Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-12-2012

Ley de Medios
Y qu fue de las radios comunitarias, alternativas y populares?

Andrs Figueroa Cornejo
Rebelin


Cuando las leyes de hierro de la lucha de clases hacen temblar el precario equilibrio del capitalismo argentino en ms de 40 ciudades a travs del estallido social de los des-integrados y la juventud pobre, los que mandan intentan explicar con demagogia y teoras conspirativas lo ms obvio.

Joven, moreno, provinciano y repobre; muchacha y muchacho sin porvenir. Desempleado, desertor escolar. La clera de no tener lo que surten las vitrinas y supermercados. La mercanca esquiva o imposible. Excluido, fuera del mercado, descontado por contexto, gente sobrante, y desde la periferia al centro. Los discursos y los recursos derrumbados y una alternativa poltica transformadora que nadie sabe por qu an no cuaja.

Primero est el movimiento real, la disconformidad puesta en accin colectiva desordenadamente, la confusin. Cuntos muertos, cuntos malheridos, cuntos presos? Qu castigo merece la miseria rebelada? Cmo se recompone el relato deshecho, la sintona nada fina y obscena de la represin contra los nadie, la crisis de representatividad del sistema de partidos polticos, las instituciones corruptas, la especulacin y el despojo, la administracin del hambre, la expoliacin donde existe el trabajo, el trabajo en negro y precarizado, los efectos de la crisis ofreciendo sus dentelladas predecibles y predichas (http://www.rebelion.org/noticia.php?id=159828&titular=argentina:-%BFy-qu%E9-se-yo?-)? Un Cristo rodeado de pastores indignados y sin Reyes Magos nace en Argentina. Un Cristo de pueblada. Demasiado parecido al original.

Pero no hay lucha ni despertar sin ideas ni representacin simblica. Aunque los grandes medios criminalicen a los mal comidos, las radios comunitarias (o el holding de los que no tienen nada que perder), juegan su carrera, hablan desde abajo, dicen con dientes faltantes y gramtica con piso de tierra. Como cuando apura la verdad.

La siguiente entrevista a Ins Farina y Mariano Randazzo, miembros del Colectivo Radio Sur ( www.radiosur.org.ar ), se realiz antes de los acontecimientos que sacuden a Argentina en fechas navideas. Tiene que ver con el rol de las emisoras populares y su sentido. Con una ley de medios que no se aplica. Con el combate poltico de acuerdo a los intereses de clases en pugna, pero ahora a escala de visin de mundo, de prctica discursiva. Vigencia pura y dura.

-Cul es el derrotero de la ley de medios?

Ins Farina: La ley de medios tiene una historia mucho ms larga que el cumplimiento de tres aos que lleva su sancin, o los cuatro que se est debatiendo. Muchas radios comunitarias nacieron a comienzos de los 80, cuando comenzaron los gobiernos civiles, en condiciones totalmente clandestinas y en medio de una legislacin que no permita su existencia o no las consideraba. Entonces fueron perseguidas e imposibilitadas de salir al aire.

-Y hoy?

IF: No es la realidad exacta de ahora, incluso ms all de la ley de medios nueva que todava no se aplica. En todo caso, en la actualidad hay algunas emisoras que si tocan intereses muy poderosos, como los de la megaminera en Andalgal, son interferidas por las corporaciones, amenazadas, amedrentadas o clausuradas. El Estado lo permite, eso s. Ahora bien, en general, las radios comunitarias sobrevivimos como podemos en un manto de ilegalidad mansa. Carecemos de licencia y ocupamos el ter. Si hubiera una persecucin concreta, no podramos emitir.

21 PUNTOS: POR AHORA NO PASA NADA

-En Chile hay muchas emisoras que sufren una permanente persecucin y, me imagino, que en otros pases de Nuestramrica debe ocurrir lo mismo

IF: Las radios mapuche son un ejemplo de ello. En Argentina, a mediados de los 90 se origin la Coalicin por los 21 puntos, formada por radios comunitarias y acadmicos universitarios ligados a los medios de comunicacin.

-Qu hace la Coalicin?

IF: Conviene 21 puntos sobre los cuales, supuestamente, descansa la nueva ley de medios o Ley de Servicios de Comunicacin Audiovisual.

-Y qu plantean?

IF: Lo ms sustantivo es el tema de los tres tercios que propona la Coalicin por la Difusin Democrtica. En sencillo: de 99 licencias radiales para no entrar en el mbito televisivo-, 33 emisoras seran para las emisoras sin fines de lucro (que los 21 puntos llamaba literalmente comunitarias), 33 para privadas, y 33 para el Estado. Hoy la ley dice que hay un 33 % reservado para los medios sin fines de lucro, donde las comunitarias entramos, pero no hasta completar ese porcentaje.

-Y cul es la diferencia?

IF: Que todas las radios comunitarias son sin fines de lucro, pero no todas las emisoras sin fines de lucro son comunitarias. Por ejemplo, las emisoras de ONGs, sindicatos, etc. Ellas no son comunitarias.

-Qu define a una emisora comunitaria o popular?

IF: El proyecto poltico en general que est sustantivado en querer organizar a un sector de la sociedad, potenciar su desarrollo y formas propias. Una ONG o un sindicato pueden no tener fines de lucro, pero se estructuran con las jerarquas de una radio tipo pyme o comercial. Nosotros decimos que no es que tengan que dejar de existir, pero no tienen que ver con las comunitarias, alternativas y populares.

-Qu otro aspecto no cumple la nueva ley en relacin a los 21 puntos originales?

IF: Lo que compete a la distribucin de la pauta de publicidad oficial no se legisla ni se menciona. Ahora bien, la ley del gobierno mete al Estado, los gobiernos provinciales, las universidades, etc., y todo el espectro restante queda para las comerciales con fines de lucro.

-Cmo evalas la ley?

IF: Eleva el piso del debate al reconocer a las radios comunitarias alternativas y populares en el caso de que sea implementada, claro. Por ahora no pasa nada. De hecho, ese 33 % que debera garantizar, no lo est haciendo en ninguna parte del pas. Si se llega a aplicar, nos permitira estar en otras condiciones. Nos encontramos en una situacin de trnsito.

LOS AMIGOS QUE PERD

-Cules son los ncleos de la ley real y no de la ideal?

IF: Uno es la mentada desmonopolizacin, que en verdad es la desinversin de los multimedios, porque no existen monopolios sino multimedios muy concentrados. Ese era el publicitado 7D, casi fin de mundo, que termin siendo un vulgar 7 de diciembre como cualquier otro. Sin embargo nosotros valoramos la discusin sobre la concentracin de la propiedad. Porque uno siempre lo hace respecto de la soja, de la industria de la comida, de la explotacin minera, de la riqueza, cuando en materia meditica esa concentracin es an ms compleja.

-Por qu?

IF: Porque los medios construyen consenso, sentido comn e ideas de acuerdo a sus respectivos intereses y a lo que ms vende.

-En un momento la ley de medios se redujo a la lucha maniquea del gobierno contra el grupo Clarn

IF: Tanto as que cuando quisimos incorporar la problemtica de los medios comunitarios a la discusin pblica, nos dijeron que lo primero antes de todo era que los multimedios se adecuaran a la ley, que despus vemos lo otro. Y ya han pasado tres aos desde la promulgacin de la ley. Adems, la ley actual existe no slo por la convencin de los 21 puntos y la lucha de los medios comunitarios, sino tambin por el llamado conflicto del campo.

-Cmo?

IF: Durante el gobierno de Nstor Kirchner, Clarn fue su aliado, se colaboraron mutuamente. El conflicto del campo (medidas impositivas al gran capital agrario por parte del gobierno donde Clarn tom partido por el campo) signific una ruptura del amoro de Clarn con los Kirchner. Entonces Cristina Fernndez tom los 21 puntos con el fin de provocar la desinversin de Clarn y de parte de sus licencias. Porque no es que el gobierno nacional ahora, inocentemente, descubriera qu intereses representa ese multimedio y que cuenta con 250 licencias de ms. Clarn ya estaba infringiendo la ley meditica anterior a la actual. La pasada permita hasta 24 licencias, y la en curso, hasta 10. Esta fue una de las causas, sino la ms relevante, del debate de la nueva ley. En fin, la puja gobierno-Clarn se judicializ con final incierto.

-Cul es el procedimiento en orden a la propiedad que fija la ley nueva?

IF: El artculo 45 pone un tope a la cantidad de licencias multimediticas. Es decir, obliga a vender las licencias de ms. En el famoso 7D los grandes grupos tenan que ajustarse a la legislacin, presentndose ante la Autoridad Federal de Servicios de Comunicacin Audiovisual (AFSCA), sealando la cantidad de licencias excedentes y la lista de los posibles compradores, cambios de nombre y de testaferros todo vale-. Esto es, un trmite prcticamente formal nada ms.

MARIANO RANDAZZO: VOCACIN DE UNIDAD POPULAR

-Qu hay sobre el debate de los conceptos que giran en torno a las radios comunitaria, libres, alternativas y populares?

Mariano Randazzo: Nosotros definimos la comunicacin y la libertad de expresin como un derecho humano ms. Por tanto, entendemos que la comunicacin no es una mercanca. Y del lado opuesto se encuentran los que conciben a la comunicacin como una empresa lucrativa y que ven los monopolios o industrias periodsticas del sistema como parte de un holding donde se concesiona un aeropuerto o un canal de televisin, sin distincin.

-Existen radios comunitarias cuyo su nacimiento es expresin de una fuerza social popular

MR: En el caso de Radio Sur, el Movimiento Territorial de Liberacin (MTL) tiene una responsabilidad enorme en propiciar que esta emisora exista. Sin embargo, aqu estamos frente a una concepcin poltica donde la radio no es un instrumento u rgano oficial de tal o cual organizacin. Funcionamos bajo la dinmica de propulsar la experiencia unitaria del campo popular.

-La crtica es clara

MR: De nada sirve que cada una de las agrupaciones fragmentadas del pueblo cuenten con una emisora en particular para poner all slo a sus dirigentes y sus enfoques exclusivos. Nos interesa que el medio popular y alternativo manifieste el debate de todo el campo popular y en sntesis construya una vocacin de unidad, en nuestro caso, ligada a un proyecto de comunicacin. Radio Sur est vinculada al MTL desde su fundacin, pero no por ello expresa todo lo que el MTL opina. Es ms amplia y aporta a travs de una pluralidad de voces una perspectiva de clase.

-La unidad ausente en el movimiento real

MR: La unidad es lo ms importante. Incluso aquellos acuerdos unitarios temporarios del campo popular.

365D

-De qu se trata la Campaa 365D que estn impulsando?

MR: El nombre naci a propsito de bullado 7D que termin judicializado y donde el gobierno haba apostado a la desinversin de los grandes grupos mediales, y en particular de Clarn. Desde los medios alternativos y populares, sobre todo de FM La Tribu y Radio Sur, se nos ocurri la idea de establecer una campaa donde exigimos que se cumpla la ley de medios no slo en la desinversin de los multimedios que compartimos-, sino que tambin se cumplan los derechos consagrados en esa ley a los medios comunitarios. 365D nace porque no slo luchamos por un da, sino por todos los das del ao.

-Qu elementos reivindican bsicamente?

MR: El cumplimiento del plan tcnico sobre el 33 % del espectro para las emisoras sin fines de lucro, para que luego se pueda llamar a concurso y se otorguen las licencias.

-Cul es la dimensin de las radios comunitarias en Argentina?

MR: Hay alrededor de 500 de nuestro tipo y el 90 % son ilegales. Eran ilegales antes porque no exista una ley de radiodifusin salvo la de la dictadura, y se mantienen ilegales hasta hoy, ya a tres aos de la ley de medios de la democracia.

365D es ni ms ni menos que un grito de alerta y posicionamiento de nuestros medios que, tanto luchan contra los grandes monopolios, como por el buen porvenir de nuestros medios.

-Si llega a cumplirse la ley, cul es el procedimiento para que se legalice una emisora comunitaria?

MR: Lo primero es la importancia de legalizar una situacin que existe de hecho. Por otro lado, la legislacin propone una serie de financiamientos para equipos donde interviene el Estado. Por ejemplo, en esta campaa est la Red Nacional de Medios que integran nuestros compaeros aliados en el campo popular. Ellos han hecho una experiencia en la creacin de transmisores. Para nuestras radios resulta muy oneroso acceder a determinado nivel de tecnologa y estos compaeros con su conocimiento ya han diseado caseramente ms de cien transmisores. Entonces pedimos mesas de dilogo entre el organismo estatal que tiene que ver con las tecnologas y las experiencias de la Red para homologar los equipos y profesionalizarlos.

-Y la pauta oficial?

MR: Ese es uno de los temas ms esquivos y negados por arriba. La pauta oficial es un derecho constitucional que tenemos aquellos que ejercemos la comunicacin, donde parte de la publicidad estatal tiene que ir a nuestros medios. En la realidad, esa pauta se otorga con discrecionalidad. La mayora de las radios del sistema tienen su cuota garantizada, incluso aquellas que pertenecen al grupo Clarn, mientras que para nosotros est negada absolutamente. No le estamos pidiendo al Estado que nos d lo que ya hemos construido hace tiempo. Lo que ocurre es que toda ley y su aplicacin al interior de la democracia burguesa dependen de la vocacin poltica del gobierno de turno. Entonces, en concreto, la ley no deja de ser ms que una legislacin de gobierno y no de Estado. Es decir, si t ests cerca de las polticas del gobierno puedes acceder a determinados beneficios, y de lo contrario, no. Este es uno de los dficit centrales de la ley. Como ocurre en todos los mbitos del quehacer nacional.

-T tienes la cualidad de haberte desempeado en emisoras del Estado, comerciales y comunitarias, cules son las diferencias sustantivas ms all de las obvias?

MR: Como profesional de la comunicacin, estar en una radio alternativa y comunitaria me ofrece la posibilidad de ser libre en la eleccin de contenidos y su tratamiento. Cuando trabajo en un medio del Estado o privado, en general trabajo para ideas de otros y de acuerdo a una estructura piramidal donde ests al servicio de una conductora o conductor que cobra 20, 30 o 40 veces tu salario y es quien decide los contenidos. Los medios libres operan bajo otra concepcin comunicacional. Ahora bien, en los medios hegemnicos existe la tendencia a contar a nuestro pueblo qu pasa y por qu pasa. En los comunitarios le agregamos el cmo se soluciona eso que pasa, porque estamos convincentemente involucrados en proyectos de cambio. Es decir, consideramos que es preciso derrotar el actual sistema y crear una sociedad nueva. El pueblo conoce mejor que nadie sus problemas y nosotros tenemos la responsabilidad periodstica de construir colectivamente la solucin.

-Qu futuro adviertes para la materializacin de la ley de medios en las condiciones que la has planteado?

MR: La situacin est muy empantanada. Yo quisiera ser ms optimista, pero me cuesta. Hay muchas cosas que se estn cumpliendo, como la entrega de licencias a algunas comunidades indgenas, y se ha avanzado estatalmente en espacios educativos. Sin embargo, los medios comunitarios debemos unirnos firmemente para hacer or nuestra voz. La aplicacin de la ley no puede depender de tal o cual gobierno, de tal o cual funcionario a cargo, sino de nuestras propias fuerzas desplegadas en la calle.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter