Portada :: Otro mundo es posible
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-12-2012

Recursos para la educacin
Cinco aos para actuar contra el cambio climtico

Rebelin


Acaba 2012, el primero de cinco aos para detener el calentamiento global, la crisis de los recursos y la prdida de diversidad biolgica.

La alimentacin, el transporte y los asentamientos urbanos son las actividades que ms impactan y agravan la crisis energtica y climtica, y la Agencia Internacional de la Energa fija 2017 como fecha lmite para acotar el incremento trmico a niveles no irreversibles. Por ello, en 2012, el rea Ecosocial de FUHEM , en colaboracin con la Fundacin Biodiversidad, ha puesto en marcha la campaa Cinco aos. Cuando lo importante es tambin lo urgente con el propsito de fortalecer nuestra conciencia ecolgica y no sucumbir al derrotismo porque hay alternativas para cambiar nuestros hbitos de consumo.

Nuestro estilo de vida es responsable de la desestabilizacin climtica que vivimos. Este cambio del clima que ya est sufriendo la Tierra no se manifiesta en que se suavicen las crudezas del invierno o llueva a destiempo, sino que el aumento de temperatura de tan slo 2 grados -un aumento aparentemente minsculo-, podra alterar la produccin de alimentos y los suministros de agua y, por tanto, afectar a la salud pblica. Sin embargo, la situacin se hace ms dramtica porque de proseguir el ritmo de consumo actual, la temperatura media global aumentara entre los 3,5 y los 6 grados centgrados, emitiendo a la atmsfera la cantidad de dixido que debera alcanzarse en 2035 para contener el cambio climtico y no desencadenar situaciones de inseguridad humana como consecuencia de hambrunas, pandemias, migraciones masivas de desplazados ambientales, e incluso, conflictos por los recursos escasos.

En el marco, de esta campaa, se ha diseado un pster desplegable en el que, a travs de grficos didcticos, se puede comprender de un solo vistazo la complejidad del problema y la riqueza de las soluciones. Uno de los ejemplos que se exponen en este material es que el ciudadano medio de las sociedades opulentas come petrleo: cada calora que consume, necesita 80 caloras de petrleo para ser producida, empaquetada, refrigerada y transportada. En cuanto a contaminacin y residuos, este modelo de alimentacin, supone el 30% de las emisiones que inciden sobre el calentamiento global y, ms tarde, unos 7,7 millones de toneladas de comida se despilfarran en nuestro pas.

Ante este contexto, desde los sectores privados, surgen alternativas como la proliferacin de alimentos transgnicos o la mejora en la eficiencia de los combustibles, aunque se trata de falsas soluciones porque no abordan el problema de la escasez absoluta de recursos y de los efectos en el medio ambiente y en la salud de las personas.

Desde la ciudadana, emergen iniciativas que incorporan una visin compleja de lo que est pasando. En el blog, Tiempo de actuar, se puede encontrar un espacio para promover y compartir acciones y e xperiencias prcticas al alcance de la mano para empoderar a la ciudadana y hacer frente a uno de los principales retos de nuestros das: el cambio climtico.

Generar energa renovable, limpia y de produccin local, mediante las formas de economa cooperativa; plantar rboles y cultivar un huerto en un colegio con la participacin del profesorado, el alumnado y los padres y madres; propiciar proyectos de urbanismo participativo y legitimar la mirada de la infancia y la de la tercera edad para hacer la ciudad ms accesible y amigable con estos sectores poblacionales; impulsar dinmicas divertidas para aprender a reciclar correctamente; crear ecobarrios; sustituir una dieta crnica por una vegetariana; la proliferacin de grupos de consumo y compartir el coche y el incremento del uso de la bici, son solo algunos de los ejemplos de experiencias que ya estn en marcha y que se pueden encontrar en el blog.

Con esta campaa diseada para el largo plazo, se pretende visibilizar que la verdadera solucin pasa por ser conscientes de que el crecimiento ilimitado es inviable en un planeta finito. Para ello, se aaden a la regla de las tres erres de la ecologa algunas ms como: reevaluar nuestros valores y convertir la competencia en cooperacin; reconceptualizar nuestra percepcin de la realidad y priorizar la defensa de la vida natural y humana; reestructurar las relaciones sociales y econmicas para cambiar nuestro estilo de vida; relocalizar la produccin y el consumo de bienes y servicios para estimular el desarrollo endgeno de las comunidades, lo cual pasa por redistribuir los derechos y deberes y repartir equitativamente la riqueza, es decir, vivir sencillamente para que otras personas puedan sencillamente vivir. En relacin con los pases del sur, se tienen que aadir algunas erres ms como reembolsar la deuda ecolgica que deben los pases del Norte, romper la dependencia econmica y recuperar saberes tradicionales que integran la teora de la biommesis.

Para ms informacin o solicitar el desplegable:

 

Ana Beln Martn Vzquez

Responsable de Comunicacin

c/ Duque de Sesto, 40

28009 Madrid

t +91 577 25 99

www.fuhem.es


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter