Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-12-2012

El Sucre por la conquista econmica de Amrica

Venus Carrillo Ortega
AIN


Frente a la hoy tambaleante economa del dlar y el Euro, -en la que el primer mundo discurre en busca de milagros para su crisis-, un nuevo esquema comercial afianza su poder en los pases de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra Amrica (ALBA).

Precipicios fiscales, deudas soberanas, medidas de austeridad son los fantasmas que atormentan por estos das los tradicionales motores de la economa mundial, encabezados por Estados Unidos y Europa.

Y aunque no son desestimables los impactos de esta situacin en las naciones latinoamericanas, una perspectiva distinta y favorable se perfila con la utilizacin del Sistema nico de Compensacin Regional (Sucre).

Este es un mecanismo que sirve para la canalizacin de pagos internacionales resultantes de las operaciones de comercio recproco entre los pases miembros del ALBA, y se basa en la utilizacin de una moneda virtual sucre, para el registro de las operaciones exclusivamente entre los bancos centrales.

En tanto, la liquidacin local (pagos a exportadores y cobros a importadores) se efecta con las respectivas monedas locales de sus integrantes, precisa el sitio web oficial del sistema.

De esta manera, sus usuarios evitan la movilidad innecesaria de dlares, permitindole mayor independencia en las operaciones econmicas, sobre todo, a aquellas medianas y pequeas empresas que no tienen una moneda dura con la cual actuar.

Con notable crecimiento en sus operaciones durante el ao en curso -285 por ciento con respecto a 2011- el Sucre ha suscitado el inters y anlisis en pases como Rusia, Belars y China, para establecer un intercambio compensado en sus monedas nacionales.

Recientes declaraciones de directivos de la Alianza subrayan que en 2012 el intercambio comercial entre sus Estados miembros se estima en unos 700 millones de dlares, sobre la base de dos mil 135 operaciones ejecutadas a travs de este sistema de compensacin.

En 2011 hubo 431 operaciones, por un monto de 216 millones de Sucres (245 millones de dlares), de acuerdo con cifras ofrecidas en octubre ltimo por Eudomar Tovar, presidente del Directorio Ejecutivo de su Consejo Monetario.

Actualmente ms de 150 empresas de la regin operan con esta moneda de compensacin, de las cuales el 90 por ciento pertenece al sector privado, seis por ciento al sector pblico y el resto son pequeas y medianas empresas.

Sobre la significativa presencia del sector no estatal, Rodolfo Sanz, secretario ejecutivo del organismo regional, considera que al contrario de lo que muchos piensan, esa participacin ha posibilitado ampliar los mercados en los que puede actuar el Sucre.

Sustentado en el intercambio, la cooperacin y complementariedad, este nuevo esquema econmico ha permitido el intercambio de productos de primera necesidad como alimentos, vehculos, medicina, textiles, aceites, caucho, y en especial petrleo.

As lo demuestran las ventas de Petrocaribe en los ltimos aos, valoradas en unos 12 millones de dlares, y que han desplazado el dominio de la multinacional angloholandesa Shell en la distribucin del llamado oro negro en los pases del Caribe, segn la Agencia Venezolana de Noticias.

Durante la XII Cumbre del ALBA prevista para el primer semestre de 2013, los representantes de las naciones miembros discutirn nuevas estrategias en aras de avanzar en la creacin de zonas econmicas y sobre todo, productivas.

De posicionarse este sistema de compensacin, Latinoamrica y el Caribe podrn contar con un mecanismo generador de confiabilidad y seguridad financiera frente a las arenas movedizas de la economa occidental, al tiempo que toman distancia del predominio del dlar norteamericano como divisa de intercambio comercial.

El mecanismo de integracin lo forman Bolivia, Nicaragua, la Mancomunidad de Dominica, Antigua y Barbuda, Ecuador, San Vicente y Las Granadinas, Venezuela y Cuba, hasta ahora.

Creado en noviembre de 2008, el Sucre se basa en la utilizacin de una moneda para el registro de las operaciones exclusivamente entre los bancos centrales de las naciones del ALBA, y est regido por el Consejo Monetario Regional.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter