Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Israel
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-01-2013

Votar por partidos mixtos de rabes y judos o no votar

Noam Sheizaf
972mag.com

Traducido para Rebelin por J. M. y revisado por Caty R.


Igual que un estadounidense no podra imaginarse votar a un partido que no acepta a los negros, los israeles progresistas deberan votar solo por partidos que desafan la separacin entre palestinos y judos.

Los diputados Mohammad Barakeh (izquierda), Hanna Sweid y Dov Khenin (segundo de la derecha) del partido Hadash, en una protesta en Jerusaln contra el Fondo Nacional Judo KKL- involucrado en las repetidas demoliciones de la aldea beduina Al-Arakib (foto: Hadash / CC BY-NC 2.0)

Esta es una traduccin, con pequeos cambios, de mi columna semanal para Time Out Tel Aviv. El original en hebreo se puede leer aqu.

Hace un par de semanas el Comit Central del Parlamento Israel para las Elecciones prohibi a los medios referirse a Hadash, Balad y Raam-Taal como "partidos rabes" en sus encuestas sobre las elecciones y pidi a los medios que hicieran referencia a cada persona individualmente. Nadie pensara en publicar una encuesta en la que United Torah Judaism y Shas aparecen en una columna como "ultraortodoxos", pero todos los peridicos hebreos, como Haaretz, han llegado a la conclusin de que es bueno englobar a los rabes como un bloque a pesar de que la diferencia entre el Raam religioso y el Hadash socialista es mucho mayor de la que hay entre el partido Hogar Judo de Naftali Bennet y el Likud.

Esto no es sino un sntoma de un problema nacional. En casi 65 aos ningn gobierno ha incluido en la coalicin un partido rabe y slo ha habido un ministro rabe en la historia. Los judos de Israel han llegado a ver a los rabes como personas cuya participacin en el Estado est siempre en cuestin, cuya ciudadana nunca est garantizado, cuya condicin siempre debe ser inferior y que todos ellos tienen mucho que agradecer a la mayora que les permite vivir aqu.

La izquierda y el centro tienen la culpa de esta situacin, incluso ms que la derecha. Despus de todo nunca fue un secreto que la derecha ve a Israel como un Estado slo para los judos. El racismo siempre ha sido su plato fuerte, no slo la salsa. Pero los que legitiman la discriminacin son los liberales de izquierda y de centro, que religiosamente siguieron la idea de "una coalicin sionista" (nombre clave para que sea exclusivamente judo), y han insistido siempre en el abismo que hay entre ellos y los rabes. Lieberman estaba bien para ellos, pero Hadash no, a pesar de de que los valores de la izquierda deben estar mucho ms cerca de Ahmad Tibi, o de Balad, que fue, por cierto, el primer partido israel que obtuvo un tercio de mujeres en su representacin en la Knesset, para sealar slo un ejemplo.

En realidad, la nica vez que la izquierda y los partidos de centro prestan atencin a los rabes es antes de las elecciones, cuando todo el mundo se queja de la baja participacin de los ciudadanos palestinos, disminuyen las posibilidades de que el denominado "campo de la paz" sea capaz de asegurar una mayora contra el bloque de derecha ortodoxo. Con este enfoque, lo nico sorprendente es que la participacin no sea todava menor.

La cooperacin entre los palestinos y los judos es, con mucho, el ms grande e importante desafo en este pas. Cada elemento de la vida israel -desde el sistema educativo a los planes de zonificacin- est construido para promover la separacin tnica y la poltica es slo la punta del iceberg. Pero a pesar de las fantasas de muchas personas ambas poblaciones seguirn viviendo aqu, codo con codo, durante muchos aos. Por lo tanto, la capacidad de crear estructuras conjuntas y alianzas es el elemento ms importante que podr determinar las posibilidades de supervivencia y la calidad de vida de toda la sociedad.

La conclusin necesaria para m es que simplemente est prohibido votar tanto a los partidos que no comparten palestinos y judos como a los que conservan la poltica de separacin entre los palestinos y los judos. No hay partidos perfectos, pero esta debe ser la condicin bsica, del mismo modo que un estadounidense no debe votar por un partido que no acepta a los negros. Por lo tanto, en las prximas elecciones, los partidos a tener en cuenta son Hadash, Da'am y Balad. Las fallas considerables de cada uno de estos grupos tienen menos importancia que el hecho de que promuevan la accin poltica conjunta de palestinos y judos. Otra faccin no sionista de la Knesset, Raam-Taal, es un partido religioso, una ideologa que, en mi opinin, no representa un buen punto de partida para la cooperacin a largo plazo. Meretz ha dado un gran paso adelante colocando un candidato palestino en el quinto lugar (que puede entrar en la Knesset), pero todava lleva la carga de la prueba sobre esta cuestin. A la derecha de Meretz no hay ms que un desierto amplio de racismo y exclusin tnica.

 

Fuente original: http://972mag.com/vote-for-arab-jewish-parties-or-dont-vote-at-all/63391/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter