Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-01-2013

EZLN: ms fortalecido que nunca

Gilberto Lpez y Rivas
La Jornada


Los mayas zapatistas organizados en el EZLN volvieron sobre sus pasos de 1994, y esta vez sin armas, el 21 de diciembre pasado, se tomaron simultneamente las cinco ciudades del inicio de su movimiento: San Cristbal de las Casas, Altamirano, Las Margaritas, Palenque y Ocosingo. En silencio, perfecta sincrona, organizacin y simultaneidad, ms de 40 mil hombres y mujeres integrados en los contingentes de la multietnicidad que ha caracterizado al zapatismo salieron en la madrugada de ese da memorable, de vaticinios de fin de mundo e inicios de nueva era, para cumplir, una vez ms, otra cita con la historia de este pas de la impunidad en el gobierno y de pueblos que resisten con la dignidad y el mandar obedeciendo que el EZLN ha establecido como efectiva y real alternativa democrtica.

Precedidos siempre de la accin, antes que la palabra hueca de la clase poltica, este singular desfile de columnas de los mayas zapatistas que sin excepcin, incluyendo nios, subieron con el puo en alto a tarimas situadas frente a los palacios de gobierno de las cabeceras municipales tomadas y flanqueadas por la bandera nacional y la rojinegra de esta organizacin, ratifican con este hecho simblico quines son los que mandan y protagonizan esta lucha que cumple 19 aos de hacerse pblica y que ha estremecido al mundo de la emancipacin y las rebeldas.

La reaparicin del EZLN el 21 de diciembre en Chiapas y los comunicados del Comit Clandestino Regional Indgena-Comandancia General de los das siguientes constituyen una demostracin de la fortaleza de este movimiento surgido de la imbricacin de las luchas de liberacin nacional en Amrica Latina que se desarrollan despus del triunfo de la Revolucin Cubana el primero de enero de 1959 con el mundo indgena, matriz civilizatoria de la nacin mexicana que ha prevalecido pese a los intentos de los poderes oligrquicos de todos los signos polticos por borrarlos como pueblos con identidad, cultura y gobiernos propios. Las experiencias de la nueva autonoma que se han establecido en territorio de hegemona zapatista marcan la diferencia de la nueva era, en la que los pueblos viven en la dignidad de una forma de expresin del poder popular, sin burocracias ni mediaciones.

Trascendentes y frescos, en este desierto de la poltica mexicana y global, resultan los comunicados zapatistas, con el sesgo peculiar que imprime el SCI Marcos a los documentos de la organizacin, que constituye, en sus trminos, la mejor prueba de vida que una foto o un video: palabras directas, sin rodeos ni significados ocultos de agendas-electorales-de-por-vida, que desnudan al poder tal cual es, estructuralmente violento-explotador, sin rostros humanos y capacidades reformables; caracterizaciones precisas de las fuerzas polticas principales del pas: el panismo, a travs de la Carta del SCI Marcos del EZLN a Luis Hctor lvarez lvarez, la izquierda institucionalizada y el prismo con sus descripciones de los conocidos personajes que ahora gobiernan, con sus asesinos, cmplices del crimen organizado, e izquierdistas listos para actuar en tierra abonada por el clientelismo y el corporativismo de los partidos, y los que quieren serlo a costa del erario. Especial mencin en estos comunicados que fundamentan la reaparicin zapatista es para quienes, desde la izquierda acotada, en palabras del Sub: ayer nos calumniaron primero y quisieron acallarnos despus Incapaces y deshonestos para ver que en s mismos tenan y tienen la levadura de su ruina, pretendieron desaparecernos con la mentira y el silencio cmplice Seis aos despus, dos cosas quedan claras: ellos no nos necesitan para fracasar. Nosotros no los necesitamos para sobrevivir.

Adems del anlisis en torno a las fuerzas polticas y la coyuntura que marca esta reaparicin del EZLN, sons de inters primordial para las luchas antisistmicas mexicanas las acciones a desarrollar por su dirigencia en el futuro prximo, de las cuales destaco la que me parece ms estratgica, necesaria y oportuna: reafirmar y consolidar la pertenencia al Congreso Nacional Indgena (CNI), con toda justeza considerado el espacio de encuentro con los pueblos originarios de nuestro pas. El CNI fue fundado en el marco del dilogo entre el EZLN y el gobierno federal que llev a la firma de los irrespetados acuerdos de San Andrs y fue el resultado, asimismo, de los debates de todas las organizaciones indgenas para dar coherencia nacional a su movimiento por la autonoma y las resistencias anticapitalistas. En la actual ofensiva de las corporaciones capitalistas contra los pueblos, apoyadas por el rgimen de partidos de Estado, para despojarlos de sus territorios y sus recursos, es vital la presencia de los mayas zapatistas con el propsito de unificar esfuerzos, compartir experiencias y consolidar estrategias comunes.

Tambin son sumamente importantes las decisiones en torno a retomar el contacto con los adherentes de la Sexta Declaracin de la Selva Lacandona en Mxico y en el mundo; la construccin de puentes necesarios hacia los movimientos sociales que han surgido y surgirn; con individuos y grupos, en Mxico y en el mundo, que an mantienen su conviccin y compromiso con la construccin de una alternativa no institucional de izquierda; el mantenimiento de la distancia crtica del EZLN frente a la clase poltica mexicana que, en su conjunto, no ha hecho sino medrar a costa de las necesidades y las esperanzas de la gente humilde y sencilla.

Seguramente, con esta reaparicin vendrn tambin las crticas y los sesudos anlisis antizapatistas ya conocidos. Sin embargo, stas son las acciones y las palabras de los que no claudican, no se venden ni se rinden.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2013/01/04/index.php?section=opinion&article=019a1pol



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter