo. Y el segundo. Adecuar las polticas y condiciones externas a los dictados de convivencia dentro de una comunidad productiva transnacionalizada. De aqu que ahora importe ms que nunca la estabilidad de precios, la ciudadana universal de los derechos de propiedad, las garantas a las libertades econmicas y la desregulacin o privatizacin de las empresas pblicas". En otras palabras, "..despolitizacin del manejo econmico en los pases en desarrollo....(y) asumir considerables acomodos internos...(como) prerrequisitos impuestos por la comunidad internacional" (2).

La relacin entre los prerrequisitos externos de insercin a la economa globalizada y la necesidad de un conjunto de acomodos internos, sin duda, ha generado durante los ltimos 20 aos una amplia zona de conflicto y desequilibrio potencial del proceso transformador, que es a la vez, el espacio de las reformas y vinculaciones al proceso de mundializacin, porque provocaron un conjunto de re-alineamientos, nuevas dinmicas y choques al traducirse en planes y programas con objetivos y metas definidos, que todava no concluyen (s, en lo fundamental, no en trminos absolutos) y que tienen una multiplicidad de manifestaciones (por ejemplo, actualmente, las disputas por las "reformas estructurales" planteadas por el gobierno federal actual del Presidente Vicente Fox, que deben entenderse en esa doble perspectiva contradictoria o conflictiva), y que tambin, adicionalmente y en cierta medida, explican los resultados a la fecha, cuyos retos esenciales han sido tres:

  1. Mantener unificado y centralizado el control y la continuidad del proceso de mutacin econmica, ms all de los avatares del conflicto poltico propiciado por la propia dinmica transformadora.
  2. Efectuar el manejo del conflicto socio-poltico decantado, en trminos de mantener la estabilidad mediante el ejercicio del marco constitucional para enviar constantemente seales de certidumbre socio-poltica a los agentes econmicos.
  3. Desarrollar todo un proceso de innovacin institucional en distintos rdenes, como condicin indispensable para consolidar los cambios operados.

Al respecto, nuestra tesis es que este modelo de economa, en el trayecto del proceso histrico referido, articul en una sola dinmica y en una nueva estructura econmica, los resultados del modelo de sustitucin de importaciones, particularmente los pasivos del mismo, con los que ha sido posible desarrollar mediante la implantacin del nuevo modelo, lo cual le dio una severa vulnerabilidad sistmica que ha determinado el fracaso del modelo de insercin en la globalizacin, porque a partir de una cimiente interna inadecuada para enfrentar las problemticas y retos que presenta el nuevo entorno mundial, no le ha permitido aprovechar las oportunidades existentes, por lo que los beneficios conseguidos a la fecha, son dbiles y en declive. No resolvi la crisis estructural planteada por el modelo anterior, salvo en aspectos parciales, y sin embargo, agreg nuevos factores de debilidad estructural al funcionamiento del sistema econmico. El resultado es un hbrido estructural incapaz de lograr una insercin eficiente en los procesos de mundializacin del capital, sumiendo al modelo mismo en una tendencia de declinacin o crisis histrica.

Es decir, a las secuelas de una sector industrial desarticulado, bloqueado para ascender a la segunda etapa de industrializacin que implica la creacin de un sub-sector productor de insumos, maquinaria y equipos industriales, un sector agrcola con una fuerte polarizacin productiva entre pocos espacios en vas de modernizacin y muchos otros con rezagos sustanciales, un conjunto de empresas del Estado subsidiadoras y con poca capacidad para operar con mnimos de eficiencia, un sistema de proteccin comercial altamente atrofiado y sin capacidad competitiva, mercados altamente concentrados y una mano de obra corporativizada con escasas aptitudes para la competencia, alto contenido de importaciones para la creacin de producto, y un dbil sector de investigacin cientfica y tecnolgica, ms finanzas pblicas totalmente erosionadas por el elevado endeudamiento (sobre todo eterno), la baja tributacin y los mecanismos de subsidio y transferencias, se sumaron otros factores como los de una competitividad del sector exportador creado basada en el bajo costo de la mano de obra, un proceso creciente de maquila para la exportacin, desintegracin del sector de maquila respecto del resto de la planta industrial del pas, una alta vulnerabilidad ante los factores determinantes de la inversin y el comercio externos, una poderosa concentracin del sector exportador en trminos de mercado, sector, empresa y producto que le impide desarrollar una importante irrigacin de beneficios al resto del la economa, una poltica casi permanente de estabilizacin econmica, baja inversin y bajo crecimiento del PIB real y per cpita.

Esta simbiosis compleja conforma hoy la dinmica estructural bsica del modelo econmico mexicano, en la que se concentran sus posibilidades y restricciones, sobre cuya base se mueve coyunturalmente dicho modelo en torno a las variables que gravitan en ella, a veces unas ms que otras, y que acusa la influencia de los programas y acciones de gobierno y de las vinculaciones estructurales con el exterior, y que en forma agregada denotan y expresan el perfil de dicha coyuntura en diferentes espacios de tiempo, lo que intentaremos analizar ulteriormente.

1) Los dos motores centrales del modelo econmico actual son: la inversin privada y las exportaciones, o dicho de otro modo, el esfuerzo de inversin con la orientacin central al comercio con los mercados externos, regionalizados y globalizados, que expresan la globalizacin de los flujos econmicos: los comerciales, financieros y tecnolgicos, y lo son, en la medida en que constituyen los ejes para el desarrollo econmico: la inversin privada, nacional y extranjera (a la cual se otorga trato nacional), movida por las ganancias, y la conformacin de un sector exportador competitivo como centro dinmico de la acumulacin de capital, sustitutos ambos de la preeminencia antes asignada a la inversin pblica (como variable independiente), al sector pblico y al mercado interno en los objetivos de crecimiento y desarrollo social. Este ltimo, se ha dicho, llegar como uno de los grandes efectos de la expansin de la inversin privada (que aporta empleo, ingresos, consumo y elevacin del nivel de vida, incluyendo una mayor variedad y calidad de productos de importacin) y del flujo de exportacin, dinamizador del conjunto de la economa.

Los flujos financieros globalizados aportan el componente internacional de la inversin, directa y de cartera, el acceso competitivo al crdito internacional (mercados de capital), y junto con la corriente de exportaciones, estn llamados a ser los propulsores directos de un flujo sostenido y cuantioso de divisas que asegure al pas no recaer en los estrangulamientos por escasez de ellas en el sector externo. Las exportaciones petroleras (a pesar de ciertas fluctuaciones en el precio internacional) y las crecientes y abundantes remesas de nuestros co-nacionales desde EUA, constituyen poderosos elementos adicionales de certidumbre para el manejo de la balanza de divisas y el tipo de cambio.

La flotacin monetaria, actuando como ancla antinflacionaria (dado el alto componente importado de la planta industrial, y particularmente hoy, del producto de exportacin) y como escudo contra las variaciones repentinas de los flujos de ingresos en divisas para el pas, as como de los movimientos especulativos del capital financiero internacional (va mercado de divisas) cierran un crculo casi perfecto en el sector externo de la economa, espacio reiterado de severas restricciones al crecimiento y desarrollo de la nacin (1976, 1982, 1988 y 1994)

Y decimos "casi perfecto" porque para que el modelo funcione eficientemente, adems de lo ya mencionado, debe existir en el frente externo, no solamente un sector exportador competitivo, sino mercados susceptibles que penetrar y disputar, para lo cual la adhesin de Mxico al libre comercio (ingreso al GATT y luego a la OMC) se ha expresado en la proliferacin de Tratados Internacionales para crear zonas de comercio libre que encuadren, adems, los flujos de inversin. El ms trascendente e influyente para nuestra economa es obviamente el TLCAN, pero esperando un impacto mayor en el mediano y largo plazo, se suscribi otro con la Unin Europea y recientemente con Japn, adems de otros en Latino Amrica, y de adherirse Mxico a los esfuerzos por llegar a concretar el Acuerdo de Libre Comercio de las Amricas, promovido desde Washington a principios de los aos 90 del siglo XX.

2) Conforme a las formulaciones neoclsicas de los modelos endgenos de crecimiento, como el formulado por Robert Solow, y el planteamiento de las expectativas racionales de Lucas, las dos vertientes de la inversin privada, para su efectividad y concrecin eficiente, deben actuar bajo el supuesto de dos atributos centrales: la promocin e incremento del ahorro interno y la innovacin tecnolgica sostenida, como pivotes de la disponibilidad de fondos para la inversin y del crecimiento de la productividad del trabajador, la calidad de los productos, la eficiencia competitiva y la generacin mxima de ganancias, es decir, como mecanismos insustituibles de la expansin de la empresa privada, precondicin para que ella cumpla su funcin en los objetivos de bienestar social.

3) Subordinada y funcional a las correlaciones anteriores, est la inversin del Estado mediante la parte que al efecto asigna va el gasto pblico, as como el conjunto de polticas pblicas (la poltica econmica) que pretenden construir el entorno ms favorable posible para dar viabilidad al modelo mismo, a la expansin de sus variables centrales.

En las funciones econmicas del Estado, severamente acotadas, se efecta un ajuste muy amplio consistente en la venta masiva de activos pblicos, hay un rechazo absoluto a la presencia del Estado-empresario, as como en los paradigmas sobre el manejo de las finanzas pblicas: son intolerables para los mercados los dficit que expresen puntos enteros con relacin al PIB en la relacin ingreso total /gasto total, por lo que el paradigma dominante pasa a ser el equilibrio de las finanzas pblicas e incluso, el supervit de ellas, como mensaje de certidumbre, fortaleza y sano manejo macroeconmico desde el Estado, as como funcional dentro de los objetivos de "guerra total" a la inflacin.

Sin embargo, los niveles de endeudamiento pblico, interno y externo, se elevan como efecto de los requerimientos financieros siempre superiores a la disponibilidad de recursos, pero se asegura el manejo no explosivo de la misma, dando puntual servicio a ambas, mediante restricciones presupuestarias en otros rubros (sociales y de gasto corriente) y apoyndose en los ingresos petroleros que se transfieren en ms de un tercio del total a las arcas pblicas por la va fiscal.

La actividad del Estado como promotor directo del bienestar social mediante gasto pblico en programas de cobertura amplia, se cancelan y subordinan a los objetivos antes expuestos, y los que sobreviven se dan bajo los enfoques del Banco Mundial de estricta focalizacin para los grupos altamente vulnerables situados en la pobreza extrema.

La inversin pblica se desarrolla as circunscrita a apoyar la expansin de la inversin privada (en infraestructura, particularmente) y bajo criterios de selectividad en la orientacin de favorecer un entorno propicio para el crecimiento de la empresa privada.

Las funciones normativas y reglamentarias del Estado (reguladoras) para los agentes econmicos en los distintos mercados han sido sensiblemente disminuidas y hasta repudiadas, y se consideran progresivamente renunciables al mximo posible, para favorecer la incidencia del capital privado, nacional y extranjero, en los diferentes mbitos de la actividad econmica y social.

Aspecto a destacarse, es el de otorgamiento de la autonoma al Banco Central, con enmienda de fondo a sus funciones sustantivas: ya no son las de impulsar el crecimiento econmico, sino el control irrestricto de la inflacin mediante sus polticas monetarias, a cargo, por lo regular, del propio crecimiento econmico, variable que por ello, pasa a ser fundamental en el manejo de la economa.

Entonces, podemos sintetizar identificando dos grandes espacios de transformacin y una consecuencia histricamente relevante en la sustitucin del modelo econmico realizado en Mxico: a) la apertura amplia de la economa en lo comercial y financiero, y b) el cambio estructural en el funcionamiento del Estado. Con ambos procesos se ha diseado tambin un modelo de insercin en la globalizacin, expresndose materialmente en la regionalizacin de la economa mexicana dentro de la zona de Amrica del Norte.

Las fallas y virtudes del modelo econmico, entonces, tienen que ver con sus dos motores, su atributo central y las derivaciones inherentes a l, las modalidades de participacin del Estado en el impulso del modelo, ms todo lo que stos factores implican en cuanto a la dinmica de las variables esenciales mencionadas y de otras dependientes e integradas al modelo de economa vigente en Mxico, como son: crecimiento econmico, competitividad exportadora, generacin de empleos, niveles de consumo, bienestar social, equilibrios macro econmicos, desarrollo micro-econmico o control de la inflacin, todas, en trminos de su comportamiento especfico. Estas, en su elaboracin terica idealizada, su promocin y defensa ideolgica y propagandstica, apuntalaban los objetivos y fines econmico-sociales declarados, que se pueden resumir en tres aspectos fundamentales: crecimiento econmico sostenido, desarrollo social y estrechamiento de los diferenciales de progreso con los pases ms avanzados del mundo. Veamos algunos de los saldos a la fecha en los mbitos sealados.

II. La coyuntura econmica de hoy determinada por la estructura.

El neoliberalismo en general, y en su versin mexicana en particular, (3) como doctrina econmica inspiradora de polticas pblicas tiene atributos insustituibles desde su propia lgica que se caracterizan por: alta inflexibilidad, severo apego doctrinario, respuestas casi calcadas de experiencias externas y ofertas nicas, excluyentes, para las problemticas existentes.

Es decir, se concibe como un modelo sin alternativas, ms all de las que visualizan sus propios inspiradores y hacedores pblicos, a pesar de los magros resultados de largo plazo y de las evidencias progresivamente mayores de agotamiento histrico del modelo con ellas conformado Todo, soportado por poderosos intereses financieros y comerciales interno-externos y apuntalados por un aparato de promocin meditica "fabricante de consensos artificiales"

Las polticas pblicas predominantes hoy en Mxico obedecen fundamentalmente a esta concepcin y mecnica en juego, aunque el disenso y la creatividad al respecto tienen cada vez una mayor resonancia en todos los mbitos sociales. Por tanto, nuestra hiptesis central para el desempeo de la economa en 2005 es la siguiente:

La economa mexicana reducir o en el mejor de los casos igualar "grosso modo" su desempeo comparativamente con el comportamiento observado durante 2004 ante el peso de los factores negativos de orden estructural que gravitan, articulados con otros de la estructura y coyuntura mundial, respecto de los cuales nuestra economa es altamente vulnerable, lo que aunado a la inflexibilidad de la poltica econmica en general, y de la poltica monetaria restrictiva en particular (que requiere reforzarse para reducir ms la inflacin obtenida el ao anterior), as como ante el escaso margen de maniobra que le dejar al gobierno una cada pausada pero real de los precios internacionales del petrleo, ms el alza en las tasas de inters en EUA (que tendr que revisar su dinmica econmica expansiva dados sus desequilibrios financieros influyendo con ello en el ritmo de la economa mundial), y el ao preelectoral en Mxico, configurarn un cuadro de conjunto con crecimiento econmico, generacin de empleos y bienestar para los mexicanos muy limitado, porque ante la ausencia de correctivos estructurales y cuando ellos son de mediano o largo plazo, las variables centrales en la coyuntura topan con tales restricciones, especialmente cuando se reanuda el crecimiento, frente a todo lo cual, y ante una espera impaciente por mejoras importantes, los ciudadanos debern pensar y valorar seriamente las alternativas viables al modelo econmico actual.

Valoraremos entonces lo sucedido en 2004 y ofreceremos una perspectiva para 2005.

Estructura y coyuntura mundial: lo esencial.

La economa estadounidense, tanto en su recesin (a partir de 2001) como en su reanimacin (a partir de 2003), "jal" a la economa regional e internacional, aunque en forma asimtrica conforme a las opciones de poltica econmica puestas en prctica y de conformidad con la profundidad y amplitud de los nexos estructurales con cada una de ellas, as como el grado de su interaccin, pero en los distintos casos, la influencia ha sido muy perceptible, particularmente en 2004, como se aprecia en el Cuadro No. 1

Cuadro 1: Crecimiento Anual real %, Pases Seleccionados, 2000-2004.

Pas

2000

2001

2002

2003

2004 (*)

EUA

3.7

0.8

1.9

3.0

4.4

Mxico

6.6

-0.1

0.7

1.3

4.3

Zona Euro

3.5

1.6

0.8

0.5

1.8

Japn

2.8

0.4

-0.3

2.5

3.0

Brasil

4.4

1.3

1.9

-0,2

4.7

Chile

4.5

3.4

2.2

3.3

5.4

Argentina

-0.8

-4.4

-10.9

8.7

7.5

Fuente: Examen de la Situacin Econmica de Mxico, Bnamex- City Group, No. 947, Noviembre, 2004, p.461

(*) Dato estimado.

Destaca la sincrona del ciclo EUA-Mxico, una mayor disparidad Zona del Euro-Mxico, y an, mayor asimetra Japn- Mxico, las otras "locomotoras mundiales". Dicha recuperacin tuvo como motores dinmicos los siguientes factores que la determinaron: el aumento del consumo privado, la inversin y el endeudamiento.

Tambin, podemos considerar otras variables actuantes en la economa de EU:

  1. El sector industrial estadounidense
  2. , que comenz su recuperacin a partir del segundo semestre de 2002 (0.8%), alcanz su auge en mayo del ao pasado (5.8%) y se mantuvo arriba de 4% hasta septiembre del mismo ao, pero redujo su dinmica en noviembre cuando alcanz 3.8% de crecimiento, en todos los casos, respecto al mismo mes de 2003. Y en diciembre, creci en 0.8% (4), alcanzando una tasa anual de 5.2% para 2004, considerada buena porque sostiene su dinmica creciente, aunque menor que al trmino del primer semestre. La produccin manufacturera creci 6.0% en 2004, respecto a 2003 (5), tasa superior a la produccin industrial.
  3. Hay tres indicadores en EUA que determinan la expectativa de corto plazo desde el ngulo del consumo privado, un motor fundamental de la misma: el ndice de Confianza del Consumidor que fue de 92.6 puntos en noviembre de 2004 y pas a 102.3 puntos en diciembre, el ms elevado para ese ao, registrando un aumento notable sobre el nivel precedente. El otro es el ndice de Expectativas que pas de 90.2 a 99.9 puntos; y el tercero es el ndice de Situacin Presente, que creci desde 96.3 a 105.9 puntos, para el mismo bimestre del ao sealado. (6), en lo cual influy: la cada de los precios internacionales del petrleo, su impacto en la estructura de consumo privado, as como la generacin de nuevas oportunidades de empleo.
  4. No obstante, el crecimiento de la tasa anual inflacionaria y las propias cifras sobre empleo, hacen temer un "sobre-calentamiento econmico" que va a ser necesario combatir. Veamos: a) el ndice de Precios al Consumidor cay 0.1% en diciembre, primer descenso desde julio de 2004, segn el Departamento de Trabajo, a pesar de lo cual, la inflacin anual para dicho ao ser de 3.3% impulsada por un incremento de 16.6% en los costos de energticos, el nivel ms alto desde 1990, y una inflacin anual superior a la esperada (1.9% en 2003) y la ms elevada en los ltimos cuatro aos. (3.4% en 2000). No obstante, uno de los Gobernadores del Banco de la Reserva Federal, Ben Bernanke expres su confianza al respecto diciendo que: "Inflation is likely to remain under control
  5. " (7), seguramente pensando en el recurso de elevar las tasas de inters, como dictan los cnones del enfoque dominante ; b) el propio Departamento de Trabajo inform que en octubre se crearon 337,000 puestos de trabajo, superando las expectativas de crear 190,000 plazas en dicho mes, habindose revisado al alza las cifras dadas a conocer para septiembre: 139,000 en lugar de 96,000 previstos. (8) La misma fuente oficial confirm la creacin en la segunda semana de enero de 2005, de 48,000 empleos adicionales (9), a pesar de que la tasa de desempleo se ubic en 5.5% en octubre, y cuando en septiembre fue de 5.4%, variable impactada por la industria de la construccin cuya dinmica de inversin es fuerte, al crecer en 5.7%% el ao anterior.
  6. Por otro lado, los "dficit gemelos" de la economa estadounidense son abultados, y aunados a los datos sobre las variables antes mencionadas, tienen una gran influencia en las variables financieras que proyectan las expectativas de los inversionistas, en trminos de certeza y rendimientos: a) al mes de noviembre de 2004, el dficit comercial fue de $60.3 billones USD (51.6 billones en octubre), dado que las exportaciones alcanzaron los $95.6 billones USD, pero las importaciones tuvieron un nivel rcord sumando $155.8 billones USD, particularmente, las importaciones de petrleo aumentaron 17.7% y alcanzaron un valor de $14.2 billones USD el mismo mes. El Dficit en bienes y servicios se increment 7.7% sumando arriba de los $170 billones USD el mismo mes (contra 162 billones a octubre). Este dficit de cuenta corriente es del 5.6% del PIB; b) el dficit pblico equivale a 3.6% del PIB (10), y presiona seriamente a la economa por tres temas inherentes: la seguridad nacional, la seguridad social y las pensiones de los trabajadores. De all la necesidad de reducirlo y financiarlo, pero tambin la gran dificultad de ello.
  7. La tasa de inters lder en los mercados de dinero, la que pagan los Bonos del Tesoro estadounidense ("rditos de los Bonos federales") a 10 aos (4.0% en promedio durante 2003), ha tenido una trayectoria alcista desde noviembre de 2004, hasta las dos primeras semanas de enero, al situarse en 4.18% y 4.28%, respectivamente, estabilizndose luego en 4.18%, en la tercera semana del mes. (11) Los ndices burstiles registran un comportamiento expresado en el cuadro No.2, mostrando cmo evolucionan a la baja (siempre con respecto a la ltima jornada), desde principios de noviembre de 2004 hacia la tercera semana de enero de 2005, con prdidas en el valor de las acciones, no muy pronunciadas pero s generalizadas (salvo en AMEX Index a mediados de diciembre de 2004), en cuanto se conocen los reportes sobre los fundamentales de la economa estadounidense y resultados de las empresas.
  8. El dlar estadounidense tuvo trayecto de debilitamiento en los mercados cambiarios frente a las monedas de sus principales competidores mundiales, las naciones de la Euro-Zona Monetaria y las monedas asiticas, particularmente el yen japons. Veamos: si partimos del valor del Euro frente al dlar en octubre de 2000 con respecto al registrado al trmino del 2004, la prdida de valor del segundo frente al primero ha sido espectacular: 65.59 %; la cada frente al Euro en promedio durante 2004, fue de 8.25% (12), bajo influencia de: la doble posicin deficitaria estadounidense, y la depreciacin del dlar, que nutri el deterioro financiero y las presiones inflacionarias.

Cuadro 2: Comportamiento del Mercado Accionario Estadounidense.

ndice

Burstil

7/11/04

Variaciones

Puntos %

12/12/04

Variaciones

Puntos %

19/1/05

Variaciones

Puntos %

D J Industrial

S & P 500

    1. 0.71

4.50 0.39

- 9.60 0.09

- 1.24 - 0.10

- 88.82 -0.84

- 11.35 -0.95

NASDAQ Comp..

15.31 0.76

- 0.94 - 0.04

- 32.45 -1.54

AMEX Index

-2.30 - 0.17

5.51 0.40

- 5.78 -0.41

Fuente: Elaboracin propia con datos de "Anlisis Santander" "El Indicador Semanal", Diciembre 13 de 2004, Enero 10 y Enero 17 de 2005. Seccin Economa Internacional

Tomando en conjunto todos los datos anteriormente presentados, obsrvese las interrelaciones causales siguientes::

a) al perder fuerza relativa el ritmo de la recuperacin econmica en EUA, presiona al alza la inflacin; b) se deterioran las finanzas pblicas y las cuentas externas y se extienden, paulatinamente a la baja, las expectativas en los instrumentos financieros; c) avanzan entonces, paralelamente, la prdida de valor del dlar ante el euro, principalmente, y el alza en las tasas de inters, aunque en forma moderada, las cuales requieren mantener dicha tendencia para quitarle presin a la estructura de precios y buscar reducir el dficit fiscal (cuyo necesario financiamiento, sin duda, consolidar el movimiento indicado, pero puede tambin acelerarlo), dependiendo de la fortaleza de los controles que se establezcan, de su profundidad y duracin, as como el dficit comercial, que puede tambin, en la lgica de las medidas unilaterales que EUA suele tomar ante situaciones parecidas, suscitar acciones de corte proteccionista, por lo menos temporales.

La Unin Europea en 2004 prefiri mantener una tasa de crecimiento econmico muy moderada en trminos reales (cay de 3.5% anual en 2000 a 1.8 en 2004), aunque un poco mayor que los dos aos anteriores, para mantener la tasa inflacionaria baja y controlada (oscil entre 2.3 y 2.1% anual en el periodo 2000-2004) (13), permitiendo el descenso de sus exportaciones por la va de la apreciacin del Euro y rechazando cualquier poltica de perfil activo desde el Banco Central Europeo, incluso, a costa de no poder reducir la tasa de paro laboral. Nuevamente, el enfoque dominante.

En consecuencia, la situacin de la economa de los EUA, factor fundamental y determinante interno-externa de la dinmica ms probable de la economa mexicana, contiene en su movimiento presente tres factores que impactarn en alta medida las posibilidades de crecimiento de ella durante el ao 2005, y las variables ms generales de su desempeo:

  1. Si el impulso industrial actual, particularmente el manufacturero, pierde vitalidad en los prximos meses, debido a la necesidad de atajar el dficit externo y las presiones inflacionarias, con un alza gradual pero sostenida de las tasas de inters que restrinjan la inversin productiva, interna y externamente, as como con instrumentos proteccionistas, harn un efecto severo en el sector exportador mexicano y en la demanda agregada, esencialmente, por la slida articulacin del sector manufacturero estadounidense con el mexicano, en especial, con la maquila de exportacin, desplazando as inversin desde estos sectores al mercado de dinero y reduciendo las exportaciones mexicanas.
  2. La necesidad de financiar el dficit pblico y aumentar el ahorro interno, y reposicionar al dlar estadounidense en los mercados mundiales de divisas, har que la Reserva Federal opte por seguir financiando parte del mismo con deuda, presionando as la elevacin de las tasas de inters, estimadas en 4.9% promedio para 2005), induciendo alzas en las tasas lderes internacionales (se estima tambin, que la Tasa LIBOR a 3 meses pase de 1.7 a 3.3.% este ao, por ejemplo) (14) y nacionales (como la mexicana), provocando mayor volatilidad en los mercados, con consecuencias en el comportamiento de la inversin productiva, nacional y mundial, que se reducir ostensiblemente.
  3. Un factor externo importante en esta coyuntura ser el precio promedio internacional del barril de petrleo (se movi en un rango de entre 35 y 45 dlares el barril, "grosso modo") (15), de gran relevancia en las importaciones de EUA, los costos de energa en el proceso productivo y la estructura de precios, cuya evolucin estar marcada por tres eventos trascendentes: a) una tendencia a la baja -que se detendr durante la temporada de invierno, impulsada por dos factores: la baja en las reservas estratgicas de EUA para enfrentar dicha temporada (9% menos en la primera semana de enero de 2005 con respecto al 2004) (16), y el mayor consumo habitual durante la misma, que aumentar la demanda mundial-; b) de consolidarse gradualmente la disminucin del ritmo de crecimiento de la economa estadounidense, ms el efecto inducido en los grandes consumidores de Occidente y Oriente, la demanda mundial debilitada tender a reintroducir con cierta fuerza la tendencia a la baja del precio promedio (cay durante los meses de noviembre y diciembre de 2004), aunque no tan pronunciada como algunos querran, porque la situacin poltico militar en vas de agravamiento en Irak, los problemas de produccin en pases como Nigeria y Noruega, y las amenazas contra Irn desde el gobierno de EUA, mantienen un grado muy elevado de tensin en el Oriente Medio; c) a pesar, tambin, de que la OPEP acord en su reunin de diciembre recortes a la produccin (por da deba ser de 27.0 millones de barriles y era, para el mes mencionado, de 28.2 millones de barriles, sin Irak). Por lo tanto, la reduccin a partir de enero de 2005 ser de un milln de barriles diariamente) (17) para consolidar la tendencia a la baja luego de la elevacin de la demanda mundial por la temporada invernal, lo que repercute con fuerza en exportadores como Mxico.

La perspectiva ms probable para Mxico:

La economa mexicana sali apenas durante el ao anterior de su estado recesivo (2001-2003) alcanzando un crecimiento del 4.4%. Sin embargo, tiene importantes obstculos para consolidar en el mediano plazo este proceso, que se remiten a elementos de la estructura y coyuntura econmicas, as sea consideradas en trminos bsicos, las cuales, de ignorarse y no valorarse, ocasionan parcialidad y superficialidad en el anlisis, porque dicha relacin orgnica expresa, en esencia, el curso real de la economa mexicana, los obstculos que encuentra y las estrategias, programas y acciones del gobierno federal para hacerles frente.

1. Las variables estructurales importantes, que por razones de espacio no detallamos, pero sin las cuales el anlisis se sesga, son cinco (18):

  1. El agotamiento del modelo neoliberal de insercin regionalizada en la globalizacin
  2. , que tiene distintas vertientes, pero dos fundamentales: carencia de bases internas slidas de crecimiento y amplia vulnerabilidad externa.
  3. La continuidad en esencia y de largo plazo de las polticas econmicas
  4. bajo el mandato y supervisin del FMI que subordinan al combate inflacionario cualquier otra variable econmica, es decir, las vuelven funcionales a aquella.
  5. El bloqueo de los motores endgenos del crecimiento econmico
  6. (inversin privada y exportaciones), no permite avanzar en la generacin de valor agregado de la oferta exportable dada la incidencia de variables de restriccin externa que los vulneran, a lo que se agrega la enorme dependencia de las importaciones para poder exportar (incluyendo la maquila).
  7. La des-industrializacin creciente de la planta productiva
  8. bajo el efecto combinado del predominio del sector comercial, la disminucin del mercado interno, la desintegracin de las cadenas productivas sectoriales, la reducida competitividad, la retraccin de la inversin pblica, el peso del sector maquilador poco imbricado con el resto de la planta industrial, y la recesin econmica reciente que retuvo la reconversin tecnolgica.
  9. El desgaste severo de los factores de competitividad
  10. que permitieron al modelo avanzar parcialmente en la dcada ms reciente dentro del TLCAN, pero que no fueron sustituidas en tiempo y han ocasionado un retroceso considerable en las perspectivas del propio modelo hacia el futuro inmediato y mediato, agudizado por el concurso de nuevas potencias exportadoras.

2. Para el FMI, con gran influencia en la conduccin econmico social de nuestro pas desde hace dcadas, nuestra economa tiene dos grandes requerimientos y cuatro retos relevantes (19) que podemos enunciar as desde nuestra interpretacin:

Los requerimientos:

  1. Reducir el alcance de un presupuesto pblico dependiente de los ingresos petroleros voltiles, fortaleciendo los ingresos no petroleros mediante una reforma fiscal importante.
  2. Orientar los ingresos extraordinarios proporcionados por el actual "Boom" de los precios internacionales del petrleo a la inversin productiva y al ahorro, para consolidar las finanzas pblicas, las cuales se nutrirn de una mayor eficiencia que alcance PEMEX, de una importante reforma al sistema de pensiones, evitando as incurrir en recortes al presupuesto cuando los ingresos petroleros declinan o lo hacen otras variables de impacto.

Los retos:

  1. Mejorar el desempeo econmico
  2. Lograr una meta inflacionaria de largo plazo
  3. Reducir la vulnerabilidad por deuda externa.
  4. Revitalizar la ruta de las reformas estructurales

La pregunta que se impone es cmo?. Ellos mismos responden: flexibilizando las condiciones del mercado laboral para debilitar sensiblemente los factores de rigidez de los salarios representados por las organizaciones sindicales y los contratos colectivos (reforma laboral, cuyos dos ejes centrales son: el trabajo flexible que permita abatir los costos productivos por esa va, as como la introduccin de la figura del "trabajador polivalente" que vulnera el principio de la divisin del trabajo en aras, igualmente, de restar cuanta al costo salarial), aumentando la calidad de la infraestructura del pas con inversiones importantes en ella, haciendo ms restrictiva la poltica monetaria para alcanzar los objetivos inflacionarios (3.0% del 2005), propiciando un incremento de la credibilidad del Banco de Mxico (Banxico), en sus pronsticos, bajar las expectativas inflacionarias de los agentes econmicos, y ayudar a estabilizar las tasas de inters y el tipo de cambio (sin olvidar la influencia que en el comportamiento de ste ltimo tiene la liberalizacin de la cuenta de capital y la entrada de divisas). Todo, para un corto plazo como visin dominante.

3. Mxico creci a una tasa real anualizada del 4.4% del PIB, no como resultante de una estrategia deliberada que aplic un programa concretado en determinadas medidas y con los instrumentos de poltica econmica idneos, sino por sus severas deficiencias estructurales : lo "jal" en su dinmica expansiva la economa de su principal socio econmico, los EUA, en tanto, los gobernantes nacionales se dedicaron a cuidar durante tres aos (2001-2003) el marco macroeconmico, su estabilidad y equilibrio para esperar el momento del impulso externo. No ms, y muy insuficiente, por cierto. Ver el Cuadro No. 3.

Complementariamente, conforme a datos de INEGI (20), podemos establecer que:

Cuadro 3: Comportamiento de la Economa Mexicana en 2004.

(% y Millones USD)

Indicador

Periodo

Tasa de Crecimiento Anual

Tasa de Crecimiento Mensual

Producto Interno Bruto

3er Trimestre

4.4 (a)

0.64

Actividad Industrial

Noviembre

5.24

0.24

Tasa de Desempleo Abierto

Diciembre

3.04

0.08

Exportacin de Mercancas (c)

Diciembre

7.02 (f)

-2.01

Importacin de Mercancas (d)

Diciembre

13.4

-1.11

Saldo de la Balanza Comercial

Diciembre

88.4 (e)

n.s.

Inversin Fija Bruta

Octubre

6.5

0.52

Fuente: INEGI, Sistema de Cuentas Nacionales, www.inegi.gob..mx/est/contenidos

Notas: (a) (b) ndice 1993=100; (c) comprende el periodo de diciembre de 2003 al mismo mes de 2004 (d) Igual al periodo antes mencionado, valoracin en USD FOB; n.s. = no significativo; (e) El dato es en valores monetarios USD: (f) Por su parte el crecimiento de la exportacin manufacturera fue de 21.1% en enero- noviembre de 2004.

5. En cuanto al combate a la inflacin, orientado por objetivos especficos desde Banxico, y piedra angular del modelo econmico, tiene como instrumento preferido "el corto" monetario, con tres propsitos esenciales: reforzar la posicin monetaria del Banco Central, reducir las expectativas inflacionarias e inducir una elevacin de las tasas de inters, consolidar, una y otra vez, una poltica de restriccin monetaria ("amarre de la economa") bajo el imperativo de cumplir los objetivos inflacionarios. Desde luego, el costo en trminos de desempleo es alto: al cierre del ao la Tasa de Desempleo Abierto (TDA) alcanz una cifra rcord de 3.78% con respecto a la Poblacin Econmicamente Activa (PEA), habiendo sido de 3.60% en octubre de 2004, lo que significa que se aceleraron los despidos con la llegada del fin de ao.

La inflacin anual result mayor de lo esperado (se pronostic un INPC de 4.0%), a pesar de que fue un ao de severa restriccin monetaria porque en el periodo enero-noviembre, Banxico ajust en ocho ocasiones la liquidez de la economa mediante aumentos en el "corto monetario", pasando de $25 millones de pesos diarios a $68 millones (21).

Tales resultados, tienen que hacer pensar a la autoridad monetaria en un virtual agotamiento de la efectividad del instrumento antiinflacionario, ya que no se cumplen los objetivos y se sujeta el crecimiento y la expansin empresarial excesivamente, siendo necesario enfatizar los aspectos de orden estructural, como la cada de la productividad, la concentracin sectorial de mercado, la falta de reconversin tecnolgica de las plantas industriales, etc., que aunque no tienen solucin de corto plazo, posibilitan un enfoque distinto en la lucha contra la inflacin, y a partir de ello, la puesta en escena de instrumentos diferentes, aunque se aduce que fueron los "shocks" de precios habidos durante el ao, bsicamente en alimentos (como los problemas de la carne de res por el asunto de "las vacas locas", el pollo y el jitomate) los que dificultaron el cumplimiento de las metas trazadas.

Pero, es necesario validar y ponderar el peso real de los eventos que nutren los argumentos presentados para que ellos no se conviertan en pretexto, o lo que es peor, en "chivos expiatorios" de un fracaso evidente, aunque parcial en la materia. Decimos "parcial", porque se ha reducido sostenidamente la inflacin, pero es un "fracaso" porque no se han obtenido las metas planteadas pblicamente.

Cuadro 4: Evolucin del ndice Nacional de Precios al Consumidor, % 2004.

Periodo

Variacin Anual

Variacin Mensual

Acumulada en el Ao

Enero

0.62

4.20

0.62

Febrero

0.60

4.53

1.22

Marzo

0.34

4.23

1.57

Abril

0.15

4.21

1.72

Mayo

-0.25

4.29

1.46

Junio

0.16

4.37

1.63

Julio

0.26

4.49

1.89

Agosto

0.62

4.82

2.52

Septiembre

0.83

5.06

3.37

Octubre

0.69

5.40

4.09

Noviembre

0.85

5.43

4.97

Diciembre

0.21

5.19

5.19

Enero-Dic. 2003

-

3.98

3.98

Fuente: INEGI con datos de Banxico, ndices de Precios.

Al respecto tenemos, que el ndice de Precios al Productor (IPP) sigue tambin una tendencia alcista: tuvo un crecimiento de 8.02% durante 2004 (6.76% para 2003), lo que implica que una parte de los aumentos del precio de los insumos para la produccin fueron absorbidos por los empresarios con cargo a la rentabilidad de sus negocios, frente a una demanda que se reanima con cierta lentitud.

La poltica monetaria restrictiva anti-inflacionaria al profundizarse provoc una pausada pero persistente elevacin de las tasas de inters que respondieron a las siguientes determinantes: la poltica de tasas de inters del Banco de la Reserva Federal de EUA, la volatilidad internacional, las condiciones del mercado nacional de fondos a crdito y la oferta de inversin extranjera, particularmente burstil.

6. La tasa de inters nominal de corto plazo se movi en un rango de entre 4.8 y 6.3% en el periodo enero-noviembre de 2004, y para el largo plazo el rendimiento se movi entre 4.3y 10.5% anual, para el mismo periodo. (22) Por ejemplo, la tasa nominal de Cetes a 28 das fue de 6.82 % en promedio durante el ao mencionado, y la TIIE nominal a 28 das fue de 7.15%, tambin en promedio. (23) Desde luego, niveles ms altos que las tasas de la FED, lo que coadyuv a la estabilidad macroeconmica, adems de las buenas recomendaciones de las calificadoras de valores, haciendo posible reducir la tasa de riesgo pas y provocando un ingreso masivo de inversin extranjera al mercado de renta variable que sum $73,966.0 millones de USD al finalizar 2004, ms los $6,791 millones colocados en el mercado de dinero, suman un total de $80,,758.13 millones USD. (24) En tanto, la Inversin Extranjera Directa (IED) sum en nmeros redondos, 16,000 millones USD (mil millones ms de lo estimado). (25) Las remesas adquirieron un nivel rcord durante el ao que venimos mencionando: $16,812.4 millones de USD ( $1,401 millones ms que en 2003). (26) Buenos datos, sin duda.

7. Los factores anteriores influyeron para que el peso se apreciara alcanzando un nivel promedio de 11.30 (con una apreciacin de 4.38%), frente a un nivel de 10.80 promedio por dlar estadounidense para el ao 2003, induciendo una elevacin en las importaciones y un mayor volumen de inversin, aunque no siguiendo puntualmente al USD en su curso declinante frente al Euro por el manejo de las tasas de inters en Mxico, ms los otros factores mencionados, producindose una relativa separacin de la dinmica peso / dlar estadounidense al responder a dinmicas diferenciadas.

8. Algo distinto ha sido el desempeo del sector agropecuario y del agroindustrial, quienes han crecido a lo largo de los tres ltimos aos, aunque sobre una tendencia descendente, segn los reportes del Consejo Nacional Agropecuario (27): el PIB agropecuario creci 3.9% en 2002, 3.5% en 2003 y 3.0% en 2004. Las variables que operaron una influencia positiva han sido de tres rdenes: 1) apoyos fiscales mayores en determinados rubros para este sector; 2) temporales de muy buen nivel; 3) y condiciones de irrigacin para los cultivos igualmente buenas, con cargas de agua en las presas que oscilan entre 65-80%.

Resultado: ampliacin de la produccin y mayores rendimientos en los cultivos, compensando parcialmente la cada de los precios internacionales de ciertos productos, siendo que dicha tendencia se mantendr y hay buenas perspectivas para el prximo ciclo de cultivo y cosecha del periodo otoo2004-invierno 2005.

As, a pesar de las condiciones de liberalizacin e importacin de productos (cupos ampliados para maz, frijol y leche en polvo, por ejemplo) que impone el captulo agropecuario del TLCAN (marcado por dilatadas y nefastas asimetras y restricciones contractuales, ms los obstculos comerciales de tipo legal y operativo que contiene la "Ley de Bioseguridad" para los exportadores mexicanos), su propia movilizacin y los vaivenes de la lucha poltica en el pas, han beneficiado al campo al implicar una mayor atencin relativa a su amplia y variada problemtica mediante recursos mayores de carcter presupuestal (revirtiendo parcialmente la tendencia restrictiva anterior, $162,000 millones de pesos se han asignado en 2005 para dos programas clave: "Procampo" y "Desarrollo Rural Sustentable", la suma para el primero es de $600 millones mayor que en 2004) (28) que han atenuado en algunos aspectos deficiencias estructurales (la ruina de productores "no competitivos", sealadamente) repercutiendo en una coyuntura favorable, de continuidad en el crecimiento, pero con ausencia de correctivos muy importantes como para pensar en avances relevantes.

9. Las finanzas pblicas en Mxico estn marcadas por cuatro aspectos sustanciales: la insuficiencia estructural de los recursos, petrolizacin de ms de un tercio de los ingresos, el endeudamiento excesivo y la poca flexibilidad en los criterios de asignacin y gasto, que han determinado la estructura del ejercicio presupuestal y cuya consecuencia es la de unas finanzas nacionales poco aptas para impulsar el desarrollo, ms una incapacidad manifiesta para unificar los criterios centrales de una reforma fiscal urgente, cuya disputa de fondo es cules sectores sociales y en qu proporcin pagarn los costos de la reestructuracin financiera del Estado.

El equilibrio ha sido la lnea maestra del ejercicio financiero, y se ha pasado ya al del supervit como objetivo prioritario (nuevamente, como reza la doctrina econmica an dominante). En 2004 los ingresos petroleros fueron puntal de dicho ejercicio (casi 15% ms que en 2003, $573.5 mmdp hasta noviembre del ao, y los ingresos por exportacin de petrleo sumaron $23,700 millones USD, en nmeros redondos), compensando la dificultad para aumentar la recaudacin de ingresos no petroleros ($657.9 mmdp, 0.6% ms que en 2003): se contempl un ingreso presupuestario de $1,592,940.4 millones de pesos (mdp) contra un gasto neto pagado de $1,522,272.6 millones, es decir, un balance presupuestario de supervit en $70,667.8 mdp. Sin embargo, existe un dficit en el balance primario de $260.8 mmdp (5.1% ms que en el mismo periodo de 2003).

El costo financiero de la deuda del sector pblico fue de $176.8 mmdp (4.3% ms que enero-noviembre de 2003), y la deuda pblica externa fue de $78.6 mil millones USD ($1.6 mil millones USD ms que a diciembre de 2003) (29). El monto de intereses devengados por ella ascendi a $12,285 millones USD en 2004 (Los ingresos extraordinarios por exportacin fueron de $6,840 millones USD, grosso modo, 50% de ellos los absorbi la deuda externa) (30). Con una sangra as cmo avanzar?.

Se ha mencionado (28) que solamente el 34% del total de ingresos petroleros por exportacin est protegido mediante coberturas por posibles cadas en el precio, basadas en la cotizacin de referencia del West Texas Intermediate (WTI) a $39.22 dlares por barril, lo que conlleva que el resto (66%) est expuesta al riesgo de una baja en el precio internacional para 2005, lo cual es muy factible que suceda, aunque no espectacularmente, comportando as un factor de vulnerabilidad grave de las finanzas pblicas y de la situacin financiera de PEMEX.

10. En suma, el ao 2005 ser de crecimiento dbil del PIB, el empleo y los ingresos de los mexicanos, en donde la justicia social nuevamente se niegue, dados los problemas que confrontan la economa estadounidense y la internacional (tambin con crecimiento dbil esperado), el agotamiento del perfil de las polticas pblicas a las que se acudir (31), as como el poco margen de maniobra que tendr la economa en un ao preelectoral, por lo que podemos esperar un escenario global como el que sugieren las variantes presentadas en el Cuadro No. 5, correspondientes a distintos organismos privados de anlisis econmico y financiero que los ofrecen.

Respecto a EUA, CAPEM pronostica un crecimiento para el PIB de 3.8%, el CEESP 4.0%, el CIDE 3.3% y Merrill Linch 3.0%. En tanto la OCDE estima para Mxico un PIB de 4.2%, una inflacin de 3.2%, as como un PIB para EUA de 4.2% (32).

Consideramos a los valores promedio como los ms cercanos al escenario real que observaremos al final del ao 2005, si es que no sucede algo extraordinario. Lo veremos.

Cuadro No. 5: Escenarios Prospectados para la Economa Mexicana en 2005.

(Distintas Variantes en $ y %)

Fuente

PIB

%

Inflacin

%

T.C.

Prom.

$

Tasa

Inters Prom %

Dficit Pblico

(% PIB)

Cta. Cte.

(% PIB

B. C.

$

mmd

Mezcla Mex

USD

IED

$

mmd

CAPEM

3.90

4.10

11.50

8.34

0.20

-1.60

-8.670

25.1

13,5

CEESP

4.30

3.98

11.51

7.90

0.20

-1.70

-8,638

27.0

16,0

CIDE

3.65

4.50

11.86

9.49

0.20

-2.17

-11,883

32.1

14,2

Merrill Linch

3.50

4.30

11.06

7.75

0.20

-1.60

9,300

27.7

13,0

Promedio

3.83

4.22

11.48

8.37

0.20

-1.76

9,622

27.9

14,1

Fuente: Reproduccin incompleta, "El Financiero", 3 de enero, 2005, p. 5.

Notas: T C = tipo de cambio; B.C. = Balanza Comercial; la Mezcla mexicana se refiere al precio promedio para la venta de los crudos o aceites mexicanos, y la IED = Inversin Extranjera Directa, cuyos valores en USD estn incompletos y por lo tanto, redondeados.

Notas y Referencias Bibliogrficas y Hemerogrficas.

(1) Lic. Carlos Salinas de Gortari, discurso pronunciado durante la clausura del "X Congreso Nacional de Economa , Saln "Adolfo Lpez Mateos", Los Pinos, 15 de marzo, 1993, recopilado en "Mxico: Perspectivas de una Economa Abierta", 1 Edicin, Colegio Nacional de Economistas, A.C., Editorial Miguel ngel Porra, Mxico, nov. de 1993, p. 437.

(2) Ibarra, David: "Transicin o Crisis?. Las contradicciones de la poltica econmica y el bienestar social", 1 Edicin, Editorial Aguilar, Mxico, 1996, pp. 55-56.

(3) Es importante ver por ejemplo, que autores como Ackerman, Bruce en "El Futuro de la Revolucin Liberal", 1 Reimpresin, Editorial Ariel, Argentina, mayo, 1996, contrapone su concepcin de "liberalismo democrtico revolucionario" para los cambios operados en Europa del Este, al modelo neoliberal, al cual llama "marxismo invertido" el que "...difiere de la versin de viejo cuo simplemente porque apoya a un ganador diferente. Donde los comunistas abogaban por el socialismo, los neoliberales dicen que el capitalismo es el mejor lugar para apearse al tren de la historia.. ..(por tanto) perpeta tres grandes errores: ....tratar al capitalismo como si fuera la nica alternativa al comunismo. Esta falacia de la nica alternativa niega la existencia de una tercera va..(...) El segundo error...es el economicismo, es decir, el tratar la propiedad y la organizacin de los medios de produccin como la nica cuestin importante...(lo cual) representa un mal entendido en el liberalismo. El primer compromiso de un liberal es con una cultura poltica particular, con un proceso de autogobierno en donde los ciudadanos constituyen una sociedad que les permite realizar sus ideales personales en condiciones de libertad e igualdad. La propiedad privada y los mercados competidos, si son regulados adecuadamente, sirven como un elemento de este ideal.....El tercer error cae en la falacia de la revolucin final...despus de la transicin dolorosa de vuelta al capitalismo....(la cual) representa la ltima revolucin liberal.....(cuando) es slo una de las que se necesitan para alcanzar una sociedad abierta que sea libre y justa." (p. 41)

(4) "El Indicador Semanal". Anlisis Santander. Enero 17, 2005, p. 8.

(5) "Examen de la Situacin Econmica de Mxico", Banamex, No. 947, Noviembre de 2004, Vol. LXXX, p. 422.

(6) "El Financiero", Mayoral, Jimnez Isabel, 29 de diciembre de 2004, p. 4.

(7) Daily Times, Site Edition, "US economic data shows, strength, little inflation", 21 de Enero de 2005, p. 5. www.dailytimes.com.pk/

(8) "El Financiero", Seccin "Finanzas Internacionales ", 8 de Noviembre, 2004, p. 9 A

(9) Daiky Times, Idem.

(10) "US Trade Data gives rand a lift", Maltz, Aliison, Enero 12 de 2005, reporta datos de Departamento de Comercio de EUA, bussines,iagrica.com/randwatch/403326htm

(11) "El Financiero": Seccin Finanzas Internacionales, 8 de noviembre, 2004, p. 9A ; 13 de diciembre, 2004 p. 11 A, y 20 de enero, 2005, p. 9.

(12) Sols, Mendoza Benito: "Termin 2004", "El Financiero", comentario editorial,4 de enero, 2005, p. 18.

(13) Para ambos datos sobre las naciones de la Zona del Euro, ver, "Examen de la Situacin Econmica de Mxico", op., cit., p. 461.

(14) El primer dato es para los Bonos del Tesoro a 10 aos, y el dato sobre LIBOR es del ao 2004 y con respecto al 2005. Idem, p. 461.

(15) Por ejemplo, el comportamiento de las mezclas lderes en el mercado de futuros fue el siguiente el da 4 de enero de 2005: el West Texas Intermediate (WTI, en Chicago) cotiz en $43.91 USD p/b, (-1.33 dlares respecto de la jornada anterior); el Brent (en Londres) en $41.04 dlares (0.58 centavos de dlar ms que en la jornada anterior); y el Dubai (en Asia) cotiz en $34.36 dlares p/b (-1.26 respecto de la jornada precedente); la mezcla mexicana "Olmeca" cotiz (Chicago) en $41.91 dlares p/b (1.47 dlares ms que la jornada anterior), y en promedio, las tres mezclas mexicanas cerraron en $32.77 dlares p/b) . Hilario, Efran, "El Financiero", Seccin "Mercado de Fsicos", 5 de enero, 2005, p. 10 A.

(16) Hilario, Efran: "El Financiero", Seccin "Mercado de Fsicos", 12 de enero, 2005, p. 10A

(17) Ver, "Anlisis Santander" "El Indicador Semanal", diciembre 13, 2005, p. 7.

(18) Para anlisis detallados sobre los aspectos de la problemtica estructural, ver: Villareal, Ren y De Villareal Roco: "Mxico Competitivo 2020", 1 Edicin, Editorial Ocano, Mxico 2002, Captulos 1, 2, 4 y 5.. Guilln, R. Arturo: "Mxico Hacia el Siglo XXI", 1 Edicin, Editorial Plaza y Valds, Mxico, 2000. Calva, Jos Luis: "Mxico, ms all del Neoliberalismo", 1 Edicin, Editorial Plaza & Jans, Mxico, noviembre de 2000. Y, Huerta, Gonzlez Arturo: "Apreciacin Cambiariai, baja inflacin y recesin econmica". 1 Edicin, Editorial Diana, Mxico, junio, 2002.

(19) www.inegi.gob.mx

(20) "Anlisis Santander" "El Indicador Semanal", Enero 07 de 2005, p. 9

(21) "Examen de la situacin econmica...",Op.cit.,pp.424-425.

(22) "Anlisis y Accin", HSBC, Enero 19 de 2005, No. 3, pp. III-3, III-5.

(23) "Boletn Mensual", Bolsa Mexicana de Valores, Enero de 2005.

(24) "El Financiero", 25 de enero, 2005, Declaraciones del Secretario de Economa Fernando Canales Clariond, p. 4

(25) "Anlisis y Accin", Op., Cit., p. II-8

(26) Consejo Nacional Agropecuario (CNA), www..cna.gob.mx

(27) Ley de Presupuesto de Egresos de la Federacin aprobada por la Cmara De Diputados dada a conocer el 18 de noviembre de 2004.

(28) Todos estos datos ha sido tomados del "Informe sobre las Finanzas y la Deuda Pblica" que publica la SH y CP, noviembre de 2004. www.shcp.gob.mx y serfin.com.mx/pdf/

(29) www.edac.cl/publicaciones/desarrolleconomico/5

(30) Declaraciones en entrevista del subsecretario de Hacienda Alonso Garca Tams para Salgado, Alicia, de "El Financiero", 19 de Diciembre, 2004, p. 6.

(31) Son previsibles las medidas que se adoptarn, quiz con matices, porque el esquema terico "neoliberal" es tan fijo que no ha lugar a mayores sorpresas desde su propia lgica econmica: son las medidas e instrumentos de estabilizacin del ciclo econmico definidas por el FMI, ms el "silogismo neoclsico del crecimiento" al que se refieren y desarrollan Bluestone, B y Harrison, en: "Prosperidad". Por un crecimiento con equidad en el siglo XXI. 1 Edicin en castellano, Editorial F.C.E., Argentina, 2001, p- 124.

(32)Saldaa, Ivette, "El Financiero", 3 de noviembre, 2004, p. 16.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter