Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-12-2012

Entrevista a Jos Luis Castillo y Nacho Avellanal, de la Asamblea Campesina e Indgena del Norte Argentino (Acina)
Reclamo por tierras

Daro Aranda
Pgina/12


En la Asamblea confluyen sesenta organizaciones de siete provincias. Exigen una ley que frene los desalojos, critican el proyecto de ley de semillas y cuestionan al Poder Judicial.

Tierra. Es la palabra que nombran una veintena de veces, y que se hace reclamo una y otra vez a lo largo de la entrevista. La mencionan como sinnimo de produccin, cultura, trabajo, derecho, futuro de sus hijos y, el ms contundente, sin tierra no tenemos vida. Jos Luis Castillo, campesino de la organizacin Obreros del Surco, de Villa Ocampo (norte de Santa Fe), y Nacho Avellanal, de la Mesa Zonal del Ambito de Tierras (Mezat), de Aatuya (Santiago del Estero). Forman parte de la Asamblea Campesina e Indgena del Norte Argentino (Acina), espacio donde confluyen sesenta organizaciones de siete provincias, como las histricas Movimiento Campesino de Santiago del Estero (Mocase) y la Unin de Pequeos Productores del Chaco (Unpeproch). Exigen una ley que frene los desalojos, critican el proyecto de ley de semillas (al que llaman ley Monsanto), cuestionan al Poder Judicial y explicitan su expectativa con la llegada de Emilio Prsico a la Subsecretara de Agricultura Familiar. Castillo resume los debates actuales de la Acina: La ley Monsanto es muy grave. Los anteproyectos que vimos van a terminar con la agricultura familiar. Encima no votaron la ley que frena los desalojos. Tenemos muchos temas, pero el principal es la tierra.

Cul es el pedido concreto con respecto a tierras?

J. L. C.: Que se apruebe urgente la ley de freno a los desalojos. No es la solucin de fondo, pero por cinco aos no tendramos desalojos.

N. A.: Es necesario un reordenamiento territorial. Le llamamos reforma agraria, pero algunos polticos se asustan, entonces decimos reordenamiento territorial.

El proyecto de freno a los desalojos lleva ms de un ao en el Congreso y no se aprueba. Por qu?

J. L. C.: Para que en Buenos Aires se hable de tierras tiene que morir alguien. Antes fue Cristian (Ferreyra), ahora Miguel (Galvn), pero pasa el velorio y no se habla ms de tierras. Son disputas que se dan en el campo, no se ve de la General Paz para adentro. Y porque en lugares decisivos, nacional y provincial, no hay inters ni voluntad poltica de encontrar soluciones. Slo hay inters econmico y poltico de extraccin de recursos naturales.

A qu atribuyen la disputa por la tierra?

N. A.: En Catamarca est la minera. Formosa, Santa Fe y Chaco sufren de fumigaciones. En Formosa y Santa Fe hay muchos problemas con obras de infraestructura que inundan todo. Y en Santiago del Estero y Salta est la soja, va barriendo con todo, mata la vida campesina.

J. L. C.: Algunos se conforman con la ganancia de la soja, pero no ven que hay campesinos que se van del campo y van a las villas. Muchos ac son primos, tos, hermanos de campesinos. Si no solucionamos esa situacin, el problema se desparrama por todo el cuerpo del pas. El gobierno nacional, provinciales y municipales deben estar muy condicionados por los temas econmicos, pero el rbol les tapa el bosque.

Qu rol juega el Poder Judicial?

N. A.: En Santiago del Estero hay muchos casos de juicios, siempre el campesino tiene ms de veinte aos trabajando la tierra, pero no recuerdo ni un solo caso en el que algn juez haya decidido a favor del campesino. Los jueces estn del lado del poderoso, que en el campo es el sojero.

Tuvieron reuniones con la Subsecretara de Agricultura Familiar, de Emilio Prsico. Cul es la evaluacin?

N. A.: Hay expectativa. Prsico propuso la vuelta al campo, sera una poltica interesante para que se frene la migracin a la ciudad.

J. L. C.: Dicen que escoba nueva barre bien as que ojal que haya cambios positivos. Ojal que escuche y cumpla con las organizaciones sociales.

Cul es la evaluacin de las polticas de la ltima dcada para el sector campesino?

J. L. C.: No s si por falta de voluntad o por qu, pero no se encuentra la solucin para los problemas de los campesinos. Todo lo que ha habido son aspirinas. Y te sigue llevando puesto el modelo agropecuario. Eso tienen que entender los funcionarios. Todos nuestros males estn vinculados al tema tierras. Tambin hay que mejorar los servicios, la educacin, salud, produccin, lmites a los agrotxicos. Necesitamos una reforma integral.

Cul es el lugar con mayores conflictos?

J. L. C: Santiago del Estero es la nia bonita de los empresarios, llegan de Santa Fe, Crdoba, Tucumn. En Salta tambin hay muchos problemas. En todas las provincias hay conflictos por tierras. Incluso en lugares que fueron tranquilos. En Saladas, Corrientes, un empresario quiere desalojar a una familia campesina de 17 hectreas. Es un ejemplo de cmo este modelo agropecuario quiere robarnos cada metro de tierra. Lo desesperante es que mientras en los escritorios nos duermen proyectos de ley, en el campo avanzan los empresarios, resistimos, pero derraman nuestra sangre. Es una bomba de tiempo.

Cmo ven el futuro de la lucha campesina?

J. L. C.: Sabemos que quieren avanzar con la minera, con transgnicos, con agrotxicos. Hay una posibilidad cierta de que este modelo se lleve todo puesto, a los bosques y a quienes vivimos en el campo. Hay posibilidades de que nos desaparezcan, pero seguimos resistiendo porque estamos organizados. Valoramos la articulacin con otros movimientos campesinos, si vamos por separado nos van a pasar por arriba. Aunque tambin sabemos que nuestra suerte depende de decisiones polticas. Los funcionarios tienen que entender que nosotros somos el desarrollo. Si hemos criado a nuestras familias, nos alimentamos, producimos alimentos en serio y no soja. No ganaremos plata como los sojeros, pero trabajamos nuestras tierras y no jodemos a nadie, eso es desarrollo.

Qu opinan del proyecto para una nueva ley de semillas?

N. A.: Estamos en alerta. As como est armado es otro elemento para ir sacndonos del campo. Quien use determinada semilla y no est registrado puede tener sanciones. Dnde han visto eso? Hace siglos que los campesinos usamos semillas, intercambiamos. Las empresas nos roban y encima tendremos que anotarnos para usar una semilla. Tambin deja la puerta abierta para que las empresas patenten nuestras semillas. Si seguimos as maana la semilla de algarrobo va a ser de una empresa. Nos quieren dejar tranquilos diciendo que habr bancos de semillas nativas, pero no confiamos. No sabemos quin tendr esos bancos de semillas.

J. L. C.: Los que estn queriendo cambiar la ley es para abrocharnos. Vamos a tener que ir a comprar a Monsanto su semilla y su herbicida. Nosotros queremos discutir una ley de semillas, pero ni nos convocan y menos nos escuchan. Escuchan a Monsanto, pero no a los campesinos. Si se aprueban algunos de los proyectos que andan dando vueltas, es un favor para las empresas y un golpe al campesinado. Queremos debatir la ley de semillas y sobre todo queremos hablar de soberana alimentaria, lo que implica frenar los desalojos, asegurarnos las semillas, poner lmites a los agrotxicos. Si el Gobierno quiere hablar de soberana alimentaria debe poner un freno al modelo agroexportador. Otro punto importante: los legisladores deben darle una vuelta a la reforma de Cdigo Civil. As como est, perjudica mucho a los pueblos originarios, pero tambin a nosotros porque no reconoce las tierras comunitarias campesinas.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-210845-2012-12-29.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter