Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-01-2013

Segn la CNDH, en seis de cada diez de las 429 prisiones en Mxico existe una especie de cogobierno de grupos criminales
Crceles al borde del despeadero

La Jornada


Edgar Torres Castillo tiene 21 aos y hace dos que est en la crcel de Gmez Palacio, un municipio de la Comarca Lagunera, ubicada entre los norteos estados mexicanos de Durango y Coahuila, que se caracteriza por sus limitados recursos hdricos y por ser una de las zonas ms peligrosas del pas.

Amparo Castillo, la madre de este recluso condenado a ocho aos de prisin por robar un telfono celular, lo vio por ltima vez el 18 de este mes, en la visita familiar. "Lo not extrao, muy triste y como si estuviera lastimado", cont la mujer va telefnica. "Solo estuvimos una hora y empezaron a sacarnos, haba mucha tensin", aadi angustiada.

En la madrugada del 17 de este mes, la polica traslad a 137 internos del penal de Gmez Palacio a crceles federales.

Al da siguiente, al finalizar la visita familiar, los vecinos de la zona escucharon un rudo intercambio de balazos y lamentos en el interior de la crcel. Las autoridades reportaron que todo se debi a un intento de fuga, que dej un saldo de 25 muertos, entre ellos seis guardias que no estaban armados.

En un comunicado, la polica de Durango afirm que los presos haban disparado contra los guardias al frustrarse la evasin. Luego, el gobierno federal desaloj totalmente el penal, donde en los ltimos tres aos murieron 78 personas y se registraron varias fugas masivas. En ese momento quedaban unos 500 detenidos.

Como otros familiares, Castillo se traslad al penal al escuchar las noticias del enfrentamiento. Ante la desesperacin por la falta de informacin, los familiares realizaron protestas y bloqueos de carreteras. "No sabamos si estaban vivos o no", narr.

Este enfrentamiento sangriento entre presos y guardias evidenci la crisis del sistema carcelario mexicano, que segn los expertos ha colapsado.

En Mxico hay 429 prisiones, segn el ltimo informe de la Secretara (ministerio) de Seguridad Pblica Federal. De ellas, 15 son administradas por el gobierno nacional, 10 por las autoridades del Distrito Federal, la capital del pas, 91 por municipios y el resto es responsabilidad de los estados.

Distintos informes sealan que la sobrepoblacin carcelaria ya alcanza a 22 por ciento, equivalente a ms de 40 mil presos, de la capacidad instalada. Adems, cuatro de cada 10 personas en prisin en Mxico estn an sin sentencia firme, pero todas comparten los mismos recintos sin distincin alguna de su situacin procesal.

Las personas juzgadas por delitos federales, generalmente involucradas con el crimen organizado, ocupan solo una quinta parte de la poblacin penitenciaria del pas.

Tras una visita a 24 crceles del pas en 2009, el Subcomit para la Prevencin de la Tortura de las Naciones Unidas alert en un informe las fallas estructurales en el sistema penal mexicano, que alientan las prcticas de abusos de todo tipo para conseguir declaraciones de autoincriminacin.

El uso excesivo de la prisin preventiva (encarcelar a una persona mientras se procesa la causa en la que est involucrada) se convirti en una bomba con la cruzada contra los carteles de las drogas que emprendi Felipe Caldern durante su gobierno de 2006 a 2012.

El Diagnstico Nacional de Supervisin Penitenciaria de la Comisin Nacional de Derechos Humanos, presentado en septiembre, revela que en seis de cada 10 crceles del pas hay una especie de cogobierno de grupos criminales.

El informe advierte sobre focos de riesgo en una decena de estados del pas. Solo entre 2010 y 2012 se registraron 14 fugas, con un total de 521 presos evadidos, dos motines y 75 rias que dejaron ms de 350 personas muertas.

La crcel de Gmez Palacio, que tuvo seis directores en menos tres aos, ha sido escenario de escandalosas fugas y actos de corrupcin.

En marzo de 2009, un convoy de hombres armados y disfrazados de policas federales entr a ese penal a plena luz del da y se llev cinco presos. En julio del 2010, la entonces directora, Margarita Rojas, fue detenida y acusada por la Procuradura (fiscala) General de la Repblica de permitir la salida de reclusos que luego participaron en una matanza de 17 personas en una finca cercana.

Segn el gobierno federal, los custodios permitan a un grupo de internos salir del penal por la noche, usando el armamento de los custodios y vehculos oficiales, para realizar "actos de venganza" entre grupos criminales.

Pero no es el nico caso. Jorge Carvallo, presidente del Colegio de Abogados del Estado de Mxico, colindante con la capital del pas, denunci en noviembre de 2010 que, con la complicidad de la polica estatal, internos en la crcel de Barrientos salan por las noches a cometer atracos.

El gobierno de Durango anunci el viernes 21 el cierre definitivo de la crcel de Gmez Palacio, que se convertir en cuartel de polica. Los familiares de los reclusos que estaban ah buscan desesperados informacin sobre ellos que nadie les da.

"Estamos tratando de ayudar a un grupo de seoras que se acercaron a nosotros y que llegaron en condiciones terribles, anmicamente destrozadas, y con mucho miedo por sus familiares", dijo a IPS la activista Vernica Villarreal, del Consejo Coordinador Obrero Popular, que aloj a un grupo de mujeres que lleg a pedir datos a la capital del estado, a unas cuatro horas de Gmez Palacio.

Desde el mircoles 19, Amparo Castillo vela afuera de la crcel de Durango en espera de ver a su hijo. "No nos dicen nada, no sabemos cmo estn. Solo que a unos los llevaron a crceles de otros estados y que otros estn aqu, pero nos dijeron que vamos a poder verlos en cuatro semanas", dijo.

"Aqu no hay ley, han juzgado gente sin pruebas. Y ahora se les hace fcil cerrar el lugar, no piensan en los gastos que eso representa para uno. Mi hijo no rob el celular, pero en todo caso, yo ya lo pagu. Qu quieren? No es para ocho aos de crcel ni para tener que pasar todo esto", enfatiz.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2013/01/05/104822387-carceles-mexicanas-al-borde-de-un-despenadero/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter