Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-12-2012

Relaciones Estados Unidos-Cuba: los obstculos de Alan Gross

Antonio Martnez
Progreso Semanal


Alan y Judy Gross y sus representantes han estado aumentando la presin a la administracin para que haga lo que no ha hecho y logre que sea liberado de la prisin en Cuba: negociar. En estos momentos, Estados Unidos insiste en su liberacin incondicional y desecha las razones para su encarcelacin en Cuba. Cuba ha declarado pblica e inequvocamente su deseo e intencin de solucionar el asunto de Gross por medio de negociaciones. Tambin ha dejado en claro de que no lo liberarn sin recibir nada a cambio, mientras los Cinco de Cuba an permanecen en la crcel en Estados Unidos. As que las cosas estn en un punto muerto por el momento. Adoptar poses tampoco solucionar el problema, no importa cun serias o buenas parezcan. Las palabras duras y las resoluciones del Congreso no son ms que eso, palabras y resoluciones. An no se ha dado el dilogo. Usualmente, cuando dos partes en disputa estn dispuestas a participar en un dilogo verdadero, existen posibilidades. El cambio transformacional que plantea el encarcelamiento de Gross y obtener su libertad es lo que nos obliga a revalorizar nuestras posiciones inherentes y supuestos acerca de Cuba. Existen cuatro obstculos contextuales que hay que superar a fin de llegar a una solucin que traiga a Alan Gross a casa.

Durante dcadas nos recuerdan anualmente que nuestro embargo contra Cuba es una afrenta a los ojos de la comunidad de naciones. Nuestros vecinos en Latinoamrica tambin nos recuerdan que no podemos continuar manteniendo esta poltica fracasada si es que vamos a mejorar las relaciones en la regin. Nos aislamos y nos pone en una situacin embarazosa, an ms cuando la Cuba que decimos es ilegtima es reconocida en todo el mundo. Eso est basado en la posicin general de que justificamos las polticas basadas en la hostilidad y la intervencin que no han funcionado y que llevan ms de cinco dcadas daando tanto al pueblo cubano como al norteamericano.

Existe una batalla en curso a favor de la percepcin de que Allan Gross no hizo nada incorrecto en Cuba. Bueno, puede que a nosotros nos parezca que es as, pero las leyes norteamericanas no tienen vigencia en otros pases. Punto. Necesitamos respetar eso, en especial en Latinoamrica. Tienen alguna duda? Lean nuestra historia con nuestros vecinos. Es tambin sobre esta base que capturaron y encarcelaron a los Cinco de Cuba. Esos cinco cubanos vinieron a Estados Unidos no a espiar a Estados Unidos, sino a sus compatriotas cubanos en el sur de la Florida que estaban organizando actos terroristas y puesta de bombas en La Habana. Tienen alguna duda? Busquen en Internet bombas terroristas en La Habana, Vuelo 455 de Cubana y Fabio di Celmo. En vez de trabajar con Cuba para detener estas actividades violentas, nuestro gobierno vir la tortilla y los Cinco de Cuba resultaron ser los que fueron a la crcel. Por tanto, un dilogo y una negociacin con Cuba requerirn de nosotros que al menos abandonemos la creencia de que el gobierno de Cuba es ilegtimo. La libertad de Alan Gross nos exigir que hagamos una revisin de la realidad. Sin embargo, esa posicin no concuerda con el Obstculo #3.

2) Las conversaciones con Cuba estn supeditadas a la muerte de Fidel y Ral Castro.

Este juego macabro de esperar a que los Castro mueran antes de que establezcamos formalmente conversaciones con Cuba tampoco tiene sentido. Y nadie sabe cunto tendremos que esperar para que eso suceda. La longevidad es comn en la familia Castro. Fidel y Ral Castro tienen un hermano mayor, Ramn, que tiene 87 aos. Qu nacin cuerda mantiene una poltica de esperar por la muerte a expensas de billones en actividad econmica y millones de vidas afectadas en ambos pases? La lgica, la razn y el sentido comn deben prevalecer por sobre la emocin, el odio y la venganza. Es de inters estratgico y nacional que Estados Unidos se relacione con Cuba de la manera que esta es ahora, en vez de esperar por el futuro. Esa es la propuesta que debe debatirse exitosamente. La vida de Allan Gross y la vida de otros seres humanos y sus familias dependen de ello.

3) Hay un concilibulo bipartidista bien atrincherado en el Congreso a favor del embargo, y que es el cortafuegos que mantiene este asunto bajo control.

Este grupo congresional adopta y defiende la posicin de que bajo ninguna circunstancia debe haber negociaciones con Cuba, incluso a expensas de que Alan Gross languidezca en una crcel cubana por no se sabe cunto tiempo. Ellos son:

Demcratas

Senador Bob Menndez (Nueva Jersey)

Representante Albio Sires (Nueva Jersey)

Representante Debbie Wasserman-Schultz (Florida)

Republicanos

Senador Marco Rubio (Florida)

Representante Ileana Ros Lehtinen (Florida)

Representante Mario Daz-Balart (Florida)

Queda por ver cul ser la posicin en este asunto de dos miembros cubano-americanos recin elegidos, el senador electo Ted Cruz (republicano por Texas) y el representante electo Joe Garca (demcrata por la Florida). La representante Wasserman-Schultz, presidenta del Comit Nacional Demcrata y juda, se incluye en esta lista debido a su larga alianza poltica con la familia Daz-Balart y el apoyo financiero de campaa proveniente de la lnea dura. Recuerden que nicamente cuentan los votos y el dinero. Siempre.

El presidente Obama tendr que estar dispuesto a enfrentarse a las protestas de estos miembros demcratas y enfrentarse a los republicanos para decir basta ya y salir del atolladero. l tendr que decidir si usa su poder para solucionar de manera definitiva esta crisis o si capitula ante los de la lnea dura. El presidente Obama tendr otra oportunidad de poner a trabajar su status del Premio Nobel. El nico grupo que protestar por un intercambio de Gross por los Cinco de Cuba y el reinicio de las relaciones EE.UU.-Cuba ser una minora muy pequea. El presidente Obama tiene a su alcance el poder para solucionar esta situacin y brindar alivio inmediato a la familia Gross, en especial porque va a comenzar su segundo perodo y no necesit de la Florida para obtener la reeleccin. La nica ventaja poltica que estos congresistas tienen sobre el presidente es retrasar u obstaculizar asuntos que son importantes para la administracin. Eso hace que el personal se preocupe. Sin embargo, el verdadero liderazgo y la verdadera valenta poltica requieren que se corran riesgos, en especial si es para salvar vidas y llevar alivio a seres humanos que sufren y, en este caso, que sufren innecesariamente. Pero, habrn informado de manera total al presidente para que l pueda evaluar y decidir qu quiere hacer para que se libere a Alan Gross? Judy Gross y sus aliados debieran dirigirse directamente al presidente en cada oportunidad e incluir a estos congresistas en sus protestas a favor de la libertad de Alan Gross. Ellos estn bloqueando las negociaciones y el dilogo. Permitan que estos congresistas miren a Judy Gross directamente a los ojos y le digan que Estados Unidos no negociar la liberacin de su esposo en Cuba.

4) Naturaleza humana. A nadie le gusta admitir que est equivocado o que obr mal, especialmente a gobiernos

Garantizar la liberacin de Alan Gross y de los Cinco de Cuba requerir, como mnimo, una admisin implcita de errores de una o ambas partes. La humildad debe triunfar por sobre la arrogancia. En las soluciones diplomticas de las crisis, se dan o se crean oportunidades para permitir que una de las partes o las dos guarden las apariencias. El presidente Obama necesita designar a alguien en quien l pueda confiar para solucionar este rompecabezas.

Ojal que Alan Gross y su familia pueden superar estos obstculos y obtener su libertad. USCubaPolitics.com apoya la solucin de esta crisis y la libertad de Alan Gross y de los Cinco de Cuba.

Fuente: http://progreso-semanal.com/ini/index.php/eeuu/6357-relaciones-estados-unidos-cuba-los-obstaculos-de-alan-gross


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter