Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-12-2012

La educacin como hegemona

Alejandro Naucalpan
Rebelin


Antonio Gramsci ampla la nocin de Estado al incorporar a la sociedad civil y a la sociedad poltica. Mientras la primera es aquella donde usualmente se ubica la funcin hegemnica, es decir, la direccin cultural e ideolgica que se desenvuelve mediante instituciones como la iglesia, sindicatos, partidos, medios masivos de comunicacin y escuelas. La segunda, a la sociedad poltica se le puede considerar como el aparato de coercin estatal, el cual, busca conservar el sistema hegemnico establecido, mediante rganos represivos como la polica y el ejrcito. Por lo tanto la coercin ocupa un segundo lugar en las sociedades hegemnicas, pero puede pasar al primero en momentos de crisis.

Como podemos ver la relevancia radica en demostrar, que en las sociedades contemporneas, la manera como se mantiene el poder es mediante la produccin hegemnica y slo secundariamente a travs de la coercin, [1] por lo que las instituciones de la sociedad civil cobran gran importancia, especialmente las educativas, siendo lugares de reproduccin y construccin hegemnica.

Las escuelas para Gramsci son el instrumento para formar a los intelectuales, donde la complejidad de la funcin intelectual en los distintos Estados se puede medir objetivamente por la cantidad de escuelas especializadas y por su jerarquizacin. Con respecto a esto, Gramsci dice lo siguiente: cuanto ms extensa sea el rea de la enseanza y ms numerosos los grados verticales de la escuela, tanto ms complejo ser el mundo cultural, la civilizacin, de un determinado Estado [2].

Los intelectuales constituyen un instrumento de la supremaca que ejerce la clase dominante en la sociedad, lo que Gramsci define como direccin cultural y moral, es decir, como hegemona.

De modo que para Gramsci, la conquista del poder no puede consistir simplemente en la conquista de los rganos de coercin, sino tambin previamente en la conquista del consenso de la mayor parte de la poblacin, consenso que se logra actuando en el aspecto cultural para poder conseguir la hegemona del nuevo bloque emergente, ya que sin el consenso, no se puede lograr con xito la transformacin social y una de las instituciones para llevar acabo el consenso es la escuela.

En el caso de Gramsci la creacin de una nueva cultura no debe ser un saber enciclopdico, dnde slo se ve al hombre y la mujer como un recipiente que hay que atiborrar de datos empricos. Es la pedagoga gramsciana la que supone organizacin y disciplina, es mediante el desarrollo de la conciencia por lo cual se llega a comprender el valor histrico, la funcin de la vida, los derechos y obligaciones que a cada uno de nosotros le corresponde. En la escuela es la prctica pedaggica, donde el maestro y el alumno son sujetos activos, con relaciones recprocas, es decir, todo maestro sigue siendo alumno y todo alumno es maestro [3]. En consecuencia vemos que la relacin hegemnica implica una relacin pedaggica.

Las escuelas deben ser un instrumento para desarrollar una contrahegemona, que cuestione la visin del mundo, los modos de vivir y de pensar que la clase domnate ha logrado expandir en los diferentes sectores sociales.



[1] Cabe aclarar que la fuerza coercitiva puede pasar a primer plano en sociedades que se encuentran e crisis (como ya lo mencione).  

[2] Manacorda, Mario, La alternativa pedaggica, 6 ed., Mxico, Fontamara, 2001, p. 55. El libro es una compilacin de textos de varas obras de Gramsci, con algunos comentarios de Manacorda.  

[3] Ibidem . p. 47.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter