Portada :: Argentina :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-12-2012

Estado de bienestar, estado de contencion

Luis Mattini
La Fogata


Mas all de superar cualquier determinismo, la historia sigue siendo, quizas, la ms pedagoga de las disciplinas que estudian la conducta humana. Y la historia confirma que la estructura productiva condiciona la poltica y que la poltica, o sea la voluntad y decisin de los seres humanos puede influir en la estructura. A eso se le llamaba relacin dialctica.

Mi generacin naci y vivi la niez y la adolescencia en el Estado de Bienestar peronista. El Estado de Bienestar fue creado por la Socialdemocracia como respuesta a la violencia de la dictadura del proletariado inaugurada por la revolucin rusa y consiste en propiciar el desarrollo capitalista mediante una alianza de clases. La clase obrera se ala con el capital productivo nacional, acepta un ministro de economa burgus y negocia el reparto de la riqueza. La lucha de clases deja de ser una lucha antagnica por el poder para ser una lucha por el reparto. Entre sus rasgos est la produccin para el mercado interno, y la equidad en los salarios. O sea, la diferencia de salarios es relativamente pequea, para mantener cierta equidad social. En Europa los modelos rentables fueron los pases escandinavos, Francia, Alemania y otros; en Amrica los casos ms importantes fueron Argentina de Pern, Brasil con Getulio Vargas, Mxico con Crdenas, pero la nica plenitud fue Argentina y en menor grado pero ms permanente Costa Rica.

El notable xito en Argentina se debi, por un lado al talento de Pern, pero fundamentalmente a las ventajas de la llamada renta relativa de la tierra. No obstante el desarrollo capitalista es inexorable y cuando el gran capital consider ya intolerable, por insuficientemente rentable, tal situacin, propici el golpe de estado de 1955 derrocando a Pern.
Sembraron vientos y cosecharon tempestades. La resistencia peronista transform al peronismo en una fuerza muy combativa y a ello se sum el surgimiento de una nueva generacin, la nuestra, hija precisamente de ese Estado de Bienestar. Surgi el guevarismo que propici la salida socialista como nica solucin de fondo. Eso se sumaba a las grandes masas que seguan luchando por mantener el Estado de Bienestar expresado en el peronismo. A lo largo del tiempo fue necesario el terrorismo de Estado para aplastar esa lucha.

Cada la dictadura, Alfonsin intent restituir un tmido Estado de Bienestar adecuado a los nuevos tiempos. No pudo.
Entonces surgi Menem, quien tuvo la lucidez de entender que en el punto actual del desarrollo capitalista no hay lugar para el Estado de Bienestar por no ser rentable y propici la alianza de la burguesa nacional con el capital internacional, para impulsar un modelo productivo altamente rentable basado en los agronegocios y la minera de superficie. La industria se debe subordinar a las necesidades de la minera y los agronegocios, (maquinarias, automotrices, etc) los bienes de consumo los provee el mercado internacional y se crea inevitablemente, en medio de la prosperidad, una enorme diferenciacin social. Ya no se trata de la diferencia entre capitalistas y trabajadores, sino que se le suma tremendas diferencias de salarios, o sea entre los propios trabajadores y entre los trabajadores manuales y los dems. Ese modelo es el vigente.

Pero en un pas con semejante tradicin de lucha popular este modelo funciona con enormes tropiezos, por ejemplo los sacudones sociales que voltearon a De la Ra. Para que funcione en paz era necesario crear un modelo poltico. Y esa fue la obra de Kirchner muy bien continuada por Cristina.

Este modelo poltico que podramos llamar de contencin. El Estado les pide a los capitalistas que sean un poquito menos avaros, y cedan un poco de sus tremendas ganancias para mantener la paz social y de ese modo puedan explotar mejor a la gente. Forcejean y de ese forcejeo el Estado logra un paquete de dinero con el cual socorrer a los desplazados por esa lgica productiva.

Porque as como el Estado de Bienestar tena una lgica de plena ocupacin no solo por la voluntad de los gobernantes, sino por el propio mecanismo interno del modelo productivo, el actual modelo extractivo agro-exportador, comprende la restriccin de mano de obra, por lo tanto la desocupacin es intrnseca, diramos necesaria, al modelo. Digamos que el actual gobierno, administra con mucha mayor destreza que De la Ra, el mismo sistema. Pero esa destreza, independientemente de mayor o menor talento que los gobernantes anteriores, esa destreza de los Kirchner, tiene su mayor expresin en su admirable capacidad para comprar voluntades. No recuerdo en la historia nacional nadie con ese talento para los negocios. Vendi espejitos de colores a un nmero muy grande de ex luchadores de los setentas: les present este modelo de contencin como un supuesto, no digamos siquiera modesto Estado de Bienestar, sino un ilusorio Estado de transicin hacia no se que

Es conveniente recordar que la popularidad de Pern no residi nunca en la compra, sino en su poltica. Ahora podemos afirmar que una mirada objetiva a la situacin mundial permite observar que transitoriamente en Argentina las cosas estn mejor que en la mayor parte del mundo. Sin embargo, en el actual estado del capitalismo, desaparecieron las fronteras, el imperialismo es hoy imperio, dueo absoluto del mundo porque desapareci el peligro comunista. Por lo tanto ya no hay lugar ni siquiera para Estados de Bienestar. El capitalismo ha llegado al extremo de su voracidad y est poniendo en juego el futuro de la humanidad haciendo polvo la Cordillera de los Andes (se demuele una tonelada de roca para obtener un gramo de oro) y transformado la agricultura en industria extractiva. La nica opcin para el futuro de la humanidad es retomar a fondo la lucha anticapitalista y en el curso de esa lucha ir creando las condiciones para una sociedad libre.

Fuente: lafogata.org



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter