Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-12-2012

Dos casos paradigmticos en la lucha contra las redes de trata en la Argentina
Raquel Liberman y Marita Vern

Luciano Andrs Valencia
Rebelin


Los casos de Raquel Liberman y Marita Vern, con casi un siglo de diferencia, son paradigmtico para comprender el funcionamiento de las redes de trata de personas con fines de explotacin sexual y la complicidad con el poder poltico, la Justicia y la Polica.

Ruchla Laja Liberman mas tarde conocida como Raquel Liberman- naci en la ciudad industrial de Lodz, en Polonia, en el seno de una familia pobre de origen judo. Siendo muy joven conoci a Jaime Cissinger, quin se present como un prspero comerciante que se ofreci a llevarla a la Argentina con promesas de matrimonio. En realidad, Cissinger perteneca a la Zwi Migdal, que bajo la apariencia de una Sociedad Juda de Socorros Mutuos, se dedicaba al reclutamiento de mujeres judas de Europa del Este en condiciones de pobreza para explotarlas sexualmente en Buenos Aires y otras ciudades del pas (1).

En septiembre de 1918, Raquel Liberman lleg a Buenos Aires y comprendi rpidamente la triste situacin. Atrapada por la Red de Trata dirigida por la Zwi Migdal, fue recluida en diversos prostbulos de la calle Junn, para ser explotada sexualmente y sufri todo tipo de violencia por parte de los caftenes (tratantes judos) para vencer su tmida resistencia.

Segn otras versiones, Raquel haba llegado a la Argentina con sus pequeos hijos a consumar el matrimonio que haba contrado en Europa, y se radic en la localidad de Tapalqu, en el centro de la provincia de Buenos Aires. Al morir su esposo, prob fortuna en la Ciudad de Buenos Aires donde fue secuestrada por la organizacin.

Mas all de cual sea la correcta de estas versiones, lo cierto es que durante diez aos Raquel Liberman permaneci prisionera de las redes de trata. En ese tiempo logr ahorrar dinero a escondidas con el objetivo de comprar su libertad, hecho que pudo consumar gracias a la complicidad de un cliente que se apiad de ella. El hermano de este ofreci comprrsela a Cissinger, aduciendo que abrira un prostbulo en Mendoza, lo que el rufin acept recibiendo mucho mas dinero del que esperaba.

Raquel compr con sus ahorros sobrantes un local en la calle Callao 515, pero fue rpidamente detectada por la Zwi Migdal, que comenz a acosarla, amenazarla y extorsionarla para que su mal ejemplo no se convirtiera en un camino para la libertad de otras vctimas. Finalmente enviaron al rufin Jos Salomn Korn, amigo de su anterior explotador, con la misin de embaucar a la desertora con promesas de matrimonio. El casamiento se llev a cabo en el Registro Civil del distrito 11 y en la Sinagoga de la avenida Crdoba, que ella desconoca que funcionaba como una de las sedes de la tenebrosa organizacin que la haba explotado durante diez aos. Luego del casamiento, Korn le rob sus ahorros y la recluy en el Burdel de Valentn Gmez 2888.

Tras evadirse por segunda vez de sus explotadores, Raquel Liberman tom contacto con el comisario Alsogaray, que haba investigado a la Zwi Migdal, y el 31 de diciembre de 1929 radic la denuncia que llevara a la disolucin de la organizacin criminal.

A comienzos de 1930 se perciba la situacin de inestabilidad creciente que llevara al golpe militar del 6 de septiembre. El juez de instruccin en lo criminal Manuel Rodrguez Ocampo cit a Liberman para que ratificara sus declaraciones. De ella se desprenden los detalles siniestros de este negocio criminal: las vctimas eran trasladadas de modo forzoso de un lugar a otro, se aplicaban tormentos fsicos y psquicos a fin de doblegarlas, las mujeres que ingresaban voluntariamente maltrataban a las que llegaban engaadas y por la fuerza, y se aplicaban la amenaza para que ninguna se animara a denunciar la organizacin.

El juez orden el allanamiento del local de la calle Crdoba, donde se supo que muchos rufianes explotaban otras actividades ilcitas como el juego clandestino y el trfico de drogas como pantalla de su principal actividad.

Finalmente Rodrguez Ocampo dict la prisin preventiva de 108 miembros de la organizacin y orden la captura de 334 prfugos bajo los cargos de corrupcin y asociacin ilcita. Al falso esposo de Liberman, Jos Salomn Korn se le imput el delito de extorsin y estafa.

A lo largo de la investigacin tambin se descubri la complicidad de la Divisin de Investigaciones de la Polica Federal, que haba reducido al mnimo los antecedentes penales de los imputados, y del Personal Penitenciario que facilitaba la fuga de los detenidos. Tras el golpe del 6 de septiembre, el gobierno dictatorial impuso cambios en la cpula policial pero sin afectar la Divisin de Investigaciones, til para la imposicin del Estado de Sitio vigente en el pas.

El 26 de septiembre se concluy el sumario con cuatro mil fojas de pruebas recolectadas y las declaraciones de los detenidos. Estos negaron pertenecer a una asociacin ilcita y alegaron que solo se afiliaron a la organizacin por sus beneficios sociales, que se limitaban a un lugar en el cementerio. No obstante su presidente Brutkievich, no pudo justificar como haba obtenido su patrimonio nada despreciable.

El 4 de diciembre el comisario Alsogaray fue desplazado de su cargo, posiblemente por denunciar la complicidad de la Polica con las redes de trata.

Pese a las valientes declaraciones de Raquel Liberman, el 27 de enero de 1931 la Cmara de Apelaciones en lo Criminal, compuesta por los jueces Oribe, Ortiz de Rosas y Coll, solo confirm la prisin preventiva para tres de los procesados, dejando libre a los restantes, en un acto que gener indignacin de amplios sectores. La Cmara justific su accionar en el hecho de que, a excepcin de Raquel Liberman, ninguna de las vctimas restantes se atrevi a declarar, sin tener en cuenta las amenazas de los tratantes que pesaban sobre estas mujeres. Dos das antes del fallo, se haba producido una reunin entre los Jueces de la Cmara y la Polica, cuyo contenido no trascendi.

Sin embargo el juicio sirvi para la disolucin de la Zwi Migdal, que vena siendo combatida desde su fundacin no solo por movimientos feministas, anarquistas y socialistas, sino tambin en el interior de la comunidad juda por grupos de jvenes que desde 1908 dictaban encendidos discursos en idish y en espaol, y crearon una organizacin contra la Trata de Blancas como se denominaba entonces- (2). Adems fue importante para que el conjunto de la sociedad conociera los entretelones de este negocio inhumano.

Algo similar sucedera muchos aos despus con el caso de Mara de los ngeles Vern -conocida como Marita Vern-, secuestrada en la provincia de Tucumn el 3 de abril de 2002, cuando sala de su domicilio para dirigirse a una consulta ginecolgica con el objetivo de colocarse un DIU. Llamativamente, quienes arreglaron el turno en la Maternidad le pidieron que llevara su DNI. En el momento de su secuestro era madre de Micaela de tres aos, y estaba en pareja con David Cataln.

Al igual que la denuncia de Raquel Liberman, la investigacin iniciada por Susana Trimarco madre de la vctima- sirvi para visibilizar ante la sociedad el negocio de la trata de personas con fines de explotacin sexual. Susana Trimarco realiz una denuncia ante la Comisara local, pero estos le respondan que se haba ido seguro con un noviecito o con sus amigas. Despus decan que no tenan papel para redactar la denuncia ni nafta para salir a buscarla en camioneta (3). A partir de all, su madre llev adelante la tarea de investigacin que no realiz la polica o la Justicia, llegando incluso a disfrazarse de Madame o propietaria de Cabaret a fin de liberar a otras jvenes sometidas. En 2007 cre la Fundacin Mara de los ngeles Vern, que hasta el momento ha logrado liberar a ms de 600 mujeres.

Las investigaciones de Trimarco apuntaron contra el entonces gobernador Julio Miranda y varias personas de su entorno, entre ellos la chancha Ruben Al, hombre ligado al futbol y la poltica provincial, y propietario de una flota de 600 remises. El gobierno haba firmado un convenio con la Asociacin de Remiseros Unidos de Tucumn (ARUT), en el que los declaraban custodios de la ciudad. Muchos testigos declararan ms tarde que Marita fue subida en un remis rojo de esa compaa, y que la responsable de su secuestro fue Mara Jess Rivero, propietaria de la firma y esposa de Al.

Rubn Ale tambin comand la Barra Brava de San Miguel de Tucumn, resultando absuelto del asesinato de dos miembros de Los Gardelitos, que le disputaban la conduccin de la hinchada, aunque luego cumpli una sentencia de cuatro aos por intento de homicidio de otro de ellos. La firma ARUT fue montada en los noventa gracias a sus vnculos con el menemismo y el vicegobernador Fernando Juri, de quin fue ahijado poltico. En el 2002, en plena crisis post-convertibilidad, la Chancha ofreci hacerse cargo del plantel de San Martn: form la empresa Gerenciadora del NOA y qued a cargo de la conduccin futbolstica del club. En 2008, la Chancha encabez la lista nica que se present a elecciones y se convirti en el presidente del club. All form nuevamente grupos de choque llegando a ser detenido con un automvil lleno de granadas, ametralladoras y una Itaca (4). Esto muestra sin duda los vnculos que los tratantes de personas mantienen con el poder poltico, a fin de poder llevar adelante su accionar criminal.

El 8 de febrero de 2012 comenz el juicio, que tuvo como acusados a 13 personas, entre los que se encontraban Rubn Al y Mara Jess Rivero, vinculados al secuestro y promocin de la prostitucin. La investigacin lleg tambin a los cabarets riojanos Candy, El Candilejas y El Desafo (luego llamado La Isla) que operaban como tapaderas de prostitucin. La Cmara de Apelaciones de Tucumn los describi como lugares destinados al ejercicio de la prostitucin donde hay un sistema de reclutamiento de mujeres incluso mediante su privacin de la libertad (5).

Pese a todas las pruebas aportadas por Susana Trimarco y ms de 150 testigos, el 11 de diciembre de ese ao los jueces de Tucumn Alberto Piedrahona, Emilio Herrera Molina y Eduardo Romero Lascano, desecharon las evidencias y dictaron la absolucin de todas las personas procesadas.

El fall gener una fuerte indignacin en la sociedad. Susana Trimarco declar que ac est metida la mafia de los Al, quienes fueron protegidos desde la Casa de Gobierno. Ellos son los responsables del secuestro de Marita (5). Apenas conocido el fallo de la senadora por Tucumn Beatriz Rojk, esposa del gobernador Alperovich, declaro que la prostitucin existe y va a seguir existiendo (6), queriendo desligar las responsabilidades polticas. El 12 de diciembre una manifestacin a la Casa de Tucumn en Buenos Aires que reclamaba la aparicin con Vida de Marita Vern, el desmantelamiento de las redes de trata y el Juicio Poltico a los jueces de la Cmara, fue brutalmente reprimida por la Polica.

Con casi un siglo de diferencia, los casos de Raquel Liberman y Marita Vern muestran un accionar similar de las redes de trata que, movidos por el inters de acceder a ganancias millonarias que le aporta la explotacin de mujeres, nias y nios, recurren a la captacin sistemtica de sus vctimas mediante el secuestro o promesas falsas, para su traslado a lugares donde sern sometidas a violencia sexual, fsica, psquica y econmica. Por la complejidad de este comercio humano que constituye la Esclavitud del Siglo XXI, es imposible llevarlo a cabo sin la complicidad de funcionarios polticos, el poder judicial y las fuerzas armadas o de seguridad de los pases en donde operan. Adems constituye un emergente de la sociedad machista y patriarcal, y de un sistema capitalista que considera a las mujeres, los nios y las nias como sectores vulnerados en sus derechos hasta llegar a normalizar su explotacin y comercializacin.

Por ello la lucha por el desmantelamiento de las redes de trata y prostitucin, la liberacin de todas sus vctimas y el castigo ejemplificador contra los tratantes, no puede ir separada de una lucha ms amplia contra el sistema capitalista que facilita la impunidad y da sustento econmico a estas redes, que constituyen una de las formas mas perversas de explotacin del ser humano.

Notas:

  1.  Para la historia de la Zwi Migdal se puede consultar: Schnabel, Ral A.; Historia de la trata de personas en la Argentina como persistencia de la esclavitud, artculo en: www.mseg.gba.gov.ar/trata/HISTORIA.pdf. De dicho material se extrajo tambin gran parte de la biografa de Raquel Liberman.

  2. Kandel, Ester; De la trata de blancas a la trata de personas (II), en: Argenpress, www.argenpress.info, publicado el 22 de febrero de 2012.

  3. Mazzini, Martn; Caso Marita Vern: la lucha contina, en: Revista Veintitrs, www.veintitres.infonews.com, 12 de diciembre de 2012.

  4. Cosecha Roja; El hombre detrs de la corrupcin en el caso Marita Vern, en: Agencia Walsh, http://www.agenciawalsh.org/aw/index, 12 de diciembre de 2012.

  5. Mazzini, Martn; Caso Marita Vern.

  6. Diario Perfil, 15 de diciembre de 2012.

  7. Diario Cronista.com, 12 de diciembre de 2012.

Luciano Andrs Valencia es escritor. Autor del libro La transformacin interrumpida (2009), as como cuentos, poemas y ensayos en diversas antologas. Publica artculos en medios alternativos y pginas de internet. [email protected]

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter