Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-12-2012

Un joven estudiante entrevista a un ciudadano corriente acerca de la democracia
"La combinacin desarrollo tecnolgico-subdesarrollo social es muy peligrosa para cualquier especie"

Martn Prez Carrera
Rebelin


La democracia debe ser construida desde abajo. Los ciudadanos corrientes debemos implicarnos personalmente en su construccin. No debemos dejarnos impresionar por las autoridades intelectuales. No debemos dejar slo en manos expertas la implementacin del sistema poltico-econmico. Deberemos recurrir a ellas para ciertos detalles tcnicos, pero esto no significa que nosotros, los ciudadanos de a pie, debamos renunciar a comprender lo esencial, las lneas generales del funcionamiento del sistema en el que vivimos. No puede haber una democracia real sin el protagonismo del pueblo, empezando por su construccin. Como deca Bakunin: En el tema de las botas, yo me refiero a la autoridad del zapatero; en relacin con las casas, canales o lneas frreas, yo consulto al arquitecto o ingeniero. Para tal o cual cimiento especializado yo recurro a tal o cual cientfico. Pero yo no permito que ni el zapatero, ni el arquitecto, ni el cientfico impongan autoridad alguna sobre m. Yo los escucho libremente y otorgo mrito a su inteligencia, a su carcter, a su sabidura, reservndome siempre el derecho irrenunciable a la crtica y a la censura. Yo no me limito a consultar a una nica autoridad en rama especializada alguna; consulto a varias; comparo su opinin, y elijo la que me parece ms convincente. Pero no reconozco a ninguna autoridad como infalible, an en cuestiones especiales.

Hace unos das recib un correo electrnico de Martn Prez Carrera, alumno de secundaria de Sitges (Barcelona), quien para su trabajo de fin de curso se ley mi libro Rumbo a la democracia y me solicitaba una entrevista. Tal vez otra persona en mi lugar ni se hubiera molestado en contestarle. Pero yo, que siempre incito a implicarse a todo el mundo para comprender y construir el sistema social del que formamos parte, consider interesante que en un colegio se estuviera hablando del tema de la democracia. La juventud es el futuro. No slo debemos concienciar a los adultos, tambin a los futuros adultos. Es ms, podemos aprender de los jvenes, adems de ensearlos. Cul fue mi sorpresa cuando vi la calidad de las preguntas planteadas por Martn. A veces, los jvenes, que no han sido todava maleados por experiencias vitales negativas, que an no han cado presos del resentimiento ni del orgullo excesivo, que todava no han sido muy contaminados culturalmente por un sistema que, lejos de fomentar la curiosidad y el librepensamiento, los reprimen, que no trabajan a sueldo de nadie, son capaces de hacer preguntas ms interesantes que muchos adultos. Por consiguiente, con el consentimiento de Martn, me pareci pertinente publicar dicha entrevista en mi blog y en cuantos medios de la prensa alternativa pudiera. Lo bueno de las entrevistas, sobre todo cuando se centran en las cuestiones importantes (como as consigui Martn), es que suponen un reto para el entrevistado a la hora de sintetizar y explicar sus ideas.

A continuacin transcribo ntegramente la entrevista que me hizo este estudiante.

Martn Prez Carrera:   Cree que la democracia est sufriendo un retroceso? Cules son los problemas bsicos de la democracia espaola?

Jos Lpez: Indudablemente estamos sufriendo, en el mundo en general, y en Espaa en particular, una gran involucin democrtica. Los gobiernos son elegidos todava por el pueblo pero luego actan en su contra, cada vez ms. Actan para satisfacer a los mercados, en realidad a ciertas lites. Incumplen sus programas electorales, sirven a los intereses de ciertas minoras, en vez de a la mayora. La democracia es el gobierno de la mayora respetando los derechos inalienables de todo individuo. En verdad todava la humanidad no alcanz nunca la democracia real, pero el problema es que en vez de acercarnos a ella, nos estamos alejando en la actualidad.

La democracia liberal en general no es realmente an la democracia. Algunos de sus postulados fundamentales (los cuales son imprescindibles) son incumplidos sistemticamente, especialmente la separacin de poderes. Esto ocurre en la mayor parte de "democracias" de nuestro entorno, pero aqu todava en mucho mayor grado. En Espaa alcanzamos cierta "democracia" desde una dictadura mediante una transicin que en verdad no fue tal, fue ms bien un lavado de cara del franquismo. Esto lo podemos comprobar en la actualidad con toda su crudeza: no se investigan los crmenes del franquismo (y en cambio se expulsa de la carrera judicial a un juez que os intentarlo), la corrupcin es generalizada y alcanza a todos los niveles del sistema, la crisis se traduce en empobrecimiento generalizado mientras unos pocos (las mismas lites herederas del franquismo) se enriquecen cada vez ms... No por casualidad somos los campeones de Europa en corrupcin, paro Hace falta una regeneracin global de nuestra "democracia". Necesitamos un cambio de sistema, primero poltico, pero tambin econmico.

M.P.C.: Qu soluciones propone?

J.L: Mejorar tcnicamente la democracia no es tan complicado. Si, por ejemplo, tenemos una ley electoral donde todos los votos valgan igual (principio fundamental de la democracia), si hacemos que los programas electorales sean de obligado cumplimiento (mandato imperativo), si implantamos la revocabilidad (que el pueblo pueda expulsar mediante referndum a un gobierno antes de las siguientes elecciones), si hacemos que los referendos sean siempre vinculantes, (es decir, que obliguen a los gobiernos a acatar las decisiones populares), adems de ms frecuentes, si, sobre todo, implementamos la imprescindible separacin de todos los poderes (especialmente respecto del poder econmico), sin duda, la democracia mejorara mucho. Se trata de que la gente participe mucho ms y mejor en lo que le afecta. Para ello, es fundamental tambin que la prensa sea independiente para que la gente est bien informada y pueda participar mejor, con conocimiento de causa. Un pueblo formado e informado es menos manipulado. La calidad de la democracia es proporcional a la independencia del cuarto poder, de la prensa. El ser humano es capaz de encontrar las mejores soluciones a sus problemas si tiene la posibilidad de conocer todas las opciones en igualdad de condiciones. La verdad slo puede abrirse camino si se la enfrenta a la mentira en igualdad de condiciones. Todas las ideas deben tener las mismas opciones de ser conocidas, cuestionadas y probadas. La igualdad (de oportunidades) es el ADN de la democracia. En nuestra actual "democracia" la igualdad brilla por su ausencia. En la vida en sociedad la libertad no es posible sin la igualdad. De lo que se trata esencialmente es de desarrollar la igualdad de oportunidades, entre las personas, entre los partidos, entre las ideas...

La democracia representativa debe desarrollarse para que sea realmente representativa, por ejemplo, empezando por las medidas, entre otras, que acabo de mencionar, pero tambin debe desarrollarse la democracia directa en aquellos mbitos ms locales donde sea posible hacerlo (empresas, barrios, ...). Hay que complementar la democracia representativa con la directa, dando prioridad a la segunda siempre que sea factible. Adems, debe haber democracia all donde haya convivencia humana, en particular en la economa, el ncleo de la sociedad. No tendremos democracias reales, completas, si el motor de la sociedad, la economa, no funciona de manera democrtica. Como explico en el libreto, Las falacias del capitalismo, el capitalismo es la dictadura econmica. O dicho de otra manera, capitalismo y democracia son incompatibles. El capitalismo aparenta ser democrtico para evitar la autntica democracia, la cual lo sepultara definitivamente. La democracia capitalista es en verdad una oligocracia (el poder de unos pocos, de los ricos) disfrazada de democracia. Todo esto lo explico en detalle en el libro Rumbo a la democracia y en diversos artculos (Qu es la democracia real?, La separacin de poderes, Imaginemos...) de mi blog (http://joselopezsanchez.wordpress.com/). A dichos escritos remito por no extenderme demasiado.

Tcnicamente, no es muy difcil identificar los problemas de nuestras democracias y arreglarlos para que de verdad avancemos hacia la autntica democracia. El principal problema es la voluntad humana. Las lites no tienen voluntad para arreglar la situacin, ellas slo piensan en s mismas, lgicamente. Y el pueblo an espera que alguien ajeno a l le saque las castaas del fuego. El pueblo debe despertar y espabilar. Ya ha empezado a hacerlo, pero no ha hecho ms que comenzar. Debe hacerlo mucho ms. El principal obstculo reside en la actitud generalizada de los ciudadanos, de la mayora social. Mientras la mayora nos limitemos a lloriquear, a quejarnos, a luchar slo de manera puramente individual y egosta (en el mejor de los casos), seguiremos igual o peor.

M.P.C.: Cmo puede llegar a evolucionar nuestra democracia?

J.L.: Si rompemos la presa para que el ro pueda de nuevo fluir, lograremos alcanzar el mar en determinado momento. Ahora mismo nuestros sistemas "democrticos" no slo no avanzan, no slo estn estancados, sino que retroceden. Lo ms importante es invertir la tendencia, es volver a avanzar. A dnde llegaremos? Nadie puede saberlo. Pero yo pienso que la humanidad, o se desarrolla socialmente, es decir, o logra un sistema poltico-econmico ms armnico, ms racional, ms lgico, o corremos el serio riesgo de autodestruirnos. La combinacin desarrollo tecnolgico-subdesarrollo social es muy peligrosa para cualquier especie. Somos capaces de destruir nuestro planeta pero an no hemos aprendido a convivir en paz. No puede haber paz sin justicia social, y no puede haber justicia sin una democracia que merezca tal nombre. An estamos en un estado permanente de guerra social. La lucha de clases deber superarse para lograr una sociedad ms justa y libre, para que sobreviva la sociedad humana y su entorno. Pero dicho estado de la sociedad slo podr alcanzarse cuando la lucha de clases la ganen las clases populares. Ya estamos comprobando que las lites, egostas e insaciables, nunca tienen suficiente. El neoliberalismo es el contraataque de las clases capitalistas para recuperar el terreno perdido en el ltimo siglo. A la inmensa mayora nos interesa la democracia, pues sta es el gobierno de la mayora. Por consiguiente, ser el pueblo el que deber conquistar la democracia. No podemos esperar ingenuamente que las minoras privilegiadas renuncien a sus privilegios por su propia voluntad. La historia nos ensea que la humanidad slo puede avanzar a base de revoluciones. Como deca un lema del 15-M, no hay evolucin sin revolucin. La actual involucin ocurre porque son las clases altas las que llevan la iniciativa, cuando la iniciativa la tengamos los ciudadanos corrientes, suficientemente concienciados, unidos y organizados, se producir la revolucin, el cambio de tendencia, la historia volver a ir para adelante.

Yo pienso que una vez despejado el camino de obstculos, la democracia se realimentar a s misma, se producir una dinmica difcil de parar. Si la gente va viendo que con ms y mejor democracia va viviendo mejor, es ms feliz, querr ms democracia. Lo ms importante es asentar bien la cultura democrtica en las mentes de la inmensa mayora, para lo cual se debe empezar por dar un gran salto, se debe desarrollar el sistema actual para que la bola de nieve caiga sin cesar por la ladera de la montaa y se haga cada vez ms grande.

M.P.C.: Existe algn sistema democrtico en Europa que funcione mejor?

J.L.: Las democracias liberales tienen esencialmente todas el mismo problema: son en verdad la dictadura de la burguesa, como estamos comprobando en la actual crisis (Grecia, Italia, Portugal,..). Estn diseadas para servir al capital, al gran capital. Lo que ocurre es que no en todos los sitios tenemos exactamente los mismos problemas. El grado de degeneracin democrtica no es el mismo en todos lados, pero s que podemos decir que hay una involucin generalizada, salvo algunas excepciones. En general, cuanto peor es la democracia de un pas, peor es su situacin general, particularmente econmica. No es igual de combativo un pueblo que otro, no todos los pases tienen la misma herencia cultural, ni la misma historia. Aquellos pases que han vivido dictaduras en su historia reciente estn peor en la actualidad (especialmente el sur de Europa), y aquellos que llevan ms aos con sistemas ms democrticos (aunque sus democracias no sean muy desarrolladas), en los que ha dominado ms la izquierda (aunque haya sido una izquierda muy poco izquierda) estn mejor (vase los pases escandinavos). Si bien el retroceso se est produciendo tambin en los pases que estn mejor que nosotros.

El problema fundamental es que las democracias liberales son sistemas que sirven al capitalismo, a ciertas lites, por tanto no es posible con ellas alcanzar un bienestar generalizado (ni estable, a largo plazo) de la humanidad. Si algunos pueblos han logrado vivir mejor en determinados momentos histricos, ha sido a costa de explotar a otros (directa o indirectamente, consciente o inconscientemente). En el capitalismo, el bienestar de unos pocos se sustenta en el malestar de otros muchos. El capitalismo es un sistema altamente inestable que pone en peligro la supervivencia de toda la humanidad, incluso de nuestro hbitat. Con el desarrollo tecnolgico actual podemos todos los humanos, potencialmente, vivir razonablemente bien, si esto no es as no es por problemas "tcnicos" sino polticos. Es posible, y necesaria, una sociedad donde no haya tantas diferencias sociales, donde la riqueza generada por la sociedad sea disfrutada por toda ella, donde no haya guerras ni hambre. Esa sociedad slo podr alcanzarse cuando seamos capaces de desarrollar la democracia, cuando el destino de la humanidad est en manos de toda ella.

Yo creo que debemos fijarnos ms, como modelo a seguir, en los pases de Latinoamrica (Venezuela, Bolivia, Ecuador,...). All estn haciendo avanzar la democracia. A pesar de lo que nos dicen en los grandes medios de "informacin", all las democracias son ms avanzadas que las nuestras, a pesar de sus carencias y errores. Otro caso interesante, por ceirnos a Europa, es el de Islandia. All el pueblo ha tomado, hasta cierto punto, pero ms que en el resto del continente, el protagonismo, ha dicho que no a la deuda ilegtima, ha juzgado a ciertos polticos y banqueros, y, lo ms interesante, est construyendo una nueva constitucin. All estn saliendo de la crisis, pero con ms democracia. La democracia debe ser construida activamente por el pueblo, desde abajo. El pueblo debe tomar la iniciativa. Entre todos lograremos construir un sistema mejor. A todos nos atae, menos a un 1%.

Deberemos en parte fijarnos en modelos preexistentes, pero tambin deberemos superarlos, mejorarlos, inventar, crear. Partamos de las democracias liberales actuales, desarrollmoslas. Consideremos tambin las experiencias histricas recientes, sus aciertos y sus errores. Para empezar, apliquemos en la prctica los mismos postulados tericos (muchos de ellos ineludibles) de la democracia liberal, sentemos las bases de un debate generalizado, suficientemente libre donde todas las ideas puedan ser conocidas y cuestionadas y casi seguro que lograremos conquistar la autntica democracia. Siempre que despojemos a las actuales lites del poder que ostentan. Poder que emana de nosotros, los ciudadanos corrientes, por activa o por pasiva. Usemos el mtodo cientfico para construir una nueva sociedad. El mtodo cientfico consiste esencialmente en contrastar libremente, entre las ideas y entre la teora y la prctica, la juez suprema de toda teora. Si somos capaces de viajar al Espacio exterior, tambin lo somos de poner orden en nuestro planeta. Al menos potencialmente.

M.P.C.: Cules son las diferencias respecto a la democracia espaola de esa democracia (si existe)?

J.L.: En dichas democracias ms avanzadas el jefe de Estado es elegido por el pueblo, existe la revocabilidad, el pueblo participa ms activamente en el sistema poltico, tanto a nivel estatal como local, la prensa es ms plural Se dice que en Venezuela hay dictadura pero all existen muchos medios de la prensa que atacan implacablemente al socialismo que intenta construir Chvez. Cuntos grandes medios, por ejemplo televisiones, en nuestro pas critican al capitalismo? Ninguno. Alguno hace tmidas crticas al neoliberalismo, pero son la excepcin que confirma la regla. Y ya veremos cunto tiempo logran sobrevivir programas como El intermedio o Salvados de la Sexta. Aqu, en general, slo es posible acceder a la prensa anticapitalista en Internet. Dicha prensa es marginal. En Venezuela la gente puede ver habitualmente por televisin ideas socialistas y capitalistas, puede contrastar ms y mejor. Aqu la gente slo puede acceder masivamente, fcilmente, a ideas capitalistas, es ms, neoliberales, es decir, de una de las versiones del capitalismo. El pensamiento nico es incompatible con la libertad. No es lo mismo el consenso, el cual es el resultado de la competencia libre, es decir, igualitaria, de las ideas, que el pensamiento nico, el cual es el producto de la falta de competencia o de una competencia desigual, del monopolio, de las ideas. No existe la democracia perfecta, pero indudablemente las hay mejor que otras. Nada es perfecto, todava estamos muy lejos de la democracia real en cualquier lugar, pero en algunos sitios estn ms cerca, van avanzando hacia ella mientras que en otros los sistemas polticos se alejan de ella. No deseo extenderme demasiado pero recomiendo leer lo que se est cociendo en Venezuela. Mientras all las desigualdades sociales, la pobreza, menguan, aqu crecen exponencialmente. Por algo ser. Debemos contrastar lo que nos dicen en los grandes medios de nuestro pas con la prensa alternativa. Yo tena antes una imagen muy distinta de lo que ocurre en Venezuela antes de poder hacer dicho contraste. En mi blog recomiendo una serie de libros, pginas web de la prensa alternativa, etc.

M.P.C.: Hay otros sistemas polticos no democrticos que sean viables en Espaa?

J.L.: Depende de lo que entendamos por viables. S es posible un sistema todava menos democrtico, hacia l vamos tendiendo. Aqu tuvimos una dictadura de casi 40 aos. Hay muchos sistemas posibles, pero la cuestin a dilucidar es a quin interesa cada sistema. Al pueblo, a la inmensa mayora, interesa un sistema lo ms democrtico posible. A largo plazo a la humanidad slo puede interesarle un sistema donde el control lo tenga toda ella, y no slo una minora. La democracia es una necesidad vital para la humanidad, para que pueda sobrevivir dignamente. Qu sistema sea viable, es decir, se implante, depender de qu clases sociales ganen la lucha de clases, de qu parte de la sociedad lleve la iniciativa. Si la siguen llevando las actuales lites nos encaminaremos (ya lo estamos haciendo) hacia el totalitarismo, hacia un nuevo fascismo. Si la lleva el pueblo nos encaminaremos hacia la democracia, hacia una sociedad ms justa y libre.

M.P.C.: Qu acciones puede llevar a cabo el ciudadano de a pie para intentar cambiar nuestro sistema democrtico?

J.L.: En primer lugar, cada uno de nosotros debemos concienciarnos, debemos informarnos mejor, pensar un poco ms por nosotros mismos, practicar el pensamiento libre y crtico, diversificar nuestras fuentes de informacin y opinin. Es imprescindible que contrastemos suficientemente, entre la prensa ms conocida y la menos conocida, entre la capitalista y la anticapitalista. Cuanto ms contrastemos, mejor. Ms internet y menos televisin. Debemos aprender a pensar y a actuar ms libremente. Yo dediqu todo un libro a este tema, titulado Manual de resistencia anticapitalista, el cual est disponible en mi blog y en diversos medios de la prensa alternativa para su libre descarga y distribucin. Conciencimonos y concienciemos a nuestro alrededor, a nuestros familiares, a nuestros amigos, a nuestros vecinos, a nuestros compaeros de trabajo,.. El boca a boca, tradicional y digital, es imprescindible. Es posible y necesario un sistema mejor, ms justo y libre. La clave est en la democracia, en desarrollarla suficientemente. Salgamos a la calle para intentar cambiar el sistema, apoyemos al 15-M, al 25-S. Promocionemos todo lo que podamos libros, artculos, webs. Usemos las nuevas tecnologas para propagar ideas alternativas, para romper el nefasto y artificial pensamiento nico. Votemos con ms cabeza, a aquellos partidos que apuesten por hacer cambios profundos, por regenerar la democracia. Por lo menos, dejemos de votar a los mismos partidos de siempre que sistemticamente nos toman el pelo. Como mnimo, dejemos de echar ms lea al fuego, de realimentar al actual sistema. Hagamos las huelgas, hablemos con nuestros compaeros de trabajo para unirnos. El movimiento 15-M, que ahora ha sido superado por el 25-S, nos marca el camino: luchemos activamente por la democracia real, por un proceso constituyente en el que el pueblo sea el protagonista. La Tercera Repblica en Espaa puede suponer ese necesario salto democrtico. Entre todos podremos. Es una tarea de todos. Yo soy un simple ciudadano corriente. Usemos el sentido comn, razonemos, abramos los ojos. Seamos activos.

El sistema hace al individuo, pero el individuo tambin contribuye a que el sistema sea de tal o cual manera. Cada uno de nosotros tiene una parte de responsabilidad en la situacin general que tenemos. Si queremos cambiar las cosas debemos cambiar radicalmente sobre todo de actitud. Debemos despojarnos de la comodidad, de la apata, de la indiferencia, del derrotismo, del miedo. El sistema lo hacemos entre todos, depende fundamentalmente de la manera de comportarse del conjunto de la ciudadana. Indudablemente, unos pocos (los polticos, los banqueros, los grandes empresarios) tienen mucho ms poder que el resto, pero si el pueblo se une, esas minoras no tienen nada que hacer. Debemos luchar colectivamente, pero tambin individualmente. Cada uno debe aportar su granito de arena, no podemos eludir nuestra parte de responsabilidad en espera de esa necesaria unidad de accin. Al mismo tiempo que trabajamos por unirnos, por organizarnos, por luchar de manera colectiva, debemos tambin aportar nuestro esfuerzo individual en el da a da. Cambiar el mundo, nuestra sociedad, requiere un esfuerzo titnico, el cual debe ser distribuido todo lo posible. Si slo unos pocos llevan la batuta, tarde o pronto, se agotarn, adems de que los excesivos protagonismos personales son siempre peligrosos para la causa democrtica.

 Para empezar, t puedes plantear este debate en tu entorno ms inmediato, puedes difundir esta entrevista, si te parece que aporta algo interesante, puedes echar un vistazo a mi blog (uno ms de los muchos que ya existen en pos de un sistema mejor), a la prensa alternativa, a algunos libros, Puedes rebatirme, cuestionar lo dicho por m, implicarte, intentar aportar tus ideas, preguntar lo que no comprendas, corregirme. Todo esto para empezar.

M.P.C.: Por qu la forma de estado ms democrtica es la repblica, segn usted?

J.L.: La Repblica es, por definicin, ms democrtica que la monarqua porque en la primera el jefe de Estado es elegido por el pueblo. Sin embargo, existen muchas repblicas que son muy poco repblicas, en las que el jefe de Estado es casi como un rey elegido cada X aos. Es ms, esto ocurre en la mayor parte de repblicas, en el mejor de los casos. El concepto de repblica, como el de democracia, como tantos otros, ha sido distorsionado por aplicaciones prcticas que han incumplido postulados tericos elementales. La Repblica liberal es una de las formas que toma la democracia liberal, y como sta, ha degenerado. La Repblica es la forma que debe tomar la autntica democracia en la que todos los cargos pblicos deben ser elegidos por el pueblo, pero tambin en la que todos ellos deben responder ante el pueblo. Los gestores, adems de ser elegidos por los gestionados, deben tambin ser controlados por stos. De poco sirve elegir a alguien si luego hace lo que le da la gana. Pero, a pesar de esto, es mejor poder elegirlo. Este tema lo desarrollo extensamente en mi libro La causa republicana. Simplemente decir que en Espaa el jefe de Estado no es elegido por el pueblo y, adems, por si fuera poco, est por encima de la ley (vase el vergonzoso artculo 56 de nuestra actual Constitucin). Qu justicia puede esperarse cuando el mximo responsable del Estado est por encima de la ley? Qu democracia es sta en la que no todos somos iguales (ni siquiera en la teora) ante la ley? Cmo no va a haber as corrupcin generalizada? La monarqua es el cors de nuestro actual sistema: impide que la democracia controlada por ciertas lites se descontrole, que dichas lites pierdan el control. Pero, como nos demuestran las experiencias de nuestros vecinos, la Repblica, el simple hecho de poder elegir al jefe de Estado, de que no sea elegido por la gracia divina, no es garanta de democracia. Es condicin necesaria pero no suficiente. La Repblica debe tener contenido, debe definir claramente las reglas del juego poltico para que todas las opciones tengan las mismas posibilidades, siempre que se respeten los ms elementales derechos humanos. Como estamos comprobando en estos duros momentos, en nuestra actual democracia muchos derechos humanos son papel mojado, empezando por el derecho a una vivienda digna. Peor an, cada vez son ms papel mojado.

M.P.C.: Qu opina de la libertad de prensa en Espaa?

J.L.: Como ya he indicado, en Espaa tenemos menos libertad de prensa que en otros pases. He puesto como ejemplo Venezuela. S, s, la demonizada Venezuela. Pero tambin podemos poner como ejemplo nuestros pases vecinos. En Espaa no se puede hablar (o se puede muy poco) de ciertas cuestiones, existe un consenso en los grandes medios sobre ciertos temas que tienen que ver con el sistema que tenemos. Un ejemplo: hace unos pocos das, el 6 de diciembre, el da de la Constitucin, como cada ao, miles de personas se manifestaron en el centro de la capital por la Tercera Repblica, alguien vio esta noticia en la televisin? Por qu todas las televisiones se hacen eco de las manifestaciones por la unidad de Espaa y no de las que reivindican la Tercera Repblica? En el libro Rumbo a la democracia analizo algunos casos de censura inadmisibles en una democracia, como la cobertura del famoso Por qu no te callas? del Rey a Chvez. En la prensa alternativa yo veo todos los das noticias e ideas que nunca veo en los grandes medios. Muchas de ellas las he recopilado en mi blog. Por qu? Porque los grandes medios pertenecen a grandes capitalistas o son controlados por polticos a su servicio. Un capitalista no va a promocionar ideas que pongan en peligro sus intereses econmicos. Es imprescindible hacer a la prensa independiente, del poder poltico, pero tambin del poder econmico. Sin una prensa libre es imposible una democracia sana. Remito a mi artculo La libertad de prensa para profundizar en lo dicho aqu someramente.

M.P.C.: Usted afirma que si los ciudadanos se organizan para presionar sobre un determinado aspecto, se pueden obtener resultados, cree que el tema de la independencia de Catalua es un ejemplo del resultado de estas presiones, o simplemente un truco de los polticos para distraer la atencin?

J.L.: La presin del pueblo es fundamental. A lo largo de la historia todos los avances sociales se produjeron por la presin social, en forma de huelgas, manifestaciones o revoluciones. Como deca Alexander Berkman: Incluso el poder de los gobiernos ms fuertes se evapora como el humo en el momento en que el pueblo rehsa reconocer su autoridad, inclinarse ante l y le niega su apoyo.

Con respecto al tema de Catalua, yo creo que el impulso popular por la independencia est siendo utilizado por ciertos polticos para desviar la atencin. El nacionalismo es utilizado por las derechas (catalana y espaola) para camuflar la lucha de clases. El verdadero enemigo de cualquier trabajador, de cualquier ciudadano de a pie, es su opresor, viva ste en su misma ciudad o en las antpodas. Tan slo quisiera recordar que de poco sirve la soberana nacional si no se ve acompaada de soberana popular. Los pueblos tienen derecho a autodeterminarse, pero tambin a tener el poder real. El poder del pueblo es la democracia. De poco les servir a los catalanes ser independientes de Madrid, si dependen de Bruselas o si quienes mandan son los grandes burgueses catalanes, en vez de espaoles, si siguen teniendo un sistema donde mandan los mercados. Soberana nacional? S, por supuesto (ver El derecho de autodeterminacin), pero sobre todo soberana popular, democracia. La lucha que debemos hacer prioritariamente los ciudadanos corrientes de este planeta es por la democracia. Cualquier otra lucha, por necesaria que tambin sea, no debe suplantarla. No debemos dejar distraernos por cortinas de humo. La clave para lograr un mundo mejor, incluso para que nuestra civilizacin sobreviva, se vuelva realmente civilizada, reside en la democracia.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter