Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-12-2012

Saqueos, pobreza y disputa poltica

Julio C. Gambina
Rebelin


En esta semana se conmemoraron las jornadas del 19 y 20 de diciembre del 2001, y se cruzaron en el anlisis con los episodios de saqueos a mercados producidos en el Gran Buenos Aires, Santa Fe, Ro Negro, o Neuqun.

Los hechos generaron discusiones polticas y anlisis diversos. Las primeras definiciones y calificaciones llegaron desde el gobierno nacional responsabilizando a los organizadores de la movilizacin de trabajadores organizada por la CTA y la CGT el pasado 19 de diciembre. La rplica fue inmediata por parte de los principales dirigentes de ambas centrales sindicales, desligndose de la metodologa del saqueo y la violencia, sealando como responsable de los hechos a la propia poltica oficial.

Queda claro que existe una disputa poltica en el pas, que los anlisis sobre los acontecimientos estn motivados en las diferencias sobre el diagnstico de situacin en el pas a 11 aos de la crisis de diciembre del 2001 y van ms all de la confrontacin entre el gobierno y las centrales de trabajadores movilizadas.

Se destacan por lo menos tres enfoques. Desde la visin oficial se destaca lo avanzado desde el 2003 ante la situacin de deterioro social vigente al inicio de la gestin Kirchner, y en todo caso solo se trata de tiempo para resolver diversos problemas sociales, reconocidos en la falta de empleo, vivienda, salud o educacin.

Mientras que en la oposicin sistmica se concentra la crtica en la ausencia de republicanismo, o la corrupcin, demandando el retorno explcito a polticas de los noventas: la apertura, la desregulacin y la insercin subordinada al capitalismo mundial y sus organizaciones globales.

En estos das, con antecedentes diversos en el distanciamiento entre el gobierno y la CGT, y las iniciativas de movilizacin de la CTA desde junio pasado, y especialmente en el marco de la unidad de accin en las movilizaciones de trabajadores del 20 de noviembre y del 19 de diciembre, emergi y se hizo visible otra visin crtica, orientada a discutir la poltica de privilegio a la valorizacin del capital y a la apropiacin privada del excedente econmico.

Son tres visiones, no siempre claramente diferenciadas, (entre ellas se entrecruzan y se asocian), las que manifiestan el escenario del conflicto poltico en la coyuntura y que definen, sin duda, el prximo ao de renovacin legislativa.

Cun mejor est la situacin social?

Es real que las estadsticas muestran una mejora de la situacin social del peor momento de comienzos del 2002.

Convengamos tambin que las estadsticas actuales estn sospechadas, siendo el Estado nacional el nico en condiciones de ofrecer fuentes de informacin confiable.

Por ello es que reconocemos en la normalizacin del INDEC una asignatura pendiente para definir con precisin los datos de la pobreza.

Para el 2002, el 21,5% de la PEA estaba registrada en el desempleo, y ahora, segn el INDEC (III trimestre del 2012), el dato remite al 7,6% de desempleo, ms un 6,2% de subempleo demandante, y un 2,7% de subempleo no demandante.

La lnea de la pobreza involucraba al 57% de la poblacin en el 2002, y hoy (noviembre 2012, Indec) se registra un promedio del 6,5% de personas bajo la lnea de pobreza (517,85 pesos por mes) con picos del 12,3% en el Noreste. La lnea de indigencia est en noviembre del 2012 en 231,86 pesos. As, segn las estadsticas oficiales, cualquier persona que ingrese por lo menos 232 pesos (casi 48 dlares mes al tipo de cambio oficial) al mes, est por fuera de la lnea de indigencia; y si ingresa 518 pesos (casi 108 dlares mes al tipo de cambio oficial) al mes, supera la lnea de la pobreza.

Las cifras de ingreso que definen la pobreza y la indigencia hablan por s solas de los lmites de los indicadores en la Argentina contempornea.

Es un dato relevante verificar que se redujeron los peores ndices sociales vigentes al 2002, en materia de desempleo, subempleo, pobreza e indigencia, aunque sin lograr valores vigentes previos a los aos 70 e incluso de los 80, con ndices entre el 2 y el 4% de desempleo y en ocasiones muy especiales elevando el guarismo hasta el 6%.

La situacin social de la Argentina se explica por los cambios ocurridos en los ltimos decenios, especialmente en la dcada del 90, los que estructuralmente no han sido revertidos, y que las polticas econmicas establecidas en la dcada gobernada por el menemismo y la Alianza, el PJ y la UCR, generaron un piso estructural regresivo en la composicin social de la Argentina.

Carcter estructural de la pobreza

La pobreza no es un dato coyuntural, tiene dimensiones estructurales, y se visibiliza en las aglomeraciones circundantes a los grandes centros urbanos, constituyendo la base problemtica de la insatisfaccin social en materia de alimentacin, salud, educacin, vivienda, o empleo. A ese cuadro objetivo debe adicionarse la conflictividad social y la diversidad de fenmenos crecientes de una economa del delito asociada a la trata de personas, la droga, o el empleo esclavo. La extensin estructural del fenmeno de la pobreza constituye la base material de ese cuadro de deterioro social.

Entre otros datos del fenmeno estructural de la pobreza, se manifiesta en ms de un tercio de los trabajadores en situacin irregular, es decir, sin cobertura social; en la precarizacin del empleo y la tercerizacin. Tambin se expresa en la llamada inclusin social con ingresos mnimos que suponen los planes de asistencia social, sean las asignaciones para menores, las jubilaciones sin aportes histricos de los beneficiarios, o los planes de empleo asociados a organizaciones cooperativas. El 75% de los jubilados nacionales perciben la mnima, en el orden de los 1.900 pesos mensuales, y el salario mnimo est en $2.670 y subir a $2.875 en febrero del 2013.

Los ingresos de este conjunto social, mayoritariamente trabajadores activos o pasivos, les posibilita accesos limitados a la canasta de consumo necesaria para la reproduccin de la vida cotidiana de la familia trabajadora en la Argentina. Ms all de los datos oficiales, las necesidades de ingreso individual rondan los $5.000 pesos al mes.

Se puede pensar en la existencia de maniobras polticas, que las hubo en los saqueos y protestas de 1989, como en el 2001, e incluso en la actualidad. Es verdad, sin embargo, la disposicin social al saqueo o la protesta ocurre por la existencia de sectores sociales insatisfechos. La pobreza es un dato estructural de la sociedad argentina.

Los acontecimientos de estos das no son protagonizados por la sociedad con relativo nivel de satisfaccin de sus necesidades, mucho menos por sectores de medio y alto consumo. Ms all del tipo de producto sustrado de los comercios, la base est en la insatisfaccin del consumo para una calidad de vida acorde con las necesidades sociales.

La movilizacin del 19 de diciembre fue protagonizada por trabajadores organizados de la CTA, de la CGT, y otros grupos independientes o que remiten a un vnculo con la izquierda partidaria. Ms all de algunos pronunciamientos de adhesin, fuera de esa filiacin social o poltica, la concentracin fue protagonizada por trabajadores sindicalizados u organizados en movimientos territoriales. La pobreza era visible en la inmensa mayora de las columnas de movilizados.

Entre las principales reivindicaciones se destacan el 82% mvil para las jubilaciones; la universalizacin de las asignaciones familiares, revirtiendo medidas asumidas en los ltimos aos y que afectan los ingresos de los trabajadores. Uno de los temas centrales estaba en la crtica al no ajuste del mnimo no imponible del impuesto a las ganancias, y al propio concepto de considerar como ganancias a los ingresos de los trabajadores.

Claro que en el escenario poltico que vive el pas, muchos anlisis interpretaron la medida de protesta como un acto contra el gobierno, y la base material e ideolgica de los acontecimientos que se sucedieron inmediatamente. Sin embargo, las demandas son compartidas por todos los trabajadores, ms all de su consideracin respecto del gobierno, su poltica y sus objetivos.

Se puede ir ms all de la poltica social?

La cuestin de fondo sigue siendo el saldo en pobreza derivado de polticas de reforma estructural que se generalizaron en los 80 y ms precisamente en los 90, con lo que el debate sigue siendo la posibilidad de confrontar con el legado neoliberal que instal el terrorismo de Estado a mediados de los 70 y que fuera potenciado en la ltima dcada del Siglo XX.

No alcanza con polticas sociales masivas, an bajando los peores indicadores sociales del pasado reciente. La discusin est en la orientacin de la acumulacin, la apropiacin del excedente econmico y la calidad de vida del conjunto social. En definitiva, se discute el modelo productivo y de desarrollo, la poltica econmica y sus beneficiarios.

Vale la expropiacin de YPF, pero: qu asociaciones productivas para la inversin son las necesarias para una estrategia energtica soberana? Ello supone discutir el para qu de la energa y para uso de quin, tanto como la tecnologa a utilizar y el cuidado de la naturaleza. En ese sentido resulta de inters retornar bienes apropiados indebidamente por la oligarqua, como el predio de la Rural; tanto como debera restituirse a los jubilados los recursos establecidos en sentencias en firme que el Estado adeuda, o restablecer el 82% mvil. La poltica de desendeudamiento tiene que privilegiar la deuda interna social con los desfavorecidos, y auditar e investigar la deuda que hoy se cancela rigurosamente, y suspender los pagos mientras se investiga.

En sntesis, el problema no son las maniobras o las manipulaciones, que pueden existir, la cuestin de fondo es la pobreza y la poltica econmica, puesta en ejecucin para hacer funcionar el capitalismo local, la valorizacin de los capitales y la apropiacin privada del excedente producido socialmente.

Puede pensarse en otra poltica econmica para otro orden? Es una cuestin que no se define en el mercado, sino en la capacidad poltica de disputar hegemona para la organizacin del orden social, econmico y poltico, con lo cual tienen razn los que suponen un carcter poltico e interesado de las protestas sociales, las que anticipan un futuro cercano de conflictividad para el 2013.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter