Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-01-2013

Vacos y sin poder

Gregorio J. Prez Almeida
Rebelin


La expresin vaco de poder, no sirve para aplicarla en las democracias republicanas como la venezolana. Ni a ninguna otra. Quien insiste en ello es un ignorante o un farsante con malas intenciones.

Vaco de poder, sirve en filosofa poltica para referirse, nica y exclusivamente, a la falta ocasionada por la muerte de quienes ocupaban el trono en un pas gobernado por una monarqua absoluta, es decir por un rey o una reina. Es, por tanto, una categora en desuso porque lo que indica ocurra mucho antes de que se concibieran las constituciones republicanas escritas, con la divisin de los poderes y se eligieran a los gobernantes mediante los votos.

El Estado moderno es un sistema de poder expuesto detalladamente en cada constitucin, lo que impide que exista vaco de poder, porque ste, el poder, es concebido como una relacin simblica entre seres humanos iguales y soberanos y no entre un ser divino (el Rey) y otro profano (el pueblo). En palabras de Claude Lefort: el poder en la democracia moderna es un lugar vaco que ocupa un ser humano por un tiempo determinado y bajo determinadas condiciones impuestas por el soberano que es el pueblo.

Es una lgica simple: un lugar vaco no pertenece a nadie en particular y puede ser ocupado por cualquiera que rena ciertas caractersticas y si logra el apoyo de un sector mayoritario del pueblo.

En las monarquas absolutas no haba leyes escritas por hombres y mujeres de pensamientos autnomos y organizados en comunidades por consenso, sino leyes impuestas (a sangre y fuego) por hombres que eran elegidos por Dios y que obedecan por tanto a designios divinos. Por ello, quien ocupaba el trono era dueo o duea del lugar del poder, absoluta y vitaliciamente. Dueo de todo: el trono, la cama, los vestidos, la espada, etc. Su cuerpo era sagrado porque estaba ungido por Dios. Su palabra era indiscutible por ser ley divina. Sus deseos y aspiraciones eran cdigos tcitos de su poder absoluto que extenda hasta donde le permitieran su ejrcito, sus riquezas y sus agallas.

Para tener una idea de lo que esto significaba, recordemos que a comienzos del siglo XX, el mdico venezolano Felipe Guevara Rojas, era uno de los dos galenos hispanoamericanos que podan tocar el cuerpo de la reina de Inglaterra porque era miembro del Real Colegio de Mdicos de Londres (el otro haba sido Vargas). Y todos recordamos el escndalo meditico que se arm cuando Chvez bes a la reina de Espaa en su primer viaje a ese pas a comienzos del siglo XXI.

Y cundo se generaba el vaco de poder? Al morir el rey o la reina, porque con l o ella mora tambin su poder. Es decir, el lugar del poder quedaba vaco literalmente y volva a repetirse el ciclo: el Papa unga a otro rey o reina que ocupaba de nuevo el trono, con su cuerpo venerable, sus pensamientos irrefutables, sus caprichos hechos leyes, etc., hasta que la muerte lo separara del trono y ste quedaba vaco.

Una vez concebidas las constituciones republicanas, con tres poderes independientes y sus respectivas normas, el poder as constituido nunca est vaco, porque ya no es una persona quien se apropia vitaliciamente del poder, sino que son distintos seres humanos quienes ejercen durante un tiempo determinado y bajo determinadas condiciones establecidas por las leyes un poder que el pueblo les delega mediante el voto. De manera que el soberano ya no es el rey o la reina, sino el pueblo. Si uno de esos seres humanos se ausenta (parcial o indefinidamente) de su cargo, lo sustituye quien est autorizado por la constitucin y las leyes. Y si comete falta grave puede ser revocado del cargo por quienes le delegaron el poder. Y si nunca se ausenta ni falla, tendr la oportunidad de permanecer en el cargo hasta que se acabe su mandato y ser reelecto.

Ni siquiera en una revolucin moderna existe vaco de poder, porque en ellas la sustitucin del poder constituido por el poder constituyente es una transicin en la que permanecen vigentes las viejas leyes hasta que son sustituidas por las nuevas, de manera que nunca nadie puede decir ahora el poder soy yo, como hizo Carmona en el 2002, sino que se tiene que instalar una asamblea constituyente para sustituir la vieja constitucin por una nueva.

Vacos de sentido y sin poder estn, en Venezuela, quienes aoran volver a Miraflores engaando al pueblo.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter