Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-01-2013

Por qu di la espalda a Hollywood

Tom Lamont
The Guardian

Traducido para Rebelin por Christine Lewis Carroll


Alan Moore, genio excntrico detrs de las novelas grficas clsicas V for Vendetta y Watchmen, rechaz el dinero que le habran supuesto las grandes pelculas. Acaba de hacer una pelcula de bajo presupuesto en su querida ciudad natal, Northampton.

Alan Moore

Alan Moore: Cada pelcula de Hollywood es una nueva versin de una pelcula anterior o de una serie de televisin que todo el mundo odiaba en los aos 60 Fotgrafo: Phil Fisk para The Observer.

Alan Moore pasea por el centro de Northampton [ciudad situada en el centro oriental de Inglaterra] con un bastn, esculpido con el propsito de parecerse a una serpiente, y un cepillo. El escritor, de 59 aos, anda con un movimiento vivo que es la razn de que lleva bastn, y el cepillo es porque no se ha cortado el pelo desde que era adolescente. Durante dcadas Moore ha conservado su melena y su barba de hechicero a base de cepillados enrgicos. De esta manera se cuida sola.

Los cros del centro comercial me increpan a veces llamndome Dios o Jess, pero no me importa porque Jess se muri con 33 aos y est claro que me han tomado por un hombre ms joven. Pero para los seguidores de los cmics de referencia que Moore ha escrito a lo largo de los aos (el superhroe policiaco Watchmen y la fra distopa de V for Vendetta ) puede que la deificacin est justificada. Moore es uno de los escritores ms venerados e influyentes del pas. Tambin es uno de los ms desconcertantes porque es perverso y difcil de desentraar.

El trabajo que realiz en los aos 80, por ejemplo para Watchmen y V for Vendetta, hizo que toda una industria cambiara su enfoque y las editoriales dirigieran los cmics no slo a cros y adolescentes dispuestos a gastar su dinero de bolsillo, sino tambin a los adultos. Despus, a medida que un pblico ms amplio se aficion a su trabajo, Moore se apart de la corriente principal y lleg a tener tal aversin a los Estados Unidos corporativos que rechaz pagos importantes de Hollywood por hacer adaptaciones de su trabajo. De todas formas se hicieron cinco pelculas muy taquilleras basadas en las historias de Moore y el mes pasado se estren una pelcula que le gusta y refrenda; se trata de un corto de bajo presupuesto cuyo guin Moore escribi y est actualmente disponible en la red sin coste ( http://jimmysend.com/ ). Adems de este guin cinematogrfico y dcadas de cmics, Moore ha escrito ficcin, prosa, historia, canciones protesta y pornografa. nico entre los escritores britnicos de ms venta, se describe a s mismo como un mago practicante.

Moore es un enigma y una de las cosas que ms sorprenden de l es que ha vivido siempre en Northampton, la septuagsima tercera ciudad del Reino Unido, rica en historia local y deprimida en casi todos los dems aspectos. La mayora de las tiendas se estn cerrando. Los nicos que prosperan son los fabricantes de planchas de yeso.

Sin embargo no tiene intencin de marcharse nunca, a pesar del entusiasmo creciente por su obra en el resto del mundo Una pelcula de la serie Watchmen fue un gran xito hace cuatro aos, con una recaudacin de 140 millones de libras aproximadamente en las taquillas. Mientras tanto fue la pelcula de 2005 de V for Vendetta de Moore la que dio lugar a las mscaras desconcertantes de Guy Fawkes [catlico ingls implicado en la llamada conspiracin de la plvora] y que suelen llevar los grupos de protesta como Occupy. Las mscaras son ahora un smbolo tan potente de rebelin que el mes pasado se proscribieron en los Emiratos rabes Unidos, pero no quiero que me den crdito por ello, dice Moore. El crdito se debe atribuir a los que protestan, por sus esfuerzos. Adems es reacio siempre a desviar su atencin de Northampton. Cuando en 2007 le pidieron que apareciera en un episodio de The Simpsons ( http://vimeo.com/17413688 ), un productor vol de Los ngeles a Northampton para que Moore pudiera grabar su dilogo en un estudio destartalado cerca de su casa.

ste es un buen sitio para m. Mantiene mi atencin centrada. La vida no es fcil, pero no es extremadamente difcil. Hay una gravedad en torno a Northampton que me gusta.

El corto que Moore escribi y estren en la red el mes pasado se titula Jimmys End , una historia inquietante y bien tramada sobre el hampa, y fue dirigido por otro habitante de Northampton, Mitch Jenkins. Se film en un working mens club [un club social para el ocio y en sus orgenes de educacin de los obreros y sus familias] y Moore hace un breve cameo.

Por qu hacer una pelcula ahora, despus de tantos aos de resistencia incmoda? Mis experiencias en el pasado han sido en Hollywood y fueron repulsivas para m en muchos aspectos. Cada pelcula es una nueva versin de una pelcula anterior o de una serie televisiva que a todos les gustaba o que todos odiaban en los aos 60. O es propia de un parque temtico; pronto sern tema de las mascotas del cereal de desayuno.

Pero he pensado siempre que me apeteca la idea de una pequea pelcula muy barata. Si quieres ser escritor o artista, todo lo que necesitas es un bolgrafo y un bloc de notas de Woolworths; es un medio democrtico. Me encantan las pelculas que se hacen casi sin presupuesto.

Neil Gaiman

La boda de Alan Moore y Melinda Gebbie. Fotgrafo: Neil Gaiman/Writer Pictures

Moore tiene una relacin complicada con el dinero. Puro vud, dice ahora. Slo existe mientras creemos en l. Cuando le preguntaron en una entrevista televisiva ( http://www.youtube.com/watch?v=EuBFd1rlWWA ) celebrada este ao por qu cedi los derechos del cmic Watchmen si no quera que se hiciera la pelcula, Moore dijo que lo hizo porque no esperaba que se hiciera ninguna adaptacin; lo llam hacer dinero sin esfuerzo. Pero entonces se estrenaron las pelculas y a Moore empez a no gustarle lo que vea en la pantalla ni los ingresos que de ellas se conseguan, de forma que pidi que se quitara su nombre de los crditos; fue entonces cuando empez a rechazar el dinero que corresponda a la produccin. Moore dio su parte de los honorarios por Watchmen a Dave Gibbons, el artista con quien escribi la serie.

Adems de Jimmys End , Moore y Jenkins filmaron recientemente un corto sobre el mismo tema cuyo ttulo es Act of Faith , ambientado en una Northampton de ficcin. Cost 11.000 libras, lo que habra sufragado el precio del caf en el plat de Watchmen . Me horrorizan los presupuestos de estas pelculas, casi tanto como las pelculas en s.

He desarrollado la teora de que hay una relacin inversa entre el dinero y la imaginacin. Si tienes mucha imaginacin no necesitas mucho dinero y si tienes mucho dinero no necesitas mucha imaginacin.

Tienes que poder pagar las facturas para poder dormir por la noche. Pero ms all de eso, el mundo dentro de mi cabeza es mucho ms rico que el que hay ahora fuera de ella. Supongo que mi arte y mi escritura estn destinados a juntar los dos.

En el museo de Bellas Artes de Charleroi, Blgica, se expone permanentemente un teclado viejo del ordenador de Moore. Esto sera impensable en 1969 cuando el subdirector del Instituto para chicos de Northampton lo sac de la clase de arte.

Con el pelo largo y rizado que pareca un trozo de canaln por encima de las orejas, con 16 aos el chaval se encontr en el despacho del director con un detective de la brigada antidroga local. Su charla slo habra sido ms tensa si Moore no se hubiera vaciado discretamente los bolsillos donde guardaba marihuana de baja graduacin en el camino al despacho del director. Cre que haba gestionado la situacin bastante bien, recuerda. Evidentemente ellos no pensaron lo mismo.

Cuando tuvo que decir a sus padres que lo haban expulsado del Instituto sinti como si fuera el fin del mundo. Vivan en la zona oeste de Northampton llamada The Boroughs, un vecindario pobre que el resto de los habitantes de la ciudad procuraba evitar. Moore era inusitadamente inteligente. Como haba crecido en The Boroughs pens que era el chico ms listo del mundo, una ilusin que slo pude albergar hasta g rammar school [establecimiento pblico pero selectivo de educacin secundaria]. Fue uno de aproximadamente 10 chicos de familias obreras que no haban ido a prep school [escuela primaria privada] donde ensean a declinar en latn. Mi puesto en la clase cay en picado. [Las grammar schools en el Reino Unido asignaban a los alumnos un puesto en la clase de acuerdo con sus resultados en los exmenes estivales].

Los cmics estadounidenses fueron una vlvula de escape bien recibida, una ventana hacia una imaginacin desenfrenada. Moore empez a escribir y dibujar sus propias tiras e invent pronto un superhroe llamado Ray Gun (cuya identidad secreta fue Raymond Gunn) y prestaba sus creaciones a sus amigos por una cantidad mdica. Los beneficios se destinaban a Unicef o Save The Children, ahora no lo recuerda. Me pareca noble. Cmo podra alguien resistirse a un cmic mal dibujado por un chaval con fines benficos?

Despus de que lo expulsaron del Instituto a los 16 aos, lo que atribuye al momento expansivo y eufrico de los aos 60, Moore pens en matricularse en la escuela de arte, pero pronto empez a lanzar tiras de cmic. Los dibujos animados eran cosa de familia. Su bisabuelo paterno, un vividor legendario de Northampton que se llamaba Ginger Vernon, sola intercambiar caricaturas por pintas de cerveza en el bar. (Fue, aade Moore, un alcohlico feroz.) Moore empez a escribir y dibujar una tira habitual para el peridico local y para la revista de msica Sounds. Cuando encontr trabajo con ttulos britnicos como Doctor Who, Moore ya no dibujaba, con el fin de dedicarse a la escritura (segn l no lo haca ni lo suficientemente rpido ni lo suficientemente bien).

En este momento Moore ya estaba casado, tena una hija y vivan en una urbanizacin a las afueras de la ciudad. Cuando naci su segunda hija vivan en una vivienda municipal destartalada ms en el centro de la ciudad, donde Moore trabajaba en su dormitorio con su largo cuerpo doblado sobre una mquina de escribir posada en un taburete. Cuando escrib V for Vendetta saba que era bueno. Pero no fue hasta que me buscaron los editores de cmic estadounidenses cuando cambiaron mis circunstancias.

A Moore se le pidi trabajar en el ttulo estadounidense Swamp Thing sobre un superhroe que era tambin vegetal humano, un territorio ideal, kitsch e idiosincrsico, pero difcilmente un buque insignia para la editorial, as que Moore podra introducir unos elementos ms sombros. No saba que socialmente el incesto y la necrofilia se desaprobaban todava aqu, dijo Moore socarronamente en una entrevista ( http://www.youtube.com/watch?v=FJlZUpgXQJI ) en 1985 despus de que le criticaran sus tramas controvertidas.

Para entonces su serie V for Vendetta ya se publicaba y Moore se concentraba en Watchmen, una fusin inusitada de gneros sobre un grupo de excombatientes del crimen al que amenaza un asesino en serie. En la superficie Watchmen era ficcin de superhroes -poderes, capas, barbillas- pero se ambientaba en un mundo ms real, ms oscuro y estaba claramente destinada a adultos. Fue innovadora y todava se imita hoy.

Moore escribi luego el relato histrico de horror From Hell (del que se hizo una pelcula con Johnny Depp en 2001) y una serie estridente de aventuras llamada The League of Extraordinary Gentlemen (un fracaso cinematogrfico para Sean Connery en 2003). En los aos 90 empez a trabajar en Lost Girls, un cmic pornogrfico concebido con la artista estadounidense Melinda Gebbie. Cuando se public en 2006, Moore se haba separado de su primera mujer y Gebbie y l ya eran pareja. Se casaron en 2007 vestidos con trajes de color azul y verde iridiscentes que en palabras de la hija mayor de Moore les hicieron parecer una pareja de moscardones.

Nada de su variada produccin ha eclipsado el xito de Watchmen (que Time enumer como una de las 100 mejores novelas en lengua inglesa de la era moderna) pero el Moore de 2012 no guarda una copia de la novela en su casa. Est reido desde hace mucho tiempo con su coautor Gibbons sobre si permitir a los editores reanimar la serie con prlogos y si refrendar la inclusin de un juego de ordenador con la novela. Moore dijo que regaaron sobre Watchmen el da de su boda. De todas formas una serie de cmic llamada Before Watchmen se ha puesto a la venta y sin duda habr ms pelculas.

A still from Moore's new film, Jimmy's End.

Foto fija de la nueva pelcula de Moore, Jimmys End . Fotografa: The Observer

Moore ha renegado de todo con un coste personal, calcula, de un milln de libras. Odia que lo coaccionen, sea la que sea la iniciativa financiera de que se trate, y puede ser algo en la sangre. A su bisabuelo Ginger, el dibujante alcohlico, le ofrecieron al principio del siglo XX, la posibilidad de ser director de una compaa de vidrio en la ciudad. Sers millonario! le dijeron. La nica condicin es que es que no entres en el bar durante dos semanas. La respuesta, inevitablemente, fue negativa y Vernon se pas el resto de la vida pasendose por delante de la mansin del hombre que dijo que s.

Pero estoy inmensamente orgulloso de eso. Rechazar algo porque no lo quieres hacer. Esas cosas se llevan probablemente en los genes. Moore dice que la imaginacin es como un msculo. Si lo trabajas, se hace ms grande. Sin embargo despus de cuatro dcadas puede que se haya trabajado demasiado. Moore apenas sabe qu hacer con sus ideas.

No contento con hacer Jimmys End y su prlogo Act of Faith, se ha inventado todo tipo de fantasas que podran dar sabor a episodios futuros ambientados en el mismo mundo. Se ha tomado tiempo para escribir un programa de radio de ficcin que podra sobresalir en algn momento y con su hija Amber ha inventado un juego de ordenador que podra tambin hacer mritos. Ha creado una lnea de bebidas energticas y una red social.

Abarco demasiado. Podra tener que ver con que fuera el chico ms listo del mundo a los 10 aos. Pero lo que quiero hacer es difuminar las lneas entre lo real y lo ficticio.

Tambin se ha difuminado lo real y lo ficticio con respecto a Moore: que es un recluso, un mago. Cuando te apeas del tren en Northampton con la idea de ver a un amargado tipo Salinger o Aleister Crowley [ocultista, mstico y mago ceremonial ingls] que pinta pentgonos en el andn, te encuentras con un hombre clido y atento que lleva una capucha de color morado. Moore est encantado de presumir de Northampton, explicar qu significa para l y no se avergenza de acicalar su enorme melena ante el pblico, por cierto una experiencia extraordinaria; se peina toda la melena hacia delante y luego, con la raya en medio, parte el pelo como si fueran dos cortinas pesadas.

Charla continuamente de homeopata y Lemsip [un medicamento], CSI Miami y el asesino del coche en llamas Alfie Rouse (un favorito local). Creo que soy bastante gregario, dice, despus de aproximadamente 100 minutos de conversacin, tmido y con la barba apoyada sobre el pecho. Lleva un anillo pesado que le ocupa todo el dedo y que podra estar relacionado con la magia, pero en realidad es su alianza de casado, diseado por l mismo e incrustado con lgrimas de palos.

Esto de ser un mago practicante, lo que anunci por primera vez en los aos 90 (la fecha en que empez a ponrsele gris la barba y se hizo con el bastn en forma de serpiente), es de verdad o es para jugar? Tiene mucho que ver con cmo veo el mundo. Con la pinta que tengo de Gandolf, en cuanto salgo de casa tengo que dispersarme Y por una vez Moore no encuentra un final elocuente para la frase. Empieza de nuevo. Es cierto que hay un elemento de juego. Pero lo que hay detrs es muy serio.

Coge una carta, cualquier carta? No, dice Moore, no se trata de trucos. Para l se trata de percepcin y se sale por la tangente rpidamente al hablar de los lmites de la mente, pasando por Freud, Alan Turing [matemtico, lgico, cientfico de la computacin, criptgrafo y filsofo britnico], Paracelsus y Twelfth Night [Noche de Reyes] para llegar a una conclusin bastante razonable. Moore ve la magia como una forma de meditacin, una vlvula de escape para su imaginacin desbordada.

Que si creo, por ejemplo, que mediante la magia podra volar? Pues no. Cmo se puede salvar la gravedad? Imposible. Que si creo que podra proyectar mi percepcin hacia una simulacin muy viva de que estoy volando? Pues s. He hecho eso y funciona.

A veces requiere tomar drogas pero algunas veces se puede hacer mediante un acto creativo. Escribir es una forma muy intensa de meditacin, tan buena como adoptar la posicin de loto.

Cuando se subast el ao pasado en eBay otro viejo teclado de ordenador de Moore, el vendedor arriesg que podra albergar poderes de otro mundo. Se vendi por 461 libras a pesar de tener mal la tecla de la z. De paseo por Northampton, Moore explica que sus viejos teclados han terminado en eBay o en el museo de Charleroi porque ha tenido que retirarlos del servicio activo. Escribe actualmente con un teclado metlico industrial de los que se utilizan en fundiciones y zonas de conflicto. Los teclados plsticos le duraban pocos meses bajo tanta ceniza de cigarrillo o debido al uso excesivo.

En este momento termina una novela ambientada como sus cortos en Northampton. Se titula Jerusalem y tiene aproximadamente 600.000 palabras -ms que la Biblia- de la que est encantado, aunque un poco preocupado de que no le quede la huella dactilar de los dedos ndice con los que teclea exclusivamente. La imaginacin de Moore pasea al mismo tiempo que l y piensa en voz alta en los crmenes que alguien en sus circunstancias podra cometer sin temor a ser descubierto. Por ejemplo, podra producirse un asesinato con la aplicacin de dos dedos rgidos en la sien

Pincha este vnculo para ver el video de la cancin de Alan Moore The Decline of English Murder [El declive del asesinato ingls].

Moore lamenta que ni su padre ni su madre pudieran leer su mejor obra antes de fallecer en los aos 90. (Aunque su madre intent una vez leer Swamp Thing , que seguramente fue el segundo libro que ley en toda su vida despus de la conversin en novela de Sonrisas y Lgrimas ). Atribuye a sus padres la conviccin de que el dinero es de valor secundario en la vida. Es cosa de clases. De lo nico que te podras enorgullecer en The Boroughs era de ser gente decente y enfrentarte a los abusones. Eso se me qued grabado de nio y no es mala forma de llevar tu vida.

Su hija Leah acaba de dar a luz mellizos y Moore ha sido abuelo por cuarta vez. Esto le hace pensar en todo el dinero que ha rechazado? No. Atiendo a mis hijos cuanto puedo y a mis nietos no les falta de nada. Pero no les voy a comprar mansiones, igual que me parece bien que Ginger Vernon no aceptara el empleo que le ofrecieron hace 100 aos.

Uno sospecha que Moore, un siglo ms tarde, ocupar su lugar en la leyenda familiar al lado de Vernon, el antepasado excntrico que rechaz una fortuna por obstinacin u otras razones ms confusas pero esencialmente decentes.

Mientras pasea Moore seala los monumentos locales: el Ayuntamiento donde se cas, una estatua que conmemora el papel de la ciudad en el descubrimiento del ADN y el emplazamiento del viejo Woolworths donde compraba sus blocs de notas. Se para en la vieja plaza del mercado de Northampton, una de las ms antiguas del pas. Ricardo I concedi el derecho a tener mercado el 18 de noviembre de 1189. Y el 18 de noviembre es mi cumpleaos dice el escritor con gran satisfaccin. As que de alguna manera je suis Northampton. S me identifico con esta ciudad.

Fuente: http://www.guardian.co.uk/books/2012/dec/15/alan-moore-why-i-rejected-hollywood-interview

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter