Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-01-2013

Twin Peaks Oil en el Jardn del Edn

Jaume Grau
Pblico.es


En pleno siglo XXI subyacen en nuestra sociedad y en sus dirigentes algunos mitos propios de la infancia de la humanidad, como el hecho de creer que los recursos del planeta son inagotables. El Gnesis nos habla de nuestra infancia como especie, cuando la Tierra era un paraso, un Edn donde Jehov Dios plant un huerto y puso all al hombre que haba formado. El paraso de los humanos fue durante miles de aos ese Edn en el que se poda cazar y recolectar, en el que los recursos eran aparentemente infinitos. Todo eso acab con la expulsin del jardn ednico, con el descubrimiento de la agricultura, por haber probado el fruto del rbol de la ciencia del bien y del mal, por el ansia de disponer de ms recursos y de adquirir conocimiento. Fuera del Edn los recursos son limitados, pero esa realidad incuestionable no penetra en la mente de los humanos del siglo XXI ni en la de sus dirigentes. La economa mundial se sustenta en la creencia contraria des de hace dos siglos, con un crecimiento que pareca ilimitado gracias a la que ha estado hasta la fecha una energa abundante y barata, la que proporcionaban los combustibles fsiles, como el carbn o el petrleo.

A principios de la dcada de los setenta, el geofsico estadounidense Marion King Hubbert estableci una teora que predeca la cantidad de petrleo extrable a lo largo del tiempo. Esa teora estima que la tasa de extraccin de un pozo cualquiera llega a un cnit, a partir del cual la produccin baja ostensiblemente siguiendo una campana de Gauss. Hubbert predijo errneamente que ese cenit, el llamado Peak oil, se producira a finales de los 90, cosa que no sucedi por varias razones, entre ellas las cadas de consumo y produccin derivadas de la guerra del Yom Kippur y posteriormente la primera del Golfo. Hay dos factores ms que dificultan los clculos para conocer cuando se producir el pico de produccin, de un lado establecer cules son las reservas reales de petrleo de los distintos pases productores por la falta de auditoras rigurosas, y por el otro saber cmo evolucionar el consumo de crudo. A pesar de estos inconvenientes, la teora de Hubber es totalmente vlida, y son muchos los expertos que creen que la produccin de petrleo lleg ya a su cnit en el ao 2006, con una produccin de 76 millones de barriles diarios. Ese es el punto de vista que expusieron James Murray y David King en un artculo publicado en la revista Nature en enero del ao pasado. En la mayora de pozos de petrleo ya se ha llegado a ese pico mximo y su produccin cae alrededor de un 5 % anual, una cada que se ve momentneamente compensada por la explotacin de nuevos pozos y por el empleo de otros combustibles fsiles como el carbn en la China y en la India o el shale oil en EUA. El carbn superar al consumo de petrleo en el ao 2017, siguiendo la progresin actual. Por otro lado, el aumento sostenido de los precios del petrleo facilita la explotacin de nuevos recursos que eran inviable aos atrs, por el bajo coste del crudo. As, los EUA son los primeros productores mundiales del llamado shale oil, gas de esquisto, un combustible que conlleva una extraccin muy agresiva con el medio ambiente, las consecuencias de la cual aun no se han evaluado correctamente.

La aparicin y explotacin de nuevas fuentes de combustibles fsiles, compensa de momento la cada de produccin de petrleo, pero tiene un efecto pernicioso en las mentes de nuestros responsables polticos, que se aferran a la idea de que los recursos energticos son inagotables. Eso es lo que opina Michael Kumhof, economista alemn corresponsable de modelizacin en el seno del Fondo Monetario Internacional, en una entrevista concedida al periodista francs Matthieu Auzanneau. Kumhof ha estudiado los efectos que tendr en la economa mundial la cada progresiva de la produccin de petrleo y el aumento consiguiente de los precios del crudo. Con una cada anual de la produccin del 2%, y un precio del barril por encima de los 200 dlares, la economa entrar en una grave recesin.

Un estudio publicado por el Ministerio de la Energa Americana en 2005 y dirigido por el prestigioso Robert Hirsch , demostraba que hacer frente al peak oil requerira un esfuerzo de inversin gigantesca, para adaptar la infraestructura de la industria y de la locomocin y que ese proceso no se podra realizar en menos de diez aos. El tiempo corre y las inversiones estn an por hacer.

El informe de Kumhof no ha sido tenido en cuenta por el FMI, que es el organismo que lo encarg, a pesar de los datos objetivos que aporta y del riesgo cierto de recesin mundial que apunta: los dirigentes polticos y econmicos no creen que el petrleo se vaya a acabar porque aun viven en la ilusin primitiva del huerto del Edn, de un mundo ficticio con recursos inagotables. Pero la realidad es persistente y tozuda, y dada la falta de previsin de nuestros dirigentes, podemos entrever en nuestro Paraso terrenal la aparicin de un par de picos gemelos, el de la produccin de petrleo que ya hemos escalado y el de la recesin que le seguir, una ascensin que se intuye dura y crtica. El mundo puede estar objetivamente en crisis durante un largo periodo de tiempo, y esa prediccin oscura no es con el nimo de ser agorero, si no con la previsin de quin no quiere pasar por cndido o infantil.

Fuente: http://blogs.publico.es/el-azar-y-la-necesidad/2012/12/31/twin-peaks-oil-en-el-jardin-del-eden/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter