Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Revoluciones en el mundo rabe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-12-2012

Siria
Conseguir Brahimi algn avance?

Vijay Prashad
Jadaliyya.com

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez


La muerte ha transformado el paisaje de la ciudad. Esta roca

Es de hueso

Ese humo es el aliento humano

 (Adonis, Desiertos, 1982-83)


El 20 de diciembre, la comisin independiente de investigacin sobre Siria del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos public su peridica actualizacin de datos. El breve informe tiene una lectura aterradora. Las cifras de muertos y afectados han alcanzado proporciones mticas: ms de 40.000 cadveres, ms de 500.000 refugiados y ms de cuatro millones de personas en situacin gravsima mientras su pas se derrumba a su alrededor. La sobria prosa de la ONU avisa de los peligros de la guerra civil: A medida que las batallas entre las fuerzas del gobierno y los grupos armados anti-gobierno se aproximan al final de su segundo ao, el conflicto est adquiriendo una naturaleza abiertamente sectaria. Sintindose amenazados y bajo ataque, seala el informe, los grupos de las minoras tnicas y religiosas se han alineado cada vez ms con las partes en conflicto, profundizando las divisiones sectarias.

El Asesor Especial de las Naciones Unidas para la Prevencin del Genocidio, Adama Dieng, dijo el 21 de diciembre que le preocupa que el conflicto tenga ya una naturaleza abiertamente sectaria. Hay un cierto aire de parlisis en las cmaras de las Naciones Unidas. Dieng, que trabaj para el Tribunal de Ruanda, solo tiene clichs que ofrecer: Insto a las partes a que respeten los derechos humanos y el derecho internacional humanitario, que prohbe atacar a los pueblos a partir de lneas tnicas y religiosas. Estos sentimientos son importantes pero parecen demasiado manidos frente al sectarismo que envuelve a la sociedad siria.

En Ginebra, la ONU public su Plan de Respuesta y Asistencia Humanitaria para Siria en 2013 (SHARP, por sus siglas en ingls) y su Plan de Respuesta Regional para Siria (SRRP, por sus siglas en ingls). Estos son el tercer SHARP y el cuarto SRRP publicados este ao. Es completamente inusual que esos planes se revisen tan a menudo, dijo Radhouane Nouicer, el coordinador humanitario regional para Siria. Es un indicador de los rpidos desarrollos sobre el terreno y de la gravsima situacin humanitaria en el pas, cada da ms deteriorada. La magnitud de la crisis humanitaria es indiscutible.

El plan tiene una lectura inquietante. Hay tres puntos que llaman la atencin:

  1. El colapso de los medios de subsistencia:

Los enfrentamientos armados, la inseguridad y las masivas migraciones internas y externas han tenido un grave impacto en la economa siria. La actualizacin peridica de la ONU manifiesta: Las ciudades y pueblos de los gobernorados de Lataquia, Idlib, Hama y Daraa se han quedado prcticamente sin sus poblaciones. Barriadas enteras del sur y este de Damasco, Deir al-Sur y Alepo han quedado arrasadas. El centro de la ciudad de Homs est devastada. En consecuencia, el documento de los SHARP/SRRP seala que la capacidad de la gente para aglutinarse y sobrevivir se est viniendo abajo. El desempleo se complica con la prdida de activos; al no conseguir ingresos, la gente ha tenido que echar mano de sus ahorros y vender o sacrificar sus activos fijos (las tasas de sacrificio de animales son mucho ms altas de lo normal). A las familias que dependan de las remesas enviadas por los familiares en el extranjero les resulta cada vez ms difcil poder acceder a ese dinero, debido a las dificultades de los servicios de transferencias monetarias como consecuencia de las sanciones econmicas. Aunque resulta difcil aislar el efecto de las sanciones de otros factores internos y externos que se entrelazan, no hay duda de que las sanciones han exacerbado el impacto de los actuales acontecimientos.

  1. En el umbral del hambre:

Las misiones de observacin del Programa Alimentario Mundial y la Organizacin para la Agricultura y la Alimentacin confirman que los alimentos almacenados se estn agotando velozmente y que han desaparecido las estrategias especiales para hacer frente a esas situaciones. Como muchas casas estn destruidas, los vecinos y los familiares han acogido a las familias afectadas. La poblacin siria ha mostrado su firme y tradicional generosidad con la gente que hua de las zonas afectadas por los combates abriendo sus hogares y compartiendo sus recursos, indica el informe de la ONU. La hospitalidad es inmensa y todos procuran ayudar, las familias de acogida, las comunidades locales, las organizaciones comunitarias y de beneficencia religiosas locales Sin embargo, las redes y mecanismos de apoyo que eran anteriormente fuertes estn bajo una presin inmensa a la luz de los limitados y agotados recursos de las familias anfitrionas y las comunidades locales. Las redes sociales de afecto y compaerismo no dan abasto, sobre todo a medida que aumentan las tensiones, los medios de subsistencia desaparecen y la crueldad de la guerra les sumerge en un segundo invierno.

  1. Sanidad y educacin

La misin de observacin de la Organizacin Mundial de la Salud est especialmente preocupada por la destrozada infraestructura sanitaria y la carencia de medicamentos. El informe de la ONU seala: En las zonas afectadas, hay graves carencias de medicinas que salvan la vida. Por ejemplo, en gran nmero de lugares no se dispone de insulina. Hay ms de 430.000 enfermos de diabetes registrados en Siria, de los cuales 40.000 son nios con diabetes que dependen de la insulina. En Al-Raqqa, el Director de Sanidad inform que antes de la afluencia de gente que tuvo que abandonar sus hogares debido a los sucesos de hace tres meses, haba 10.300 pacientes registrados con diabetes. A finales de octubre de 2012, la cifra de diabticos registrados llegaba a 31.000.

Al igual que los hospitales, se estn utilizando los colegios como refugios. En grandes zonas del pas ha tenido que recortarse, o cesar, la enseanza. Cientos de miles de muchachos, especialmente los refugiados, han perdido ya un ao escolar y otros, indica el informe de forma escalofriante, podran no volver nunca a la escuela.

Crecen las presiones exponenciales sobre las agencias de socorro tras entrar tambin la guerra en los campamentos de refugiados palestinos, especialmente en el Campo Yarmuk, en Damasco, que qued vaco de sus habitantes despus del 16 de diciembre. Cerca del 90% de los 180.000 residentes del ms antiguo (1957) y grande campo de refugiados palestinos en Siria tuvo que huir a otras zonas de Siria y hacia el Lbano. Algunos de los que se vieron atrapados en la frontera sirio-libanesa y tuvieron que regresar dicen que se debi a que el ACNUR y la UNRWA, las Agencias de la ONU para los refugiados y para los palestinos, han dado a entender que estas oleadas estn fuera de su mbito. Las Agencias de la ONU niegan esto pero estn de acuerdo en que hay grandes dificultades en la frontera y durante el trnsito. Los palestinos en Siria eran por lo general tratados como sirios, mientras que en el Lbano no son tratados como si fueran libaneses. Como Salameh Kaileh, el escritor que fue invitado en dos ocasiones de la familia Asad en sus prisiones y que se encuentra ahora en Ammn (Jordania), expres con irona: Si cometemos un error, nos arrestan como a cualquier otro sirio.

Estas personas han sufrido ya muchsimo en su viaje en bsqueda de seguridad para sus familias y sus nios, movindose de un lugar a otro hambrientos, aterrados y pasando fro, dijo Ertharin Cousin, director del Programa Alimentario Mundial (WFP, por sus siglas en ingls). El WFP prometi proporcionar doce kilos de alimentos a cada familia a la semana (si ponemos esta cantidad en contexto, un individuo medio en EEUU come alrededor de 5 kilos por semana). Un milln y medio de sirios estn ahora alimentndose a base de los paquetes listos para consumir del WFP.

Mientras tanto, en El Cairo, el enviado de la ONU, Lajdar Brahimi, se reuni el 21 de diciembre con los lderes de la oposicin siria (Moaz al-Khatib, Riad Seif, Suheir al-Atassi y George Sabra). La oposicin inform a Brahimi de su valoracin acerca de la situacin antes de que se desplazara a Damasco para reunirse con Bashar al-Asad, visita que empezaba el 23 de diciembre. Se trat de una importante declaracin sobre la situacin de la seguridad, porque para esta visita, su tercera visita a Damasco desde el mes de agosto, Brahimi tuvo que viajar por tierra desde Beirut porque no poda garantizrsele la seguridad en el aeropuerto de Damasco. En 1989, cuando Brahimi estuvo supervisando el Acuerdo de Taif para un alto el fuego en el Lbano, aterriz en el seguro aeropuerto de Damasco para llegar conduciendo hasta un peligroso Beirut; los papeles han cambiado ahora. Es probable que en esta visita se trabaje en un marco para el establecimiento de un gobierno transitorio. Fuentes de la ONU me dicen que tanto la oposicin siria como algunos sectores del rgimen de Asad (especialmente, el Vicepresidente Faruk al-Sharaa), han llegado a la conclusin de que los islamistas extremistas estn empezando a representar el mayor peligro para Siria. Al-Sharaa no estuvo en la reunin con Asad del 24 de diciembre, pero estuvo acompaado del Ministro de Exteriores Walid Mualem, su Adjunto Faisal Muqdad y la asesora de Asad, Buzaina Shaaban. Sin embargo, no debe esperarse mucho de esto. La carta jugada por Brahimi ha sido convencerles de que lo que les une es la oposicin a grupos como Yubhat al-Nusra, y sacar provecho de los vapores que queden del nacionalismo sirio a fin de aplastar el emergente sectarismo. Sali desanimado de la reunin. Las hojas del t de la mediacin no pintaban tan bien como al principio de su viaje desde Beirut.

Sin embargo, aunque el rgimen cayera maana, la crisis humanitaria seguir asfixiando al pueblo sirio. Es importante sealar que en 2012 la ONU pidi 836 millones de dlares para ayuda humanitaria. Solo recibi 525 millones. Sus Agencias han pedido ahora 1.500 millones de dlares, una cifra que probablemente no va a alcanzarse teniendo en cuenta el raqutico historial de los poderes fcticos.

Vijay Prashad es profesor y director de Estudios Internacionales en el Trinity College, Hartford. Su ltimo libro publicado es Arab Spring, Libyan Winter (AK Press). Es, asimismo, autor de Darker Nations: A Peoples History of the Third World (New Press), con el que en 2009 gan el premio Muzaffar Ahmed Book.

Fuente: http://www.jadaliyya.com/pages/index/9235/will-brahimi-get-a-breakthrough



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter