Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-12-2012

Fukushima, despus del terremoto, la soberana alimentaria

Martn Mantxo
Soberana Alimentaria, Biodiversidad y Cultura


Un ao despus del desastre de la central nuclear de Fukushima, este artculo nos presenta algunas de sus consecuencias para la Soberana Alimentaria del pueblo japons, e indirectamente nos advierte de los riesgos que corremos tambin en nuestro territorio con las centrales nucleares que tenemos en marcha.

Hay modelos energticos como el nuclear, innecesarios y contrarios a la vida campesina.

Un pueblo acallado

La derrota del ejrcito japons en la 2 Guerra Mundial y su castigo (bombas de Hiroshima y Nagashaki), supusieron una paz condicionada para asegurarse que se mantena un bastin contra el comunismo de las vecinas China y Corea. El resultado fue una instauracin de miedo, represin y sumisin que ha perdurado hasta hoy. Movimientos sociales, como aqu el ecologismo o el feminismo, no han existido como tales en Japn. Tras el desastre de Fukushima nos encontramos con una reaccin popular: la gente se ech a las calles contra el estado y la compaa elctrica TEPCO, y ms tarde exigiendo el cierre de las centrales nucleares.

Shinya, activista de La Va Campesina, lo explicaba as: S, es muy asfixiante. Mucha gente se ha dado cuenta de que en Japn no se pude decir no. No se cuestiona nada al gobierno. Ha habido una mentalidad similar a la de los kamikazes en la II Guerra Mundial pero est cambiando.

images (3)Esta falta de cuestionamientos va unida a una fe ciega en la tecnologa, a lo que se le sumaron dos imposiciones estadounidenses: la produccin energtica a travs de centrales nucleares y la agricultura industrial basada en gran maquinaria y gran uso de productos qumicos. Se impuso un modelo de produccin en el que Japn se vera obligado a importar la mayora de sus alimentos.

Antes de Fukushima, Japn ya era un pas de gran dependencia agrcola con un 60 % de su produccin procediendo del extranjero. Japn es el principal importador agrcola del mundo, siendo China su principal proveedor con 215 de las importaciones seguida por los Estados Unidos con 87 %. Los Estados Unidos fueron el principal importador hasta el 2000 por un valor de 36 billones de dlares, y suponiendo el 37% de las importaciones japonesas (18% de las exportaciones de Estados Unidos se destinaron a Japn en el 2000) siendo los productos principales maz y carne de ternera y porcina. En el 2000, Japn slo produca el 3% de la soja que consuma y el 9% del trigo.

Este tipo de agricultura fue denunciada por ilustres como Masanobu Fukuoka, quien desarrollara mtodos de agricultura ecolgica y permacultura, y ms recientemente por un sin fin de pequeos y pequeas agricultoras ecolgicas asociadas a la Va Campesina.

Daos agrcolas

El desastre nuclear afect con radioactividad la produccin de alimentos de 11 provincias, entre ellas Fukushima. Esto es algo que el propio gobierno ni tan siquiera hace pblico porque casi la totalidad de la produccin agrcola del pas est contaminada y no es adecuada para ser consumida. Actualmente todos los alimentos van acompaados de una etiqueta mostrando sus niveles de contaminacin.

El 90% de la actividad agrcola de la provincia de Fukushima result afectada por el tsunami y el posterior accidente nuclear. Muchas gentes campesinas lo han perdido todo y, si bien las autoridades se jactan de que no hubo muertos por el desastre nuclear -reducindolos slo a aquellos que murieron en el tsunami- ya se han dado cuatro suicidios de personas campesinas. Como no, los muertos irn llegando mientras los niveles de radioactividad permanezcan y tambin se observarn efectos de la radiacin en los prximos nacimientos.

Las zonas ms afectadas de Fukushima fueron declaradas zonas de exclusin. Las y los agricultores que permanecen en el resto de la provincia siguen produciendo pero no pueden dar salida a sus productos porque la procedencia de Fukushima suscita rechazo. Algunas de estas personas tambin son productoras ecolgicas. A las y los ganaderos les hicieron tirar toda la produccin lctea. La pesca es otra actividad afectada por la radiactividad: a raz del accidente ha sido prohibida. Esta provincia cuenta con 159 kilmetros de costa donde exista una gran actividad pesquera.

El campesinado no puede evitar la radiacin de sus cultivos. Se ve obligado a descontaminarlos pero, por ejemplo en los frutales, esto se limita a echar agua usando una mochila de fumigar en las ramas. Las y los campesinos tampoco se protegen ms que con una simple mascarilla para cubrir su cara. Como denuncian, eso es pura parodia, porque qu radioactividad se puede eliminar con slo agua?

Muchos de los campesinos y campesinas damnificados tampoco estn recibiendo la compensacin establecida. Es tal el nivel de burocracia y papeleo asociado a los trmites, que muchos de ellas y ellos abandonan sus intentos. Otras veces recogen sus espinacas, su leche o incluso sus vacas y las llevan a las oficinas de TEPCO y a las instituciones exigiendo una respuesta.

Japn vuelve a temblar

Japn lleva pagando desde hace mucho tiempo los resultados de un sistema dedicado exclusivamente a la produccin industrial: adems de la consabida polucin y accidentes industriales, el pueblo japons sufre en su medio ambiente y en su salud los resultados de un modelo no lejano al nuestro, pero mucho ms drstico, sobre todo en lo laboral, productivo y social: 30.000 personas se suicidan al ao, otras diez mil mueren por extenuacin por trabajar demasiadas horas, un milln de personas padecen depresin , etc.

Pero como decimos, algo se mueve en Japn -adems de la tierra-. El movimiento anti-nuclear generado tras Fukushima va ganando presencia y sus planteamientos se amplan a plantear otro modelo de vida alternativo al puro consumismo. Prueba de la magnitud de este movimiento fue la decisin en mayo de cerrar el ltimo reactor an operativo. Que el Estado japons haya cerrado los 50 reactores activos, es resultado no slo del desastre ocurrido, sino de la fuerte oposicin y la presin social articulada contra la energa nuclear en ste pas. Teniendo en cuenta que la energa as producida contabilizaba un 30% de la consumida en Japn se trata de un logro considerable.

Por otro lado, el movimiento campesino tampoco abandona la guardia. En febrero de este ao la organizacin NOUMINREN, asociada a la Va Campesina de Japn, realiz su primera asamblea desde el desastre de Fukushima, resultando ser la mayor de cuantas han realizado. Creada en 1989 cuenta con 50.000 agricultores y agricultoras adscritas. Su objetivo es crear una agricultura basada en la familia en Japn y proveer comida segura. Si bien este ltimo objetivo resulta harto difcil tras Fukushima, ellas y ellos no cejan en su empeo y pese a la situacin tan frustrante, corroboraron su compromiso por proteger la Soberana Alimentaria y agrcola de Japn.

EL TEIKEI

Aunque el activismo en general no es muy prdigo en Japn, si existe una larga historia de movimientos por la soberana alimentaria. El sistema teikei sera el equivalente a los grupos de consumo, o circuito corto como lo conocemos aqu. Data de mediados de los sesenta y la Asociacin de Agricultura Orgnica de Japn tambin data de 1971. El teikei surgi como resultado de la desconfianza producido por la calidad de la comida y por motivaciones ambientalistas, y se le cita como uno de los orgenes de la agricultura de apoyo comunitario. Teikei que en japons significa cooperacin, significa comprar alimentos directamente de las personas productoras, fuera del mercado convencional y manteniendo una comunicacin, una inter-accin, una filosofa. Su lema es comida con el rostro del agricultor en ella. Ahora se asocia tambin a la produccin ecolgica. Millones de personas japoneses utilizan esta forma de consumo

Fuente: http://revistasoberaniaalimentaria.wordpress.com/2012/12/15/fukushima-despues-del-terremoto-la-soberania-alimentaria/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter