Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-12-2012

Entrevista a Guillermo Almeyra, editorialista internacional de La Jornada
"La figura de Chvez es decisiva"

Mario Hernndez
Rebelin


Mario Hernndez (MH): Escuchbamos el himno venezolano. Ya estamos en comunicacin con Guillermo Almeyra en la que seguramente ser tu ltima participacin este ao en FM La Boca. Quera aprovechar esta oportunidad porque a travs de un compaero y amigo panameo, Olmedo Beluche, tuve la oportunidad de leer un artculo de tu autora titulado Qu se juega con la vida de Hugo Chvez. Voy a leer un pequeo prrafo:

Por fortuna, la operacin sali bien, pero no quisiera estar en lugar de los mdicos cubanos que han asumido la responsabilidad histrica de combatir con su ciencia y su voluntad para tratar de salvar la vida de Hugo Chvez. Porque de ellos no slo depende un hombre que, a su manera y con sus lmites, lucha valiente e incansablemente junto a su pueblo y por su pueblo para asegurar la independencia de Venezuela y la unidad latinoamericana frente al imperialismo; por la eliminacin de la pobreza y de la injusticia en su pas y en el continente y por la auto-organizacin de los oprimidos. Pero tambin porque de esos mdicos depende indirectamente el curso prximo de la economa cubana, de la construccin del Mercosur y de la Unasur, de la lucha entre las clases en Venezuela, as como las pujas entre los sectores y fuerzas que, en ese pas, retardan y traban el proceso de construccin de poder popular y los que, por el contrario, tratan de impulsarlo combatiendo el burocratismo y el paternalismo.

As empieza este artculo de Guillermo Almeyra en un momento muy especial para la vida poltica venezolana.

Estbamos recordando que ayer se cumpli el 182 aniversario del fallecimiento de Simn Bolvar y el domingo el chavismo conquisto 20 de las 23 gobernaciones en disputa.

Guillermo Almeyra (GA): La figura de Chvez es decisiva. En las presidenciales hubo una falta mnima de participacin, apenas 22%, los enfermos, los muy viejos, la gente que no estaba en el pas. Una participacin masiva. Ahora el chavismo volvi a ganar por el mismo porcentaje, 54% contra 46%, pero la participacin fue muchsimo menor. Hubo una abstencin que super el 46%.

La derecha estaba desmoralizada porque despus de su derrota en las presidenciales y encima fragmentada, ya no crea poder ganar. Tambin sectores chavistas que estaban seguros que iban a volver a ganar, no siguieron el llamado de Nicols Maduro a dar una prueba de amor a Chvez ni el llamado de ste a arrasar. Esta vez no fueron a votar. Qu quiere decir? La figura de Chvez es muy importante no solo entre la lucha de las clases dominantes y el pueblo venezolano sino tambin al interior de las diversas fuerzas.

Ahora el grueso de la burguesa venezolana y no solo la llamada boliburguesa, que fue creada por prebendas por el Estado y est metida en la corrupcin aprovechndose del chavismo, ya no le ve perspectivas a la derecha y tiende ms bien a subirse al carro de los vencedores y ocupar un lugar ah. Tratan de negociar con los que en el propio gobierno chavista, desde siempre, quisieron conciliar y no queran una poltica de movilizacin popular permanente.

Sin Chvez en el poder, el aparato chavista pesa mucho ms que el pueblo

Sin Chvez en el poder y con las prximas elecciones presidenciales a la vista, porque Chvez muy difcilmente el 10 de enero se pueda hacer cargo de gobernar, entonces van a convocar a elecciones en 30 das y despus habr elecciones municipales, el aparato chavista pesa mucho ms que el pueblo.

De los 20 gobernadores oficialistas, 11 son militares, es decir, hay un aparato burocrtico, concentrado del Estado, no una organizacin desde abajo que apoya a Chvez y en cierta medida le da una base propia.

Una cosa sera si Chvez logra volver a la escena poltica, aunque sea en un papel menos relevante que hasta ahora, porque la enfermedad es larga y difcil, pero sigue influyendo con su carisma, con su fuerza, con sus ideas a travs de Nicols Maduro y la participacin del pueblo, y otra muy distinta si desgraciadamente eso no fuera posible. Eso depende de los mdicos cubanos.

Ahora hay una diferenciacin en el campo de la oposicin que va a volver a presentar a Capriles para la prxima presidencial y nuevamente va a perder, porque un sector se est acercando al chavismo.

Tambin hay un cambio al interior del aparato burocrtico bastante impopular que tiene como base la decisin vertical del ejrcito y traba la auto-organizacin de los trabajadores.

Chvez mediaba en todo esto pero a favor del pueblo, en cambio ahora esa mediacin corre el peligro de no existir o de hacerlo dificultada por la grave enfermedad que tiene y lo pone momentneamente fuera de la accin directa.

MH: Te quera consultar por la figura de Nicols Maduro a quien Chvez ha designado como su sucesor, que es actualmente vicepresidente y ministro de Relaciones exteriores.

GA: Maduro es un hombre hecho por Chvez y fiel a Chvez como l mismo lo ha dicho. Es un hombre que Chvez ha nombrado como su delfn porque el PSUV tericamente tendra que hacer una primaria y tal vez Maduro no fuera el nico candidato. Siendo designado por Chvez a lo mejor sale por consenso como candidato. Es un hombre en quien Chvez tiene ms confianza que en los otros.

Diosdado Cabello es un hombre ms bien vinculado al ejrcito y muy poco popular, muy resistido por la gente por las represiones a los movimientos sindicales y el dirigente de la industria petrolera, Ramrez, tampoco es popular y est vinculado a los tecncratas. El partido como aparato es ms bien conservador.

Maduro como canciller ha tratado de mantener una poltica de conciliacin a nivel internacional. Tambin ha participado en lo que considero errores de Chvez, por ejemplo, la identificacin con Gadaffi y Assad. Haba que criticar la intervencin del imperialismo en Libia o la actual participacin decisiva de EE. UU., Arabia Saudita y Turqua contra Assad, pero una cosa es criticar esa situacin y otra muy distinta asumir una posicin acrtica frente a dictaduras.

Maduro ha llevado esa poltica porque no es flexible, es ms, en el interior de Venezuela se opuso a la discusin sobre el avance del socialismo, la autogestin y la auto-organizacin. Maduro s quiere un avance, una poltica antiimperialista pero muy controlada por el Estado. No es garanta de independencia. Chvez es muchsimo ms sensible en todo esto, entre otras cosas porque viene de abajo.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter