Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-01-2013

Entrevista a la escritora Mnica Lavn
La novela histrica cubre nuestras dudas con una partitura ms compleja

Mario Casass
Rebelin/Clarn de Chile


En entrevista con Clarn.cl Mnica Lavn (1955), habla del libro La Casa Chica : Tard dos aos en escribir la antologa, lo complicado fue ir decantando la informacin que me revelaba la atmsfera de una poca, las conductas humanas extremas y sensuales, las sensibilidades y los detalles. No quera que todas las historias de mi libro fueran iguales, quera que cada una respirara con su propio aire, que tuviera su atmsfera taurina, cinematogrfica, poltica, deportiva o artstica. Mi mayor dificultad era, al salir de un relato: cmo abordar el siguiente, cmo cierro una habitacin y abro otra pieza sin que parezca la misma, que no se sienta el tono igual en cada historia. Babe Ruth, Miroslava Stern, Miguel Alemn, Fita Benkhoff, Nickolas Muray, Frida Kahlo, Gary Cooper, Lupe Vlez, Jos Vasconcelos, Consuelo Suncn, Emilio Fernndez y Olivia de Havilland, entre otros personajes, habitan y desbordan La Casa Chica .

MC.- Mnica, sabas el nmero de personajes histricos que queras investigar al solicitar la Beca del Sistema Nacional de Creadores?

ML.- En realidad la beca es un estmulo para creadores, no necesariamente fue un fomento para la investigacin que hay detrs de La Casa Chica , incluso no se me haba ocurrido la antologa cuando solicit la beca; al escribir mi novela anterior, Las rebeldes (2011), apareci otro personaje: la primera enfermera que atendi a los heridos del Ejrcito Constitucionalista, Elena Arizmendi fue amante de Jos Vasconcelos, y leyendo las memorias de Vasconcelos para la novela Las rebeldes me encontr con otra de sus amantes: Consuelo Suncn la escritora salvadorea que despus se casara con Antonie de Saint Exupry-, as comenc a tener intriga por esta historia poco conocida, porque el amoro de Antonieta Rivas Mercado y Vasconcelos es muy conocido, mi inters surgi como serendipia, yo no estaba buscando casas chicas, pero me encontr una serie de personajes y un momento de Mxico que tena que ver con los aos posteriores a la revolucin, un momento de definicin del pas: saliendo de lo rural, abrindose a lo cosmopolita, me pareci interesantsimo que estas vidas privadas podran contar una parte crucial de la historia mexicana. La verdad me ayud la historiadora Anglica Vzquez para buscar las fuentes bibliogrficas, de lo contrario me hubiera tardado mucho ms, le dije: encontr ciertas parejas de las que quiero hablar, en el camino pueden salir otras, vamos a buscar todos los datos, Anglica allan el camino de La Casa Chica .

MC.- Recurriste a entrevistas con sobrevivientes de cada poca?

ML.- S, en el caso del pintor Manuel Rodrguez Lozano fue muy importante la conversacin con la viuda de un pintor que tena informacin de carcter privado, que me poda dar luz sobre las relaciones de Rodrguez Lozano con Abraham ngel -en realidad eran homosexuales-, sin embargo el pintor estuvo casado con Nahui Ollin.

MC.- Cuntos aos tardaste en terminar la investigacin?

ML.- Tom un ao sabtico; trabajo en la UNAM -en la licenciatura de creacin literaria- y ese ao sabtico me permiti meterme de lleno a las historias, tard dos aos en escribir la antologa, lo complicado fue ir decantando la informacin que me revelaba la atmsfera de una poca, las conductas humanas extremas y sensuales, las sensibilidades y los detalles. No quera que todas las historias de mi libro fueran iguales, quera que cada una respirara con su propio aire, que tuviera su atmsfera taurina, cinematogrfica, poltica, deportiva o artstica. Mi mayor dificultad era, al salir de un relato: cmo abordar el siguiente, cmo cierro una habitacin y abro otra pieza sin que parezca la misma, que no se sienta el tono igual en cada historia.

MC.- Por eso cierras cada historia trgicamente?

ML.- La tragedia y la bsqueda de algo que est ms all de la razn de los personajes, que a veces tiene que ver con sus fragilidades, con su complejidad, con algo que he llamado: tener doble nombre, porque me encanta el cuento Mara Olga escrito por Vicente Huidobro: Mara Olga es una mujer encantadora. Especialmente la parte que se llama Olga. Se cas con un mocetn grande y fornido, un poco torpe, lleno de ideas honorficas, reglamentadas como rboles de paseo. Pero la parte que ella cas era su parte que se llamaba Mara. Su parte Olga permaneca soltera y luego tom un amante que viva en adoracin ante sus ojos Era ella culpable de tener un nombre doble y de las consecuencias que esto puede traer consigo?, a raz del cuento, que me parece una genialidad, la malicia de atribuirle al nombre la complejidad de la conducta humana, yo quiero entrar en la complejidad de lo que puede ser la traicin, los celos, la vulnerabilidad, la posesin, lo efmero, lo etreo, lo inalcanzable. Por ejemplo, en el caso del actor Emilio el indio Fernndez quiero hablar de sus relaciones, pero la que ms me importa es la que no pudo tener, que fue con la actriz Olivia de Havilland a quien le regal un reboso y nombr una calle de Coyoacn: Dulce Olivia.

Quiero entrar en la complejidad del amor, pero lo quiero con estos personajes extremos, pblicos, exagerados, porque me hablan de un Mxico lejano y a la vez cercano, donde las formas son otras, incluso cuando las pasiones corran por un camino civilizado, pero la incorreccin siempre nos habita, y a ellos la incorreccin los habitaba y los desbordaba.

MC.- El escritor Francisco Martn Moreno recientemente public: Arrebatos carnales, y el historiador Alejandro Rosas investig: 99 Pasiones en la historia de Mxico. Ante el regreso del PRI y su historiografa oficial, lees un afn por desacralizar a los personajes de la historia?

ML.- Creo que hemos vivido una larga infancia de ciudadanos que no ejercimos la democracia durante los 70 aos del PRI y por lo tanto nos hemos tragado la historia oficial a cucharadas de pginas de libros escolares, pero de repente esta eclosin de poder votar por partidos polticos alternativos, por elegir al gobernante del DF antes era designado por el presidente en turno-, eso nos ha dado una adolescencia poltica que nos ha llevado a cuestionar y desmitificar la historia, est sucediendo en ambos lados: escritor y lector, estas novelas tienen xito porque el lector quiere entender la parte humana de la historia, incluso para comprender los equvocos y las grandezas; necesitamos entender qu somos, nos ha costado mucho trabajo aceptarnos como mestizos, sin rencores a la conquista espaola y pensando que somos producto de muchas migraciones del siglo XX, y de una revolucin que tuvo muchas partes y traiciones. No podemos tener la lectura de una lnea, creo que la novela ha entrado a cubrir nuestras dudas con una partitura ms compleja, el primer antecedente fue Fernando del Paso con Noticias del Imperio (1987), inaugur el gnero de la nueva novela histrica, por el manejo de la irona y la forma de contar; tambin recuerdo a Enrique Serna con El seductor de la Patria (1999), a Rosa Beltrn con La corte de los ilusos (1995) y a Eugenio Aguirre con Hidalgo (2009), estas novelas presentan una mirada que ve al pasado con cierta irona, menos mal porque los mexicanos siempre nos tomamos muy en serio, todava las ceremonias son demasiado solemnes y nuestra lectura de la historia haba sido as.

MC.- Durante el Bicentenario, Jos N. Iturriaga coordin la coleccin Charlas de caf (La Jornada/RHM), una serie de 20 entrevistas imaginarias entre escritores contemporneos y personajes histricos, con quin te hubiera gustado conversar?

ML.- Con Mara Ignacia Rodrguez de Velasco (1778-1850), La Gera Rodrguez, es una mujer interesante, por poderosa y seductora, porque tena esa vida de alcoba que robaba secretos, me gustara saber quin era en realidad, y que me contara lo que no sabemos. Me interesa la fragilidad humana, me hubiera gustado preguntarle sobre sus errores y carencias, si fue suficiente para ella ser la amante de Agustn de Iturbide, qu pensaba al conocer los secretos y poder influir con el cuerpo y la mente, era una mujer pensante que tena un poder sobre su cuerpo y la seduccin que la haca muy moderna.

MC.- Y en Latinoamrica?

ML.- Fjate que hay un personaje que me intriga, creo que se llamaba Ins, quise escribir algo pero me di cuenta que ya estaba escrito, la amante del conquistador espaol Diego de Almagro (1475-1538). Es una casa chica , Almagro tena una mujer espaola, pero durante el amasiato la llevaba en los barcos, era una mujer que aparentemente rompa con los modelos, incluso con la idea de que las mujeres no se podan subir a los barcos, era un campo vedado. No es una Malinche, es mestiza, tiene nombre castellano, siempre quise estudiar a esa mujer, me gustan los personajes secundarios, los que estn detrs de otros, porque son los menos visibles y yo quiero saber ms.

MC.- La Casa Chica se mudar a Latinoamrica?, cul ser la estrategia para internacionalizar tu antologa?

ML.- Todava no lo s, lo estn estudiando en la Editorial Planeta . Sin duda, creo que La Casa Chica tendra lectores en Chile, Colombia, Venezuela, Per y Argentina, no son mundos ajenos para nadie, encontrarn historias de actores y actrices de Mxico y Hollywood, de artistas como Frida Kahlo y Manuel Rodrguez Lozado tal vez no sea muy conocido, pero el resto de las historias te atrapan y descubrirn cmo Rodrguez Lozano se opona al muralismo mexicano y se sorprendern con su historia-. Mi anterior novela: Yo, la peor (2009) est circulando en Argentina, Chile y Venezuela hay un inters por Sor Juana Ins de la Cruz que no hubo en Espaa, los editores espaoles son difciles de convencer con su mirada eurocentrista hacia los pases latinoamericanos; pero aqu nos hermanamos con nuestras propias historias.

MC.- Tu novela: Yo, la peor (2009) recibi el Premio Iberoamericano Elena Poniatowska 2010, el premio literario ayud en la distribucin internacional de tus libros?

ML.- Es un premio joven, muy bien dotado econmicamente, lo recib en el marco del Bicentenario, el ao siguiente premiaron a la escritora espaola Almudena Grandes. La Secretara de Cultura del DF no ha sabido hacer del Premio Elena Poniatowska una monedita de oro, una estafeta para enorgullecerse, deberan gritar a los cuatro vientos: nosotros estamos premiando la novela hispanoamericana y el galardn lleva el nombre de Elena Poniatowska, este premio debera conocerse, no han sido capases de difundirlo internamente, mucho menos internacionalmente; s que es un premio relativamente nuevo pero debera contar con mayor respaldo y difusin, es la carta fuerte de la Secretara de Cultura del DF. Mi agente literario Guillermo Schavelzon- est sorprendido que mi novela Yo, la peor (2009) no despert inters en Espaa, a pesar del Premio Elena Poniatowska que recib.

MC.- Finalmente, el escaparate que nunca falla es la Feria Internacional del Libro?

ML.- S, porque la literatura se vuelve visible, de repente te encuentras con lectores que van a tu presentacin, gente que no conoces. En DF van muchos amigos mos, radioescuchas de mi programa y estudiantes de la UNAM, pero en la FIL Guadalajara y en otras Ferias del Libro de provincia hay una emocin por entrar en contacto con lectores desconocidos, te hacen preguntas, te piden un autgrafo, los visitas en sus colegios para impartir talleres literarios y se van creando vnculos con los jvenes estudiantes, para invitarlos a leer como rebelda.

http://www.elclarin.cl/web/index.php?option=com_content&view=article&id=6889:monica-lavin-la-novela-historica-cubre-nuestras-dudas-con-una-partitura-mas-compleja&catid=7:entrevista&Itemid=8



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter