Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-12-2012

Campamento en Isleta Norte, Villa Ocampo
Jvenes de la UONSAFE: en sus manos el presente y el futuro de la dignidad campesina

Rebelin


A mediados de diciembre, se realiz en Isleta Norte, distrito rural de Villa Ocampo, el Primer Encuentro de Jvenes de UONSAFE y fue adems, una forma distinta de culminar el ao de actividades.

La UONSAFE, Unin de organizaciones del norte de Santa Fe, es un espacio de organizaciones campesinas y de pequeos productores, cuyo territorio y lugar de vida abarca las costas del ro Paran, en el centro, las llanuras y caaverales, como as tambin, la zona de secano, al oeste con el lmite de la provincia de Santiago del Estero.

En este cierre de ao, la juventud de la UONSAFE, se encontr con un objetivo muy claro: conocer esa herencia y esa historia de lucha que les marca el camino de sus antecesores ms inmediatos y entender el desafo importante de ser ellos quienes tienen en sus manos el presente y el futuro de la dignidad campesina.

Ninguna otra maana hubiera sido mejor marco para dar comienzo al encuentro: brisa fresca del ro rara para un diciembre caluroso- buen nimo por parte de las 25 personas, que dieron lugar al evento. Eran chicos y chicas provenientes de El Timb, Isleta Centro, Isleta Norte y El Cuadrado, provincia de Santiago del Estero

Los jvenes hablan

En la primera jornada, la presentacin estuvo cargada de historias y ancdotas que dibujaron el lugar del que cada uno provena, con sus rasgos de identidad que caracterizan.

Decan los jvenes de El Timb: No les fue fcil [a los padres] lograr la organizacin. Tuvieron que hacer mucho esfuerzo para tener el barrio que hoy tenemos, para lograr cosas, es necesario estar todos unidos. En relacin a su participacin de la vida comunitaria de la asociacin dijeron que tienen limitaciones porque se dedican la mayor parte del tiempo a estudiar: no podemos estar en los proyectos porque estudiamos, el estudio nos ocupa y lleva mucho tiempo.

Tambin mencionaron como problemtica la falta de servicios como agua y luz. Y uno de los mayores inconvenientes: el hacinamiento que comienza a verse porque ya son ms familias y las tierras no alcanzan.

Estos jvenes, como tantos otros que provienen del campo, ven con preocupacin las migraciones que se producen cuando se busca el sustento en la ciudad: hay muchos que se fueron a vivir a otros lados. Nosotros a eso lo vemos mal, tener que irse para trabajar, dejar el lugar y la familia.

Por su parte, los jvenes de Isleta Centro, cuyo barrio se denomina Comunidad verde, remarcaron que estn organizndose desde hace muy poco tiempo, pero que ya ven los frutos. Son alrededor de 70 familias y la nombraron as, porque entre todos apuntan a tener un lugar con mejores condiciones ecolgicas y de limpieza. En ese sentido, los chicos contaron que de vez en cuando, inician campaas de recoleccin de basuras, y tambin mantenimientos de espacios pblicos, como la plaza.

Sin embargo, no pueden frenar otros problemas mayores, como la fumigacin y el trnsito que hay en la zona. Al respecto dijeron que el camino que rodea al barrio, es un camino rural que se lo utiliza para que la gente ms rica, se vaya al ro a pasar el da: esto nos trae problemas, porque constantemente estamos recibiendo la tierra de las pasadas de los autos.

Para ellos, pesa mucho tambin ser del lugar, ya que en su momento se dieron hechos de delincuencia con gente vinculada al barrio pero ya no estn. Aunque igual nos hacen sentir distintos cada vez que vamos a la ciudad, por el slo hecho de decir que somos de Isleta Centro.

ngel Gmez, de El Cuadrado, provincia de Santiago del Estero, cont cmo es su organizacin y el lugar donde vive, a qu se dedican y cmo producen las familias del oeste provincial. Es uno de los jvenes que ms viaj, ya que su lugar, est ni bien se cruza la franja imaginaria de las fronteras.

La organizacin a la que pertenece, se llama Organizacin Provincias Unidas y est integrada por grupos de familias de dos jurisdicciones, Santiago del Estero y Santa Fe. Junto a su familia y otras s 15 ms integran el grupo El Cuadrado.

La principal actividad es la produccin de ganado menor cabritos- que venden y al mismo tiempo consumen.

Estableci como principal problemtica de la zona, la falta de agua, por eso tenemos aljibes y represas con los que cosechamos agua, porque la de pozo no se puede tomar. Tambin destac que si bien, las familias poseen 200 has, no es que puedan producir de todo en ellas ni que sean tierras aptas. Y en este sentido, valor mucho la regin litoralea, porque ac lo que tirs, crece. Hay buena agua y buena tierra. En cambio all nosotros, podemos tener una huerta por ac, una aguada por all. Porque no toda la tierra se puede utilizar. Tiene mucha sal.

Y lleg el turno de los jvenes de Obreros del Surco, quienes contaron a todos que pertenecen a una organizacin de base campesina. Con mucho orgullo, decan que esta es nuestra manera de vivir y la queremos continuar. Es nuestra identidad campesina, que no se pierda.

Tambin destacaron una experiencia de todos los integrantes: la conformacin del grupo entre los jvenes de la comunidad rural, y de la ciudad de Las Toscas. Al respecto dicen que El encuentro entre lo urbano y rural, es bueno para que otra gente de la ciudad conozca nuestro modo de vida.

Las principales dificultades que les toca atravesar son la falta de tierra, y la contaminacin del aire, el suelo y el agua, a partir de las fumigaciones.

Un dato: la mayora de las familias habitan en tierras pblicas, en las calles, tambin denominadas calles muertas. En estos lugares, es comn ver las casas rodeadas de cultivos intensivos, como la caa, la soja y el algodn, que tienen una alta dependencia a la aplicacin de venenos.

Distintos lugares, una misma historia

Mientras los relatos tomaban formas y colores, todos cayeron en la cuenta de los parecidos y las similitudes que tienen, aunque cambien los lugares y las personas: vemos que hay muchas similitudes entre lo que contamos. No hay lugar para los jvenes. No hay polticas pblicas, muchas veces para la juventud. Estamos convencidos de lo que hacemos y buscamos mejorar la organizacin, concluyeron.

Durante la recorrida por el monte, en la segunda jornada, los jvenes de Isleta Norte, comentaban sobre las especies de rboles que se encontraban y cmo obtenan los recursos, tales como madera, picanilla, para la construccin de sus casas.

En una de las paradas de la caminata, adems de descansar a la sombra de un algarrobo y tomar un poco de agua fresca, algunos de los chicos de Obreros del Surco narraron que antiguamente, en ese lugar, se sembraba algodn. Sus padres los traan y los ponan en un cajoncito donde se quedaban jugando mientras ellos cosechaban. Ms tarde ellos tambin fueron cosecheros

Luego otros jvenes fueron compartiendo experiencias parecidas de su infancia. Fue una sorpresa darse cuenta de que, a pesar de haber nacido y crecido en zonas diferentes - El Timb, El Cuadrado, Villa Ocampo- todos ellos tenan una historia parecida en relacin con la cosecha del algodn.

Surgi as una interesante conversacin con preguntas sobre por qu se termin el algodn en la zona? Por qu disminuy tanto el trabajo de los trabajadores rurales?

Tambin el compartir estas experiencias personales, los acerc, se conocieron un poquito ms.

Luego de un lindo descanso, con chapuzones en el ro y travesa en canoa, se convers sobre las cosas que haba en comn, de acuerdo a dnde viva cada uno y qu se estaba haciendo para cuidar lo que se tena.

Estas fueron algunas de las reflexiones:

- lo que tenemos en comn es el contacto con la tierra porque venimos de familias cosecheras, changarines es un clima bastante similar y la produccin de alimentos que hacen las familias, es parecida.

- La problemtica de la tierra es lo que ms nos relaciona. Tambin de las familias, lo que vemos es que tenemos un conocimiento del Monte. Lo diferente que vemos es que la organizacin Obreros del Surco, tienen la construccin de sus casas, con una gran mayora de los recursos naturales de la zona

- Lo ms resaltante que estamos haciendo es lo de juntarnos porque de este modo hacemos visible al sector campesino. Es la manera de mantener la cultura y as seguir sosteniendo nuestra identidad y sobre todo el orgullo de seguir viviendo en el campo.

Y lleg el momento de irse de nuevo a su hogar y aunque todava haba resto para quedarse y ganas de compartir, en cada uno de ellos y de ellas qued el entusiasmo de una segunda vuelta.

Se intercambiaron nmeros de telfono y correos electrnicos para mantenerse en contacto y tal vez el prximo ao repetir la experiencia del Encuentro de Jvenes de UONSAFE, en otro lugar, para ir conociendo otras realidades

Fue bueno encontrarme con gente que no conoca; est muy bueno compartir el espacio de jvenes UONSAFE.

Hoy en el campo, cientos de comunidades slo cuentan con la presencia de mujeres, nios y campesinos ancianos. La mayora de los jvenes ven dos posibilidades: emigrar o vivir en condiciones de explotacin en campos de patrones, ya que la falta de polticas, no permite que puedan trabajar las tierras propias, junto a sus familias.

Un solo encuentro y muchas reflexiones, demuestran una realidad de jvenes campesinos que sealan que en esta etapa, no toda la vida es msica y diversin. La vida puede complicarse an ms, sobre todo, cuando los planes econmicos, productivos y polticos tienden a la desaparicin de los campesinos y campesinas, aunque en palabras y hechos se afirme otra cosa.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter